¿Eres búho o alondra? ▷ Descubre cuál es tu mejor hora del día para entrenar

Un estudio realizado por el equipo del Dr. Miguel Mariscal-Arcas de la Universidad de Granada, en colaboración con la UOC y la Universidad de Murcia, ha propiciado la publicación en la prestigiosa revista Chronobiology International del artículo titulado “Influence of circadian rhythms on sports performance” [Influencia de los ritmos circadianos en el rendimiento deportivo]. Este trabajo nos permite conocer cuál es la mejor hora del día para realizar actividad física para programar los entrenamientos o las competiciones y su repercusión sobre el rendimiento de los atletas. Entrenadores y deportistas  pueden utilizar los resultados de este estudio para mejorar el rendimiento deportivo diario, mostrando la importancia de este aspecto, el de la ritmicidad circadiana, en el deporte de alta competición.

Los ritmos biológicos consisten en oscilaciones periódicas de los parámetros bioquímicos y fisiológicos controlados por el ciclo de luz-oscuridad, pero también por el ritmo de alimentación, a través de los denominados Zeitgeber o sincronizadores. Comprenden desde el ritmo de temperatura corporal, la presión sanguínea  o el ritmo digestivo, hasta las oscilaciones de multitud de parámetros bioquímicos y enzimáticos.

Cronotipos o perfiles circadianos

Se parte de la premisa de que existen varios “cronotipos” o perfiles de ritmicidad diferentes y que todos podemos reconocer: unas personas participan del denominado tipo “alondra” o matutino, con mejor rendimiento físico, intelectual y deportivo en las primeras horas del día, frente al otro tipo extremo, el de los “búhos” o vespertinos, cuyos sus picos de actividad aparecen a últimas horas del día. La mayoría de la población se encontraría situada entre estos dos cronotipos extremos.

En los tiempos que corren, en los que prima la consecución de marcas y medallas sobre aspectos tales como la salud, el fair-play o el trabajo en equipo, el conocer cómo influyen estos ritmos endógenos, propios de cada individuo y determinados genéticamente sobre el rendimiento deportivo, puede ayudar a mejorar dichas marcas y registros, y también a prevenir las lesiones asociadas.

Entre las principales conclusiones del estudio, vemos que realizar el ejercicio por la tarde parece ser lo más recomendable para los deportes aeróbicos, mientras que para las disciplinas anaeróbicas, la hora del día parece no tener una gran importancia.

Además, en los deportes individuales los cronotipos vespertinos se benefician de realizar los entrenamientos en las últimas horas de la tarde, así como en los deportes de equipo donde sean mayoría.

Las mejores horas para los deportistas con cronotipo matutino o intermedio parecen estar situadas a primeras horas de la tarde, pero siempre antes que en los vespertinos.

El artículo llama la atención sobre el hecho de que la mayoría de las investigaciones desarrolladas en este campo se han realizado sobre población masculina, siendo muy pocos los trabajos que tienen como objetivo a la mujer deportista.

La relación con la temperatura corporal

El estudio concluye que la temperatura corporal es, probablemente, uno de los elementos que más están relacionados con el rendimiento deportivo, coincidiendo éste con el pico de temperatura máxima, que suele presentarse entre las cinco y las seis de la tarde. Por lo que la mejor hora del día para practicar deporte se sitúa entre las cuatro y media y las seis y media de la tarde. Además, los investigadores han determinado que la hora del día en la que tienen lugar los entrenamientos, influye elevando los valores mínimos o “ensanchando” el máximo del día. Reconocen que el factor motivacional durante las competiciones influye de forma importante sobre el rendimiento y, de forma independiente, a la hora del día.

El entrenar por la tarde aumenta la ganancia muscular gracias al aumento de los niveles de algunas hormonas (como por ejemplo IGFBP-3) y, cuando se entrena fuerza, aumenta la eficacia de la reparación muscular (aumentan los marcadores de reparación muscular), pero también de la actividad antioxidante, que coincide, de la misma forma, durante las horas de la tarde.

Los investigadores también se fijaron en cómo influye la hora del día en la que se entrena y su relación con los distintos cronotipos de los atletas (alondra, búho o intermedios),  viéndose que los vespertinos son los que más se ven influenciados por la hora a la que se realiza el entrenamiento y además son los que más influencia tienen sobre el rendimiento y los resultados de los equipos. Un mayor número de jugadores vespertinos y unos horarios más tardíos de entrenamiento mejoran los resultados del equipo.

En cuanto a los “alondras”, la mejora de su rendimiento se aprecia a primeras horas de la tarde, pero siempre mucho más temprano que en el caso de los “búhos”, que lo harán mucho más tarde.

!function(f,b,e,v,n,t,s)

{if(f.fbq)return;n=f.fbq=function(){n.callMethod?

n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};

if(!f._fbq)f._fbq=n;n.push=n;n.loaded=!0;n.version=’2.0′;

n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;

t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];

s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window,document,’script’,

‘https://connect.facebook.net/en_US/fbevents.js’);

fbq(‘init’, ‘2148054091978984’);

fbq(‘track’, ‘PageView’);

— salud+deporte to www.saludmasdeporte.com

el salto cualitativo del láser de alta intensidad

La electroterapia avanzada está conformada por un conjunto de técnicas y herramientas que están revolucionando la práctica de la fisioterapia. Mediante el uso de esta tecnología, que incluye la diatermia o el láser en fisioterapia, los profesionales cualificados garantizan la mejor recuperación posible y en plazos sensiblemente inferiores a los habituales.

En el campo del uso del láser en fisioterapia, la empresa SANRO ofrece un equipo de altas prestaciones que supone un salto cualitativo. Distribuye tecnología puntera comparable con la que disponen los clubes deportivos de alto nivel y la pone a disposición de profesionales cualificados. En este artículo vamos a explicar qué funcionalidades ofrece el láser de alta potencia de la línea XP fabricado por la casa italiana Mectronic.

Uso tradicional del láser en fisioterapia vs láser de alta potencia

El uso del láser en fisioterapia viene de antiguo. Sin embargo, los resultados de este uso tradicional no tienen nada que ver con lo que ofrece el láser de alta potencia. Estudios como el de este enlace muestran que la eficacia del uso del láser de baja intensidad en el tratamiento de lesiones deportivas es del 65,9%, un éxito relativo. Lo explican desde el departamento de fisioterapia de Clínicas Beiman: “Al no tener una capacidad alta de absorción los resultados del uso del láser en fisioterapia se disipaban”. Con el láser de alta potencia la eficacia del uso del láser en fisioterapia aumenta notablemente.

La THEAL Therapy (Terapia Láser) desarrollada por Mectronic y distribuida por SANRO permite modular la potencia del láser para optimizar los resultados. Para alcanzar los tejidos afectados por la patología es necesario utilizar una onda con la longitud suficiente. Por eso, pasar de potencias de entre uno y tres vatios a potencias de más de 12 vatios no supone sólo una mera mejora cuantitativa, sino que cambia radicalmente las posibilidades de aplicación de esta tecnología.

A mayor potencia, mayor longitud de onda; y a mayor longitud, mayor capacidad de penetración en los tejidos, con lo que se puede llegar a zonas antes inalcanzables. Además, no sólo importa la longitud de onda; también la potencia desempeña un papel fundamental en la acción del láser en los tejidos.

“Estos parámetros hacen que podamos potenciar los efectos terapéuticos del láser y además conseguirlo en tejidos más profundos”, ilustran desde SANRO. El aumento de potencia maximiza los efectos, acelerando procesos biológicos y el tiempo de recuperación. Así, las longitudes de onda en el interior de la ventana terapéutica (600nm – 1100nm), son menos absorbidas por el agua, la sangre y la melanina, y esto permite interactuar con los tejidos más profundos.

La aplicación de esta tecnología habilita tres efectos simultáneos sobre la zona tratada: fotoquímico, fototérmico y fotomecánico. El conjunto de los tres efectos hace que se adelanten tiempos, recuperaciones y se produzca una respuesta fisiológica mayor a los tratamientos. Es lo que se conoce como efecto de biomodulación.

Además de la potencia, los tipos de luz juegan un papel importante. En este sentido, puede ser continua, pulsada, superpulsada o estocástica, una característica bajo patente que incorporan únicamente los láser de alta potencia ilux de Mectronic Medicale.

¿Qué efectos tiene el uso del láser de alta potencia?

El uso del láser en fisioterapia, si dispone de estas características, aumenta la actividad metabólica al actuar sobre las mitocondrias, lo que puede reducir los tiempos de curación. Además, produce un aumento de la vasodilatación, mejora el drenaje linfático, se reduce la inflamación y aumenta el umbral del dolor. La estimulación fotomecánica inhibe la sensación de dolor y proporciona alivio inmediato.

Desde Beiman señalan que la terapia con láser “no tiene contraindicaciones absolutas”. La terapia con láser es indolora, y aunque aumenta la temperatura de la zona tratada, no es invasiva. El láser actúa sobre la membrana celular generando un efecto fotoquímico, que facilita la regeneración tisular, la reducción del dolor y la remodelación de los efectos inflamatorios.

Todas estas características permiten obtener una serie de efectos que no se conseguían con el láser de baja potencia.

  • El efecto bioestimulante acelera la producción de fibroblastos con la consiguiente producción de colágeno a fin de reequilibrar la matriz extracelular y de remodelar los tejidos. Esto solo se consigue mediante emisión continua o pulsada con impulso largo.
  • El efecto antiinflamatorio es el resultado de la estimulación biológica de los tejidos, que desencadena la vasodilatación.
  • La estimulación produce también un fenómeno de neoangiogénesis que tiene efecto antiedemas.
  • La terapia con láser de alta potencia tiene también efectos desencontracturantes al modular la liberación de oxígeno.
  • Por último, el efecto antálgico permite reducir el dolor sin efectos colaterales, optimizando la interacción con el sistema nervioso periférico.

¿Para qué se puede usar el láser en fisioterapia?

Con estas funcionalidades, el láser de alta potencia abarca un abanico de aplicaciones amplísimo:

  • En traumatología se usa para la recuperación postrauma, porque permite la posibilidad de modelar la emisión según el efecto fisiológico buscado.
  • En terapia del dolor, porque es capaz de generar una rápida disminución del dolor articular y muscular a través de la emisión estocástica patentada por Mectronic, que actúa sobre el sistema nervioso periférico.
  • En la prevención de accidentes, porque si se someten a tratamientos con terapia láser antes del evento deportivo, las estructuras músculo-esqueléticas serán vascularizadas y perfectamente oxigenadas, reduciéndose el riesgo de microlesiones.
  • Para acelerar la recuperación, porque la emisión polimodal permite personalizar la terapia según la exigencia.
  • Para eliminar rápidamente los edemas, porque permite personalizar la terapia según las características somáticas del paciente y de su estado patológico.
  • Para curar lesiones musculares, porque permite la activación metabólica de todos los procesos microbiológicos que devuelven a la célula el equilibrio intra y extracelular, en aras de una rápida recomposición del tejido muscular.
  • Para tratar patologías agudas, porque modula, en la fase agua de la patología, los efectos inflamatorios a través de una acción de estimulación de los tejidos profundos.
  • Para tratar tendinopatías, porque ejerce una acción bioestimulante y reequilibra el correcto equilibro de las fuerzas musculares a través de una oxigenación profunda y completa de las fascias musculares.
  • Como acelerador fisiológico, porque permite aplicar la correcta terapia bioestimulante definiendo la dosis energética y la modalidad de emisión en función de la condición patológica del paciente.

En definitiva, el láser de Alta Potencia da un rango completamente nuevo al uso del láser en fisioterapia, permitiendo un salto cualitativo con efectos analgésicos, antiinflamatorios y estimulantes para el paciente.

— Néstor Cenizo to www.saludmasdeporte.com