Entradas

Monica Suarez – Celulitis

Una de nuestras mayores preocupaciones como mujeres, a nivel estético, es la celulitis o piel de naranja. ¿A que sí?

Seguro que ya sabes qué es la celulitis pero te lo explicaré tanto desde la perspectiva dermatológica como biológica y emocional.

La verdad es que esos hoyuelos, baches, ondulaciones y acolchamientos, de mayor o menor grado, son un símbolo de feminidad pero en la sociedad precise, los consideramos bastante anti-estéticos. Y el hecho más impactante es que nuestro cuerpo llega a este estado por una easy razón: ayudarnos a mantenernos con vida.

¿Quéee? ¿Que la celulitis nos mantiene con vida?

Pues sí. La celulitis es el resultado de que las células grasas (adipocitos) en la capa más profunda de la piel crezcan más de lo regular y, sobresalgan a través de las fibras de colágeno tensionadas. Cuando estas células crecen más de lo regular, los líquidos que pasan por la zona (linfa, sangre, agua y oxigeno) tienen dificultad para pasar. Esto hace que se no se produzca el drenaje correcto y se acumulen toxinas. Así pues, los líquidos se espesan y dan lugar a la piel de naranja o celulitis. Además los tractos fibrosos que rodean las células grasas y los conectan con estructuras profundas entran en tensión y pueden producir molestias.

Pero no sólo eres tú, la celulitis ataca a todas las mujeres, delgadas y no delgadas. Principalmente veremos que aparece entre los 25 y 35 años. En cambio, la mayoría de hombres se libran de ella.

NOTA: en este artículo no me refiero a los lipedemas puesto que se trata de una patología diferente.

¿Cómo se forma la celulitis?

# Por una sobrecarga del hígado

Y esto se debe en gran parte al hecho de que el hígado está sobrecargado de trabajo y que no le hemos prestado atención. Hay que tener en cuenta que el trabajo principal del hígado es common la grasa corporal para obtener energía y para quemar, y su tarea secundaria es filtrar la exposición tóxica que hay en la sangre y que se bombea a través de el minuto a minuto.

Cada día estamos bombardeadas por toxinas ambientales, productos químicos tóxicos de los productos de belleza y de limpieza, productos químicos y pesticidas en alimentos y agua, azúcar, hormonas del estrés, pensamientos negativos, contaminación, alérgenos, and so on. El hígado, sobrecargado de toxinas no es capaz de quemar grasa y requiere que trabaje horas extras para desintoxicar el sistema. Incluso con toda esa desintoxicación, a veces el hígado, no puede hacerlo todo y determine que es mejor almacenar estas toxinas en las células grasas para su posterior eliminación… en caso de que realmente llegue el momento.

Las células de grasa se expanden con las toxinas cargadas y forman una especie de apariencia de “capullo” que se adhiere al tejido circundante. Es decir, forman la celulitis.

# Por la pérdida de colágeno

El colágeno es lo que conecta el tejido de tu cuerpo, es decir, que lo mantiene todo unido. Es como el pegamento de tu piel si quieres llamarlo así.

Las mujeres tenemos una pérdida de colágeno cada mes para ayudar a que se produzca la menstruación. Lo sé, lo sé … no es justo. Como los hombres no tienen un ciclo menstrual no pierden colágeno tan rápido. De ahí la razón por la cual los hombres no tienen celulitis ni tantas arrugas. Lo sé, lo sé… muy injusto.

# Por el tipo de fibras y capas de grasa de la piel.

Y hay otra razón. Nuestras fibras de colágeno son diferentes. Las mujeres tenemos fibras como una valla de estacas, lo que significa que van verticalmente, de arriba a abajo bajo la piel. Mientras que los hombres tienen fibras como una valla de enlace cruzado (piensa en una valla de cadena). ¿Porque es esto importante? Porque las diferentes fibras, así como el hecho de que los hombres solo tienen 1 capa de grasa debajo de la piel, mientras que las mujeres tienen three capas, significa que las mujeres notarán prominentemente la celulitis, mientras que los hombres no lo harán. Lo sé, lo sé … la vida podría ser más justa. Pero hay una razón para esto. Dado que las mujeres son portadoras de bebés, el cuerpo está diseñado para albergar más grasa para protegerlo de la exposición tóxica, las temperaturas frías, y el cuerpo está haciendo precisamente lo mejor para esa condición.

# Por las hormonas

Hay tres momentos principales en la vida de las mujeres que la celulitis será más prominente y todo tiene que ver con las hormonas.

  1. En primer lugar, a medida que la menstruación comienza en la pubertad, las niñas pueden notar un área con bultos desiguales que no habían notado antes. A medida que aumenta el nivel de estrógenos causa un aumento de la proliferación de las células grasas y en algunas niñas con tejido dañado o subdesarrollado debido a la mala elección de alimentos a medida que crecen, la falta de fibras de colágeno hace que se vea la celulitis.
    Esto generalmente es de corta duración ya que las niñas aún están en desarrollo y si se alimentan adecuadamente, la celulitis desaparecerá de forma pure.
  2. Después de un embarazo también hay un aumento de las hormonas, es decir, el estrógeno que una vez más puede conducir a la proliferación de las células grasas y la nueva mamá puede notar algunas nuevas “abolladuras en sus alforjas” (ya sabes lo que quiero decir). Sin embargo, en condiciones saludables, esto también puede ser de corta duración si las mujeres practicamos lo que indico en el apartado de abajo para liberar las toxinas almacenadas y que el hígado las descomponga.
  3. Finalmente, la tercera vez que vemos un aumento en la celulitis es cuando las mujeres nos acercamos a la menopausia (perimenopausia), estamos ya en la menopausia o postmenopausia. El estrógeno comienza a disminuir más en este momento, y a pesar de todos los estrógenos sintéticos que hay en nuestro ambiente tóxico y los xenoestrógenos, el cuerpo tiene problemas para desintoxicar bajo condiciones de una dieta saludable  y causa un aumento en la celulitis. Además del hecho de que las mujeres perdemos dramáticamente colágeno en este momento de nuestra vida.
    El exceso de estrógeno crea depósitos de grasa (al igual que el estrógeno common nos genera curvas en la pubertad, el exceso y especialmente los estrógenos sintéticos nos genera curvas en todos los sitios equivocados, donde la naturaleza no tenía la intención, como nuestra parte interna de los muslos).

 

# Por la desvalorización, ira y baja auto-estima

La celulitis estética, en un 95% de los casos, es un conflicto de auto desvalorización. Y sucede como en muchos síntomas, que mientras más piensas en eso, más lo agudizas y menos desaparece. Y se vuelve un círculo tóxico del cual, durante años, no hemos salido.

La celulitis afecta a personas que se contienen, que no confían en sí mismas y se preocupan demasiado por la opinión de los demás sobre su aspecto físico. Entonces inconscientemente queremos protegernos, pasar desapercibidas para estar a salvo de ataques, miradas, comentarios. and so on. Así que creamos más acumulación de grasa para aislarnos del mundo exterior.

En las personas con celulitis es muy común la existencia de una desvalorización estética respecto a una parte del propio cuerpo. Esta desvalorización casi siempre tiene su origen en situaciones del pasado que fueron vividas como agravio o humillación. Así, el conflicto de silueta genera desvalorización, pesimismo y baja autoestima.

La aparición de la celulitis responde también a situaciones y conflictos de cólera acumulada y de autocastigo. La persona soporta y observa con ansiedad diversos aspectos de sí misma y de su vida; alberga emociones reprimidas y mantiene resentimientos sobre episodios del pasado. No hay fluidez psychological por lo que se crea una obstrucción física en piernas o brazos.

Otras veces, la celulitis pone en evidencia situaciones y vivencias de miedo al abandono o al rechazo vividas en el pasado, principalmente durante la lactancia o la infancia. La persona rechaza contemplar esa parte de su niñez o de su juventud que asocia con la experiencia traumatizante.

¿Qué hacer si tienes celulitis?

Hay varias cosas a realizar.

# A nivel de ALIMENTACIÓN: pásate a la alimentación energética

Con la alimentación energética estamos tomando alimentos naturales, sin tóxicos y a la vez alcalinizamos el organismo, eliminando líquidos y reduciendo la ingesta de grasas y alimentos que favorecen la acumulación de grasas así que es excelente contra la celulitis. Esto es lo que recomiendo:

  • Cut back el consumo de proteínas animales: pavo, pollo, pescado blanco, salmón salvaje, queso y huevos. Aumenta las proteinas vegetales: legumbres, tofu, tempeh o seitán.
  • Incrementa los alimentos que mejoran la circulación y que son depurativos, ricos en fibra y vitaminas como: verduras verdes, germinados, hierbas aromáticas frescas (perejil, albahaca, cilantro, cebollino…) cereales integrales, algas y legumbres.
  • Toma Frutas y hortalizas frescas: elígelas estacionales, locales y orgánicas. Condimenta las ensaladas con semillas (piñones, girasol, nuez…).
  • Cambia los carbohidratos con almidón por carbohidratos complejos de verduras de raiz y cereales integrales.
  • Bebidas depurativas: dos tazas de té diario de diente de León y té verde rico en antioxidantes. Nada de café, refrescos azucarados ni bebidas alcohólicas.
  • Sustituye el azúcar blanco, moreno y sacarosa por melazas de cereal, sirope de agave (no el de arce!!) o jugo concentrado de manzana. No te fies de la stevia ni edulcorantes artificiales.
  • Toma postres caseros realizados con agar-agar, frutas y endulzantes naturales.
  • Utiliza grasas insaturadas: Aceite de oliva extra-virgen cruda o aceite de sésamo, aguacate, frutos secos y semillas.
  • Evitar los alimentos refinados y ultra-refinados (los que contienen más de 5 componentes desconocidos) ya que contienen ingredientes poco saludables en exceso (sal, grasas hidrogenadas, conservantes, colorantes, espesantes…), Nada de platos preparados, ni conservas.
  • Elimina la sal refinada y cambiala por sal marina sin refinar, miso o salsa de soja en poca cantidad

Come mejor, no comas menos!

# A nivel de suplementación

Los suplementos alimenticios pueden ayudarnos en momentos necesarios (no como algo recurring) a limpiar el hígado y por ende a reducir la celulitis. Yo recomiendo especialmente una limpieza hepática con cardo mariano o con alcachofa.

# A nivel de Tratamiento Externo

  • Ejercicio o movimiento: el ejercicio aerobico es el mejor para la celulitis pero también las pesas para fortalecer los músculos. Es algo lento pero no veas lo bien que va, no sólo para la celulitis.
  • Masajes anticelulíticos: Los masajes de abajo a arriba son necesarios puesto que tonifican los músculos y favorecen el drenaje linfático.
  • Envolturas de barro + bandas frías : El frío ayuda a reducir la celulitis, especialmente en el caso de retención de líquidos y problemas vasculares. Estas aplicaciones en frío, combinadas con principios activos anticelulíticos ayudan a activar la circulación y mejorar cualquier tipo de celulitis (dura, blanda…). La mejora dura poco, pues hay que repetir este tratamiento.
  • Cremas para la celulitis: Las cremas se aplican directamente en la piel de naranja, y favorecen la microcirculación y la movilización de los líquidos acumulados. A mi me gustan las que contienen silicio orgánico.

# A nivel emocional

Toma consciencia de lo que retienes a nivel emocional y psychological. Aquellas situaciones en las que te sientes inferior o enfadada con alguien o bien si no dejas salir tu creatividad. Piensa en todas estas situaciones y cambia tu perspectiva. Pregúntate para que te sientes así y de qué otra manera podrías ver esa situación o persona sin que te genere bloqueos internos.

Si necesitas ayuda, recurre a un profesional.

En resumen…

  • La celulitis es el resultado de demasiada exposición tóxica y la incapacidad del hígado de reducirla.
  • Mucha descomposición y pérdida de fibras de colágeno en el tejido hace que las células adiposas se adhieran a las áreas del cuerpo que tienen “three capas de grasa”, es decir, los muslos, los glúteos, la parte posterior de los brazos e incluso las rodillas.
  • Vivir con miedo a lo que dirán de mi, estar constantemente tensas, enfadadas o criticas con los demás o nosotras mismas así como bloquear nuestra propia creatividad puede dar lugar a una acumulación de grasa para aislarnos y protegernos.

 

NOTA: las indicaciones de las que hablo no son para la celulitis infecciosa que es una enfermedad producida por bacterias que infectan las capas más profundas de la piel.
Tampoco para el lipedema – linfedema (Aunque algo puede ayudar, en especial la alimentación y el movimiento), una patología del tejido adiposo donde hay un aumento de la capa grasa de muslos y caderas, muy desproporcionada en cuanto al resto del cuerpo. Se observá también “piel de naranja” muy acentuado. Es un trastorno crónico y progresivo también conocido como síndrome doloroso de la grasa principalmente de las piernas. Es como una hucha donde puedes meter pero no sacar. Afecta también a mujeres delgadas, incluso a anoréxicas. Consulta con tu médico si crees que puedes estar padeciendo esta enfermedad.

— Monica Suarez to monicasuarez.es

¿Qué estoy necesitando cuando como sin hambre?

¿Eres consciente de la relación tan estrecha que hay entre las emociones y el alimento en sí?

Esa relación viene desde nuestra infancia, desde bebés (aunque no es el tema hoy).

El modo en que te sientes emocionalmente puede hacer que tengas un hambre devoradora o que seas capaz de no comer en absoluto. Puedes estar tan distraída que se te olvide comer o estar todo el tiempo pensando en comida, totalmente obsesionada. El ser humano va en búsqueda de satisfacción constantemente.

Hay montones de cosas que pueden «llenarte» aparte de la comida, aunque la gran mayoría, tenemos asociada la comida con muchas emociones (comemos por alegría y por tristeza, por estrés, por soledad, por aburrimiento…) y comemos aunque no tengamos realmente hambre física.

El deseo viene de NECESIDADES no cubiertas, empezando por las más básicas (fisiológicas):

  • Puedes necesitar SEGURIDAD, sentirte a salvo, mantener lo que tienes y conservar lo conseguido.
  • Sentirte ALIMENTADA-NUTRIDA (comida, agua…)
  • Sentirte QUERIDA y VALORADA (pertenencia y reconocimiento)
  • Sentir que tu vida tiene un sentido, UN PROPÓSITO DE VIDA.

Si tienes satisfechas tus necesidades, la comida es, una necesidad fisiológica y además un placer, entre otros muchos. El problema es cuando acudes a la comida sin hambre física, o para consolarte o calmarte (es decir, para cambiar el estado emocional en el que te encuentras)

Cuando te sientes con ese vacío-interior- hay que más allá, mirar adentro de ti, darle sentido a eso que pasa en este momento de tu vida, en tu momento presente.

Pregúntate que estás necesitando realmente: «¿qué necesito ahora, en este instante? «. Deja de comer por las razones equivocadas. Por mucho que comas ese vacío va a seguir estando. Por eso, cuando nos sentimos mal y tapamos con comida, no nos sentimos llenos.

¿De qué tienes HAMBRE realmente?

Si te paras unos minutos, la verás, hay una parte de ti, que quiere «alimentarse de lo que sea»  (no me refiero a comida física). Busca esa parte de ti, que se «siente ese hambre». Si no te paras y haces esa toma de consciencia, seguirás con ese vacío inside.

¿Qué te hace ir en búsqueda de COMIDA?

  • ¿Tienes hambre física y necesitas comer? … Adelante, tu cuerpo necesita energía. Dale comida, eso sí,  «comida actual» y en la cantidades que necesitas.
  • ¿O tratas de llenar un vacío y la comida se convierte en ese medio? … ¡No lo hagas! por más que comas, no te vas a llenar, ya que no es hambre física. Puede ser hambre de cambio, hambre de vida, de amor, de conocimiento, de comunicarte, de poner límites, de diversión, de cariño, contacto, de sentido…

No llenes tus insatisfacciones internas con comida física (o tabaco, alcohol, compras compulsivas, exceso de RRSS…) solo te aportará un placer efímero y cortoplacista que no te va a compensar ni a solucionar tu problema (al menos a medio y largo plazo).

¿Y si tomas consciencia de tu conflicto interno? ¿O te paras y lo miras o sigues y no lo miras? ¿o te enfrentas o no lo haces? ¿quieres verlo o no?…hasta que no lo hagas, seguirás con el conflicto y buscando soluciones en otro lado.

Cube Deepak Chopra: «Cuando éramos bebés, llorábamos porque teníamos hambre y ahora comemos porque tenemos ganas de llorar». Y ahora, despiertas ese vacío, ese «hambre», cuando te sientes con malestar, .

La clave es buscar el desencadenante que activa ese “IMPULSO DE COMER”:

El desencadenante puede ser: sentir tristeza, estrés, dolor físico o emocional, enfado, soledad, pérdida de algo o alguien, aburrimiento…

No sueles ser consciente de cuando se te dispara, porque estos desencadenantes suelen ser inconscientes. Sueles reaccionar automáticamente, sin pensar. Por eso es tan importante esa toma de consciencia. Ese análisis de la situación, a priori o a posteriori, para ver que te llevó ahí, y si son situaciones que se repiten.

¿Qué hace que te lances a comer en exceso o comida que sabe que no te conviene?

  • Distracción, cansancio, television, tener comida delante… SON HÁBITOS. Si pones conciencia, puedes deshacerte de ellos. Quitar el automatismo. Poner atención en otra cosa (da un paseo, baño, música, leer, llama a un amigo, deporte, baile…). Esto hay que entrenarlo, mirar qué hábitos tienes y cambiarlos por otros más productivos.
  • Estoy depre, me siento sol@, preocupad@, siento angustia, estrés, tengo mi cabecita que no para con pensamientos negativos hacia mi cuerpo y vida en normal…SON EMOCIONALES, estás llenando vacío emocional. Buscar satisfacción fuera de la comida.

¿Qué pasa en tu vida en este momento para que te sientas así? ¿Qué puedes hacer para sentirte mejor ahora, en este instante (sin acudir a comida)? ya sabes, que si acudes a la comida, buscando satisfacción inmediata, no hará que te sientas mejor, el vacío seguirá después de comer.

Presta atención a tu/s desencadenante/s antes de empezar a comer. Encuentra ese momento mágico, ese instante, antes de lanzarte a comer. Eso solo te lo da la PRESENCIA, el estar en conexión con el presente.

Hay una técnica que te comparto, de Elsa Punset, que puede ayudarte a romper ese patrón emocional: 1/four DE MINUTO MÁGICO:

Cuando repites una respuesta emocional negativa, la estás grabando, asentando dentro de ti. Y cada vez, te costará más cambiar la respuesta. Te vas volviendo prisionera químico de tu vieja respuesta: enfado, tristeza, realizar una actividad como comer, fumar, beber…

¡Rompe con ese patrón emocional! ¿Cómo? si logras hacer una pausa y fijarte en lo que pasa, en ese momento, dentro de ti, podrás romper ese patrón de reacción emocional.

Es ese 1/four de segundo mágico en el que puedes hacerlo y reaccionar para no repetir. La parte del cerebro responsable de hacer un movimiento se activa en un cuarto de segundo antes de que seamos conscientes de que tenemos intención de hacer esa acción. Después hay otro 1/four de segundo antes de que te pongas en acción. ¿Qué significa eso? que antes de decidir algo de forma consciente, tu cerebro ya se ha puesto en marcha. Lo importante es que tienes una brevísima oportunidad de parar tu cerebro. Es lo que los psicólogos llaman el «cuarto de segundo mágico»

Por ejemplo: imagina que estás obsesionada con llegar a casa y comer. Entre el impulso de comer (necesito comer) y la acción de hacerlo (llegar a casa, ir a cocina, abrir frigo o despensa y coger lo que sea y meterlo en la boca…dónde ya estarás perdida) tienes un cuarto de segundo mágico donde eres dueña de tu acción …¡Aprovéchala! por eso la importancia de conectar con el presente. Si logras centrarte en ese brevísimo momento de transición entre desear y hacer, podrás aprender a cambiar tus respuestas automáticas.

Cuando salgas del trabajo, camino de casa, conecta contigo. Párate, detente, piensa si realmente merece la pena.

¡Detente y evita reacciones emocionales automáticas!

Céntrate en tu respiración, acto seguido durante 1 minuto. Durante ese minuto, solo RESPIRA. Si te distraes con pensamientos, déjalos estar, solo respira. Intenta no dispersarte, ni asociarte a ningún pensamiento, sea cual sea.

Y cuando pase el minuto, pregúntate: ¿cómo te sientes? escribe tu reflexión.

Resumiendo, no hay que pasar hambre, no tienes que luchar contra el hambre, solo hay que tomar conciencia de tus desencadenantes y darle a tu cerebro el tiempo suficiente para tomar una decisión. En lugar de ir a buscar comida como un robotic, una reacción que surge de manera automática, hay que encontrar un medio para elegir lo que realmente quieres, la verdadera necesidad oculta.

Para ello, hay que tomar un momento de ATENCIÓN PLENA O AUTO-CONSCIENCIA y AUTO-RESPONSABILIDAD

Te invito a que esta semana lo pruebes y si es posible escribe tus aprendizajes, es la única manera de tomar consciencia y aprender de la situación. Y si acabas sucumbiendo, o dándote cuenta a posteriori, una vez lo hayas comido, no te sienta mal/culpable, simplemente piensa qué ha pasado y cómo lo puedes hacer diferente para la próxima. Las recaídas son parte del proceso de aprendizaje.

Hasta aquí por hoy. Ya sabes que me encanta que me escribas y comentes. Y si te ha gustado, compártelo.

 

Un abrazote cargado con raudales de energía para toda la semana.

Could

*******

PD. Si tu cuerpo, tu mente y todo tu ser, te piden un cambio, y quieres ir más allá, yo puedo acompañarte a lograr una relación sana con la comida, con tu cuerpo y contigo misma mediante un viaje inside de autoconocimiento, que transformará tu vida .

Tu vida cambiará, cuando tú cambies. Te invito a un café digital para que me cuentes tu historia e inquietudes y yo te cuento cómo podría ayudarte.

Reserva aquí tu sesión. Yo invito al café  ☕>>

La entrada ¿Qué estoy necesitando cuando como sin hambre? se publicó primero en May Moron.

— Could Moron to maymoron.com

NO EMPIECES MAÑANA ¡EMPIEZA HOY! Reflexiones Y Consejos De Año Nuevo Contra Los Enemigos De Sueños

¡Feliz año a tod@s!

¡Tenemos 365 días en este 2017 para cuidarnos, comer sano y perseguir nuestros sueños! Si este es uno de tus objetivos para este año, ¿porqué esperar a mañana? un mañana que puede ser en una semana, en un mes o a finales del próximo año.
Esto es algo que oigo cada día, todo el mundo quiere empezar a cuidarse, tomar las riendas de su salud, dar un giro a su alimentación o dedicarse a lo que de verdad le apasiona, porque sabe que le está restando e impidiéndole vivir su mejor versión, pero por lo visto nos cuesta muchísimo empezar y ponernos manos a la obra. Tendemos siempre a dejar las cosas importantes para mañana porque hoy tenemos que hacer un montón de cosas más. Os mentiría si os digo que a mi eso no me ha pasado nunca, por supuesto que si, pero hace ya un tiempo que me despedí de la procrastinidad, esa habilidad que tenemos de retrasar algo que debemos atender y sustituirlo por otras cosas más irrelevantes o que nos resultan más agradables. Y es que lo cierto es que es algo que hacemos muy a menudo que nos hace en el fondo sentir deadly porque vamos acumulando cosas en la lista de «pasos» para ir consiguiendo nuestros objetivos, y esto nos frustra enormemente porque al remaining no conseguimos alcanzarlos.
Estas primeras semanas del año siempre son momentos de propósitos, de querer empezar de cero y de decirnos a nosotros mismos un montón de cosas que queremos poner en acción este año. Pero mi sensación y lo que observo a mi alrededor es que muchas veces la mitad de estos grandes propósitos empiezan a desaparecer como las luces de navidad y la mayoría se quedan en la lista para el próximo año. Y me pregunto yo… ¿Qué ocurre con toda esa corriente de energía y motivación que nos invadía hace días? ¿Un misterio? No. Lo cierto es que hay varios enemigos de llevar nuestros pensamientos a la acción, que nos limitan y acaban venciendo ese sentimiento de ¡Claro que si, yo puedo!
Yo los llamo:

ENEMIGOS DE SUEÑOS

Y aquí viene mi consejo para este primer mes del 2017: ¡Desacernos de ellos! porque son obstáculos en el camino hacia nuestros sueños.
Y con esto no me quedo solo en lo relacionado con nuestra salud, con comer bien, hacer deporte, cuidarnos… sino que me refiero a TODO, todo lo relacionado con la historia de nuestras vidas y los sueños y objetivos que nos guían cada día.

El primer y más peligroso de los enemigos es

– LA PERFECCIÓN:

Sí, el querer hacerlo todo perfecto, el deseo de ser perfectos o perfectas. Y me pregunto yo ¿ Qué es ser perfecto? ¿Quién determine lo que es perfecto y lo que no? Quizás existan millones de formas de perfección, tantas como personas en el mundo.
Mi consejo es que mandes al perfeccionismo de vacaciones, por decirlo de forma suave, ya que solo es un obstáculo en tu vida, lo fue en la mía y quiero que no lo sea jamás en la de nadie.
En mi consulta me la encuentro a diario y veo que aniquila grandes intenciones, porque cuando quieres de un día para otro llevar una alimentación «perfecta», empezar a hacer deporte 5 días a la semana, meditar, hacer yoga, tomar aguita con limón por la mañana, incluir las algas porque dicen que son buenísimas, tomar un zumo verde al día y un millón de cosas más para en definitiva intentar ser perfectos and so forth and so forth… ¿al remaining que pasa? Pues que nos agobiamos y acabamos por frustrarnos y no hacer nada. Y lo peor de todo, creer que no somos capaces. Y aquí aparece otro enemigo que es el de:

– LO QUIERO TODO Y YA… LA IMPACIENCIA

Así que algo que os propongo intentar este año es ir poco a poco, disfrutando del camino que seguro que llegaremos más lejos y a un sitio más bonito.
Porque lo más importante no es alcanzar un sueño o nuestro objetivo tal y como nos los habíamos imaginado, porque quizás eso no ocurra nunca, porque la vida, el mundo y nosotros mismos estamos en continuo cambio. Y no pasa nada, porque quizás lleguemos a un lugar aún mejor del que habíamos pensado o consigamos cosas más bonitas e importantes por el camino, de las que habíamos soñado. Porque me he dado cuenta de que lo importante no es la meta, sino todos los km que hacemos hasta ella y todo lo que encontramos, crecemos, disfrutamos y aprendemos por el camino.
Así que no os olvidéis de disfrutarlo.

El tercer enemigo es el miedo.

– EL MIEDO a ¿QUÉ PENSARÁN LOS DEMÁS? A NO CONSEGUIRLO, A FRACASAR

Y es que estamos muy condicionados por lo que opinen los demás sobre nuestra vida. Y aquí está la respuesta: ¡nuestra vida! que es nuestra, y de nadie más, y tenemos derecho a inventarnosla a equivocarnos, a caernos y levantarnos, a escribir nuestra propia historia y no la que a otros les gustaría que escribiéramos. Siempre dentro del respeto y el amor hacia los demás.
Y hasta nuevo aviso solo tenemos una, así que no podemos permitirnos límites que encima nos los pongan los demás.
Y sobre el temido fracaso… ¿Quién nos cube que es un fracaso? yo me he dado cuenta que no tienen el sentido tan devastador que les hemos dado. Sino que son experiencias, aprendizajes, capítulos de nuestra historia que seguro que nos ayudarán en los siguientes y que nos hacen ser y estar vivos. Algo solo es un fracaso si nosotros lo queremos ver así, pero puede ser lo que nosotros queramos. Ya que como he dicho ¡tu vida la inventas tu!

Por supuesto que hay más enemigos de sueños y propósitos de fin o comienzo de año. Pero estos tres se llevan el premio y si este 2017 los podemos poner a trabajar a nuestro favor y no a nuestra contra pues vamos a tener un gran año.

Espero que esta reflexión os ayude y os permita soñar y creer en vosotros mismos y todo lo que os propongáis.

Y los que no sueñen, por favor ¡Que no nos despierten! 🙂

— Adriana to www.adrianamolina.es

Diferencia entre Bajar de Peso y conseguir tu Peso Ideal

A pesar de que ambos términos incluyen la palabra peso, existe una gran diferencia entre ambos, ya que si lo que buscas es adelgazar, permíteme hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Cuántos kilos quieres bajar?
  • ¿Por qué quieres bajar esa cantidad de kilos y no otra?

 

Tras más de 12 de años de estudio y experiencia, y más en concreto por mi experiencia private con la lucha del peso durante 19 años, te recomiendo que si estás pensando en adelgazar o bien en sentirte mejor con tu cuerpo, que busques siempre conseguir tu Peso Perfect.

Pero, ¿qué es el Peso Perfect?

Es un peso con el que realmente te sentirás a gusto, ágil, con la fuerza necesaria para realizar todo lo que te propongas y que además te permitirá llevar a cabo tus actividades diarias sin sobre esfuerzo.

¿Cómo calcular tu Peso Perfect?

El peso best es algo muy private, no existen fórmulas concretas ni testadas, simplemente tienes que probarlo sintiéndote bien contigo mismo. En caso de que de que quisieras bajar 10 kilos, y ya hubieras bajado 5, y con esos 5 kilos menos te sientes genial (y tu peso precise no representa daño para tu salud, cuéntame tu caso para asesorarte o bien consúltalo con tu médico), es possible que ya estés en tu peso best.

El peso como cifra, no es lo más importante. Es el conjunto de sentirte cómoda/o con el peso que tienes, mirarte al espejo y sentirte feliz con los que ves. Tener la confianza de que puedes conseguir todo lo que te propongas, que tengas ganas de cuidarte y hacer lo que sea mejor para ti y tu salud,  entre otras muchas cosas.

Solo recuerda que nuestra vida es el resultado de nuestras elecciones, y si día día vas sumando tus pequeñas elecciones, verás que son muchísimas más que las grandes elecciones, por lo que elige cuidarte en cada momento, porque una elección por pequeña que parezca, si las vas sumando con otra, van teniendo lugar los resultados y si en algún momento no sabes qué elegir, pregúntate qué elección te acerca a los resultados que quieres alcanzar, y es que estoy segura de que nadie mejor que tú podrá responder a esa pregunta.

Espero haberte podido ayudar en la aclaración de ambos conceptos y que tengas éxito en la búsqueda de tu peso best.

Si quieres conocer más acerca de El Método de los four Elementos, un método alimentario garantizado, respaldado científicamente y probado por miles de personas de 25 países diferentes, que te ayudará a alcanzar tu peso best, te invito a que adquieras mi libro Nutrición Emocional, en donde encontrarás herramientas y claves para empezar a adquirir unos hábitos saludables. Dentro del enlace, por si quieres comprender mejor en qué consiste mi libro, encontrarás un botón para descargarte un pequeño fragmento del libro free of charge.

 

Bueno preciosa, espero que disfrutes mucho de la lectura de este submit y del fragmento gratuito de Nutrición Emocional.
Por favor déjanos tus comentarios bajo este submit y también tus sugerencias de qué temas te gustaría que tratáramos.

Estaremos encantadas de saber de ti y apoyarte en todo lo que podamos.

Un abrazo,

Fran Sabal

Comparte Diferencia entre Bajar de Peso y conseguir tu Peso Perfect en tus Redes Sociales

También te puede interesar…

— Fran Sabal to escueladenutricionemocional.com

Monica Suarez – ¿Es la fibra una cura mágica para el estreñimiento y las hemorroides?

Si alguna vez has tenido estreñimiento y/o hemorroides y has buscado la forma de tratarlas con la alimentación, probablemente la respuesta haya sido: ¡toma más fibra!. Pero… la verdad es que la relación entre la fibra, el estreñimietno y las hemorroides es algo más compleja. Hoy me centraré en las hemorroides (Aunque también te servirá para el estreñimiento).

Las hemorroides (o almorranas) no son para nada agradables y sin embargo son tremendous comunes: three de cada four personas tienen o tendremos hemorroides en algún momento de nuestra vida (hombres y mujeres por igual). La buena noticia es que no son peligrosas, y generalmente desaparecen por sí solas – aunque pueden regresar – :-((

Algunas hemorroides no causan ningún síntoma en absoluto, por lo que simplemente aparecen y desaparecen sin que la persona se entere. Pero a otras personas, pueden causar picazón, dolor o sangre en las heces (ahí es mejor consultar con tu médico). También sentir malestar al sentarse, acostarse y caminar puede llegar a ser un gran calvario. Todo esto asusta un poco aunque repito no es normalmente algo peligroso.

Técnicamente, las hemorroides son arterias o venas hinchadas de la zona del ano. Existen dos tipos:

  • Las hemorroides externas: son venas alrededor de la abertura del ano, por lo que cuando se abultan, son visibles fuera del cuerpo.
  • Hemorroides internas: son hemorroides dentro del ano. Cuando sobresalen, no son visibles, a menos que prolapse (sobresalgan tanto que la vena “cuelga” a través de la abertura anal).

Desde la perspectiva de la alimentación energética distinguimos dos tipos de hemorroides:

  • Hemorroides Yin: causadas por la ingesta excesiva de alimentos expansivos o inflamatorios (fruta, verdura, azúcares, miel, crudos, solanáceas, lacteos blandos (iogures, quesos frescos, helados…), té, alcohol o tabaco.
  • Hemorroides Yang: causadas por comer exceso de alimentos contractivos (carne, sal, huevos, pan, bollería, pizza, embutidos, quesos curados…) que suelen provocar estreñimiento.

En ambos casos, la alimentación basada en este tipo de alimentos extremos yin o yang debe ser interrumpida y cambiar a una alimentación adecuada a cada condición.

¿Qué causa las hemorroides?

Para que se desarrolle una hemorroide, el tejido conectivo que retiene las venas en la pared anal tiene que fallar de alguna manera que hace que las venas se abulten y prolapse. No hay una sola causa y no está claro exactamente cómo se desarrollan, pero hay muchos factores que las hacen más propensas. Cualquier cosa que aumente la presión sobre las paredes anales del tejido conectivo, como:

  • esforzarse para defecar porque tienes estreñimiento.
  • Debilidad relacionada con la edad en el tejido conectivo del ano.
  • Estrés constante.
  • Enfermedades del aparato digestivo y también la cirrosis hepática.
  • No saber qué lugar ocupamos en el mundo o en la vida. Tener la sensación de no estar en el lugar adecuado.
  • Embarazo/s (que ejerce más presión sobre las paredes anales).
  • Dieta insana con exceso de ciertos alimentos que provocan que las venas se inflamen y se rompan o que haya exceso de tensión o presión.
  • Sobrepeso y exceso de grasa.
  • Vida sedentaria y estar mucho tiempo sentada.
  • Tabaco

¿Es la Fibra una cura mágica?

La teoría es que la fibra aliviará el estreñimiento, por lo que las deposiciones ejercerán menos presión sobre las paredes anales, lo que hará que las hemorroides existentes sean menos dolorosas y, en último lugar, hará que la persona sea menos propensa a desarrollar más hemorroides.

No es que esta thought no tenga ninguna evidencia pero los suplementos de fibra se usan principalmente en personas con estreñimiento y/o hemorroides menos graves, y no hay mucha evidencia sobre pacientes con problemas más serios. Es decir, producen una mejora o alivio pero no una cura.

Esto básicamente se ajusta a lo que sabemos sobre la fibra y el estreñimiento, es decir, que es complicado. “Fibra” no es solo una cosa; los efectos dependen del tipo de fibra. Algunos tipos de fibra son útiles para algunos tipos de estreñimiento, pero en enfermedades como el Síndrome del Intestino Irritable o el estreñimiento funcional, muchos tipos de fibra en realidad pueden ser peores que otra cosa.

Entonces, ¿no tendría más sentido enfocarse en lo que está causando estreñimiento en la persona involucrada? El estreñimiento puede provenir de todo tipo de causas… A veces es un desequilibrio de la flora intestinal. A veces está relacionado con el estrés (¡tu intestino y tu cerebro son sistemas que van de la mano!). A veces, en realidad es causado por demasiada fibra o el tipo incorrecto de fibra. 

Los flavonoides… ¿Pueden ayudar?

Otro issue de la dieta muy interesante que rara vez se menciona son los flavonoides. Vale, vale, ya se que te suena de algo pero no acabas de saber qué son, ¿no?

Los flavonoides son antioxidantes vegetales. ¿Ahora mejor, no? Y se ha hablado mucho de sus ventajas en relación a la reducción del colesterol. Para las hemorroides específicamente, los flavonoides son relevantes porque ayudan a mejorar el flujo de sangre a través de las venas (a esto se le llama efecto flebotónico).

Eso plantea la pregunta: si tomar flavonoides como suplementos ayuda con las hemorroides, ¿podría ser una pieza faltante en el rompecabezas comer alimentos ricos en esos mismos flavonoides? No está claro. Pero es una teoría interesante, y podría explicar algunos de los resultados complicados y contradictorios sobre la fibra (ya que las frutas y verduras ricas en fibra también son típicamente ricas en flavonoides).

La categoría de “Flavonoides” incluye una gran cantidad de antioxidantes diferentes, por lo que los miembros de la familia de los flavonoides se encuentran en casi cualquier tipo de fruta o verdura, algas y microalgas, y también en el té negro y verde.

Alimentación para las hemorroides

Como en todo en la vida, no todas las recomendaciones que pueden darse para un malestar o patología en concreto van bien apra todas las personas asé que lo mejor es probar y si alguno de estos alimentos no va bien, descartarlo. Cada persona es diferente y puede reaccionar de forma distina. ¡Tenlo en cuenta!

# Fibra si, pero la justa

Tomar alimentos con fibra como frutas, verduras, algas, cereales integrales, bayas, frutas secas…) es adecuado tanto si tenemos o no tenemos hemorroides y/o estreñimiento. Lo que si debemos tener cuidado es tomarla sin pasarnos puesto que un exceso puede producir, paradójicamente,  más estreñimiento y por ende agravar el problema de las hemorroides.

Si sueles tener gases, molestias intestinales, hinchazón de barriga y frío en extremidades no tomes frutas ni verduras crudas ni alimentos fríos ni azúcares ni lacteos blandos durante unos días. Si mejoras, entonces sigue con una dieta con alimentos cocinados (aunque sea verano).

Si por el contrario sueles tener mucho estreñimiento, eres calurosa tiendes al sobrepeso y tienes hemorroides, evita todos los alimentos salados, carnes, embutidos, huevos y alimentos cocinados al horno, brasa, olla a presión o pasado por plancha mucho tiempo.

# Vitamina Ok (Sólo si hay sangrado)

La falta de vitamina Ok puede aumentar el riesgo de sangrado en condiciones como las hemorroides. La vitamina Ok se encuentra en vegetales de hojas verdes (Brócoli, cebolla y crucíferas en basic) y ayudan a la coagulación de la sangre. Se almacena en los tejidos grasos y en el hígado. Las bacterias de los intestinos son capaces de producir vitamina Ok también por eso la deficiencia es rara. Sin embargo, las condiciones inflamatorias del intestino y procedimientos quirúrgicos que alteran la mircrobiota pueden causar deficiencia de vitamina K.

No todo sangrado rectal es causado por las hemorroides, por lo que debes consultar con tu médico para obtener un diagnóstico adecuado. Los suplementos de vitamina Ok pueden reducir la eficacia de los medicamentos anticoagulantes.

No tomar si estás embarazada o estás dando el pecho.

# Alga Agar-agar

No es propiamente una alga sino un subproducto obtenido de diferentes algas rojas. Destaca su poder gelificante, espesante. Aporta sodio, calcio, hierro, fósforo y yodo. No tiene calorías y aporta colágeno, Muy utilizado en la industria alimentaria y cosmética. 
El agar hidrata el bolo fecal, estimula el tránsito intestinal, mejora la flora intestinal, es bueno para bajar de peso, reducir el colesterol, refrescar y depurar el organismo.

# Bebida Ume-sho-kuzu

Esta bebida medicinal tiene muchas aplicaciones, en especial para la recuperación en estados de cansancio, debilidad basic y falta de vitalidad, principio de resfriados, agujetas y durante la toma de antibióticos.  También para problemas digestivos: estreñimiento o diarrea (sin jengibre).

Tiene un efecto alcalinizante en nuestro organismo, lo que la hace excellent después de excesos.

Preparación:
– Diluir 1 cucharada de kuzu con dos cuharadas de agua fría.
– En un cazo, añadir ½ taza de agua, añadir el kuzu y la carne de una ciruela de Umeboshi (o pasta de umeboshi) y calentar hasta espesar.
– Añadir unas gotas de salsa de soja (Shoyu) y de jengibre (opcional). Tomar caliente.

Nota: no indicado para niños

Otra opción es el te Ume-kuzu-lotus tea

# Jengibre

La raiz de jengibre tiene propiedades de limpieza (los alimentos de colour blanco o amarillento y de sabor picante suelen serlo -ajo, cebolla, nabo, rabanitos, jengibre…-). Purifica la sangre y mejora la circulación sanguínea. Se usa comúnmente para tratar el malestar y la irritación.

Es conocido por estimular los jugos gástricos, y proveer efectos de alivio para la gripe y la tos. Esta raíz es una hierba medicinal usada principalmente para el tratamiento de la Dispepsia: hinchazón, flatulencias y nauseas, indigestión, fiebre, infecciones…

La raíz de jengibre, ayuda a que las hemorroides internas se desinflamen, por sus compuestos antimicrobianas y antioxidantes. Funciona al aumentar el flujo sanguíneo a la región anorrectal. Recomiendo extraer el jugo y combinarlo con limón, tomarlo cuantas veces sea necesario para bajar la inflamación, mucho más rápido.

Alimentos desaconsejados

Los cereales refinados (incluida la pasta, el pan, las pizzas, el arroz blanco y la bollería), los azucares refinados y todos los alimentos que los contengan, especias picantes (mostaza, pimienta, curry…), alimentos saldos o salazones, alcohol, café y tabaco (aunque no sea un alimento!).

Hemorroides y emociones

Las hemorroides nos informan de la presión creada por estados emocionales y por miedos que no se quieren mostrar ni de los cuales se quiere hablar. Esta represión llega a convertirse en una carga. Se manifiestan en la persona que se obliga, que se crea una presión, sobre todo en el aspecto materials.

Por ejemplo, puede ser una persona que se obliga a hacer un trabajo que realmente no le gusta o se siente obligada a cuidar de su familia… Como las hemorroides se sitúan en el recto, que es la parte terminal del intestino grueso, la persona que las padece puede ser del tipo que se obliga a terminar algo. Se exige demasiado. La tensión se crea principalmente por querer “tener” algo o a alguien, a causa de una inseguridad materials, económica y una dificultad para tomar decisiones.

Lo excellent es tomar consciencia de tu inseguridad ya que esto provoca irritación, ira y dependencia de los demás. Observa en qué aspectos de tu vida te estás obligando a hacer algo por miedo, sobre todo a no tener, y porque no confías más en tus habilidades o en tu capacidad de elegir nuevos caminos que te den más alegría y donde también seas remunerada por lo que haces. Debes detectar los aspectos donde te sientes obligada, enfadada e insatisfecha y empezar a ver las cosas de forma diferente.

Un buen ejercicio es detectar algo a lo que te sientes apegada, una creencia, una costumbre que sientas que no te hace feliz, y empezar a cambiarla cada dia un poco afirmando en tu mente exactamente lo contrario. Por ejemplo: si te da miedo dejar tu trabajo porque piensas que no encontraras nada mejor, empieza cada dia afirmando que siempre hay oportunidades en la vida, y que siempre tendras todo lo que necesitas económicamente. Tu palabra curativa es “Soltar”, lo que ya no deseas.

 

Si te ha gustado este artículo, compartelo!

Monica

— Monica Suarez to monicasuarez.es

Año Nuevo: Deja ir y crea tu visión para el 2020

Año Nuevo: Deja ir y crea tu visión para el 2020Todos los años te envío mi ritual de año nuevo. Pero puesto que este año celebramos toda una década, he decidido crear uno nuevo para ayudarte a soltar, a dejar ir el pasado, a crear tu visión y a poner un pie firmemente en el siguiente capítulo de tu vida.

Este fin de año y last de una década entera creo que nos está removiendo a muchos. 

Creo que ahora que estamos entrando en esta nueva década, muchos de nosotros vamos a experimentar una reducción de esa sensación constante de estar luchando y de incomodidad. Pero el camino que estamos recorriendo para llegar a ello ha sido increíblemente intenso para muchos. Es como si el Universo y nuestras almas estuviesen colaborando para asegurarse de que cualquier cosa que no nos está aportando, ya sea una relación, un trabajo, el lugar en el que vivimos, problemas que no se han resuelto, creencias limitantes, patrones de comportamiento… Cualquiera de estas cosas que nos están reteniendo y bloquearían nuestra capacidad de conseguir claridad en el próximo año y la próxima década, se están precipitando a la superficie para que no haya manera de no verlas y para que podamos solucionarlo todo cuanto antes.

He hablado con tantas personas: mis clientes, mi tribu en Instagram, mis compañeros y amigos que están en este camino de despertar private… Todos hemos dicho lo mismo: “¡Abrochémonos los cinturones porque vienen curvas, y vienen bien dadas!” Justo cuando pensábamos que la cosa no podía ponerse más intensa…

Así que si estás en esta fase según llegamos al last de este año, que sepas que no estás solo.

Visión 20/20 = ver con claridad

A medida que estoy pensando en el 2020, lo que me viene a la mente es el término de visión 20/20, que tiene que ver con tener agudeza visible, con ver con claridad. Y para ver con claridad, para poder crear tu visión, debes retirar lo que está en tu camino. Piensa en tu coche: imagínate que lo has dejado debajo de un árbol desde hace mucho tiempo. Sería muy difícil ver a través de tu parabrisas porque está lleno de porquería. Tienes que limpiar toda esa suciedad para poder ver con claridad. 

Muchos tenemos grandes preguntas: “¿Cuál es mi propósito?” “¿Dónde encuentro a mi pareja?” “¿Dónde debería vivir?” “¿Cómo sano este problema de salud?” “¿Cómo me valoro más a mí misma/o?” “¿Cómo consigo más abundancia económica?”

Tenemos preguntas para las cuales queremos respuestas claras. A menudo estamos intentando ver a través de un parabrisas sucio y en lugar de retirar los obstáculos, en lugar de retirar lo que está bloqueando nuestra visión, lo que hacemos es entornar los ojos para intentar ver la respuesta porque lo único que queremos es ver la respuesta. Pero a veces la respuesta no se muestra hasta que no quitamos lo que nos está obstruyendo. 

Y esto es lo bello de este proceso por el que te voy a guiar: revisaremos y celebraremos de verdad lo lejos que hemos llegado y la gran cantidad de porquería que ya hemos retirado. Porque normalmente prestamos más atención a todo lo que nos queda por delante, todo lo que nos queda por sanar, por mejorar, en lugar de celebrar lo mucho que ya hemos avanzado.

He dividido el ritual en dos partes: “Dejar ir” la última década, y “Recibir” la nueva. Como siempre, no te cortes en modificar lo que te haga falta para que resuene contigo.

Deja ir el 2010 – 2019

1. Comienza escogiendo el día para hacer la revisión de tu década y asegúrate de disponer de un par de horas para darle a este proceso la energía que se merece.

2. Prepara tu entorno para respetar y honrar este proceso: minimiza las distracciones, apaga el teléfono, cuelga un cartel de “no molestar” en la puerta, enciende una vela, ponte si quieres algo de música que te relaje y crea un espacio que te permita conectar con el proceso.

3. Comienza tu revisión de este año 2019. Repasa cada mes, comenzando por enero del 2019, y escribe cualquier cosa que recuerdes: tus logros, acontecimientos significativos, regalos que te ha hecho la vida, dificultades, momentos de diversión, risas, and many others. Apunta todos ellos en tu diario o libreta para que te ayude a tener una sensación de plenitud con el 2019.

4. Repasa tu lista y medita sobre las mayores lecciones que has aprendido de este último año. ¿Qué te han enseñado los eventos de este año? ¿Cuáles fueron algunos de tus mayores momentos de comprensión, aquellos que te encendieron una bombilla? ¿Cuáles fueron las cosas que comprendiste de forma más profunda? Asegúrate de celebrar lo lejos que has llegado este año en cuanto a tu desarrollo private.

5. Esta parte es opcional. Comparte tu revisión del año con alguien cercano a ti que forme parte de tu vida. A ver qué es lo que él o ella recuerda y rememora, y compartid unas risas.

6. Después de haber completado este proceso para el 2019, empezarás a hacer la revisión de tu década. Comienza haciendo memoria desde el 2010 y escribe sobre momentos significativos o logros y descubrimientos que ocurrieron en ese año. Igual te ayuda mirar fotos para recordar. No es necesario que escribas un montón de recuerdos o detalles, solo los que te salten como realmente importantes.
Asegúrate de plasmar algunas de las lecciones de la última década y lo que has aprendido de ellas. Escribe acerca de algunos de los patrones, creencias limitantes y comportamientos que has cambiado. Por ejemplo, puede que en el 2015 hayas empezado a meditar y que en el 2017 por fin hayas dejado atrás la creencia de que no mereces que te amen, y ahora te encuentres en una relación maravillosa.
De nuevo, reconoce lo mucho que has avanzado y lo lejos que has llegado. Incluso si has cambiado una sola cosa, eso es mucho.
Después de hacer esta revisión de tu década sentirás mucha más confianza para crear tu visión para el 2020.

7. Ahora ha llegado el momento de identificar lo que quieres dejar atrás. Es decir, tener claridad acerca de todas las cosas que no quieres llevar contigo a la próxima década. Puedes hacer esto unas horas después de los primeros pasos, o al día siguiente si lo prefieres. En una nueva hoja de tu diario o libreta haz una lista de todas las creencias, apegos, la “porquería en tu parabrisas” de la que te hablaba al principio de este put up, que quieres soltar y dejar atrás.

8. Cuando hayas terminado, quema esta hoja o rómpela en trozos diminutos. Observa cómo se quema o mira los trocitos de papel, cultivando una sensación de gratitud por TODO lo que has experimentado durante esta última década. Puedes decir lo siguiente: “Me siento agradecida/o, he aprendido lo que necesitaba aprender. Estoy completa/o.”

9. Tu último paso es el de celebrar lo lejos que has llegado con una fiesta en toda regla. Escoge una canción, o mejor todavía, crea una lista de reproducción que incluya algunas de tus canciones favoritas y memorias del 2010 – 2019, ¡y baila como si no te viera nadie! Piensa que mientras bailas también estás soltando todo lo que quieres liberar. Permite que el movimiento se lleve lo que estás soltando. Acumulamos muchísimo en el cuerpo, así que ni se te ocurra saltarte este paso. ¡Es importante (aparte de muy divertido)!

Recibe el 2020 y más allá (crea tu visión)

1. Vuelve a escoger un día para llevar a cabo tu proceso de visión para el año que viene. Asegúrate de disponer de un par de horas para darle a este proceso la energía que se merece.

2. Prepara tu entorno para respetar y honrar este proceso: minimiza las distracciones, apaga el teléfono, cuelga un cartel de “no molestar” en la puerta, enciende una vela, ponte si quieres algo de música que te relaje y crea un espacio que te permita conectar con el proceso.

3. Ahora empezarás a crear tu visión con ayuda de una meditación. Te acompañaré en un viaje y quiero que dejes que tu imaginación haga lo que tenga que hacer. Si quieres, puedes grabar la meditación que encontrarás al last de este put up en una nota de voz en tu teléfono para reproducirla mientras meditas. Confía en cualquier imagen o thought que te venga durante este proceso.

4. Después de la meditación, escribe a mano cualquier visión o cualquier cosa que haya venido a ti. Tómate tu tiempo con esto y escribe lo que sea que te venga. No edites ni permitas que tu mente lógica te diga que no es realista. ¡Permítete soñar! Así es como podrás crear tu visión sin censura.

5. Cuando hayas terminado, cierra los ojos durante unos instantes y respira profundamente.

6. Permite que tu mente lógica se una a la fiesta y sobre una nueva hoja de papel, escribe tus objetivos y deseos para el 2020. Haz una lista de todas las cosas que quieras crear o atraer hacia tu vida.

7. Repasa cada objetivo y deseo y a su lado, escribe tu “para qué”. ¿Para qué quieres conseguir o atraer esto? ¿Cuál es la razón más profunda que te inspira? No pienses solo en los “debería”, las expectativas y las exigencias del ego. Es mucho más difícil manifestar objetivos y deseos cuando no existe un potente “para qué” que encourage cada uno de ellos.

8. Repasa tu lista de nuevo y cualquier objetivo que no tenga un PARA QUÉ convincente, del tipo que te hace sonreír y te inspira a tomar acción hacia esa dirección, táchalo de tu lista. Está bien dejar ir algunas cosas… especialmente las cosas que vienen más desde el ego que desde los deseos más profundos de tu alma.

9. Después de que tengas claros los objetivos o deseos que tienen un PARA QUÉ que te llene de verdad, anótalos en otra hoja. Recuerda que menos suele ser más. Cuando nos centramos en los objetivos y deseos que son más importantes en nuestro sistema de valores, a menudo el resto simplemente sucede.

10. Lee cada objetivo e identifica UNA acción que puedes tomar en el próximo mes hacia ese objetivo o deseo. No es necesario que sepas exactamente cómo vas a conseguir el resultado last. Simplemente identifica un paso y la fecha en la que lo darás. Cuando completes ese paso, harás lo mismo con el siguiente. Paso a paso es cómo crearás tu visión para el 2020 sin agobios.

11. Lo siguiente que vas a imaginarte es la Nochevieja del 2024, dentro de 5 años. Escribe cómo es tu vida ahora que has conseguido todos los objetivos en tu lista y manifestado tus deseos. Escribe en presente, como si estuviese ocurriendo ahora. Añade muchas descripciones, sensaciones y emociones. Cuanto más lo SIENTAS mejor lo CREARÁS.

12. Crea tus afirmaciones para el 2020. Identifica lo que te servirá de apoyo para verte a ti y al mundo de forma más clara, por ejemplo: “Soy suficiente. Mi salud es fantástica. Estoy en una relación saludable y me siento amada/o y segura/o. Soy abundante y estoy libre de deudas. Vivo mi vida con propósito y estoy haciendo lo que amo cada día.”
Grábate una nota de voz en el teléfono o descárgate la app ThinkUp para grabar tus afirmaciones con música. Tu propia voz es extremadamente hipnótica y te ayudará a grabar tus creencias en tu mente subconsciente.

13. Escucha tus grabaciones varias veces al día y lee tu visión del 2024 al menos una vez por semana. Puedes seguir añadiendo según se te vayan ocurriendo cosas que estarás celebrando dentro de cinco años.

Finalmente…

Observa y agradece todo lo que tienes en tu vida. Celebra y no te machaques ni te decepciones por lo que no está ocurriendo. Centrarnos más en la abundancia que YA hay en nuestra vida es la mejor forma de generar más abundancia. Y recuerda que a veces, nuestra línea de tiempo y la del Universo pueden ser distintas. 

Resolve vivir tu vida alineada con lo que de verdad deseas. Deshazte de cualquier basura emocional, psychological, física o interpersonal para que puedas avanzar sin ponerte zancadillas. Esto no solo va de pensar y de creer, también tenemos que tomar acción, así que resolve dar los pasos que te acercarán a VIVIR tu mejor vida. 

Te deseo todo lo mejor para el nuevo año y más allá. Estoy muy agradecida de poder formar parte de tu camino.

Con mucho amor,

Edurne

Meditación para crear tu visión

“Cierra los ojos y respira profundamente, centrando tu atención en cada inspiración y en cada espiración. Sintiendo tu respiración, y escuchando tu respiración. Soltando toda distracción, soltando cualquier sensación de estrés. Sintiendo que estás presente en este momento.

Quiero que te imagines de pie en un campo precioso. La hierba en este campo es justo como te gusta, tiene la longitud que te gusta, está a la temperatura ideally suited… El sol también está justo como a ti te gusta y llevas ropa que te resulta cómoda. Notas una brisa ligera. No podrías sentirte más cómoda/o. Tienes los pies descalzos, y la sensación de la hierba y la tierra bajo tus pies te conecta. Sientes la brisa, la calidez del sol… Te sientes en paz.

Y desde donde estás, me gustaría que te des suavemente la vuelta. Ahora estás mirando hacia donde miraba tu espalda hace un momento. Según te das la vuelta, empiezas a ver tu pasado. Empiezas a ver el año pasado. Igual ciertas personas que han entrado o salido de tu vida. Empiezas a ver eventos que han sucedido. Simplemente empiezan a aparecer en distintos lugares de este campo. Lugares en los que has estado. Elecciones que has tomado. Patrones en los que te has visto. Dificultades que has tenido. Y según van apareciendo, ves cada vez más en la distancia, más allá de este último año… Ves eventos que han ocurrido durante la última década. Y todo esto empieza a llenar el campo en el que estás. Y según ves que se llena el campo, observas la belleza que hay en todo ello… Ves la perfección en todo ello. No sientes apego por nada de esto, no reaccionas a nada de esto. Ves todo como parte de tu camino. Haciendo que este campo se vuelva todavía más bello, porque te ha llevado al lugar en el que te encuentras hoy. 

Llevas tus manos hacia tu corazón y sientes agradecimiento por todo lo que ha ocurrido, especialmente en esta última década. Te agradeces a ti misma/o, y agradeces a todos los que han formado parte de tu vida en esta última década por las lecciones y los regalos recibidos. 

Respira profundamente, exhala… y según exhalas también bajas las manos y empiezas a darte la vuelta. Y según te das la vuelta, sientes que el pasado está detrás de ti, sabiendo que realmente no tienes necesidad de mirar hacia atrás. Puedes llevar contigo las lecciones y todo lo que necesites, pero no hace falta que te aferres a nada. Lo que necesites que esté contigo, está contigo. Y lo que te conviene dejar atrás, se puede quedar atrás. 

Con una sensación de agradecimiento y de emoción por lo que tienes por delante, empiezas a caminar hacia el frente. Y según caminas hacia el frente, aparece una puerta. Y sabes que esta puerta es para ti. Así que vas hacia la puerta. Una preciosa puerta de madera, llena de tallas delicadas y maravillosas, y un pomo de bronce que giras para abrir la puerta. Y según entras por la puerta, te fijas que hay una escalera. Y es una escalera en espiral que va hacia abajo, y de nuevo, sabes que esta escalera es para ti. Así que empiezas a bajar por esta escalera. Paso a paso, vas bajando cada vez más. Y según vas bajando por esta escalera, te das cuenta de que te vas acercando cada vez más a una luz. Así que sigues bajando y bajando, un paso detrás del otro, bajando por la escalera hasta que llegas a otro campo precioso. Este campo es todavía más bello que el anterior. Pero lo interesante de este campo es que está muy elevado. Puedes ver kilómetro sobre kilómetro… Y puedes verlo todo de forma tan clara. 

Así que caminas por este campo, sabiendo que hay cosas por descubrir aquí. Y según vas llegando hacia el extremo del campo, sabes que no hay ningún tipo de miedo. Te emociona llegar al extremo del campo porque sabes que desde aquí hay una perspectiva increíble. Sabes que hay cosas que tienes que ver. Según vas caminando hacia allí, te das cuenta de que hay un banco. Y no es un banco de madera regular y corriente como los de un parque. Es un banco lujoso y mullido, increíblemente cómodo y justo del tamaño perfecto para ti. Así que te sientas y observas todo lo que te rodea.

Y según te sientas, te das cuenta de que es el inicio del 2020. Una nueva década. Y empiezas a sentir todos tus deseos. Todos los objetivos que quieres conseguir y todos tus deseos, todas las cosas que quieres atraer a tu vida. Y según te sientas en este banco, empiezan a venir hacia ti. Empiezas a ver imágenes distintas… Igual imágenes de caras, quizás imágenes de ti haciendo ciertas cosas, quizás imágenes de ti completando un objetivo… Sabes que mientras estés sobre este banco, no hay nada que tengas que hacer, no hay nada que tengas que resolver ni solucionar. Lo único que tienes que hacer es permitirte ver. Permitirte observar este precioso mar de posibilidades. Y empezar a ver lo que se presenta para ti. 

Así que te invito a fijar una intención mientras estás sentada/o sobre este banco, a fijar la intención de que tu sabiduría inside, tu intuición, empiece a mostrarte tu visión para el 2020 y más allá. Para que empiece a mostrarte los deseos y objetivos que son más importantes, y te empiece a mostrar de qué manera empezarán a manifestarse en tu vida. 

Tómate tu tiempo para permitirte visualizar, para permitirte ver, no desde la mente pensante sino desde la mente intuitiva y desde la claridad de tu corazón. Permite que esta visión vaya apareciendo.

Cuando hayas terminado, inspira profundamente y lleva una mano a tu corazón y otra a tu barriga y di: “Me merezco todos mis sueños. Soy capaz de alcanzar mis objetivos. Confío en mí y confío en el Universo.»

Date un poco de tiempo para asimilar todo lo que has visto y lo que has sentido. Y cuando estés lista/o podrás levantarte del banco y volver a tu vida, llena/o de emoción, de entusiasmo y de confianza porque ves claramente lo que te espera para el próximo año. Así que te levantas del banco y comienzas a caminar hacia la escalera, quizás caminando un poco más rápido ahora, porque ya tienes lo que necesitabas y estás preparada/o para comenzar.

Llegas a la escalera y vas subiendo y subiendo, en espiral… Hasta llegar a esa preciosa puerta. Y esta vez, cuando abres la puerta te encuentras de vuelta en la habitación en la que estás sentada/o ahora mismo. Y puedes verte a ti, en el presente, en la habitación en la que estás. Y según te observas, te llenas de tanto amor. Tanto orgullo y reconocimiento por todo lo que has pasado. No solo en la última década sino durante toda tu vida. Sientes tanto orgullo por todo el trabajo que has hecho. Y permites que tu corazón tenga una sensación desbordante de amor y aprecio hacia ti. Obsérvate. Mírate bien. Mírate de la manera en la que te ve el Universo, divina/o, completa/o y absolutamente perfecta/o.

Y cuando estés preparada/o, puedes devolver tu atención hacia tu cuerpo… inspira profundamente, espira plenamente con un sonoro suspiro, y vuelve a abrir los ojos lentamente. Igual quieres estirarte un poco, mover los dedos de las manos y de los pies… Y coger tu diario o libreta para continuar con el proceso.”

— Eva Muerde la Manzana to www.evamuerdelamanzana.com

Un secreto muy bien guardado

Había una vez una niña que desde el mismo momento en que nació, desde antes incluso, fue profundamente amada por su madre y por su padre.

Ellos la deseaban, la  esperaban con ilusión y alegría.

Pero además de estos sentimientos de amor, deseo, ilusión y alegría, había otros.

Había en el corazón de esa madre y de ese padre, algo de miedo. Había también un poco de egoísmo. Y ciertas dificultades para amar sin condiciones.

Cuando la niña nació además de todos los sentimientos que ya estaban, aparecieron otros.

 

 

Y es que ese pequeño ser que había llegado a sus vidas, no period como ellos imaginaban que sería.

Tal vez deseaban que hubiera sido un niño. Tal vez querían un bebé más apacible. Un bebé glotón y que durmiera por las noches.

Tantas noches en vela, tanto llanto día y noche, hicieron surgir nuevos sentimientos que se fueron añadiendo a los que ya había.

Apareció del descontento. Apareció el enfado. Apareció un cierto rechazo.

Y poco a poco, los sentimientos de amor, alegría, deseo e ilusión, quedaron enterrados.

Seguían ahí, su madre y su padre la seguían queriendo. Pero ese «te queremos», no salía a la superficie.

A la niña la empezaron a reñir, a la niña la empezaron a castigar.

Si la niña quería que la miraran, y obtener atención, tenía que hacer algo muy especial, hacer una broma muy ocurrente, o levantar la voz. A veces para que la miraran se portaba muy mal. Eso traía algunas consecuencias negativas, como más riñas y castigos. Pero es que peor period lo otro, peor period sentir que no existía.

Si sacaba buenas notas, siempre podrían haber sido mejores. Si pintaba un dibujo, nadie le daba importancia.

El «te queremos», el «nos hace ilusión que estés aquí», el «tu existencia es fuente de alegría para nosotros», el «perteneces», seguían en el inside de su padre y de su madre, pero estaba tan guardado que se convirtió en un secreto.

Y fue un secreto tan bien guardado, que ella no llegó a saber que period querida sin condiciones. No sabía que no tenía que hacer nada para ser cuidada, para gustar, para ser apoyada, para ser aceptada y admitida.

Así que empezó a ir con cuidado por la vida.

Con cuidado no sea que se enfaden conmigo. Con cuidado no sea que me rechacen. Con cuidado no sea que no guste.

Si no gusta lo que digo, o lo que hago, o quién soy, no me querrán.

Así que ella, dependiendo de con quién estuviera, iba cambiando, para amoldarse a las expectativas y la aceptación del otro. A veces no eran más que cambios sutiles, pero cambios al fin y al cabo.

Y en ese camino, fue perdiendo su identidad.

Su instinto la llevaba a conseguir amor y aceptación por encima de cualquier otra cosa, pues es cuestión de supervivencia para cualquier niño y para cualquier niña el ser amado y aceptado, el ser visto y acogido.

Conseguir amor y aceptación de los demás, de cualquiera, se convirtió en una prioridad.

Se convirtió en algo más importante que seguir sus gustos, sus deseos, sus preferencias.

No podía hacer lo que prefería, o lo que ella creía que period mejor o más conveniente para si. No podía expresar sin tapujos lo que le gustaba, o lo que pensaba. ¿Y si el otro no la aceptaba? No, tenía que saber antes si eso que ella quería hacer iba a ser aceptado, bienvenido, admirado.

Y en ese camino, fue perdiendo su libertad.

Dado que no la miraron sin más, ella tenía que hacer cosas para ser mirada, admirada. Tenía que destacar. Tenía que hacer las cosas muy bien.
Cuando la niña creció, empezó a realizar esfuerzos titánicos por ascender en el trabajo, por tener la casa más bonita, por ser la madre perfecta.
Cuando conseguía algo de esto, disfrutaba de un poco de paz.
Cuando no period la mejor, en su inside había una crítica constante: «Tienes que hacerlo mejor», «Qué desastre eres», «No puedes seguir así», «Los demás son mejores que tú».

Y en ese camino, fue perdiendo la tranquilidad.

Ese secreto tan bien guardado, el de que period amada incondicionalmente, la llevó a no saber bien quién ella period, a perder libertad, a la dependencia emocional, a no sentirse confortable en su piel, a menos que hiciera determinadas cosas, es decir, a menos que cumpliera con algunas condiciones.

Tanto se azuzó para ser siempre mejor , que consiguió una gran casa, un gran trabajo, una gran familia.

Pero nunca period suficiente. No importaba lo que consiguiera. Ella nunca se sentía contenta.

Entonces un día, oyó hablar acerca del amor sin condiciones.

«¿Pero qué tontería es esta?», pensó. Y cerró aquel libro de un golpetazo, enfadada.

Al cabo de unos días volvió a cogerlo, y esta vez leyó un par de páginas, refunfuñando. Y luego otras dos, y un capítulo entero.

Luego se echó a llorar.

Llegar a sentir el amor incondicional no fue un camino de rosas. Pero, ¿cuándo lo había sido?

Cuando empezó a sentir que se quería sin condiciones, descubrió que todo estaba bien desde el principio. Que no tenía porqué gustar a nadie. Apareció un maravilloso sentimiento de libertad. Se empezó a conocer a sí misma.

Empezó a reír.

———————–

Dedicado a las niñas y niños interiores que trabajan conmigo su autoestima, anhelando, a veces sin saberlo, sentir el amor sin condiciones.

— beaalvarez to beaalvarez.com

Aprende en 10 minutos cómo resistirte a las tentaciones

¿Tienes tentaciones por comer alimentos «insanos»?

Me refiero a esos alimentos, que sabes que te llevan a la perdición. Esa galleta, que sabes que si empiezas con una, al last te comes el paquete. Esa oncita de chocolate, que te cuando te la metes en la boca ya no puedes parar y acabas comiéndote  media tableta o incluso entera. Esas patatas fritas, una, otra…y chas, la bolsa enterita. Esa cucharada de helado que te lleva a otra y otra y acabas rebañando el bote.

¿Quién no ha tenido tentaciones por comer esas cosillas alguna vez?

Cuando deseas, con muchas ganas, «ese algo que no te conviene»  (ese chocolate, esa galleta, ese heladito, esas patatas fritas…) tu cerebro comienza a sentirse bien, solo de pensarlo. Lo empiezas a visualizar y a saborear casi sin probarlo. Y empieza a generarse la segregación de dopamina (neurotransmisor que tiene un papel bien conocido en la motivación, el placer y el deseo).

Con este deseo se ponen en marcha los centros de recompensa del cerebro. Sabes que lo que deseas (por ejemplo, esa galleta de chocolate) te va a dar placer y te va hacer sentir bien (aunque sea de una manera efímera y cortoplacista). Lo deseas…¡ummmm!

Esa “sensación de placer” que tu cerebro ya ha comenzado a experimentar se convierte en “urgencia” por conseguir lo que deseas: tu cerebro lo quiere ¡LO QUIERO YA!

La “urgencia” es la parte negativa del deseo.

El cerebro va a generar una cascada de hormonas estresantes para que consigas eso que deseas cuanto antes. Es decir, tu cerebro se estresa y quiere «ese algo» de inmediato. Por eso, te cuesta en ese momento, pensar con calma, no controlas ni qué, ni cuánto, ni cuándo…estás atrapada por el deseo incontrolado.

Para gestionar esa respuesta estresante del cerebro, cuando deseas algo con esa urgencia (ese antojo), me encanta usar una técnica fácil y rápida, que aprendí de Elsa Punset. Ella ofrece una estrategia (propuesta por neurólogos) que conlleva dos pasos a seguir.

Estrategia para gestionar el antojo:

PASO 1. Fíjate y pon atención en eso que deseas y que sabes que no te conviene. No le niegues a tu cerebro lo que deseas, fíjate en lo que quieres, reconócelo y acéptalo.. pero no lo comas aún. «Me apetece ese chocolate, o esa galleta, o ese helado, o esas patatas fritas…».  Así disminuyes la respuesta estresante del deseo.

PASO 2. Espera 10 minutos antes de ceder al deseo. Una vez que lo reconoces, dile a tu cerebro que tendrá lo que quiere, pero dentro de diez minutos. «Vale, me apetece esa galleta, ese helado… me lo comería ahora mismo, pero voy a esperar 10 minutos». Le dices a tu cerebro, que espere y que lo tendrá en 10 minutos.

Tu cerebro, cuando conoce las reglas del juego se calma y frena esa urgencia que parecía incontrolable. Frena esa cascada de hormonas estresantes que causan los deseos. Es una manera de entrenar el autocontrol y la resistencia a dejarse llevar por esos antojos incontrolados e insanos, en la mayoría de ocasiones.

Es muy importante esperar y aguantar esos 10 minutos. Aquí está la clave. Tú puedes, te lo aseguro. Y durante esos 10 minutos, haz algo que te mantenga distraída (piensa o haz otra cosa) y por supuesto, establece cierta distancia con respecto a la tentación y tu deseo. Como enseña el Mindfulness, dejar un espacio, entre el estímulo y la respuesta, para tomar decisiones más alineadas a tu objetivo saludable.

Céntrate en la respiración, la mejor llave y ancla para conectar con el momento presente (momento Mindfulness). Pero puedes hacer muchas cosas, como llamar a una amiga, salir a dar un paseo, hacer ejercicio físico, escribir en un papel cómo te sientes (y luego puedes romper ese papel), utilizar un mantra o frase o afirmación empoderante (yo puedo, yo soy capaz, yo soy más fuerte que mi tentación, es una falsa amiga…), un baño relajante, ponerte a leer, a escuchar música, limpiar u ordenar la casa…

En este tiempo logras aminorar la tentación y estarás en mejores condiciones de tomar una decisión saludable, cuando pasen los 10 minutos.

Serás “más dueña de ti y menos esclava de tu tentación”. Necesitas ejercer autocontrol para conseguir tus metas saludables. Es decir, se trata de muscular esa capacidad de aguantar esa frustración de ahora, para conseguir tu meta, más adelante. Al principio, no será fácil, pero entrenando y practicando regularmente y con un poco de paciencia, te aseguro que te compensará a medio y largo plazo. Y así, conseguirás disminuir esa respuesta ansiosa y estresante del cerebro.

Y antes de comer «ese algo», pregúntate:

¿Qué haría una persona que se quiere y se respeta a sí misma y a su cuerpo? ¿Qué haría una persona que se cuida, que tiente management en una situación related?

¿Tienes realmente ganas de «ese algo» o tienes hambre de verdad? si es hambre de verdad y no es hora de comer, puedes tomar una infusión, un puñado de frutos secos naturales, una fruta…

¿Qué beneficio/s obtienes si lo comes? ¿Y si no lo comes? ¿Para qué lo quieres en este momento? ¿Qué hay detrás de ese deseo? ¿Qué emoción estás sintiendo? ¿Qué pensamientos te llegan?

Una vez pasado esos 10 minutos, si has resistido la tentación, enhorabuena. Has ganado la batalla y tú controlas. Cuanto más practiques más dueña serás de tus deseos y estarás entrenando y fortaleciendo tu músculo del autocontrol.

Si te ha podido la tentación, esta vez, no pasa nada, analiza la situación y aprende que ha pasado y cómo la puedes sortear y ganar la partida la próxima vez que aparezca. No te rindas, las cosas no salen a la primera, lo importante es ir tomando consciencia y practicar.

Espero que te venga bien esta estrategia exprés para empezar a muscular el autocontrol y entrenar tu mente para conseguir tus metas saludables.

Ya me contarás y si te parece interesante, ya sabes, comparte y vamos a muscular la resistencia a las tentaciones insanas que luego hacen que te sientas mal y con sentimiento de culpabilidad.

Un abrazote cargado de energía.

Could

PD.1. Si te estás planteando un cambio de hábitos de verdad, para empezar un estilo de vida saludable, sin fecha de fin y me dejas acompañarte en tu viaje de transformación private, hablemos. Soy una «copiloto» experimentada en este tipo de viajes de transformación. No es una dieta, es un programa de teaching nutriemocional. Primero tu mente y luego tu cuerpo.

Te invito a un café digital, dónde veremos qué necesitas y si yo soy esa persona que puede ayudarte.

Sí May, estoy interesada y quiero hacer que las cosas sucedan>>

PD.2. Y también puedes hacerte con mi libro: ¿De qué tienes que desprenderte para adelgazar? Que podrás adquirir aquí, Clic aquí>>

La entrada Aprende en 10 minutos cómo resistirte a las tentaciones se publicó primero en May Moron.

— Could Moron to maymoron.com

Cómo preparar comida saludable fácil y mucho más rápido

Cómo preparar comida saludable fácil y mucho más rápido

¿A ti también te cuesta encontrar tiempo para preparar comida saludable? Es regular que después de un día agotador, tu prioridad no sea precisamente pasar una hora en la cocina. 

 

Si esto resuena contigo, probablemente también seas de las que opta por opciones rápidas con las que salir del paso. Abres la nevera y preparas lo que sea más rápido. O llamas por teléfono y pides algo a domicilio. 

 

Son pequeñas decisiones como esta las que te están alejando del bienestar, ya que estas opciones rápidas e improvisadas son muchas veces las menos recomendables para tu salud. 

 

Pero sí, sé que encontrar ese tiempo para preparar comida saludable es complicado, especialmente entre semana. 

 

Por eso, después de haber trabajado durante estos años con tantas clientas que sentían que no tenían tiempo para preparar comida saludable, he recopilado los consejos que te ayudarán a hacerlo fácil, rápido y sin desperdiciar tu energía. 

 

Método probado hasta para las vidas más ocupadas 🙂

 

5 ideas para preparar tu comida saludable fácil y rápido 

 

Decidir qué vas a desayunar, comer y cenar cada día es agotador. No solo es una inversión de energía y tiempo que podrías dedicar a otra cosa, sino que además te puede llevar a la improvisación, al desorden y a terminar poniendo en tu plato comida no saludable con tal de comer algo. 

 

Por eso, mi consejo estrella es siempre planificar. Si planificas tu menú semanal, podrás anticiparte, saber qué ingredientes te faltan para ir a comprarlos y además te ahorrarás esa decisión diaria. 

 

1. Lava y corta en cuanto llegues 

 

Necesitas un menú y una lista de la compra que permita cocinarlo. Después de saber qué ingredientes son los que necesitarás la próxima semana, ve a comprarlos y al volver a casa reserva media hora para lavar, cortar y almacenar tus frutas y verduras. 

 

Esta tarea que para muchas se ha convertido en un ritual es perfecta para ahorrar tiempo durante el resto de días siguientes: tendrás listos los ingredientes para tu licuado o batido, para tus ensaladas, para tus salteados… 

 

Pon tu música favorita de fondo y ve organizando todo para dejarlo listo para usar. Una pequeña inversión de tiempo que te ahorrará horas durante la semana. 

 

2. Cocina por lotes

 

Ya te he hablado alguna vez de la técnica del batch cooking, y cuando se trata de llevar una alimentación saludable sin complicarse la vida, es perfecta. 

 

Se trata de cocinar por lotes y por adelantado los menús de la semana, o al menos lo que más tiempo te vaya a llevar preparar: puedes hacer las verduras al horno, los purés y sopas, arroz, o cualquier guiso que incluya tu menú esa semana. 

 

Puedes guardarlo en raciones individuales en el congelador y la noche anterior, revisando tu planificación, sacar todo lo que vayas a necesitar ese día. 

 

La comida casera puede durar entre Three y 6 meses en el congelador, siempre que estén almacenadas en recipientes herméticos. Hablando de esto, te recomiendo hacerte con tuppers de calidad, preferiblemente de cristal, como estos. Si usas plástico, utiliza aquellos libres de BPA, como estos. 

 

Otra buena concept es hacerte con bolsas de silicona en las que poder guardar tus alimentos. Me gustan porque son reutilizables y son perfectas para guardar tu verdura y fruta troceada, e incluso transportarla si te hace falta. 

 

3. Licúa tu desayuno 

 

No se me ocurre mejor manera de empezar el día que con un licuado o batido. Y sí, soy consciente que lavar, pelar y trocear los ingredientes lleva un tiempo que no tenemos por la mañana, pero precisamente los dos consejos anteriores son perfecto para ello 🙂

 

Si dejas lavada y troceada la fruta y verdura que vayas a poner en tu licuado o batido, e incluso si lo almacenas ya por recetas incluyendo en un mismo recipiente todos los ingredientes, será tan fácil como despertar, abrir tu nevera, licuar o batir, y listo. 

 

4. Hazte la vida fácil

 

Este es uno de mis consejos favoritos a la hora de llevar un estilo de vida saludable. Lo que buscamos es crear algo a largo plazo, y ponértelo fácil será la foma de conseguirlo. 

 

¿Por qué complicarnos con cosas que sabemos que al closing resultarán casi imposibles de llevar a cabo? La concept es ir poco a poco incorporando nuevos hábitos hasta que se te hagan sencillos y puedas ir incorporando otros. 

 

En tu planificación semanal, sé un poco más amable contigo y planea recetas que sean accesibles para ti, con las que ya estés familiarizada y que sepas que no te llevarán mucho tiempo preparar. 

 

Y deja esa receta que tanto te apetece probar para el fin de semana, cuando sepas que tendrás tiempo y energía para hacerlo. 

 

5. Ten un plan B

 

Por más que lo tengas todo planificado, la vida ocurre, y muchas veces tenemos días complicados en los que no estarás de humor para cocinar. 

 

Para estos días, un plan B será tu salvación. La concept es que cuando esto pase, que pasará, recurrir a la comida chatarra no sea tu única opción. 

 

Porque sí, tienes más opciones. Por ejemplo, puedes buscar take aways o entregas a domicilio de alimentos saludables pedirlo en días como este. 

 

Otra opción es cocinar algunas comidas saludables que te gusten y congelarlas, o usar todas las verduras que tienes troceadas para preparar una ensalada rápida en 5 minutos

 

En este sentido, los botes de legumbres y verduras en conserva pueden salvarte, ya que simplemente tendrás que aclararlos y estarán listos para usar. 

 

Sea como sea, ten claro tu plan B para que la improvisación no te lleve a volver a llenar tu cuerpo de procesados por la noche. 

 

Bonus additional 

 

Como consejo additional, una buena concept si estás tratando de simplificar tu estilo de vida saludable para que sea mucho más sencillo y apetitoso, es tenerlo todo listo: menú, listas de la compra y recetas. 

 

Para ello he creado los menús semanales completos Viva el Verano, una guía detallada con más de 120 recetas saludables y veraniegas, planificadores semanales, listas de la compra con todos los ingredientes necesarios y además recomendaciones para que este verano sea tu verano más saludable. 

 

Además, he incluido como regalo una tabla de equivalencias para que sepas como sustituir ingredientes por otros, y el miniebook Tu despensa saludable, con todo lo que puedes incluir en tu despensa para poder crear e improvisar en tu cocina día a día.

 

>> Hazte con los menús Viva el Verano y aprovecha el verano para cuidarte y quererte. 

 

Cuéntame, ¿tienes algún truco para ahorrar tiempo y poder mantener tu estilo de vida saludable? 

 

— to www.begreenchica.com

Cómo mejorar nuestros hábitos alimentarios

Los hábitos alimentarios son comportamientos conscientes, colectivos y repetitivos, que conducen a las personas a seleccionar, consumir y utilizar determinados alimentos o dietas, en respuesta a unas influencias sociales y culturales. Es decir, hablamos de que los hábitos de cada persona, han sido aprendidos de la sociedad en la que nacemos y a las influencias a las que estamos sometidos.

 

Dentro de estos hábitos están nuestros comportamientos alimentarios y nuestra tendencia a preferir ciertos alimentos sobre otros.

 

Que existan hábitos alimentarios en diferentes países, culturas y religiones no indica que sean la mejor opción para cada uno. Por lo tanto, si a día de hoy, nos planteáramos realizar un cambio de hábitos, ¿sería posible? La respuesta es sí.

 

Al ultimate, los hábitos alimentarios no forman parte de la genética, sino que los vamos aprendiendo a lo largo de la vida de la mano de nuestros modelos de conducta. Se tratará de un proceso de cambio, mediante el cual, poco a poco, podemos ir incorporando el consumo de productos más adecuados para nosotros.

 

Para poder empezar a establecer cambios, tenemos que saber cuáles son los nutrientes esenciales que necesita nuestro cuerpo. Los dividimos entre macro y micro nutrientes. Los macro nutrientes se refieren a los hidratos, proteínas y grasas saludables, que son los que nos aportan la energía necesaria; mientras que, los micronutrientes son esenciales para las funciones orgánicas, y nos los aportan las vitaminas y los minerales.

 

Todos estos nutrientes los deberíamos obtener a través de la alimentación de forma equilibrada. Con los hábitos alimentarios lo que ocurre es que podemos estar consumiéndolos, pero no de la forma más saludable y adecuada. Incluso puede que estemos realizando la ingesta de alimentos que no nos satisfacen pudiendo sustituirlos por otros que sí nos gusten, y sean igual de nutritivos.

 

A raíz de 12 años de formación mediante el trabajo y el estudio en la nutrición, me di cuenta de que cada persona debería tener las herramientas necesarias para construir sus propios hábitos alimentarios de forma consciente y saludable. Por ello, he diseñado El Método de los four Elementos®. Se trata de un método basado en explicar una nutrición sencilla, balanceada, ordenada y que tú mismo, a través de tus gustos, costumbres y preferencias, puedas elegir qué comer, consiguiendo de esta forma una mayor adherencia a los cambios, ya que los harás desde tu libertad de elección, sin obligaciones, restricciones ni verdades absolutas.

 

Consiste en construir poco a poco una base de alimentación saludable y consciente que, una vez que la tengas, te permitirá conocer mejor los alimentos, tu cuerpo y tu metabolismo, y así podrás tomar mejores decisiones.

 

¿Qué es lo necesario para poder empezar a realizar cambios? Querer. Parece algo sencillo, pero los mensajes positivos para uno mismo, son imprescindibles para empezar a realizar cambios con determinación. Desde el positivismo, conseguimos mucho más que desde la restricción, logrando alcanzar una mayor felicidad para nuestro cuerpo y mente.

 

Si quieres conocer más acerca de El Método de los four Elementos, un método alimentario garantizado, respaldado científicamente y probado por miles de personas de 25 países diferentes, te invito a que adquieras mi libro Nutrición Emocional, en donde encontrarás herramientas y claves para empezar a adquirir un hábitos saludables. Dentro del enlace, por si quieres comprender mejor en qué consiste mi libro, encontrarás un botón para descargarte un pequeño fragmento del libro free of charge.

 

 

Bueno preciosa, espero que hayas disfrutado mucho de la lectura de este submit, ¡y que te sirva de gran ayuda!

 

Por favor déjanos tus preguntas y comentarios bajo este submit, también tus sugerencias de qué temas te gustaría que tratáramos.

 

Estaremos encantadas de saber de ti y apoyarte en todo lo que podamos.

 

Un abrazo,

 

Fran Sabal.

Comparte Cómo mejorar nuestros hábitos alimentarios en tus Redes Sociales

También te puede interesar…

— Fran Sabal to escueladenutricionemocional.com