Entradas

Cómo identificar y gestionar el hambre emocional

Cómo identificar y gestionar el hambre emocional

¿Alguna vez ha habido momentos en los que has abierto el refrigerador y has devorado (casi) todo lo que lo que había dentro? En este artículo te voy a proporcionar algunas estrategias a adoptar para evitar comportamiento que perjudiquen tu salud y te acaban haciendo sentir culpable.

¿Qué es el hambre emocional?

El hambre emocional, un concepto muy de moda en los últimos tiempos, se desencadena por un deseo o una necesidad de comer, que es difícil de controlar. Normalmente, aparece de repente. Se acompaña de la sensación de que debe satisfacerse inmediatamente y normalmente sólo se satisface comiendo alimentos calóricos, ricos en azúcar y/o grasa.

Además, desencadena un comportamiento alimenticio que continúa incluso después de la sensación de estar lleno.

A su vez, el hambre fisiológica (no emocional) se produce de forma gradual, puede ser satisfecha por una amplia variedad de alimentos y desencadena un comportamiento alimentario que cesa con la sensación de saciedad.

El hambre emocional puede desencadenarse, consciente o inconscientemente, como medio para evitar emociones dolorosas y/o obtener un refugio, un tranquilizante, un sedante, un consuelo y/o ser una forma de obtener calma. También permite descargar la tensión, la ira o la frustración. Dicho de otro modo, es una inadecuada regulación emocional.

Este trastorno conduce a un comportamiento alimentario disfuncional que suele estar asociado a otros problemas psicológicos, como los trastornos alimentarios impulsivo-compulsivo, pero también a situaciones de depresión, trastornos de ansiedad, problemas de baja autoestima e insatisfacción corporal, entre otros.

Estrategias para combatir el hambre emocional

A continuación, te voy a describir una serie de pautas, consejos o medidas que puedes llevar a cabo para combatir el hambre emocional, aunque recuerda, estos nunca pueden ser sustitutos de la terapia brindada por un profesional.

– Intenta comprender qué es lo que desencadena tu hambre emocional (el estrés y la ansiedad, por ejemplo). Este es el primer paso para entender el problema y encontrar las formas más apropiadas para tratar las dificultades emocionales que están en su raíz

– Cuando anticipes o te enfrentes a la inminencia de un episodio de hambre emocional, intenta desviar tu mente de los pensamientos sobre la comida. Ocúpate en alguna tarea o actividad que te permita alejarte de la comida, como dar un paseo, llamar a un amigo, leer un libro… ¡Hay muchas concepts!

– Desarrollar una pink social para tener a alguien con quien hablar y/o desahogarte en los momentos críticos es algo important para cualquier persona. Unirse a un membership o grupo de actividades puede ayudarte a hacer nuevos amigos y así, pensar en otras cosas que no sea el problema y la comida.

– Evita ir a la compra cuando te sienta más irritado, estresado o deprimido, para evitar que estas emociones desencadenen la compra de alimentos reconfortantes

– Evita hacer dietas restrictivas, ya que éstas conducen a déficits calóricos que a menudo desencadenan una mayor respuesta emocional y un mayor deseo de alimentos calóricos

Otras estrategias para implementar en su vida diaria:

– Intenta dormir y descansar lo suficiente, ya que el cansancio y la fatiga pueden dificultar el management de las conductas alimenticias disfuncionales y hacer que coma más para obtener energía.

– Haz ejercicio con regularidad y disfruta de sus beneficios físicos y psicológicos

– Practica ejercicios de relajación. La meditación y el yoga pueden ayudarte a manejar mejor el estrés y las preocupaciones de la vida diaria

¿Cuándo buscar la ayuda de un experto?

Si has hecho varios intentos para frenar el hambre emocional y no ha funcionado, y este problema está interfiriendo con tu funcionamiento y el desempeño en tu vida diaria, te recomiendo solicitar la ayuda de un profesional. Esto no es sinónimo ni de debilidad ni nada que se le parezca, al revés, es un intento por solucionar las cosas y mejorar.

Además, es basic coger este tipo de problemas “a tiempo”, ya que cuando más tiempo pasa y el problema empeora, después, más complicado es hacer la madeja.

Publish invitado de Alejandro Vera

Un abrazote

Could

__

PD.1. Si te estás planteando un cambio de hábitos de verdad, para empezar un estilo de vida saludable, sin fecha de fin y me dejas acompañarte en tu viaje de transformación private, hablemos. Soy una «copiloto» experimentada en este tipo de viajes de transformación. No es una dieta, es un programa de teaching nutriemocional. Primero tu mente y luego tu cuerpo.

Te invito a un café digital, dónde veremos qué necesitas y si yo soy esa persona que puede ayudarte.

Sí May, estoy interesada y quiero hacer que las cosas sucedan>>

PD.2. Y también puedes hacerte con mi libro: ¿De qué tienes que desprenderte para adelgazar? Que podrás adquirir aquí:

La entrada Cómo identificar y gestionar el hambre emocional se publicó primero en May Moron.

— Could Moron to maymoron.com

¿Te imaginas que…?

¿Sabes que la visualización es una poderosa herramienta que ayuda mucho a la hora de proponerte objetivos?


Si deseas algo y lo vas creando, cada día, en tu mente, será mucho más fácil conseguirlo. Y cuántos más detalles le pongas a la visualización, más efectiva será: con afirmaciones empoderantes o en positivo, con imágenes, temperatura, olores, colores, sabores, personas, sonidos, sensaciones, sentimientos… Con todo lujo de detalle.

Si usas la mente y la imaginación en tu favor, puedes sacar muchos beneficios. Solo es cuestión de practicar. 

Así que, hoy te invito a usar tu imaginación unos minutos… déjate llevar, observa qué te llega y qué sientes: imágenes, personas, colores, olores, sensaciones, palabras…

¿Preparada?… ¡Vamos allá!

Imagínate qué….

  • Te levantas un día convencida de que puedes conseguir ese estilo de vida saludable que tanto deseas.
  • Te sientes saludable y con energía para afrontar tu día a día.
  • Te alimentas de una forma responsable y saludable, dándole a tu cuerpo aquellos alimentos que necesitas, las cantidades adecuadas y una buena hidratación.
  • Integras tus hábitos saludables, con tu vida social y lo más importante… con flexibilidad y DISFRUTANDO.
  • Te permites decir NO a aquello que no quieres para ti.
  • Tienes un peso saludable, o mejor, te sientes bien con tu cuerpo tal cual es, ahora.
  • Te gusta la imagen que ves en el espejo, te ves guapa.
  • Te aceptas con todas tus imperfecciones perfectas.
  • Haces ejercicio físico y te mueves cada día.
  • Le das a tu cuerpo y mente el descanso necesario cada día.
  • Te sientes a gusto contigo misma porque sabes que el cambio es para siempre.
  • Y empiezas a mirar tu vida, con otra mirada, con curiosidad, con apertura y en modo aprendizaje.

Y lo más importante… sientes un estado inside de tranquilidad y calma, independientemente de tus circunstancias personales (que son parte de la vida y aún así, es maravillosa).

Ummmm… ¿Te imaginas?

Bueeeeeno, las visualizaciones son poderosas y están muy requetebién… pero ya sabes, que un sueño sin ACCIÓN es pura fantasía. Eso sí, primero créalo en tu mente y luego a esa acción interna, añádele la acción externa.

¿Cómo te gustaría verte dentro en un año?

¿Qué tendrías que empezar a sembrar, ya hoy, para que que tu deseo se vea cumplido?

Y tres cosas importantes:

  1. Tomar una decisión firme de querer esa meta saludable: QUÉ es lo que realmente QUIERES en relación con tu estilo de vida y tus hábitos actuales y PARA QUÉ lo quieres. (Enfócate en lo que sí quieres, no en lo que no quieres o te falta)
  2. Un COMPROMISO FIRME 100% contigo misma. Vas a perseverar hasta que lo logres.
  3. Lleva contigo como compañeras a la CONSTANCIA Y PACIENCIA. No hay soluciones mágicas, ni dietas mágicas. Lo importante es levantarte una vez más de las que te caes (como los bebés)

Tu vocecita interna, estará diciéndote: «Si, si… pero, ¿cómo consigo los resultados?»

Lo primero es tomar consciencia de tus hábitos actuales: ¿Cómo comes, cantidades, ingestas, tipos de alimentos? ¿Comes cuando estas aburrida, estresada? ¿Comes lenta-rápida? ¿Eres consciente cuando comes? ¿Qué pensamientos tienes con respecto a ti, tu cuerpo, tu imagen, la comida…? ¿Cómo te hablas? ¿Qué excusas te pones?  ¿Cuáles son tus obstáculos? ¿Haces ejercicio y te mueves?…

Si tomas consciencia, te será más fácil, identificar todas esas conductas automáticas poco saludables, para poder cambiarlas, poco a poco, por otras más saludables.

Y lo más importante, outline UNA META a conseguir con todo detalle:

  • Medible: que se pueda cuantificar. (Por ejemplo: quiero ponerme esos pantalones vaqueros que tengo en el armario y que ahora me quedan pequeños, que me encantan y me veo súper attractive).
  • Específica: concreta y clara. (Ponerte los pantalones).
  • Tangible: Observable (Puedes ir probándote los vaqueros hasta que te los veas perfectos).
  • Alcanzable: actual, ecológica. (Por ejemplo: sabes que si empiezas a cuidarte, moverte y comer de forma saludable y las cantidades que tu cuerpo necesita, eliminarás esos kilos sobrantes y en 3-6-12 meses podrás ponerte esos vaqueros). Pon un plazo realista.

Escríbela, en positivo. Y ponle incluso sensaciones y sentimientos. ¿Cómo te vas a sentir cuando la consigas? Por ejemplo: guapa, attractive, segura, very important, jovial…

Mira con qué recursos, opciones y alternativas cuentas y pon por escrito tu plan de acción lo más detallado y realista posible. Y sobre todo, retador, nada de conformarse con el «5 por los pelos», mínimo hay que ir a por el notable.

Y visualízate con ese pantalón, con la camiseta y zapatos y adornos que llevarás. Visualiza tu carita de satisfacción de haberlo conseguido, cómo te ves, te sientes… Cada día, haz esa imagen en tu mente cada día y pon acción y motivación hasta que sea una realidad.

Y por supuesto, pide ayuda o apoyo si crees lo necesitas.

Bueno y entonces… ¿Cuándo vas a empezar a autocuidarte? ¿Vas a esperar como todos los años a la vuelta de vacaciones o para nuevo año…?

¿Cuál será tu reto? ¿Qué vas a hacer para conseguirlo? y … ¿Cuándo empiezas?

Ya sabes que me encanta leerte, así que, déjame tus comentarios y comparte si te ha gustado o piensas que puedes retar o ayudar a personas de tu entorno.

Un abrazo cargado de energía.

Could

__

PD.1. Si te estás planteando un cambio de hábitos de verdad, para empezar un estilo de vida saludable, sin fecha de fin y me dejas acompañarte en tu viaje de transformación private, hablemos. Soy una «copiloto» experimentada en este tipo de viajes de transformación. No es una dieta, es un programa de teaching nutriemocional. Primero tu mente y luego tu cuerpo.

Te invito a un café digital, dónde veremos qué necesitas y si yo soy esa persona que puede ayudarte.

Sí May, estoy interesada y quiero hacer que las cosas sucedan>>

PD.2. Y también puedes hacerte con mi libro: ¿De qué tienes que desprenderte para adelgazar? Que podrás adquirir aquí:

La entrada ¿Te imaginas que…? se publicó primero en May Moron.

— Could Moron to maymoron.com

Receta de galletas de Zanahoria y Nuez

¡Hola!

Hoy les traigo una receta deliciosa, saludable y nutritiva. ¡Se trata de unas galletas de zanahoria y nuez!

Les parecerá increíble porque cuando quieres comenzar con hábitos de alimentación saludable, lo primero que se te pasa por la cabeza son platos más sencillos, sosos, verduras hervidas, y, por supuesto, nada de postres deliciosos, ¡pero no debería ser así!

Existen muchísimas posibilidades de comer saludable y súper rico, ¡aunque parezca mentira!

Hoy con esta receta quiero demostrárselo 🙂

Lo importante es escoger ingredientes de alta calidad alimentaria y naturales, así le proporcionaremos a nuestro cuerpo la energía que necesita de forma eficiente y sana.

Ingredientes:

– 1 taza harina de avena (u otra harina que sea integral)
– half taza de zanahoria rallada
– 2 huevos
– 1/Three taza leche
– 1/Four taza cacao 100%
– Stevia a gusto
– 2 cucharadas aceite de coco
– 1 cucharadita de polvos de hornear/polvos royal
– 1 taza de nueces

 

1. Mezclar los huevos y la zanahoria con una batidora, y luego todo el resto de los ingredientes, menos las nueces, y seguir batiendo hasta conseguir una masa homogénea.
2. Si la masa queda muy seca agrega un poco más de leche. Si queda muy líquida agrega un poco más de harina.
3. Cortar en trocitos las nueces, agregar y revolver a mano, para que así no se muelan. Puedes reemplazar las nueces por cualquier otro fruto seco.
4. En la lata del horno pones papel de horno/papel mantequilla, formas la galletas y las llevas al horno a 180 grados por 15 minutos y listo.
5. Luego dejas que se enfríen y las guardas en un recipiente de vidrio en el refrigerador/nevera hasta por 5 días

 

¡Espero que hayan disfrutado muchísimo realizando esta receta y degustándola! Me encantará saber si la han probado ¡y qué les ha parecido!

Si quieres conocer más acerca de El Método de los Four Elementos, un método alimentario garantizado, respaldado científicamente y probado por miles de personas de 25 países diferentes, te invito a que adquieras mi libro Nutrición Emocional, en donde encontrarás herramientas y claves para empezar a adquirir unos hábitos saludables. Dentro del enlace, por si quieres comprender mejor en qué consiste mi libro, encontrarás un botón para descargarte un pequeño fragmento del libro free of charge.

ADQUIERE EL LIBRO AQUÍ

 

Bueno preciosa, espero que disfrutes mucho de la lectura de este put up y del fragmento gratuito de Nutrición Emocional.

Por favor déjanos tus comentarios bajo este put up y también tus sugerencias de qué temas te gustaría que tratáramos.

Estaremos encantadas de saber de ti y apoyarte en todo lo que podamos.

Un abrazo,

Fran Sabal

Comparte Receta de galletas de Zanahoria y Nuez en tus Redes Sociales

También te puede interesar…

!perform(f,b,e,v,n,t,s)
{if(f.fbq)return;n=f.fbq=perform(){n.callMethod?
n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};
if(!f._fbq)f._fbq=n;n.push=n;n.loaded=!0;n.model=’2.0′;
n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;
t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];
s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window, doc,’script’,
‘https://join.fb.internet/en_US/fbevents.js’);
fbq(‘init’, ‘345259986099866’);
fbq(‘observe’, ‘PageView’); — Fran Sabal to escueladenutricionemocional.com

¿Debes Eliminar Todas las Grasas de tu Dieta?

Un día estuve hablando con una muy buena amiga mexicana y pensé: «Tengo que escribir este put up y contarte esto».

Mi amiga siempre fue delgada, pero hace unos meses comenzó a subir de peso, ¡y es que los años pasan! y no en vano, jejeje.

Desesperada por lo que le estaba sucediendo, fue a una nutrióloga que le dio una dieta que solo con escucharla me comencé a estresar así que ¡imagínate cómo estaba ella que ya llevaba haciéndola unos días!

Y es que la dieta consistía en eliminar todas las grasas de la dieta, ¡INCLUSO LAS SALUDABLES!… STOOOOOP!!!

Cuando me encuentro con cosas de este estilo, al igual que las dietas hiperproteicas y sin nada de hidratos de carbono (otro día hablaremos de esto) debo reconocerte que siento rabia, porque los que hemos estudiado Nutrición, y no te digo un curso on-line de Three meses (sin desmerecer a nadie), y tenemos una licenciatura de 5 años y luego un put up grado de 2 años, sabemos perfectamente que las grasas saludables son súper beneficiosas y esenciales en nuestra dieta.

Si que es cierto que existen grasas que son dañinas para la salud y deberíamos evitarlas a toda costa. Las grasas saturadas son un ejemplo de estas. Están presentes en los lácteos enteros, en cortes de carnes altos en grasa (costillas, muslos, and many others.) frituras, rebozados, mantequilla, manteca, crema (nata), helados de crema y entre otros productos.

Otra grasa que también deberíamos evitar son las grasas trans. Son grasas producidas por los procesos de elaboración de algunos productos. Por ejemplo, un aceite es una grasa saludable, pero al calentarlo cambias su composición eso genera un aceite que ya no es saludable y a la vez genera compuestos de grasa llamada trans, la cual provoca daños en nuestra salud y promueve el desarrollo de enfermedades crónicas. Por eso es por lo que debemos evitar consumir tantos productos procesados, más aún si son fritos.

De todas formas estas grasas intentan controlarlas muchísimo en la industria alimentaria y por lo basic no están presentes. Te invito a que cuando vayas a hacer la compra, mires las etiquetas de los productos y si tienen grasa trans, no los compres.

Por otro lado, tenemos las grasas saludables. Son grasas insaturadas, principalmente las monoinsaturadas y las poliinsaturadas.

Dentro de este grupo está el omega-3, presente especialmente en pescados y semillas. El omega-6, presente en el aguacate (palta como decimos en Chile), aceites, aceitunas, frutos secos, entre otros alimentos.

¿Qué pasa con las grasas? Que son muy concentradas, por lo cual en pequeñas cantidades ya tienes los nutrientes que necesitas y a la par, un aporte de calorías alto.

Por lo cual, ¡no elimines las grasas saludables de tu dieta! Son muy necesarias y beneficiosas, pero si ten cuidado con las cantidades.

Por ejemplo, si vas a comer aguacate, 1/four del aguacate por vez, no la pieza entera (de hecho, cuando se lo comenté a mi amiga mexicana ¡se le iluminó la cara!). Si vas a tomar aceite, hazlo en crudo siempre que puedas, ya que al cocinarlo lo vuelves saturado y deja de ser saludable.

Recuerda: 1 cucharadita de aceite (aunque sea de oliva) ya es una porción, y con unas 5 a 7 porciones al día ya vas súper bien, así que no abuses del aceite.

Quiero compartirte uno de mis secretos:  para cocinar uso los aceites en spray, existen de diferentes marcas como Carbonell, Pam, Crisco,and many others., y de diferentes sabores. También hay algunos que son ecológicos, que puedes encontrarlos en los grandes supermercados, el sabor es el mismo, pero aproximadamente el 75% menos de grasas y calorías, así que te lo recomiendo.

Recuerda que la basa de una buena alimentación es el equilibrio y que para que nuestro cuerpo funcione correctamente, necesita grasas saludables, hidratos de carbono de alta calidad, es decir, integrales, proteínas bajas en grasas saturadas, frutas y verduras. Así que cuando algún «profesional» te diga que elimines uno de estos grupos, por tu bien pide otra opinión…

Quiero finalizar comentándote que si te estás cuidando, si quieres sentirte bien contigo mismo, con tu cuerpo, recuperar tu salud y bienestar ¡TE FELICITO! Eso cube mucho de ti, simplemente por este hecho, date las gracias y siéntete muy bien.

Recuerda que puedes conseguir TODO lo que te propongas, pero desde el amor y el reconocimiento a ti mimo, porque si lo haces desde el rechazo, la desesperación y el desagrado va a ser muchísimo más complicado.

Siempre les comento a mis clientes, imagínate si tu jefe te animara de esta manera: “¡Vamos idiota, que tu puedes!”  Uffff… ¿qué ánimo, no? Pero si te dijera: “¡Vamos, tu puedes! ¡Has podido con esto y podrás con mucho más! ¡Eres muy inteligente y  súper capaz!” ¡De esta forma tan diferente es la efectiva y son los verdaderos alientos!

Para poder animarte  a ti mismo, es igual. Siempre que te propongas algo, por favor ¡Háblate bien y con las mejores palabras!, hazlo desde el amor y la confianza en ti, porque por supuesto que tu puedes! Y por el easy hecho de querer, ya has avanzado el 50% del camino.

Si quieres conocer más acerca de los nutrientes y aprender a diferenciar los que son más saludables, te invito a que adquieras mi libro Nutrición Emocional, en donde encontrarás herramientas y claves para empezar a adquirir un hábitos saludables. Dentro del enlace, por si quieres comprender mejor en qué consiste mi libro, encontrarás un botón para descargarte un pequeño fragmento del libro free of charge.

 

CONSIGUE mi libro “NUTRICIÓN EMOCIONAL” AQUÍ

 

Bueno preciosa, espero que disfrutes mucho de esta lectura, por favor déjanos tus preguntas y comentarios bajo este put up, también tus sugerencias de qué temas te gustaría que tratáramos.

 

Estaremos encantadas de saber de ti y apoyarte en todo lo que podamos.

 

Un abrazo,

 

Fran Sabal.

 

 

Comparte ¿Debes Eliminar Todas las Grasas de tu Dieta? en tus Redes Sociales

También te puede interesar…

!operate(f,b,e,v,n,t,s)
{if(f.fbq)return;n=f.fbq=operate(){n.callMethod?
n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};
if(!f._fbq)f._fbq=n;n.push=n;n.loaded=!0;n.model=’2.0′;
n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;
t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];
s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window, doc,’script’,
‘https://join.fb.internet/en_US/fbevents.js’);
fbq(‘init’, ‘345259986099866’);
fbq(‘observe’, ‘PageView’); — Fran Sabal to escueladenutricionemocional.com

En estas fechas… ¡nos vamos de cordero con el Club del Ibérico!

Llegan las Navidades, y el cordero sigue siendo uno de los platos estrella en estas fechas, uno de esos que todas las familias cocinan en casa. Si ya me conoces un poquito, sabrás de sobra que nunca me canso de hablar de la importancia de comer animales que han pastado, se han movido y han visto la luz del sol. Tanto por cuestiones de bienestar animal como por cuestiones de salud.

¿Pensabas que me había olvidado? Para nada, tras el éxito que tuvo el cordero del Club del Ibérico el año pasado, te traigo de nuevo la tremendous promoción que ha preparado para todos nosotros Fran.

Tras más de seis años de relación estrecha con esta gran familia, no dudo ni un segundo en decirte que son uno de los productores de carne de confianza que recomiendo. Seguro que ya conoces la calidad de la carne que venden, de no ser así, te animo a que la pruebes con esta promoción. ¡Me encantará leer qué te ha parecido!

Pero por hoy voy a parar de hablar, Fran tiene mucho que contar acerca del cordero que crían en su finca y del regalo que ha preparado para los lectores de Eva Muerde la Manzana.

La Finca Las Hazas: mucho más que cerdos

Sí, aunque parezca mentira, nuestro maravilloso cochino de bellota, pierde protagonismo en estos días. Ahora está campando a sus anchas por esa maravillosa dehesa cordobesa. Y está disfrutando de la caída de la bellota en plena época de montanera. Así que hoy le deja sitio a otro de sus compañeros de campo, el cordero.

De hecho, seguro que a muchos os suena el dicho “del mar el mero y de la tierra el cordero”, ¿verdad? Sobre todo por lo aplicable que es en los meses de noviembre y diciembre. Por eso, a través de nuestra amiga Edurne y todo su equipo, queremos dar a conocer, este cordero lechal y lechazo. Para que podáis disfrutar de una carne de la mejor calidad estas Navidades.

Al igual que el cochino y la ternera, vive en libertad durante toda su vida en nuestra dehesa. Además, son corderos que no se ceban sino que se alimentan de la leche materna. Y, en el caso del cordero lechazo, complementan su alimentación con el pasto que le proporciona la propia dehesa.

Carne de cordero sostenible

Al no tener cebaderos, no sacrificamos animales grandes y con pesos elevados. Por lo que la carne que obtenemos es baja en grasa, de textura tersa y blanca (no es carne roja). Además, cabe destacar que la carne de cordero es una fuente de proteínas de buena calidad. Así como de vitaminas del grupo B, entre las que destacan la vitamina B12 y B2. Por lo tanto, es una carne ultimate para personas con anemia o alteraciones del sistema nervioso.

En cuanto a los minerales, contiene hierro, fósforo, sodio y zinc, que benefician la actividad muscular o la acción antioxidante. Por ello, su consumo es aconsejable para personas de cualquier edad.

Creo que con estas fotos que acompañan mis palabras, ilustramos un poco el dónde y cómo viven. Y con ellas no solo os quiero transmitir que la calidad del producto está en el sabor, que será espectacular. Si bien es cierto que en muchos casos también depende de la mano que lo cocine. Con estas fotos os quiero transmitir una realidad que no falla: la calidad alimentaria de la carne que estamos ofreciendo.

En resumen: es una carne de diez. De animales en libertad, certificada en ecológico y respetando su ciclos naturales de crecimiento.

El despiece del cordero

Pero eso no es todo. Para acercaros más a la carne de cordero y a todo lo que implica su producción, os quiero enseñar cómo se hace el despecie. Por ello, he preparado para vosotros dos vídeos sobre cómo se hace un despiece actual de un cordero.

En el primer vídeo podéis ver cómo lo realiza uno de nuestros carniceros, cortando a cuchillo de forma tradicional.

Luego, vemos el resultado last, con su envasado al vacío, necesario para evitar contaminación en el transporte refrigerado. Y de la manera en que lo recibís en casa, en su correspondiente embalaje.

Aprovecha estas promociones especiales de cordero

Después de todo esto, solo queda destacar, que las dos promociones que os hacemos aquí son exclusivas. Y que podéis personalizar el tipo de corte y deshuesado de cada una de las partes que así lo admiten.

Promoción Pack Azul 

Promoción Pack Verde

Espero que disfrutéis de nuestro cordero. Y para cualquier duda, estamos a vuestra disposición.

!operate(f,b,e,v,n,t,s){if(f.fbq)return;n=f.fbq=operate(){n.callMethod?
n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};if(!f._fbq)f._fbq=n;
n.push=n;n.loaded=!0;n.model=’2.0′;n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;
t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window,
doc,’script’,’https://join.fb.internet/en_US/fbevents.js’);
fbq(‘init’, ‘1044206005611665’);
fbq(‘monitor’, ‘PageView’);
— Edurne Eva Ubani to www.evamuerdelamanzana.com

Cómo liberarte de las normas internas que te perjudican: Debes comer todo lo del plato

Que levante la mano quien creciera con la norma: «Tienes que terminar toda la comida del plato»

Somos unas cuantas y unos cuantos los que tuvimos que escucharla y acatarla.

En mi caso, la tenía grabada a fuego.

Hace tiempo me hice consciente de que no me ayudaba en absoluto a cuidarme y a sentir bienestar. Seguir comiendo cuando ya mi estómago está lo suficientemente lleno y mi cuerpo nutrido, va en contra de mi deseo de cuidar mi salud y mantener un peso adecuado para mi. Pero el darme cuenta de todo esto no fue suficiente para que esa norma dejara de arrastrarme.

 

 

Me seguía sintiendo mal si dejaba comida en el plato. Y por más que intentase ajustar las cantidades que me ponía, había muchas ocasiones en que mi cuerpo y mi estómago me decían que ya period suficiente cuando aún quedaba comida.

Así que me puse manos a la obra para debilitarla, y a día de hoy ya estoy libre de ella. ¡Y qué bien me sienta el ir dando pasos hacia poder dar a mi cuerpo y a mi estómago lo que realmente necesitan!

¿Por qué se mantiene una norma que nos hace daño?

Piensa en cualquier norma que tengas y que no te resulte beneficiosa. Puede ser esta de terminar todo lo del plato u otra, como:

  • tener que ser amable con las personas mayores
  • ayudar a alguien cuando está en apuros
  • no ser egoísta.

El caso es que todas ellas pueden sonar muy bien. Pero cuando son inflexibles, rígidas, sin excepción ( y esa es una de las características de las normas ), deja de sonar así de bien.

Y es que la norma te obliga a:

  •  comer todo lo del plato incluso cuando ya estás llena
  • a ser amable con personas que tal vez no te están respetando
  • a ayudar incluso cuando no eres responsable de algo ni te viene bien hacerlo
  • a no poder cubrir tus necesidades y deseos a poco que entren en conflicto con los de los demás.

Estando claro que determinadas normas no nos hacen bien, ¿qué hace que se mantengan y sigan dirigiendo nuestra conducta?

Pues algo tan easy como el no haberlas cuestionado.

La mayoría de las normas nos las transmiten en la infancia y la adolescencia. Y durante la propia adolescencia y primera juventud, hay que hacer un trabajo muy importante y que a las mamás y los papás muchas veces les trae de cabeza: el cuestionamiento de esas normas.

Cuestionarlas no significa rechazar seguirlas solo porque me las están intentando imponer. Cuando hacemos esto, la norma nos está dirigiendo tanto como si la seguimos a ciegas.

Cuestionar una norma es:

  • analizarla
  •  comprobar si esa norma va conmigo, con mis valores y metas
  •  darme cuenta de si estoy de acuerdo con ella o no
  •  ver si el camino por el que me lleva es el que prefiero o me conviene.

Y entonces, decidir si me quedo con la norma o la deshecho.

Esto puede no ser fácil de hacer, y es que las normas nos dan seguridad, nos conectan con las personas que nos cuidaron, lo más cómodo es seguirlas…

Pero cuando una norma está siendo realmente dañina, vale la pena pasar por este proceso de cuestionamiento.

¿Cómo debilitar una norma que nos está haciendo daño?

Voy a darte algunas concepts sobre cómo eliminar normas que te perjudican pero, en primer lugar, no luches con tu inconsciente: las normas dan seguridad, y la sola thought de perderlas produce miedo. El cambio siempre produce resistencia, por eso vamos a hablar de debilitar o flexibilizar las normas, nunca de eliminarlas (aunque en realidad, cuando flexibilizas una norma, cuando realmente consigues hacerlo, la norma ha desaparecido).

Más abajo te mostraré en concreto cómo logré flexibilizar ( quitar ) mi norma de tener que comer todo lo del plato, pero antes de daré algunas concepts que se suelen utilizar en common para los «Debo», «Debería», «Tengo que», ….

Sugerencias para el cuestionamiento de las normas:

  • Resulta útil darse cuenta de que en el terreno de lo private, hay opiniones muy variadas sobre lo que es correcto y lo que es incorrecto. Lo que está mal para mi, puede estar bien para otras personas. El percibir esto ayuda a darse cuenta de que esa norma que tenemos puede estar equivocada.
  • Ayuda a debilitar las normas el darse cuenta de la diferencia que hay entre sentir algo como una obligación, y sentirlo como algo que prefiero, elijo, me conviene, decido hacerlo.
  • Muchas veces seguimos normas sin sentido como intentando agradar a una imaginaria figura de autoridad. Pregúntate, ¿a quién intento agradar cuando sigo esta norma?
  • Nos podemos preguntar: ¿Quiero hacerlo? ¿Lo deseo de verdad? ¿Lo hago movida por el sentimiento de obligación, o porque de verdad he decidido hacerlo?
  • Reflexiona sobre el engaño emocional que producen las normas. Si consigues cumplirlas sientes gratificación y relajación (momentáneas). Si no, sientes culpa, frustración , abatimiento. Esto te mantiene enganchada a las normas, no el verdadero beneficio que te traen.
  • ¿De dónde proviene esta norma? ¿Qué sentido tiene? ¿Para quién es o fue beneficiosa? Si las normas existen, es porque son útiles. En el día a día tomamos cientos de decisiones, y pararnos a tomar conscientemente cada una de ellas sería inviable. Por eso son tan útiles los automatismos. Las normas son un automatismo que nos indica que hagamos algo porque nos conviene. Pero a veces los automatismos fallan, y entonces es cuando hay que salir del piloto automático, que es justo lo que estamos haciendo ahora.

 

cómo debilité mi norma de tener que  comer todo lo del plato

Lo expreso en primera persona, «Cómo debilité…», y no «Cómo debilitar…», con toda la intención.

Y es que en esto de modificar los pensamientos hay algo basic: tienes que encontrar tu propia manera. Existen desde luego unas directrices básicas, y un procedimiento, pero tan importante como saber aplicar todo eso es que la persona se escuche y vaya comprobando si la nueva forma de pensar le llega, le convence, le es útil.

Así que te voy a contar cómo lo hice yo, y tal vez alguno de los pensamientos alternativos a los que yo llegué te sean útiles tal cuál, o tal vez simplemente te sirvan de inspiración para explorar tu propia forma de cambiar.

Vamos a ello:

  • En primer lugar estuve abierta a escuchar a personas que no tienen esta norma. Pregunté un poco por aquí y por allá, y me encontré con algunas personas que cuando están llenas, o no quieren comer más, simplemente no comen más, quede lo que quede en el plato. Escuchar esto me hizo bien, y experimenté eso de que las normas personales no son verdades universales.
  • Después contesté a la pregunta de: ¿De dónde viene esta norma? ¿Qué sentido tiene? ¿Para quién es o fue beneficiosa?En mi caso, está claro que esta norma fue muy útil para generaciones anteriores a la mía. Mis padres no llegaron a pasar hambre, pero sí mucha escasez, y los que fueron un poco más mayores que ellos sí pasaron auténtica hambre. En esas circunstancias esta norma es muy útil. Nunca sabes si la siguiente comida va a ser suficiente, o cuándo volverá a haber algo de comer. Vale la pena acumular en el cuerpo lo que se pueda. En etapas de escasez incluso aunque no sea grave, es importante no tirar comida. Y cuando se deja comida en el plato, no hay porqué tirarla, pero es muy posible que acabe en la basura. Así pues, esta norma ayudaba a prevenir el riesgo del infrapeso, y period favorable a la economía.
  • Esto que yo percibo como una obligación, ¿es algo que me conviene, que elijo o prefiero?Es claro que en mis circunstancias actuales, esta norma no me conviene. Dada la abundancia precise de comida, y el acceso fácil a alimentos muy calóricos, me conviene comer hasta que mi cuerpo esté saciado, y (en common) nada más. Lo que antes period bueno para prevenir problemas de salud (comer de más, ignorando si estabas lleno o no), si ahora lo sigo, me puede traer problemas de sobrepeso y salud. La comida que me sobre, no tengo porqué tirarla, pero aunque lo haga, el perjuicio económico de ello no es nada comparado con el perjuicio económico (por no hablar a otros niveles) de tener sobrepeso o mala salud. Así que no es algo que yo prefiera, o elija, o me convenga.

Al ir haciendo este trabajo, pude percibir que el mayor conflicto provenía de la posibilidad de acabar tirando comida. El reflexionar sobre ello, y darme cuenta de que el perjuicio económico de tener mala salud o sobrepeso es superior, fue lo que más ayudó a derruir la norma.

Y entonces, decido si me quedo con la norma o la deshecho.

Claramente, deshecho la norma.

En los siguientes días, fui probando a seguir mis sensaciones de saciedad, aunque quedara comida en el plato. En ese momento, si aparecía malestar, me iba recordando todo lo dicho anteriormente, hasta que dejaba de sentirme mal con ello.

Y ahora lo tengo ya bastante automatizado.

Y por último:

No hagas caso a nada de lo que te contado en este artículo,

y a esto que te estoy diciendo ahora, tampoco.

(Esta es otra forma de decir que hagas lo que te de la gana vaya)

 

Y ahora es tu turno, que me pongo a hablar y me quedo sola (espero que no literalmente ;D ).

¿Cuál es esa norma que te está perjudicando y aún así no eres capaz de quitarte de encima?

¿Qué te lleva a hacer?

¿De dónde proviene? ¿Qué sentido tiene?

— beaalvarez to beaalvarez.com

5 ideas a dejar atrás para avanzar en la vida

5 ideas a dejar atrás para avanzar en tu vidaSi no te permites avanzar y superar lo que ha pasado, lo que se ha dicho, lo que se ha sentido, verás tu presente y tu futuro a través del mismo cristal sucio por el que estás mirando ahora. 

Jamás podrás cambiar las cosas si te sigues aferrando a la realidad precise. Para avanzar en la vida, es necesario dejar algunas cosas atrás y construir un nuevo modelo de vida que haga que el modelo precise se vuelva obsoleto.

Además, debes tomar una decisión en firme de que vas a hacer cambios. No siempre ocurrirá de forma pure ni automática. A veces tendrás que ponerte en pie y decir, “¡Me da igual lo difícil que sea! ¡Me da igual lo decepcionada que estoy! ¡No voy a permitir que esto me derrumbe! ¡Dejo esto atrás y decido avanzar con mi vida!”

¿Preparad@?

A partir de hoy, es el momento de dejar atrás…

1. La concept de lo que podría haber sido (o lo que tendría que haber pasado, pero no lo hizo)

Antes de que hoy puedas vivir de verdad, una parte de ti debe morir primero. Tienes que dejar ir completamente lo que podría haber sido, cómo tendrías que haberte comportado y lo que desearías haber hecho de forma diferente. Debes aceptar el hecho de que no puedes cambiar tus experiencias pasadas, las opiniones que otros alguna vez han tenido de ti, o los resultados inmediatos de sus elecciones o las tuyas.

Cuando aceptes la verdad presente, entonces comenzarás a comprender y sentir el verdadero poder del perdón, tanto en lo que te concierne a ti como en lo que concierne a los demás. Desde esta nueva perspectiva tendrás la libertad de dar el siguiente paso hacia adelante para poder avanzar en la vida.

2. La concept de que inventarse otra excusa tiene algún sentido

Siempre hay una mentira insertada entre una promesa que te has hecho y las excusas por las que no la has llevado a cabo. La necesidad de dar explicaciones de cualquier tipo siempre es una señal de debilidad.

La vida es un ejercicio continuo en resolución creativa de problemas. Un error o un retraso no se convierte en un fracaso hasta que te niegas a corregirlo. De este modo, la mayoría de los fracasos a largo plazo simplemente son los resultados que obtienen las personas que no paran de poner excusas en lugar de tomar decisiones, incluso si saben hacerlo mejor. No seas una de estas personas.

Resolve hacer lo que tienes que hacer, por ti.

3. La concept de que debes «encoger» para estar en algunas relaciones

Tienes que admitir que, hasta cierto punto, has pasado una buena parte de tu vida intentando encogerte. Intentando doblarte por la mitad. Intentando hacerte más pequeño. Más silencioso. Menos wise. Menos obstinado. Menos TÚ. Porque no querías ser demasiado o alejar a los demás. Querías encajar. Querías gustar a los demás. Querías causar una buena impresión. Querías ser querido.

Así que durante años, te has sacrificado con tal de hacer felices a los demás. Y durante años, has sufrido. Pues que esta sea tu llamada de atención…

La razón principal por la que una situación en la que hay una relación tóxica te está reteniendo tiene poco que ver con lo que la otra persona te hace de forma directa; más bien, tiene que ver con la forma en la que sientes que tienes que encogerte constantemente para ajustarte a la situación. El dolor y la toxicidad se acaban enquistando cuando tú escoges encoger. 

Cuando decides retraerte, hablar menos, o contener, de la manera que sea, todo lo especial que tienes y eres por miedo, por lógica o por supervivencia en una relación, esto suele traer problemas.

Así que realmente no tiene que ver con ellos. Tiene que ver con tu respuesta hacia ellos.

La próxima vez que tengas la oportunidad de pasar tiempo con esta persona (sin importar lo necesario, obligatorio o cómodo que pueda resultar), hazte la siguiente pregunta:

¿Tendré que encoger para que esto funcione, o es esta una situación en la que puedo crecer?

Recurre a tu coraje y tu lógica para responder a esta pregunta. Y date un poco de espacio si es lo que necesitas para crecer.

4. La concept de que es demasiado tarde para sincerarte y ser completamente honesto

No hay ninguna garantía cuando finalmente te sinceras y practicas la honestidad con las personas. A veces pierdes lo que alguna vez tuviste. A veces no recuperas el amor y la confianza. A veces tus errores cortan relaciones. A veces te rompes tu propio corazón en el proceso. A veces dejas de hacer pie y te pierdes en el camino. A veces te acabas sintiendo peor de lo que estabas antes. Pero incluso dar uno o dos pasos hacia atrás, después de haber escogido el camino equivocado, es un paso en la dirección correcta. Con cada acto de honestidad, avanzarás con el corazón libre de mentiras y arrepentimientos. Podrás pasar página, de una forma u otra, y esto te ayudará a la larga.

Con el tiempo, sanarás y te encontrarás viviendo una vida que está muy lejos de la cámara de tortura psychological en la que una vez has vivido. Este camino hacia la libertad y la felicidad es el camino más aterrador por el que transitarás. Sin embargo, es el camino que finalmente te da la paz.

5. La concept de que tienes que estar del todo bien todo el tiempo

Incluso si es verdad que estás creciendo y sanando, y que todo estará bien… no siempre está bien ahora mismo, y a veces eso es todo lo que podemos ver y sentir cuando estamos en medio de un momento important complicado. A veces NO estar bien es lo único que podemos registrar en nuestra mente cansada y nuestro corazón dolorido. Esta sensación es regular. Esta emoción es humana. 

La verdad es que, no está bien cuando alguien a quien quieres ya no vive y respira y comparte sus regalos contigo y con el mundo. No está bien cuando todo se desmorona y estás enterrada en lo profundo de los escombros de una vida que habías planeado. No está bien cuando las cuentas bancarias están casi a cero, sin una señal de un ingreso próximo. No está bien cuando alguien en quien confiabas te traiciona y te rompe el corazón. No está bien cuando estás agotada hasta el punto en el que no puedes levantarte de tu cama por las mañanas. No está bien cuando estás nadando en el fracaso o la vergüenza o un dolor como jamás te hubieras imaginado.

Sean cuales sean tus dificultades, las cosas a veces simplemente NO ESTÁN BIEN en estos momentos. Y esto, por encima de todo, está del todo bien.

Sí, puedes estar bien no estando bien todo el tiempo. Aquellos con la fortaleza para triunfar a largo plazo son los que colocan unos cimientos firmes de crecimiento con los ladrillos que la vida les ha arrojado. No tengas miedo de desmoronarte durante un tiempo, porque cuando ocurre, la situación te abrirá una oportunidad para que crezcas y te reconstruyas para convertirte en ese maravilloso ser humano que eres capaz de ser.

Ahora te toca a ti…

¿Qué añadirías a esta lista?

¿Qué, concretamente, sabes que necesitas dejar atrás para poder avanzar en la vida?

— Eva Muerde la Manzana to www.evamuerdelamanzana.com

Conecta con tu Niña Interior: descubre qué necesita en realidad cuando te pide comida

¿Te ocurre a veces que comes de más y no sabes porqué lo haces?

Esto es muy regular y muy frecuente. Tenemos muy presentes nuestros motivos para comer sano, y en cantidades ajustadas. Pero (y esto es muy pure) tenemos poco acceso a nuestros motivos para comer en exceso, y alimentos que nos perjudican.

Conviene entrar en ello, porque cuando conocemos esos motivos, podemos dar los pasos necesarios para cambiar esa conducta, de una manera realmente eficaz.

Existen diferentes formas de hacer esto, y una de ellas es entrar en contacto y conocer a la Niña Inside.

¿Qué es eso de la niña inside?

Es posible que nunca hayas oído hablar de esto, o que lo hayas oído, pero no sepas exactamente qué es.

Así estaba yo hace algún tiempo, y aunque oía hablar de ello, no es algo que me tomara demasiado en serio. Quién me iba a decir que ahora sería algo tan apreciado por mí, y que lo iba a encontrar tan útil y práctico.

 

Mi contacto con la Niña Inside se gestó en una formación en la cuál me hablaron acerca de las sub-personalidades. Inmediatamente me fascinó el concepto y pude comprobar su utilidad.

Las subpersonalidades

Nuestro inside, nuestra personalidad, no constituye una unidad. Tenemos sensación de unidad, y eso nos permite desenvolvernos en el mundo, pero esa sensación es en realidad una ilusión. Lo cierto es que nuestro inside está integrado por diversas partes que interactúan mutuamente. Estas subpersonalidades tienen sus particularidades, y también son muestras de la persona international. Cada una de estas subpersonalidades, también llamadas voces internas, opera como una persona autónoma con sus propias concepts, sentimentos, deseos, opiniones, necesidades…

Por eso con frecuencia nos sentimos en lucha con nosotras mismas, y hacemos cosas que no comprendemos. Nos sentimos más en sintonía con algunas de nuestras voces o partes, mientras que otras nos gustaría que desaparecieran. Como esto no se puede hacer, las enterramos y no las escuchamos. Al hacer esto, al separarnos y desvincularnos de determinadas partes nuestras, dejamos de ser conscientes de ellas, lo que hace que tengan más poder para manejar nuestras emociones y nuestra conducta. No puedes tener influencia sobre algo de lo que ni siquiera eres consciente.

Si te observas puedes comprobar cómo hay en tu inside tendencias completamente opuestas: Una parte tuya desea trabajar un poco más y otra quiere dejar todo eso de lado y tomarse un buen descanso y disfrutar. Una parte quiere gritar y poner a determinada persona en su sitio y otra quiere ser razonable y negociar. Y así.

Y por supuesto con la comida, una parte desea intensamente comer determinados alimentos hasta llenarse, y otra quiere preocuparse por la salud y por no engordar.

la niña inside

Dentro de este sistema de voces internas o subpersonalidades, la Niña Inside tiene un papel central. Esa Niña (o Niño) Inside, representa a nuestra parte más weak, y todo el resto de subpersonalidades se generan para protegerla, y para procurarle reconocimiento, afecto y sensación de pertenencia.

Algunas de estas subpersonalidades son:

  • El Protector-Controlador
  • El Ambicioso
  • El Adulador
  • El Crítico…..

Y así podríamos ir nombrando muchas más subpersonalidades que se generan cada una con una función diferente, pero todas encaminadas a proteger a la Niña Inside.

 Nuestra Niña o Niño Inside no deja de acompañarnos ni un momento, e influye en nuestra vida más de lo que imaginamos.

Tu Niña Inside es tu parte instintiva. De ella provienen esos sentimientos e intuiciones que percibes como si provinieran de «las tripas». Ella tiene acceso directo a la alegría, pena, amor, tristeza…

Es cierto que entrar en contacto con nuestra Niña Inside puede dar miedo. Al fin y al cabo puede pedirte cosas que contradigan tus deseos adultos o puede llevar tu atención hacia cuestiones que requieren tiempo pero no están orientadas al rendimiento.

Pero reprimir esos deseos y mirar hacia otro lado no es la solución. Al contrario, cuanto más te separas de tu Niña Inside, con más fuerza determina ella tu vida desde el subsuelo. Además de perder una dimensión esencial de tu alegría y vitalidad.

la niña inside y el comer en exceso

¿Cómo se sitúa el comer en exceso en este entramado interno?

Es nuestra Niña Inside la que reclama la comida, como un modo de paliar sus necesidades vitales.

Hablamos de comida, pero también podemos hablar de cualquier otra cosa como relaciones, sexo, trabajo, ordenador, juegos, compras, meditación, cafeína, alcohol…

Todo sirve para obtener la satisfacción que sustituye a la verdadera satisfacción de las necesidades de la Niña Inside.

necesidades

Es frecuente que las necesidades de nuestra Niña Inside no tengan un espacio ni un momento en nuestra sobrecargada vida diaria. Pero estas necesidades no van por ello a desaparecer. Salen por donde pueden, encuentran una fisura, que a veces es la comida.

Cuando aparece el deseo de comer emocionalmente, e intentamos resistirnos a ello, se produce entonces mucha ansiedad. Este es un sentimiento tan desagradable que muchas veces acabamos por comer para acabar con ello cuanto antes. En otras ocasiones aguantamos como podemos hasta que se pasa.

Podemos también optar por verlo como una oportunidad para descubrir cuales son las verdaderas necesidades que hay en ese momento en nuestro inside.

En cada persona pueden concretarse de una manera distinta pero esas necesidades no son otras que atención, amor, pertenencia, seguridad, reconocimiento, libertad, sentido, felicidad.

Algo que ayuda a trabajar con nuestro inside es distanciarse de aquello que nos está causando dificultades y poderlo comprender.

El imaginar nuestra psique como compuesta por muchas partes distintas nos permite tanto distanciarnos, como comprenderlo y de esta forma poder trabajar sobre ello.

 

empezar a conocer a tu niña inside y conectar con ella

Se puede llegar a ser muy creativa a la hora de conectar con nuestra Niña inside. En todo caso, el conocerla e interactuar con ella, es algo que en common resulta muy gratificante, y que funciona a la hora de resolver conflictos internos que se manifiestan en la conducta, por ejemplo con la comida.

Siempre hay que tener presente que realizar este tipo de ejercicios no tiene nada de excéntrico o extraño. En realidad eres tú todo el tiempo, estás aprendiendo a cubrir tus necesidades, a escucharte, a darte comprensión, afecto, reconocimiento, atención…El recurso de la Niña Inside se utiliza para distanciarse y desidentificarte, para de este modo poder trabajar sobre lo que tenemos dentro.

Mientras permanezcas identificada con determinados pensamientos, emociones, deseos, impulsos… te será difícil transformarlos.

Recuerda que para poder entrar en contacto con la Niña Inside se requiere algo de práctica, es decir que es regular que las primeras veces tal vez no consigas demasiado, pero hay que escuchar con persistencia, y paciencia, y al last termina por comunicarse.

Voy a proponerte tres concepts con las que podrás empezar a crear tu relación con tu Niña Inside.

1. Imágenes2. Diálogo3. Cartas

1. imagenes

Algo que ayuda a muchas personas a establecer esta relación, es buscar algunas fotos de cuando tenían alrededor de los 5 años de edad. Es una edad en que ya se tiene cierta autonomía y se puede hablar con más o menos  soltura, pero al mismo tiempo se puede ver la fragilidad tan grande que hay, y despierta mucho deseo de protección. Si no tienes fotos, intenta recordar cómo eras a esa edad.

A partir de esas fotos o de ese recuerdo,  se pueden buscar momentos en los que visualizar a tu Niña Inside representada por esa imagen de cómo eras a esa edad.

Puedes imaginar algún lugar en el que ella esté, cómo va vestida, qué hace. Permite que todo eso venga a ti, no tienes que inventar nada.

Yo cuando conecto con mi Niña, la imagino en la calle donde me crié los primeros años, una calle donde no pasaban coches y que period de tierra. No tengo ni concept de porqué ese lugar, simplemente es ahí. Me empecé imaginando con dos coletas (en una foto me vi así, y así me venía a la imaginación). Un día ella me dijo que no le gustaban las coletas, así que coletas fuera, ni el pelo alisado (en realidad lo tengo ligeramente rizado).

2.dialogo

Para empezar a dialogar con tu Niña Inside, busca un momento y un lugar en que no vayas a ser molestada. Necesitarás unos 20 minutos. Cuando quieras establecer este diálogo, hazlo por encima de todo con curiosidad. Evita toda actitud crítica, o cualquier juicio. Si lo haces así, tu Niña se replegará y no te dirá nada. Lo que necesita es comprensión, mucho afecto y complicidad.

Puedes hacer este diálogo verbalmente, en tu mente, y también puedes hacerlo por escrito.

Algunas preguntas que puedes hacerle:

  • ¿Cómo estás?
  • ¿Cómo te sientes?
  • ¿Qué hace que te pongas triste ( o que te enfades)?
  • ¿Qué tal te va conmigo?
  • ¿Presto atención a tus necesidades?
  • ¿Qué hace que te asustes?
  • ¿Qué te pone contenta?
  • ¿Qué necesitas para sentirte segura?
  • ¿Qué necesitas de mi?
  • ¿Qué libros te gustan?
  • ¿Qué ropa te gustaría ponerte?
  • ¿Cómo puedo ayudarte?
  • ¿Qué deseo te gustaría pedirme?

Puedes utilizar estas preguntas o las tuyas propias. Solo se trata de mostrar interés, amor, curiosidad, implicación.

Te aseguro que este tipo de diálogo te puede reportar muchas sorpresas. Aparecerán emociones y opiniones que no imaginabas que estaban ahí dentro.

3. cartas

Para intercambiar cartas, escribe con tu mano no dominante una carta de tu Niña Inside a la adulta. Así podrás rodear la parte lógica de tu cerebro, y te resultará más fácil conectar con lo que ella desea decirte. La carta puede ser muy corta, y tendrá la apariencia de haber sido escrita por la niña que fuiste.

Una vez que tengas su carta, puedes responder. Nuevamente, la respuesta no tiene porqué se muy larga. Puedes decirle que la quieres, que estarás con ella, lo mucho que te gusta su presencia y que ella exista, que la vas a cuidar y a darle lo que necesite…

Cuando hayas terminado la carta, léela en alto y presta atención a lo que sientes al hacerlo. No te preocupes si aflora la tristeza o las lágrimas al hacerlo, es completamente regular.

A partir de esas lágrimas o tristeza, puede florecer una alegría renovada y auténtica.

Te dejo un intercambio de cartas reciente con mi Niña Inside:

 

Puede parecer easy, pero no es fácil llegar a esta comunicación, puede llevar algún tiempo.

Y sí, le di la diversión y el descanso: me di la diversión y el descanso que estaba necesitando, y que este trabajo con la Niña Inside me ayuda a ver.

Espero que te haya gustado y resonado este artículo.

Algunas preguntas:

¿Conectas con el concepto de Niña Inside?¿Lo conocías?¿Crees que te puede ser útil?Si es así, ¿de qué manera?¿Qué ejercicios vas a realizar o realizas para entrar en contacto con ella?

No te cortes ni un pelo, baja un poco y cuéntame.

— beaalvarez to beaalvarez.com

No cambies ahora, hazlo después de verano

NO CAMBIES TU ALIMENTACIÓN AHORA, HAZLO DESPUÉS DE LAS VACACIONES

Si estás pensando en cambiar tu alimentación, puede que una vocecita dentro de ti te diga que mejor esperes a después de vacaciones. 

 

Complete, así podrás ir de exceso en exceso este verano sin remordimientos, y ya de cara al nuevo curso ponerle “solución”.

 

¿Sabes cómo se llama esto? Procrastinar. Y es el hábito que se ha cargado más sueños en este mundo.

 

Déjame decirte algo: si estás pensando en transformar tu estilo de vida, hoy es el mejor día para empezar los cambios que te harán sentir muchísimo mejor. 

 

Si tienes malas digestiones, hinchazón, sobrepeso, agotamiento, falta de energía y cero vitalidad, las vacaciones pueden ser el mejor momento para comenzar el cambio. 

 

¿No me crees? Sigue leyendo 🙂

 

¿Qué hay detrás de la procrastinación? 

 

La procrastinación es uno de los mayores enemigos de nuestras metas y de nuestros sueños. Todas la hemos experimentado alguna vez y muchas personas han literalmente pasado décadas de su preciosa y única vida “procrastinando” o aplazando los sueños que tenían desde la niñez. 

 

El primer paso para dejar atrás la procrastinación es detectar qué es lo que verdaderamente se esconde detrás de ella. Aquí tienes las eight principales causas:

 

 

  • Pensamiento en el futuro: generalmente sobreestimamos la creatividad y la motivación que tendremos “mañana”: “empezaré la dieta tras las vacaciones”, “no puedo comer sano el día de mi cumpleaños, empezaré mañana”, “después de Navidad empezaré a comer mejor”. ¿Te resultan familiares estos argumentos? Pues son técnicas de procrastinación que se apoyan en la falsa creencia de que tendremos más motivación y estaremos más preparadas para hacer las cosas en un futuro más o menos cercano que ahora.
  • Dependencia en nuestro estado de ánimo: creemos que necesitamos tener un estado de ánimo adecuado para empezar un proyecto o concept y llevarla a cabo de forma exitosa: “estoy muy estresada en el trabajo ahora, no puedo pensar en comer bien”, “estoy de mal humor, no es un buen momento para empezar una dieta”. La realidad es que, si esperas a estar del humor “adecuado” para empezar a comer sano, es muy possible que, si alguna vez empiezas, lo dejes cuando tu estado de ánimo cambie.
  • Pensar en 2 dimensiones: esto ocurre cuando intentamos hacer frente a todo el objetivo de golpe: el principio, la parte de en medio y el remaining. Por ejemplo, considerar los 25 kilos que tenemos que perder como un paso único y grande. Si no descomponemos nuestro objetivo remaining en objetivos más pequeños y manejables e identificamos las acciones que hay que hacer inmediatamente, podemos caer en la procrastinación porque no tenemos prioridades. Por ejemplo, podemos descomponer nuestro objetivo de perder 25 kilos y comer limpio en: primera tarea, eliminar toda la comida basura y poco saludable de nuestra nevera y despensa. Este es un objetivo manejable y claro. Después de esto se puede crear una lista con 20-30 tareas manejables y hacerlas 1 a 1: dar un paseo de 30 minutos, hacer una ensalada, revisar en mi diario mis antiguas creencias limitantes…  
  • Perfeccionismo: el perfeccionismo no es bueno. La necesidad de hacerlo todo perfecto supone metas a veces inalcanzables y nos conducen a la procrastinación. El miedo a fallar y a cometer errores nos paraliza, así como el miedo a hacer el ridículo o decepcionar a alguien hace que las metas se pospongan en el tiempo pensando que cuando llegue la nueva ocasión lo intentaremos más duramente y así el ciclo empieza de nuevo. La creencia de o todo perfecto o nada es una de las más perjudiciales.
  • Miedo: el miedo genera procrastinación cuando esperamos que evitando algo que tenemos que hacer este proyecto desaparezca. Al remaining fallamos en conseguir las cosas porque al retrasarlo todo llega un momento que nos sentimos totalmente sobrepasados. Se confirma así nuestro miedo y fallamos, cerrándose el círculo vicioso.
  • Confusión en valores y metas: cuando no tienes claro por qué estás haciendo algo, al remaining no lo haces. SI tus metas no están alineadas con tus valores, seas o no consciente de éstos, hay más probabilidad de que acabes procrastinando. Por eso es tan importante definir correctamente los objetivos y las metas.
  • Indecisión: a veces tenemos tantas concepts y planes que nos atascamos porque no sabemos qué hacer primero. ¡El mejor enfoque es hacer algo! Y si luego la elección no parece la más apropiada simplemente se cambia.
  • Premiar la procrastinación: las recompensas pueden ser uno de los orígenes de la procrastinación. Por ejemplo, la recompensa de dormir 30 minutos más cada mañana hace que no hagamos deporte matinal, la recompensa de tomar un trozo de queso retrasa nuestro objetivo de comer sano. Siempre es menos doloroso eliminar estas recompensas a corto plazo que tener que hacer frente a los efectos a medio/largo plazo.

 

 

Técnicas para eliminar la procrastinación de tu vida para siempre

El primer paso es identificar el verdadero motivo por el que estás procrastinando. Y sí, por si te lo estás preguntando, pueden ser uno o varios. 

 

Una vez puesta conciencia sobre ello, puedes empezar a poner en práctica algunos ideas. Para ello, te invito a coger papel y boli y hacer el siguiente ejercicio. 

 

Anota en media hoja las diferentes formas en las que has procrastinado en los últimos años, especialmente las que tenían que ver con conseguir un mayor bienestar físico, psychological y emocional. Haz un listado de todas esas situaciones. 

 

Cuando ya lo tengas, reflexiona sobre qué se escondía detrás de ello. Ya sea miedo, perfeccionismo, pensamiento en el futuro… 

 

El objetivo de este ejercicio es que encuentres un patrón, que puedas identificar realmente qué es lo que te lleva a procrastinar y te aleja realmente de lo que tú quieres en tu vida. 

 

El siguiente paso es utilizar la otra mitad de tu hoja para anotar tus objetivos de salud y bienestar, y descomponerlos en concepts pequeñas y manejables. 

 

Te pongo un ejemplo para que lo veas más claro: si tu objetivo es poder caminar sin ahogarte, concepts pequeñas y manejables pueden ser comprar unas zapatillas de deporte cómodas, empezar a salir a caminar todos los días 15 minutos al despertar, anotar en un cuaderno las sensaciones que llegan cada día después de andar y tu evolución… 

 

Esto te ayudará a ir consiguiendo pequeñas victorias que te motivarán y con las que procrastinar dejará de ser una opción. 

 

Por último, vamos a por el reto: anota 5 concepts que vas a implementar durante estas vacaciones. 

 

Por ejemplo:

 

  • Caminar todos los días al despertar 15 minutos.
  • Beber 2 litros de agua pura al día.
  • Agradecer cada noche por three cosas buenas que te hayan pasado ese día.
  • Comer una ensalada al día. 
  • Leer al menos three páginas de un libro de desarrollo private o bienestar.

 

Son solo ejemplos para inspirarte, pero como ves la concept es empezar con pequeños cambios hoy mismo, sin tener que esperar a mañana para hacerlo, y mucho menos a que se acabe el verano. 

 

Te aseguro que si empiezas hoy, mañana te lo agradecerás a ti misma infinitamente. 

 

Recuerda que no hace falta que todo sea perfecto: como en todo, buscamos el equilibrio. Si un día tus antiguos hábitos se hacen protagonistas, no tienes por qué dejar de lado tus objetivos. Simplemente, al día siguiente, retoma por donde lo dejaste. 

 

Y por supuesto, si quieres puedes pasar a la acción hoy mismo y hacerlo acompañada con un plan individualizado y adaptado a tu caso. En mis sesiones de teaching nutricional encontrarás el apoyo que necesitas para hacerlo de la mejor forma posible. 

 

Mira aquí la información de mis sesiones de coaching individual. 

 

Cuéntame, ¿qué metas te has puesto para este verano? Me encantará leerlas.

— to www.begreenchica.com

Estilo de vida durante la menopausia

Estilo de vida durante la menopausia: reconecta con tu cuerpo 

Cuando llega la menopausia, todo se transforma. Una etapa nueva llega, llena de cambios, y a veces puede costarnos adaptarnos. 

 

Sé que muchas mujeres, tanto por los síntomas físicos como por ejemplo los sofocos, como por los emocionales y mentales como la irritabilidad, no disfrutan de esta nueva fase en la vida. 

 

Sin embargo, con unos pequeños cambios en tu estilo de vida puedes volver a conectar con tu cuerpo y empezar a vivir la menopausia de una forma más saludable. 

 

Prepararse para la menopausia 

Tanto si ya estás llegando a la menopausia como si sientes que falta poco, anticiparte te ayudará a disminuir la mayoría de los síntomas más molestos que suelen ocurrir. 

 

Cuando tu cuerpo está bien nutrido, funciona mejor. Productos como los lácteos, los procesados o el alcohol recargan tu hígado y empeoran todos los procesos hormonales, incluyendo por supuesto la menopausia. 

 

Si tienes en cuenta esto y comienzas a priorizar una alimentación limpia, estarás permitiendo que tu organismo fluya mucho mejor en sus procesos naturales. Y por supuesto, la llega a la menopausia será mucho menos tormentosa. 

 

Este consejo sirve para cualquier etapa de tu vida. Un estilo de vida que no entorpezca nuestros ciclos naturales se verá reflejado siempre en nuestro bienestar. 

 

El problema viene cuando en nuestro día a día faltan verduras, frutas, descanso y ejercicio, y sobran refinados, sedentarismo, sustancias tóxicas y estrés. Es aquí cuando nuestro cuerpo necesita un esfuerzo further, y todo se nos hace cuesta arriba. 

 

Así que si comienzas a prepararte cambiando algunos hábitos por otros más amorosos con tu cuerpo sentirás automáticamente como te lo agradece. 

 

Tengo la menopausia, ¿y ahora qué? 

La menopausia no llega de un día para otro, es un proceso en el que poco a poco vamos dándole la bienvenida a nuevas sensaciones, a reconocer nuestro cuerpo desde otros ángulos y a entender los mensajes que nos lanza. 

 

Con la menopausia todo es completamente diferente, y por eso tener unos hábitos saludables mejorarán tu vida a partir de ahora. 

 

Estos hábitos han de ser sencillos, llevaderos y sostenibles en el tiempo. Muchas veces nos planteamos hacer un cambio de vida radical de un día para otro, y eso hace que tiremos la toalla en unas semanas. 

 

Por eso quiero proponerte algunas pautas para que vayas incorporando poco a poco de forma paulatina cambios en tu día a día. Son súper sencillas, toma nota:

 

Camina 10.000 pasos diarios. 

¿Cuál es tu actividad física en este momento? Si no sabes cuántos pasos caminas, puedes saberlo instalando una aplicación gratuita de podómetro en tu teléfono y descubrirlo. Lo preferrred es que cada día esté entre 8.000 y 10.000 pasos.

 

Salir a caminar media hora al día te ayudará a mantenerte activa, y eso no solo estará contribuyendo a tu salud arterial y previniendo la pérdida de masa ósea, también te ayudará a mantener el sobrepeso a raya y a sentirte mucho más ágil mentalmente. 

 

Por supuesto, si hay otro deporte que te guste, bienvenido es. Natación, yoga, baile… elige el que más te guste y con el que mejor te sientas. 

 

Cuida tu salud emocional 

Tu salud física es importante, pero no te olvides que somos un todo. Cuidar tu bienestar emocional es esencial, ya que te permitirá estar con mejor ánimo, gestionar la ansiedad y la tristeza que puedan aparecer y a hacer que esta revolución hormonal sea más llevadera. 

 

Y ojo, porque estar emocionalmente sano no significa no pasar por malos días, sino más bien aprender a gestionarlos y recuperarse ante la adversidad. 

 

Para fortalecer tu salud emocional, la salud física es importante (volvemos a la thought de que somos un todo), pero además hay otros aspectos a tener en cuenta. 

 

Uno de ellos es el de trabajar la comunicación y tratar de fortalecer tus relaciones personales, así como la forma en la que te hablas a ti misma. Tratarte desde el amor, aprendiendo a gestionar el estrés y priorizando tus paz, te ayudará muchísimo. 

 

Aprender ejercicios de relajación también te puede ayudar a mejorar la dispersión psychological y los problemas de concentración. 

 

En este punto, no descartes la posibilidad de empezar un proceso terapéutico si sientes que es el momento de sanar el pasado y empezar esta nueva etapa con una salud emocional fortalecida. 

 

Mima tu suelo pélvico 

Si todavía no lo has hecho, este es el momento. Realizar ejercicios de fortalecimiento puede prevenir y retrasar la aparición de la incontinencia urinaria y el prolapso genital, especialmente si has tenido hijos. 

 

La carencia hormonal hace que este proceso se acelere, pero conociendo y entrenando el suelo pélvico unos minutos al día podrás prevenir su deterioro. 

 

 

Alimentación, basic 

Lo que pones en tu plato puede marcar realmente la diferencia durante la menopausia. Cada mujer es un mundo y tiene unas necesidades completamente diferentes, pero en esta etapa más que nunca, la alimentación es basic. 

 

De forma basic, te recomiendo llevar una alimentación basada en vegetales, frutas, legumbres, cereales completos en grano y frutos secos y semillas. 

 

Eliminar el alcohol, el azúcar, las harinas, el café y los lácteos te ayudará a prevenir la inflamación.

 

Una pauta pro-hormonal supervisada por un especialista es lo preferrred. Esto te asegurará que en tu menú no sobra ni falta ningún elemento, y será mucho más sencillo para ti. 

 

Quiero dejarte el testimonio de una mujer maravillosa con la que acabo de terminar un proceso particular person, para que leas de sus propias palabras su transformación al cambiar su pauta de alimentación: 

 

Cuando me puse en contacto con Eva hace 2 meses y medio, tenía un sobrepeso de aproximadamente Eight kg que gané paulatinamente desde que llegué a Alemania. Además de ésto, la insatisfacción de no saber cómo alimentarme teniendo en cuenta la diferencia del clima. Mi ciudad natal es siempre cálida y venía acostumbrada a otro tipo de alimentación. Quería recuperar el sentirme bien nutricionalmente y con mi cuerpo, pues creía que ya en tiempos de menopausia, recuperar mi peso anterior iba a ser difícil.

 

Me sentía infeliz con mi cuerpo y totalmente incoherente conmigo misma.

 

Durante estas semanas recordé cómo es sentirte activa y saludable sólo tras una semana de trabajo con ella. Mi cuerpo empezó a recordar lo que le sirve y lo que no, y hábitos que había adquirido, como tomar café después de la comida, desaparecieron por completo.

 

Ahora me siento muy feliz. No sólo bajé los Eight kg, sino que fuí más allá de mis creencias. Si bien no me gusta cocinar, comprendí su importancia si quiero sentirme saludable. 

 

Ya dejó de ser un mito la menopausia y me siento completamente comprometida con mi salud, mi nutrición y mi auto-observación. Tengo más energía para desarrollar mis tareas, me siento también más creativa y mucho más fuerte físicamente.

 

Alessandra tiene 48 años, y como ves su transformación no solo es física, sino que se ve reflejada en muchas otras áreas de su vida. 

 

Nada puede ayudarte más en esta etapa que sentirte arropada, guiada y con apoyada desde el amor. Si quieres que te acompañe en este proceso, aquí te dejo la información de mis sesiones individuales. Estaré encantada de hacer este viaje contigo. 

 

Y por último, recuerda que lo más importante es recibir esta nueva etapa con los brazos abiertos, desde la aceptación y tomándolo como una oportunidad para seguir profundizando en tu crecimiento como mujer. 

 

Estaré encantada de leerte en los comentarios si tienes alguna duda sobre la menopausia. 

 

— to www.begreenchica.com