Entradas

Imperium Med 400 ▷ Alta tecnología biomédica para fisioterapia y estética

Imperium Med 400 es un sofisticado y revolucionario equipo de fisioterapia avanzada y medicina estética que permite combinar en consulta varias técnicas tan populares como la diatermia por radiofrecuencia o los ultrasonidos con otra tan novedosa como es la diatermocontracción. Entre sus características también destacan su potencia y la posibilidad de modular la intensidad y las frecuencias. Gracias a estas propiedades, el fisioterapeuta puede ajustar muy bien la “dosis” que quiere aplicar en todo momento.

Imperium Med 400 permite acelerar los mecanismos naturales de reparación del tejido de forma indolora y segura. Es decir, ayuda a que el paciente se recupere más rápido y de manera óptima. Además, se puede usar para tratar una amplia cantidad de patologías e incluso es una tecnología utilizada con enorme éxito en tratamientos de radiofrecuencia facial en estética. A continuación, os damos todos los detalles de una máquina que ha sido presentada como la tecnología del futuro.

Imperium Med 400: un equipo único

Imperium Med 400 pertenece a la línea Imperium, un conjunto de aparatos de alta tecnología para tratamientos de fisioterapia en medicina. En los últimos años, se ha usado en mayor medida en medicina estética para tratamientos faciales y corporales gracias a la posibilidad de modular la frecuencia de emisión de la onda de radiofrecuencia. No obstante, su uso está cada vez más extendido en clínicas de fisioterapia para la reducción del dolor y la inflamación y para acelerar la recuperación de los tejidos. Puede ser de utilidad desde la fase inicial del proceso de rehabilitación hasta la fase de readaptación a la actividad.

La máquina está compuesta por una pantalla a color y una serie de teclas con la que se pueden variar diferentes opciones. También incluye dos salidas: una para la emisión de ultrasonidos y otra para la de diatermia por radiofrecuencia. En cada salida se coloca un cable que acaba en un cabezal. El equipo está capacitado para detectar automáticamente qué técnica se va a emplear. De igual modo, cuenta con un pedal para controlar la emisión con total seguridad.

La principal característica de Imperium Med 400 es la aplicación de diatermia por radiofrecuencia de alta intensidad. La diatermia se basa en corrientes eléctricas de alta frecuencia que elevan la temperatura de una zona del cuerpo sin afectar a la parte superficial de la piel. El aumento de la temperatura en los tejidos mejora la microcirculación y su metabolismo y provoca varios beneficios como la reducción del dolor, la recuperación del movimiento articular o la aceleración de los procesos de recuperación.

Ningún otro equipo de diatermia en el mercado alcanza tanta potencia como el de Imperium: 400 vatios, de ahí su nombre. Incorpora diferentes cabezales con los que se pueden aplicar diatermia capacitiva (para tejidos más superficiales) o diatermia resistiva (para tratar tendones, huesos y ligamentos). Además, permite trabajar multitejidos con un cabezal mixto (multiaction), que combina tanto diatermia capacitiva como resistiva. Más información sobre la diatermia y sus beneficios en este artículo.

Diatermocontracción y vibropercusión

Otra singularidad de este aparato es la posibilidad de añadir al tratamiento de diatermia por radiofrecuencia otros elementos como la contracción muscular (diatermocontracción) o la vibración (vibropercusión). Los tres cabezales o manípulos mencionados previamente ofrecen la opción de generar vibropercusión. Respecto a la diatermocontracción, viene incorporada en el cabezal de diatermia capacitiva y en el multiaction.

La diatermocontracción es una técnica propia y patentada de Imperium. Consiste en el tratamiento de diatermia por radiofrecuencia implicando además a los músculos mediante una segunda onda electroestimulante. Su diseño de la frecuencia de la onda de radio permite generar una contracción muscular durante el tratamiento. La contracción se puede conseguir incluso de forma pasiva (cuando el paciente no la realiza por sí mismo).

Esta electroestimulación muscular es indolora y amplifica los efectos del calor endógeno gracias a una mejor dispersión en las diferentes capas de tejido. Con la diatermocontracción se consigue un aumento del torrente sanguíneo en el área tratada. Por tanto, llegarán más nutrientes y oxígeno a esta zona, repercutiendo positivamente en la recuperación y favoreciendo el fortalecimiento muscular. De este modo, al combinar ambas terapias, estos efectos se potencian para lograr unos resultados únicos.

La vibropercusión también es un elemento propio de Imperium Med 400. Los cabezales tienen la opción de vibrar a 80 hercios. Esta vibropercusión se puede aplicar al mismo tiempo que la diatermia por radiofrecuencia. Produce un efecto relajante de la musculatura, reduce el dolor y estimula la circulación. Estos beneficios se añaden a los efectos positivos del tratamiento con diatermia. A grandes rasgos, con la vibropercusión se amplifican los efectos terapéuticos. Por supuesto, de forma indolora.

Ultrasonidos

Una de las características más notorias de esta máquina es que permite pasar rápidamente de la función de diatermia por radiofrecuencia a la de ultrasonidos. Tan solo hay que cambiar la salida del equipo, un proceso que se realiza en escasos segundos.

Los ultrasonidos son ondas terapéuticas no electromagnéticas que transmiten energía de manera interna gracias a la vibración. Estas ondas entran en la piel a través de un gel conductor. Su aplicación favorece la recuperación de numerosas lesiones y acelera los procesos de cicatrización. En Imperium Med 400 se pueden conectar diferentes cabezales para suministrar energía de ultrasonido en un rango de frecuencias de 40 kilohercios (kHz) a 1 megahercio (MHz).

Imperium Med 400: beneficios para el paciente y para el fisioterapeuta

Imperium Med 400 permite modular una amplia serie de parámetros como, por ejemplo, la frecuencia de emisión de la onda de radiofrecuencia. Esta singularidad ayuda a afinar bastante la dosis que se aplica. Así, se puede ir regulando desde dosis muy bajas para ver la tolerancia del paciente al tratamiento.

Su potencia también es distintiva. Sus 400 vatios aseguran llegar con éxito a capas muy profundas. De este modo, el tratamiento que se realiza siempre será efectivo. Además, cada manípulo incorpora un sensor térmico que permite al fisioterapeuta saber la cantidad exacta de energía electromagnética que se está suministrando al observar la pantalla. Así, el profesional no tiene la necesidad de tocar constantemente la piel y dispone de una mano totalmente libre que puede usar para otros fines como aplicar más crema, movilizar al paciente o variar parámetros.

Aplicaciones

Estas características del equipo repercuten directamente en la recuperación del paciente. Con Imperium Med 400 se puede tratar desde las fases más tempranas del proceso de rehabilitación de forma segura, indolora y sin efectos adversos. Por tanto, su uso ayuda a una mejoría mucho más rápida y completa. Gracias a su capacidad de modulación, se puede utilizar cuando hay más o menos inflamación, en patologías agudas y crónicas, cuando existe edema…

Algunos campos en los que se suele emplear son:

-Medicina deportiva

Lumbalgias

-Acelerar la curación

-Aliviar el dolor

Tendinopatías

-Refuerzo muscular

-Punto gatillo (zona muy sensible en un punto en concreto del músculo)

-Reducción de inflamación

-Recuperación funcional

-Artralgias (dolor en articulaciones)

Imperium Med 400 es un equipo revolucionario dentro de la fisioterapia avanzada. Su uso está más que justificado en una estrategia de recuperación o rehabilitación ya que ofrece un sinfín de opciones al profesional sanitario. Su alta tecnología permite que el paciente experimente mejoría desde las primeras sesiones. Y, lo más importante, ayuda a una recuperación óptima, completa y en profundidad.

!function(f,b,e,v,n,t,s)

{if(f.fbq)return;n=f.fbq=function(){n.callMethod?

n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};

if(!f._fbq)f._fbq=n;n.push=n;n.loaded=!0;n.version=’2.0′;

n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;

t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];

s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window,document,’script’,

‘https://connect.facebook.net/en_US/fbevents.js’);

fbq(‘init’, ‘2148054091978984’);

fbq(‘track’, ‘PageView’);

— Antonio Alvarez Lovillo to www.saludmasdeporte.com