Entradas

Inducción magnética de alta intensidad ▷ tecnología para una recuperación más rápida de lesiones

La inducción magnética de alta intensidad es una terapia novedosa en fisioterapia avanzada. Mediante la combinación de los parámetros de intensidad y frecuencia, esta tecnología ofrece efectos terapéuticos diversos, como son un abordaje potente frente el dolor y la aceleración de efectos celulares y metabólicos para una regeneración de los tejidos tanto a nivel muscular como óseo, ligamentoso y tendinoso. Además, produce una respuesta neuromotriz de manera no invasiva.

La inducción magnética de alta intensidad es una tecnología que SANRO incorpora a su catálogo mediante los modelo Salus Talent Pro y Salus Talent A, de la marca coreana REMED, pionera en las investigaciones en este campo.

De forma tradicional, los fisioterapeutas han trabajado con campos magnéticos de frecuencia y potencia bajas, de hasta 200 gauss (la unidad de potencia de los campos magnéticos) en uno o dos canales. La limitación de potencia de estos aparatos tradicionales provoca que las sesiones para el tratamiento de fracturas sean largas, y que sea indispensable prolongar el tratamiento hasta 45 o 50 días. En cambio, la terapia de inducción magnética de alta intensidad multiplica hasta por 150 la potencia de los tratamientos tradicionales y puede alcanzar los 30.000 gauss (tres tesla).

La mayor potencia y frecuencia de los campos magnéticos permite que las aplicaciones clásicas en fisioterapia avanzada se amplíen, acelerándose los procesos y respuestas celulares, metabólicas y fisiológicas. “Las sesiones son más cortas (10 o 15 minutos para tratamientos agudos, 15 o 20 para tratamientos crónicos), y se necesitan menos sesiones (entre 8 y 15 para agudos o crónicos)”, explican desde SANRO.

Gracias a su alta potencia, el campo magnético amplía sus indicaciones habituales:

– Es útil para tratamiento del dolor, ya sea neuropático (producido por una alteración en el sistema nervioso) o nociceptivo (causado por un estímulo doloroso sobre los nociceptores de los diversos tejidos).

– Facilita la recuperación músculo-esquelética, dado que a nivel muscular se produce una mejor oxigenación y se facilita la llegada de nutrientes, mejorando simultáneamente la temperatura de la zona.

– Permite la neuroestimulación, gracias a los estímulos de relajación y contracción.

Se trata de una terapia que no es agresiva, invasiva ni dolorosa, y que se realiza sin contacto directo con la piel, sino a través de un aplicador, un transductor de refrigeración de circulación de aceite único que facilita el tratamiento continuo. El campo magnético atraviesa los tejidos y permite trabajar a los especialistas hasta diez o doce centímetros de profundidad. Se trata de un tratamiento altamente efectivo por penetración profunda magnética.

De esta forma, la inducción magnética de alta intensidad ofrece aplicaciones diversas en el campo de la fisioterapia:

– Puede conseguir respuestas o mejoras motrices, facilitando la realización de un movimiento mecánico.

– Permite mejorar la movilidad articular.

– Favorece el fortalecimiento muscular de manera pasiva.

– Además, gracias a la generación de estímulos de contracción y relajación, se obtienen respuestas neuromotrices o neuromotoras que hasta ahora se conseguían con otras terapias invasivas, como la punción muscular. Esto permite la realización de tratamientos que exceden del campo de la fisioterapia, como el tratamiento de suelo pélvico, o la incontinencia urinaria.

– Acelera la recuperación de las fracturas óseas gracias a la acción sobre los osteoblastos, y la mayor y más rápida mineralización y formación de colágeno.

– A nivel muscular facilita la regeneración del músculo, tendón y ligamento.

La terapia permite el alivio rápido del dolor en etapa crónica o aguda, mejora el proceso de curación de fracturas, facilita la relajación muscular y palía los trastornos genitourinarios, como la incontinencia urinaria o el dolor pélvico. Por eso, tiene aplicación en campos como la ortopedia, la rehabilitación – fisioterapia y la urología.

— salud+deporte to www.saludmasdeporte.com

Laserterapia y crioterapia en un mismo equipo para tratar lesiones

Los avances médicos en recuperación de lesiones se dirigen no solo a la incorporación de nuevas tecnologías, sino también en la combinación de estas innovaciones para lograr tratamientos revolucionarios. Es el caso de la sinergia entre laser de alta intensidad y crioterapia en seco que ofrece el equipo CHELT Therapy (Cryo High Energy Laser Therapy), fabricado por Mectronic y distribuido en España por SANRO Electromedicina.

CHELT Therapy suma en un mismo equipo crioterapia en seco y terapia láser de potencia polimodal Triax. El aire láser seco producido por el módulo crío es el vector de la Terapia Láser Polimodal HEL. La vasoconstricción producida favorece una excelente difusión láser en profundidad en las zonas de aplicación y permite realizar tratamientos combinados para reducir el dolor, la inflamación, la hinchazón y los edemas, y para acelerar la recuperación física. De ahí que sea una tecnología cada vez más utilizada en fisioterapia avanzada.

Las microsesiones de crioterapia por aire frío seco a -30ºC provocan rápidamente una fuerte vasoconstricción que ralentiza el metabolismo celular y el flujo sanguíneo, impidiendo la calcificación de los edemas. La inhibición del flujo de hemoglobina oxigenada permite a la terapia láser polimodal HEL alcanzar las capas más profundas de los tejidos, favoreciendo la penetración y la biomodulación.

Gracias a la flexibilidad a la hora de modular la energía en todas las fases del tratamiento de las lesiones musculares, CHELT Therapy es una metodología exitosa que permite curar las lesiones musculares de modo rápido, seguro y eficaz, sin efectos colaterales ni recaídas.

CHELT Therapy ayuda a reducir rápidamente los edemas postraumáticos, combate el dolor y estimula los procesos de reparación, demostrándose rápida y eficaz en múltiples y diferentes situaciones patológicas.

Aplicaciones de CHELT Therapy

Algunas aplicaciones de CHELT Therapy son:

  • Lesiones musculares
  • Terapia del dolor
  • Tratamientos traumatológicos
  • Tendinopatías
  • Mejora de la movilidad
  • Prevención de lesiones
  • Aceleración de la recuperación física
  • Eliminación de edemas
  • Podología (onicomicosis, verrugas plantares, metatarsalgia, dedo pulgar vago-alineado, fascitis plantar, espolón calcáneo, tendón de Aquiles, neuroma de Morton…).

!function(f,b,e,v,n,t,s)

{if(f.fbq)return;n=f.fbq=function(){n.callMethod?

n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};

if(!f._fbq)f._fbq=n;n.push=n;n.loaded=!0;n.version=’2.0′;

n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;

t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];

s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window,document,’script’,

‘https://connect.facebook.net/en_US/fbevents.js’);

fbq(‘init’, ‘2148054091978984’);

fbq(‘track’, ‘PageView’);

— salud+deporte to www.saludmasdeporte.com