7 Hábitos para una vida saludable

 

Cuando nos referimos a llevar una vida saludable no solo se trata de hacer ejercicios, se trata de realizar una serie de acciones y seguir unos hábitos que en conjunto ofrezcan como resultado beneficios para nuestra salud física, mental y emocional, es decir obtener bienestar en forma integral.

En ocasiones no es fácil alcanzar este nivel de equilibrio para la salud integral con un estilo de vida saludable, ya que son muchos los factores que impactan en nuestro día a día, como por ejemplo el estrés a causa del trabajo, no descansar en forma adecuada, no respetar las horas para la comida, excesos en consumo de alcohol o tabaco, etc.

En este post trataremos el tema de cómo llevar un estilo de vida más saludable de manera que podamos disfrutar de un organismo en buen estado, sintiéndonos a gusto con las actividades que realizamos.

Revisión interna

La intención es buscar organizar el tiempo de la manera más eficiente posible, de manera que nos alcance para realizar de forma adecuada todas las actividades requeridas, y revisar qué tipos de alimentos y bebidas estamos ingiriendo, cuántas horas estamos durmiendo, estamos ejercitándonos lo suficiente o nada.

También debemos revisar si estamos trasladando los problemas laborales al hogar o viceversa, identificar qué nos preocupa qué nos quita el sueño. Realizar un chequeo médico rutinario no estará de más, así confirmaremos que estamos en buen estado o identificamos si hay alguna situación que mejorar para iniciar un plan que incluya la nutrición y rutinas de ejercicios necesarias. Y que sean de nuestro agrado.

Lo ideal es empezar desde temprana edad con buenos hábitos en general, alimenticios, de higiene, hacer ejercicios, actividades recreativas, etc. Sin embargo, nunca es tarde para poner orden en nuestra vida e intentar llevar un estilo más saludable.

Dieta saludable

Hábitos para lograr una vida saludable

Llegar a lograr una vida saludable es un poco difícil, esto se debe a que pide mucho de la persona que desea poseer una vida sana, ya que ha aprendido a que el consumir las partes negativas de la vida es más feliz. Es por ello, que a continuación se relatan de forma sencilla los hábitos que se deben adoptar para lograr tener una vida más saludable:

1.- Mejora la calidad de tu alimentación

La idea es crear dieta donde se incluyan alimentos balanceados que ofrezcan todos los nutrientes necesarios, no se debe someter al organismo a dietas estrictas con comidas poco atractivas y sin sabor.

Se debe incorporar mayor cantidad de frutas, verduras y hortalizas. Aprovecha a consumir frutas de temporada, de manera que se pueda aprovechar el máximo de vitaminas y minerales y a menor precio.

Evita el consumo en exceso de frituras y alimentos procesados. Así como en la medida de lo posible trata de dedicar un poco más de tiempo a la cocina y prepara tus propios platos de manera saludable y con una bonita presentación, ya que esto estimula el deseo de consumirlos.

Frutas como las naranjas son muy apropiadas para ingerirlas después de hacer ejercicios, gracias a su alto contenido de azúcar natural y vitamina C. A causa de la pandemia, por seguridad, puedes pedir naranjas a domicilio.

De ser posible adapta el formato de tus comidas a cinco raciones diarias, es decir tres principales y dos meriendas, y no olvides beber suficiente líquido.

2.- Mantener una buena hidratación

Beber agua es sumamente necesario para el organismo, ayuda a regular la temperatura corporal, mantiene la hidratación y elasticidad de la piel, favoreciendo además el proceso digestivo.

El cuerpo constantemente desecha agua, a través de procesos como la respiración, sudoración, orina, heces, por ello se le debe reponer constantemente dicho líquido. Se recomienda beber entre 2 y 3 litros de agua al día, en todo caso siempre es bueno validar esta información con el médico de confianza, de manera que se ajuste a las necesidades particulares.

3.- Ejercítate

Es muy importante mantener nuestro cuerpo activo, tampoco se trata de convertirnos en atletas, es solo incorporar ejercicios físicos a nuestras rutinas diarias, en forma regular.

Si puedes y tienes tiempo, apúntate al gym, en caso de que sea complicado, prepara rutinas que puedas realizar en la comodidad de tu hogar con ayuda de un vídeo y buena música, que tengan una duración de al menos 30 minutos al día.

También puedes efectuar caminatas en un parque o alrededor de tu casa, por las mañanas o en la tarde después del regreso del trabajo.

Otra idea útil puede ser, procurar no usar el ascensor y optar por las escaleras.

Si se tiene oportunidad de tener acceso a la práctica de deportes acuáticos, como el kayak doble, será una estupenda alternativa de actividad física para llevarla a cabo en grupo, en familia.

practicar kayak

4.- Apúntate a clases de yoga

La práctica de yoga es una disciplina integral que incluye una conexión entre cuerpo y mente, resultando de mucho beneficio para alcanzar resultados físicos, mentales y emocionales.

El yoga está indicado para reducir los niveles de estrés, para así llevar una vida más relajada, mejorar la postura, adquirir mayor flexibilidad, mejora la respiración, los procesos digestivos, ayuda a controlar la ansiedad, reduce la presión arterial y el ritmo cardíaco, mejora la musculatura, produce sensación de energía y optimismo a quien lo practica, entre muchos otros beneficios.

5.- Duerme mínimo seis horas

Procura estar relajado antes de dormir, al menos por una hora antes de acostarte, evitando el móvil, el ordenador o la tele.

Será conveniente regular el tiempo que empleas en las actividades relacionadas a estos dispositivos antes de dormir.

La intención es procurar un descanso eficiente y recuperador, y el uso de estos aparatos tienden a activar la mente, por lo que no son recomendados en momentos previos al sueño.

6.- Cuida tu salud bucal

Así como es necesario tener un cuidado médico general, también resulta muy importante la prevención y cuidados de la salud dental. Es importante visitar eventualmente al odontólogo.

7.- Mantente libre de estrés

La carga de responsabilidades relacionadas al trabajo, compromisos de pago, los hijos, la pareja, la familia, entre otras cosas, pueden actuar como detonantes para la alteración de nuestra salud emocional.

Lo más recomendable es tratar en todo momento mantener la calma y tratar de controlar las emociones, de manera de que no afecten la salud, se debe evitar que el estrés nos domine y altere la armonía en nuestras vidas.

Como podemos observar, los hábitos para lograr una vida saludable comprenden un conjunto de acciones que garanticen la paz y tranquilidad en cada uno de nosotros. Merece la pena hacer el esfuerzo para sentirnos mejor con nosotros mismos y disfrutar de un bienestar de salud integral.

Comentarios

¡Enriquece el post con tu comentario!

— Bernadeta Bigas to www.fitnessenfemenino.com