237 kilómetros, 6 horas y comida en los bolsillos – Equipo Kern Pharma

El ciclismo es también etapas llanas y de altos kilometrajes, donde el viento y las largas rectas no son los mejores aliados. Días que hay que aprender a afrontar, con calma, como el acontecido este martes en la primera jornada de la CRO Race (Croacia, UCI 2.1, 28/09-03/10). Los jóvenes del Equipo Kern Pharma han completado sin incidentes y en el numeroso pelotón la etapa inaugural de la ronda croata, donde un veloz Bauhaus (TBV) se impuso al sprint.

La jornada se desarrolló tranquila, pues poco tardó en formarse la fuga del día. Viel (ANS), Miholjevič (CTF), Oelke (PUS), Franczak (VOS) y Boguslawski (MSP) llegaron a contar con más de cinco minutos de renta sobre el grupo principal, que les dio caza después de cerca de 200 kilómetros en cabeza. Finalmente, la prueba se resolvió al sprint tras casi seis horas sobre la bicicleta.

“Mi papel ha sido ayudar a los compañeros, estar pendiente de que no les faltara nada durante la etapa y protegerlos para que cualquier corte que pudiera haber de cara a meta no nos afectara”, explica Sergio Araiz. El corredor farmacéutico remarca que, para etapas como la de hoy, es importante tener “ganas, comida en los bolsillos y paciencia”. “De esta jornada destacaría que hemos sabido rodar bien colocados en el final, tanto en la última subida como en el circuito”, sentencia el joven navarro.

La CRO Race celebrará el miércoles su segunda etapa: 187 kilómetros con salida en la localidad de Slunj, rodeada de naturaleza, y meta en Otočac, en la región montañosa de Lika.

— mgiliborra to equipokernpharma.com