Entradas

Los 5 motivos para NO hacer la operación bikini

No es casualidad que todos los años, entorno a los meses de Abril y Mayo los gimnasios cumplan con su aforo. La primavera es un anticipo de lo que viene y de las prisas por llegar a tiempo, para que este verano sí, podamos lucir palmito en la playa.

La motivación no es únicamente adelgazar, los hombres generalmente, aprietan el acelerador para “ponerse fuertes”.

Este año, dadas las circunstancias que hemos vivido como consecuencia del COVID, la urgencia se ha vuelto mayor.

¿Por qué? Tras el confinamiento, muchas personas han visto como se deterioraba su imagen, debido a que se han movido menos, han comido más y/o no han podido llevar a la práctica sus entrenamientos.

Desde que hemos vuelto a la “normalidad”, es impresionante la cantidad de pacientes que están llegado a mi consulta de nutricionista, movidos por la urgencia de comenzar una dieta lo antes posible.

En los últimos años hemos sido partícipes de una “revolución alimentaria” de la mano de movimientos como el “Actual meals” o la “Alimentación Consciente”.

Sin embargo, ¿esto demuestra una preocupación actual por lo que comemos? Yo me atreveríaa decir
que en la mayoría de casos no, sino que seguimos viendo la comida como una forma únicamente de
lograr un cambio de imagen.

Esto no es algo malo en sí mismo, siempre y cuando se acompañe de sensatez, flexibilidad y no
coloquemos en nuestra silueta cosas que no deberían estar ahí, como nuestro valor private o
capacidad de éxito.

¿Cuándo hacemos una operación bikini, estamos pensando en nuestra salud alimentaria? ¿no,
verdad?

Son todas estas razones las que me han motivado a hacer este artículo. Ahora te voy a contar
razones por las que el modo de afrontamiento de cambiar la alimentación durante unos meses y
olvidarnos el resto del año de ello, es algo que no va a funcionar:

5 Razones para no hacer la “operación bikini”

Ya lo decía mi abuela: Las prisas no son buenas consejeras. Y así es, comenzar una dieta o cambio de
hábitos de alimentación motivados por la prisa, sólo hará aumentar la ansiedad. Como seguro sabes,
la ansiedad es uno de los peores enemigos a la hora de adelgazar. Así que, en primer lugar, paciencia.

2. Volverás al punto de inicio

Si todos los años comienzas una nueva operación bikini, es que algo no está funcionando bien. Un
cambio que no viene para quedarse, a fin de cuentas, es una pérdida de tiempo y de esfuerzo. Es
importante que entiendas que la mejor manera de bajar de peso es hacerlo de una manera
constante y progresiva, sin hacer conductas que ponen en riesgo la salud.
Se trata de generar nuevos hábitos que también contribuyan a nuestra salud física y psicológica, no
de llegar a la luna y poner la bandera.

3. El efecto rebote

Existe un fenómeno del que no se habla demasiado y que tampoco nombran todas las dietas
milagrosas o los productos que te aseguran resultados inmediatos: el efecto rebote. Está demostrado que cuando sufrimos una pérdida de peso repentina y muy acusada, el cuerpo activa su “sistema de alarma”. Esto quiere decir qué, nuestro organismo pondrá todos los recursos disponibles a trabajar para evitar continuar perdiendo grasa y así, enlentecer el metabolismo. Además, cuando sometemos al cuerpo a tal estrés, después, cuando volvemos a comer con normalidad, recuperaremos todo lo ganado.

4. Mira más allá

Los objetivos a corto plazo pueden producirnos alivio y en un principio, pueden acaparar toda nuestra atención. Las personas somos así, queremos algo y lo queremos ya. Sin embargo, créeme, vincularte con un proceso de adelgazamiento a largo plazo, te dará tranquilidad y pausa.

5. El verano no es la mejor época para hacer una tremendous dieta

Comenzar una dieta, si venimos arrastrando hábitos de alimentación muy desajustados, es un
proceso duro y que lleva mucha concentración. Seguramente, el verano no sea el mejor momento
para hacerlo, debido a que es una época festiva, donde salimos mucho, cometemos excesos, étc. Lo
más possible es que acabes rindiéndote y abandonando el proceso.
Por otro lado, correr para en dos meses lograr un resultado definitivo e preferrred, no es realista.

 

El management alimentario y el riesgo de TCA

 

Para finalizar este artículo quisiera hablarte sobre un tema verdaderamente preocupante, el aumento de la prevalencia de los trastornos de alimentación en los últimos años.

Los profesionales sanitarios venimos observando como cada vez son más personas las que presentan trastornos de alimentación de algún tipo.

Soy de la opinión que cualquier persona puede acabar siendo víctima de un trastorno de este tipo si se dan los ingredientes necesarios. El management llama al management, y cuantos más rígidos nos volvemos, más management sobre lo que hacemos (comemos, en este caso) queremos tener.

Por esta razón, un tipo de dieta muy restrictiva, fundamentada en un autocontrol exigente, nunca podrá ser considerado un modelo de salud.

Para concluir me gustaría decir que no tiene nada de malo ni es ningún pecado, querer mejorar nuestra imagen private. Sin embargo, debemos ser conscientes de lo ineficaz que resulta cualquier intento inmediato y temporal para conseguir nuestros objetivos.
Hemos visto cómo este modelo de afrontamiento, donde nos ocupamos de nuestra alimentación
durante unos meses y después nos olvidamos, sirve para muy poco o para nada.
Además, bajar de peso, nunca debe ser sinónimo de descuidar nuestra salud psychological.

— Alejandro Vera to beaalvarez.com

Los 9 principales motivos por los que las personas se intentan suicidar

Es difícil pensar por qué un amigo, un acquainted o una persona querida ha decidido acabar con su vida. Tanto si logra suicidarse como si queda en un intento, esta decisión es algo que en muchas ocasiones no se veía venir y, cuando se da, hace que surjan muchas preguntas.

No siempre suelen haber señales de advertencia claras, con lo cual muchas veces, el motivo que ha llevado a que una persona se suicide acabe siendo un absoluto misterio. Pero una cosa debe quedar clara: nadie se suicida porque sí.

Son varios los motivos más frecuentes por los que las personas intentan suicidarse, y los vamos a ver a continuación.

Motivos más frecuentes por los que las personas se intentan suicidar

Muchas personas se preguntan qué es lo que ha hecho que un ser querido haya decidido tomar la decisión de quitarse la vida. Muchas veces el intento de suicidio queda en eso, un intento.

Pero lamentablemente, en otras la persona acaba consiguiendo lo que se había propuesto, sembrando un montón de dudas y preguntas entres sus familiares y amigos que intentan comprender por qué ha sucedido. El hecho de no haberlo visto venir les causa gran malestar, sintiéndose culpables y viviendo, en muchas ocasiones, el síndrome del superviviente.

Siguen existiendo muchos mitos sobre el suicidio, pese a que no son pocas las campañas de prevención que han intentado concienciar sobre la gravedad de este problema. Las personas que intentan quitarse la vida lo hace porque están sufriendo mucho. Creen que no vale la pena seguir viviendo y que, haya lo que haya al otro lado, si es que lo hay, es preferible al infierno que están viviendo. No es que no piensen en sus seres queridos, o que les quieran hacer daño, sino que ya no pueden más.

Los principales motivos por los que las personas se intentan suicidar son muchos. La mayoría de ellos tienen en común que la persona se sentía desesperanzada, que no había luz al last del túnel y que tenía que ponerle fin a su sufrimiento. A continuación veremos estos motivos por los que una persona determine ponerle fin a su vida.

1. Depresión

La depresión es, lamentablemente, el trastorno que más intentos de suicidio provoca, y, también, el que más personas se lleva. Uno de los síntomas principales de la depresión severa es el sentimiento constante de desesperación, sufrimiento y pocas expectativas de futuro. Una baja autoestima suele ser un rasgo común en personas profundamente deprimidas, y sienten que no valen nada, que el mundo estaría mejor sin ellas.

Pero pese a que es el trastorno que causa más suicidios es, irónicamente, el que más posibilidades tiene de ser mejorado con tratamiento. La depresión no se cura por arte de magia, pero se puede mejorar mucho la vida de la persona acudiendo al psicólogo y, en caso necesario, tomando medicación. Es por esto que es tan elementary insistir con acudir a este tipo de profesional en caso de que se tenga sospecha de que un acquainted, amigo o conocido padece este trastorno. Hay muchas posibilidades de evitar su suicidio.

2. Esquizofrenia y brote psicótico

Muchas personas con esquizofrenia o que están padeciendo un trastorno psicótico acaban suicidándose. Las alucinaciones auditivas se pueden presentar en forma de voces, las cuales pueden hacerle comentarios al afectado que no son nada positivos. Pueden incitarle a que se haga daño y acabe con su vida. Las razones que le dan estas voces no tienen por qué ser racionales, pero el paciente les ve algún tipo de sentido.

A diferencia de la depresión, la psicosis y la esquizofrenia son más difíciles de enmascarar, lo cual es, en cierta manera, positivo dado que ante un paciente con estos problemas se hace más obvia la necesidad de ayuda profesional. Lo negativo de estos trastornos es que son más trágicos, en el sentido de que son de más difícil tratamiento y la necesidad de fármacos es extrema.

3. Alcohol, drogas e impulsividad

El consumo de alcohol y de sustancias pueden influir en la decisión de una persona de quitarse la vida. Es posible que ya tenga ideación suicida estando sobrio, pero que sean simples fantasías o imaginarse que pasaría si abandonara el mundo. No obstante, cuando se ha alcoholizado o se encuentra con el subidón de la droga, se vuelve más desinhibido, y dentro de esa mayor desinhibición está el intentar llevar a cabo esas fantasías suicidas.

Por otro lado está la impulsividad como rasgo de personalidad. Hay personas que, estando muy alteradas, se les pasa por la cabeza todo tipo de pensamientos, entre ellos los suicidas. Ya sea por el calor del momento o porque lo tenían pensado desde hacía tiempo, intentan cometer suicidio y, lamentablemente, a veces lo consiguen.

En caso de no conseguirlo, tanto para las personas que han tomado drogas como las que son más impulsivas, cuando se encuentran menos alteradas sienten un profundo remordimiento por siquiera haberlo pensado. Empiezan a empatizar con sus familiares y amigos, y comprenden el daño que les hubieran podido hacer.

4. Petición de ayuda

En muchas ocasiones el intento de suicido es una petición de ayuda. La persona no quiere morirse, pero siente que si no llama la atención de esta forma su círculo cercano no la va a tomar en serio. Cabe decir que las personas que suelen recurrir a esta vía suelen ser adolescentes, que carecen de los medios y de la madurez para expresar sus problemas, o personas que tengan dificultad para dar a conocer todo el sufrimiento que están viviendo, pero que efectivamente quieren dejar de sentir.

Lamentablemente, no son pocas las veces en que estos intentos suicidas se convierten en un suicidio consumado, sobre todo por la desinformación del parasuicida. Es recurrente en quienes intentan suicidarse a modo de petición de ayuda que consuman alguna pastilla, teniendo una sobredosis. Piensan que llamarán la atención, les llevarán a urgencias y ahí les harán un lavado de estómago y estarán fuera de peligro. El problema es que tomar demasiadas pastillas puede dañar gravemente el hígado y los riñones, teniendo efectos mortales.

5. Enfermedad terminal

La decisión de moriri por suicidio puede estar muy racionalizada, en el sentido de que la persona desea realmente morir no porque tenga un trastorno psychological o se sienta mal psicológicamente hablando, sino porque padece una enfermedad terminal. Su vida se está acortando por culpa de una enfermedad incurable, una condición médica que da igual cuántos fármacos tome, cuantas operaciones le hagan o qué dieta siga: no la puede controlar. Decidir cuándo morir es lo único que pueden controlar, y no quieren que la enfermedad se lo arrebate.

Cabe decir, no obstante, que no todas las enfermedades crónicas son igualmente discapacitantes o disruptivas en la vida del afectado, pero sí que son muchas las que correlacionan con mayor riesgo de suicidio. Se ha visto que enfermedades crónicas que podríamos considerar “leves”, como el asma, el dolor de espalda, la hipertensión sanguínea y las migrañas pueden ser causa de suicidio casi tanto como el cáncer terminal, daño cerebral, problemas cardíacos altamente discapacitabntes, última fase de la enfermedad VIH/SIDA, enfermedad de Parkinson.

Esta motivación suicida es la que ha hecho que varios países como Bélgica, Luxemburgo, Países Bajos, Canadá y Colombia hayan legalizado la eutanasia. La justificación para permitir el suicidio asistido en algunos casos es que, dado que la persona no va a poder disfrutar de los pocos años que le quedan y los va a vivir con gran sufrimiento, no se puede considerar humano permitir que muera de forma indigna o que decida quitarse la vida de forma especialmente traumática para con los de su entorno.

6. No querer ser una carga

Este es un motivo común en personas que padecen una enfermedad crónica, sobre todo cuando tienen que ser cuidados por familiares. A medida que la enfermedad va incapacitándoles más, más dependen de sus familiares, y a veces sienten que son una carga y que lo mejor sería abandonar el mundo ya.

Quieren morir porque se sienten terriblemente culpables por arrebatarles la vida a personas que están sanas y que podrían disfrutar sus vidas si ellas no estuvieran todavía vivas. Cuando todavía tienen movilidad este tipo de pacientes intentan acabar con su vida antes de que no lo puedan hacer por ellos mismos.

7. Miedo al fracaso

En una sociedad en la que las presiones sociales pueden ser verdaderamente intensas, el miedo al fracaso y al que dirán se convierte en un problema psicológico muy serio.

No son pocas las personas que consideran que no llevar una vida perfecta, de acuerdo a sus propios ideales, es sinónimo de no valer nada. Ya sea alejándose de su vida idealizada o tener una mala racha, muchos deciden acabar con su vida. Algunos ejemplos de motivos por los que una persona se ha suicidado por miedo a fracasar son:

  • Ser arrestado o encarcelado
  • Acoso escolar, humillación, ciberacoso, acoso laboral
  • Problemas económicos
  • Fin de una relación amorosa o de amistad significativa
  • Pérdida del empleo
  • Pérdida de familiares o amigos por revelar orientación sexual propia
  • Pérdida de estatus social

8. Estrés traumático

Las personas que han sufrido una experiencia altamente traumática, como puede ser abuso sexual, violación, abuso físico o trauma por haber presenciado una guerra, tienen un mayor riesgo de suicidio, incluso si han pasado muchos años tras haber padecido el evento traumático.

Ser diagnosticado con el Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) o haber vivido múltiples eventos traumáticos incrementan todavía más el riesgo de suciduo. Además, la depresión suele ser un síntoma que aparece en estos cuadros, haciendo que el riesgo sea todavía mayor. Entre los síntomas comunes del TEPT tenemos sentimientos de desesperación y sensación de que nadie puede ayudarlos, los cuales son una auténtica bomba de relojería que conducen al suicidio.

9. Aislamiento social

El aislamiento social es un grave problema y pude ser la causa de un suicidio. Son muchos los motivos que han llevado a una persona a sentirse sola: ruptura con la pareja, divorcio, pérdida de familiares o amigos, ansiedad social, trastorno psychological, enfermedad, jubilación, abandono acquainted… Todos ellos hacen que la persona se sienta cada vez menos motivada para seguir viviendo y acabe tomando la decisión de acabar con todo.

Pero el aislamiento social no únicamente puede ser causa de suicidio. También puede estar detrás de aparición de trastornos mentales, adicción a sustancias y alcoholismo. Es por esto que, sobre todo en personas de la tercera edad, se debe seguir manteniendo el contacto con familiares que se sepa que podrían estar pasando una época demasiado solos, a fin de evitar que puedan cometer intentos suicidas y ayudarles a recurrir a la ayuda profesional necesaria.

Referencias bibliográficas:

  • Hjelmeland, H., Hawton, Okay., Nordvik, H., Bille-Brahe, U., De Leo, D., Fekete, S., Grad, O., Haring, C., Kerkhof, J. F., Lönnqvist, J., Michel, Okay., Renberg, E. S., Schmidtke, A., Van Heeringen, Okay., & Wasserman, D. (2002). Why folks have interaction in parasuicide: a cross-cultural research of intentions. Suicide & life-threatening habits, 32(4), 380–393. https://doi.org/10.1521/suli.32.4.380.22336

— Nahum Montagud Rubio to psicologiaymente.com

Las 12 mejores películas japonesas de todos los tiempos

Descubrir las mejores películas japonesas es una forma de ver el séptimo arte con otros ojos. Cada cultura impregna sus manifestaciones artísticas con los símbolos propios de su tradición, de ahí que tanto la música, como las películas, la pintura o cualquier obra de arte de un lugar específico, reflejan de un modo muy bello los valores culturales de una región.

El cine oriental es reconocido en todo el mundo por su riqueza simbólica, es por eso que hoy quisimos centrarnos en Japón un país con una cultura asombrosa que tiene un cine explosivo y lleno de matices. Te invitamos a disfrutar de las mejores películas japonesas de todos los tiempos.

Las mejores películas japonesas

Mejores películas japonesas

A continuación haremos un viaje por las mejores películas japonesas pasando por el cine convencional y por la animación, elige la que más te llame la atención y sumérgete en un mundo maravilloso.

Películas japonesas que no puedes perderte

1. Rashomon

Esta es considerada una de las mejores películas japonesas clásicas. Aquí encontramos la historia de Four personas que tienen versiones diferentes de un caso de abuso en el Japón del siglo IX. La trama es apasionante y viajarás por un drama que te incitará a buscarlas respuestas tú mismo.

2. Cuentos de Tokio

Aquí nos encontramos con una película que pone en evidencia los choques generacionales y su impacto en la vida. La trama gira en torno a una pareja de ancianos que va a visitar a sus hijos, pero no tienen el recibimiento esperado, la vida ahora es otra cosa y la diferencia entre el campo y la ciudad es abismal. Es una reflexión en torno a la transformación de la sociedad y a la pérdida de la tradición.

3. El círculo

El círculo es una película del año 1998 en la que se cuenta la historia de una misteriosa cinta de vídeo que tiene un oscuro misterio, todas las personas que ven lo que contiene mueren en extrañas circunstancias. Este excelente movie dio pie a uno de los éxitos más importantes de las películas de terror en Hollywood, la common película El Aro.

4. Flores de fuego

Esta es una apasionante película que pone en evidencia los límites de la ethical cuando se ven frente a realidades adversas. La trama va de un hombre que tiene a su cargo a su esposa moribunda y a un amigo herido, lo que lo hace saltar en el abismo del crimen para sumergirse en situaciones que te pondrán los nervios de punta.

5. Dolls

Si quieres ver una película con una producción impactante en la que varias historias se entremezclan para llegar a un mismo centro, Dolls te encantará. La historia nos muestra diferentes matices de la vida de un Ganster y una cantante desfigurada. Una de las cosas más emocionantes de este movie es que la historia se desarrolla en medio de bunrakus, un tipo de marionetas japonesas muy populares dentro de su tradición.

6. Los sueños de Akira Kurosawa

Si te gusta el mundo onírico o la interpretación de los sueños amarás esta película de principio a fin. La trama gira en torno al desarrollo de los sueños y su interpretación justo en la época de la period nuclear. Esta es una de las mejores películas japones que he visto y estoy segura que cualquier persona interesada en los sueños estaría encantado de poder disfrutarla.

Las mejores películas japonesas de animación 

El viaje de Chihiro

Estamos seguros de que alguna vez has escuchado este nombre, pues El viaje de Chihiro es una de las películas más taquilleras de la historia del anime. Aquí nos encontramos con la historia de una niña que descubre un mundo mágico lleno de dioses, seres fantásticos y otros elementos extraordinarios que muestran un mundo oculto a la vista de todos.

Mi vecino Totoro 

Dentro de las mejores películas japonesas de todos los tiempos no podía faltar Mi Vecino Totoro, pues es uno de los movies más exitosos que no pierde vigencia desde su época de publicación en 1988. La trama gira en torno a dos niñas que viven en el campo y emprenden una relación con una criatura fantástica y un grupo de duendes que traen la magia a su vida de un modo increíble.

El cuento de la princesa Kaguya 

En esta hermosa película nos encontramos con la historia de una pareja de ancianos que encuentra una niña pequeñita dentro de una mata de bambú y deciden llevarla a casa. La niña es hermosa y empieza a robarse la atención de todo el mundo a medida que crece. No obstante la niña deberá cumplir con un destino inesperado. Esta peli está basada en una de las leyendas japonesas más importantes.

El castillo vagabundo

No importa cuántos años tienes, si eres un niño, un adulto o un anciano, ver El castillo vagabundo es un regalo que todos debemos darnos alguna vez en la vida. Esta hermosa historia en la que se mezclan la magia, el amor, la lealtad y la ruptura de las apariencias frente a lo esencial pondrá a vibrar tu corazón en notas más altas. Esta es sin duda alguna, una de las mejores películas japonesas de todos los tiempos.

Los niños lobo

Esta divertida película nos narra la historia de una mujer que se enamora y contrae matrimonio con un hombre lobo. Después de consumar historia y tener hijos, el hombre muere, dejándola a cargo de la familia. La trama se desenvuelve en medio de las historias de los niños lobo en la escuela y en el mundo.

El castillo en el cielo

El castillo en el cielo es una películas del año 1986 con una historia apasionante. Aquí, nos encontramos con un par de huérfanos que tienen una legendaria piedra de levitación y deciden buscar la ciudad flotante, un lugar encantado que ha sido descrito por la tradición pero nadie sabe a ciencia cierta en dónde está o cómo entrar, hasta que estos intrépidos niños inician su aventura. Esta es considerada como una de las mejores películas japonesas del cine clásico.

Esperamos que te animes a disfrutar de las mejores películas japonesas de todos los tiempos. Estamos seguros de que son un excelente viaje por la cultura nipona y que cada una te dará un punto de vista distinto sobre la vida.

— Karla Arango to psicocode.com

NO EMPIECES MAÑANA ¡EMPIEZA HOY! Reflexiones Y Consejos De Año Nuevo Contra Los Enemigos De Sueños

¡Feliz año a tod@s!

¡Tenemos 365 días en este 2017 para cuidarnos, comer sano y perseguir nuestros sueños! Si este es uno de tus objetivos para este año, ¿porqué esperar a mañana? un mañana que puede ser en una semana, en un mes o a finales del próximo año.
Esto es algo que oigo cada día, todo el mundo quiere empezar a cuidarse, tomar las riendas de su salud, dar un giro a su alimentación o dedicarse a lo que de verdad le apasiona, porque sabe que le está restando e impidiéndole vivir su mejor versión, pero por lo visto nos cuesta muchísimo empezar y ponernos manos a la obra. Tendemos siempre a dejar las cosas importantes para mañana porque hoy tenemos que hacer un montón de cosas más. Os mentiría si os digo que a mi eso no me ha pasado nunca, por supuesto que si, pero hace ya un tiempo que me despedí de la procrastinidad, esa habilidad que tenemos de retrasar algo que debemos atender y sustituirlo por otras cosas más irrelevantes o que nos resultan más agradables. Y es que lo cierto es que es algo que hacemos muy a menudo que nos hace en el fondo sentir deadly porque vamos acumulando cosas en la lista de «pasos» para ir consiguiendo nuestros objetivos, y esto nos frustra enormemente porque al remaining no conseguimos alcanzarlos.
Estas primeras semanas del año siempre son momentos de propósitos, de querer empezar de cero y de decirnos a nosotros mismos un montón de cosas que queremos poner en acción este año. Pero mi sensación y lo que observo a mi alrededor es que muchas veces la mitad de estos grandes propósitos empiezan a desaparecer como las luces de navidad y la mayoría se quedan en la lista para el próximo año. Y me pregunto yo… ¿Qué ocurre con toda esa corriente de energía y motivación que nos invadía hace días? ¿Un misterio? No. Lo cierto es que hay varios enemigos de llevar nuestros pensamientos a la acción, que nos limitan y acaban venciendo ese sentimiento de ¡Claro que si, yo puedo!
Yo los llamo:

ENEMIGOS DE SUEÑOS

Y aquí viene mi consejo para este primer mes del 2017: ¡Desacernos de ellos! porque son obstáculos en el camino hacia nuestros sueños.
Y con esto no me quedo solo en lo relacionado con nuestra salud, con comer bien, hacer deporte, cuidarnos… sino que me refiero a TODO, todo lo relacionado con la historia de nuestras vidas y los sueños y objetivos que nos guían cada día.

El primer y más peligroso de los enemigos es

– LA PERFECCIÓN:

Sí, el querer hacerlo todo perfecto, el deseo de ser perfectos o perfectas. Y me pregunto yo ¿ Qué es ser perfecto? ¿Quién determine lo que es perfecto y lo que no? Quizás existan millones de formas de perfección, tantas como personas en el mundo.
Mi consejo es que mandes al perfeccionismo de vacaciones, por decirlo de forma suave, ya que solo es un obstáculo en tu vida, lo fue en la mía y quiero que no lo sea jamás en la de nadie.
En mi consulta me la encuentro a diario y veo que aniquila grandes intenciones, porque cuando quieres de un día para otro llevar una alimentación «perfecta», empezar a hacer deporte 5 días a la semana, meditar, hacer yoga, tomar aguita con limón por la mañana, incluir las algas porque dicen que son buenísimas, tomar un zumo verde al día y un millón de cosas más para en definitiva intentar ser perfectos and so forth and so forth… ¿al remaining que pasa? Pues que nos agobiamos y acabamos por frustrarnos y no hacer nada. Y lo peor de todo, creer que no somos capaces. Y aquí aparece otro enemigo que es el de:

– LO QUIERO TODO Y YA… LA IMPACIENCIA

Así que algo que os propongo intentar este año es ir poco a poco, disfrutando del camino que seguro que llegaremos más lejos y a un sitio más bonito.
Porque lo más importante no es alcanzar un sueño o nuestro objetivo tal y como nos los habíamos imaginado, porque quizás eso no ocurra nunca, porque la vida, el mundo y nosotros mismos estamos en continuo cambio. Y no pasa nada, porque quizás lleguemos a un lugar aún mejor del que habíamos pensado o consigamos cosas más bonitas e importantes por el camino, de las que habíamos soñado. Porque me he dado cuenta de que lo importante no es la meta, sino todos los km que hacemos hasta ella y todo lo que encontramos, crecemos, disfrutamos y aprendemos por el camino.
Así que no os olvidéis de disfrutarlo.

El tercer enemigo es el miedo.

– EL MIEDO a ¿QUÉ PENSARÁN LOS DEMÁS? A NO CONSEGUIRLO, A FRACASAR

Y es que estamos muy condicionados por lo que opinen los demás sobre nuestra vida. Y aquí está la respuesta: ¡nuestra vida! que es nuestra, y de nadie más, y tenemos derecho a inventarnosla a equivocarnos, a caernos y levantarnos, a escribir nuestra propia historia y no la que a otros les gustaría que escribiéramos. Siempre dentro del respeto y el amor hacia los demás.
Y hasta nuevo aviso solo tenemos una, así que no podemos permitirnos límites que encima nos los pongan los demás.
Y sobre el temido fracaso… ¿Quién nos cube que es un fracaso? yo me he dado cuenta que no tienen el sentido tan devastador que les hemos dado. Sino que son experiencias, aprendizajes, capítulos de nuestra historia que seguro que nos ayudarán en los siguientes y que nos hacen ser y estar vivos. Algo solo es un fracaso si nosotros lo queremos ver así, pero puede ser lo que nosotros queramos. Ya que como he dicho ¡tu vida la inventas tu!

Por supuesto que hay más enemigos de sueños y propósitos de fin o comienzo de año. Pero estos tres se llevan el premio y si este 2017 los podemos poner a trabajar a nuestro favor y no a nuestra contra pues vamos a tener un gran año.

Espero que esta reflexión os ayude y os permita soñar y creer en vosotros mismos y todo lo que os propongáis.

Y los que no sueñen, por favor ¡Que no nos despierten! 🙂

— Adriana to www.adrianamolina.es

¿Cómo Conocer Gente Nueva? Los Mejores Sitios, Webs y Consejos

Incluso para los más extrovertidos, conocer gente nueva puede ser difícil.

Muchas personas querrían tener más amigos pero no hacen nada para conseguirlo porque creen que eso sería reconocer su fracaso social. Al fin y al cabo se supone que a cierta edad ya debemos tener nuestro grupo de colegas, ¿cierto?

como conocer gente nueva

La realidad no es así. Hay muchos motivos por los que alguien puede sentirse solo: una mudanza a otra ciudad, una relación sentimental que le ha alejado de sus amigos, un trabajo absorbente o unas aficiones excesivamente solitarias.

Por multitud de razones habrá ocasiones en las que sientas la necesidad de conocer más gente. La mayoría preferimos hacerlo en situaciones que no parezcan forzadas. Circunstancias en las que hablar con alguien pueda surgir de forma pure y no haya que hacer demasiado esfuerzo por nuestra parte.

Pero este tipo de situaciones no están siempre a nuestro alcance, y encima, cuanto más envejecemos más nos cuesta conocer gente nueva. Por eso deberás ser valiente, contradecir lo socialmente establecido y salir de tu zona de confort. Todavía resulta imposible conocer a alguien en persona desde el sofá de tu casa.

Para facilitarte la tarea, en este artículo te propondré 7 lugares (virtuales y físicos) donde acudir si quieres ampliar tu círculo social, así como las técnicas de comunicación para conseguirlo.

¿Qué aprenderás en este artículo?

Sitios para conocer gente nueva

Lo ultimate es que sea un lugar en el que exista la posibilidad de volver a ver las mismas personas varias veces como un gimnasio o un membership, así empezarás a resultarles acquainted y será más fácil que termines conociéndoles. Independientemente de dónde, ten en cuenta lo siguiente:

  • Evita situaciones en las que debas causar forzosamente una buena primera impresión para no perder la oportunidad para siempre. Debes poder volver a ver a esas personas.
  • También es buena thought que el sitio te permita conocer personas con aficiones, valores o intereses en común contigo.
  • Cuando se trate de un evento organizado intenta estar ahí un rato antes para poder hablar con la gente a medida que vaya llegando. Si te presentas una vez ya está todo el mundo charlando te va a costar romper el hielo.
  • La familiaridad provoca agrado: se ha demostrado científicamente que cuanto más conozcas a alguien, mejor te caerá. Por eso debes intentar frecuentar los mismos sitios y hablar con la misma gente.

No desistas a las primeras de cambio. Tendrás mejores y peores experiencias, pero si perserveras al ultimate terminarás conociendo gente muy interesante.

1. Apúntate a un curso de idiomas, de baile o de cocina

Apuntarse a una serie de clases tan sólo para hacer amigos puede ser un poco exagerado, pero si hay algo que quieres aprender ¿por qué no hacerlo con más gente en lugar que desde la soledad de tu ordenador?

El único problema que tienen los cursos presenciales es que los asistentes suelen estar más pendientes del temario y del profesor que de socializar. Si ése es el caso, acuérdate de llegar un rato antes para charlar con la gente que haya en ese momento.

2. Empieza por conocer a tus vecinos

Te parecerá una americanada, pero si descubres que tienes vecinos nuevos es buena thought acercarse para presentarte y darles la bienvenida. Empezarás causando buena impresión y probablemente terminen invitándote a tomar algo en su piso.

conocer vecinos

Otra forma un poco más atrevida y unique es cambiarle el nombre a tu purple Wi-Fi con algo como “Soy el del 5º 1ª ¡Pásate y te invito a una cerveza!”. Tus vecinos la verán y les hará gracia, y seguro que alguno se acerca a tomarse esa cerveza contigo. ¡Creatividad al poder!

3. Organiza una fiesta e invita amigos de amigos

Esta estrategia sólo te servirá si ya conoces a alguien del lugar, pero es muy eficaz. Montar una fiesta en tu piso y decirle a tus amigos que traigan un par de colegas más es una excelente forma de ampliar tu círculo social.

4. Apúntate a una organización que comparta tus aficiones

Si tienes una afición apostaría a que hay alguien más que también la tiene y que incluso existe una asociación de gente que la comparte. Es tan fácil como buscarla en web, apuntarte y hacer acto de presencia en su próxima convocatoria.

La gran ventaja de estas asociaciones (ya sean de ajedrez, videojuegos o cupcakes) es que empiezas con algo en común con el resto de asistentes, por lo que debería resultarte mucho más fácil encontrar temas de conversación.

5. Hazte voluntario de una causa

Si tienes inquietudes altruistas, hacerte miembro de una sociedad de voluntariado que se reúna habitualmente para realizar acciones solidarias es una de las mejores formas de conocer gente.

Pasarás mucho tiempo con personas abiertas, amables y probablemente bastante empáticas, con lo que seguro que termináis haciéndoos amigos. Además los lazos que se crean en este tipo de asociaciones son muy profundos.

6. Saca a pasear a tu mascota

Si no tienes mascota y estás pensando en adoptar una, no le des mas vueltas, porque pocas situaciones facilitan tanto las relaciones sociales como sacar de paseo tu animal de compañía.

De entrada ya tienes algo en común con la otra persona, y a partir de ahí puedes empezar conversaciones de mil maneras distintas. Puedes pedir algún consejo (a la gente le encanta dar consejos) sobre el cuidado de tu mascota o interesarte por el nombre o la raza de la suya. Luego simplemente preséntate y utiliza los consejos que encontrarás al ultimate de este artículo para socializar.

7. Estudia algo nuevo

Nunca es tarde para seguir estudiando, así que si tienes los recursos e interés por algún tema en concreto, apuntarte a un máster o postgrado presencial puede ser tanto una forma de aprender como de conocer más gente y hacer networking.

Incluso aunque no sea presencial, a menudo los alumnos crean chats de WhatsApp y proponen quedadas. Y si no surge nada, por lo menos habrás ampliado tu currículum y conocimientos 🙂

¡En cualquier sitio!

Sí, cualquier sitio es bueno para conocer a alguien porque lo realmente importante no es el lugar, sino la actitud. Más abajo te daré las claves para que puedas llegar a conocer a alguien hasta en la cola del cine.

Páginas para conocer gente por web

Si excluimos las páginas para encontrar pareja tipo edarling o badoo y las webs y grupos de singles en Fb parece que quedan pocas opciones de hacer amigos on-line, ¿verdad?

conocer gente online

Ni mucho menos. Hoy en día es muy fácil establecer un primer contacto on-line para luego pasar al terreno private. Pero para evitarte sorpresas vigila con lo que yo llamo el efecto Warcraft (por el famoso videojuego multijugador): es fácil que en web la gente se muestre de una manera que no coincida para nada con su verdadera personalidad en la vida actual.

Esto puede decepcionar a quien esperaba conocer a alguien con un determinado carácter, así que para evitarlo intenta que haya congruencia entre tu forma de comportarte en el mundo digital y en el actual. Especialmente si eres tímido pero derrochas confianza cuando hay un teclado de por medio.

1. Asiste a quedadas en Meetup

La net para conocer gente por excelencia. Meetup se basa en la creación de grupos para realizar actividades a las que cualquiera puede unirse. Es free of charge unirte a estos eventos, pero si quieres crear uno deberás pagar.

Hay grupos de toda clase: desde aquellos en que el único objetivo es conocerse hasta encuentros centrados en alguna afición. La gente que acude a los eventos (llamados meetups) es muy variopinta, pero en normal son personas que quieren ampliar su círculo social.

Es regular que te pongas nervioso antes de ir por primera o segunda vez a un meetup, sobre todo si vas solo. También es ordinary experimentar algo de ansiedad anticipatoria e incluso que cambies de opinión en el último momento y no vayas. Pero una vez lo hagas, comprobarás que todo eran miedos infundados.

A muchos también les preocupa no ser capaces de encontrar el sitio del meetup y estar deambulando bastante rato por ahí. Para evitarlo, pide los datos de contacto del organizador para poder llamarle en caso de que no halles el lugar.

Claves prácticas para socializar en un primer meetup:

  • Selecciona meetups pequeños, de entre 5-15 personas, y evita las grandes congregaciones. Allí es más difícil conocer gente, sobretodo si muchos asistentes ya se conocen previamente.
  • Ni se te ocurra llegar tarde. Si llegas cuando todo el mundo ya está charlando te será más difícil empezar a hablar con alguien.
  • Una forma clásica de iniciar una conversación es preguntar por lo que te vincula con la otra persona, en este caso haber asistido al meetup: “Hola, ¿es éste tu primer meetup o ya eres un veterano del tema?”

2. Acude a un evento de Couchsurfing

Couchsurfing no sólo sirve para alojar a gente en tu piso o para tener un lugar donde dormir cuando viajas. También se celebran muchísimas quedadas que son auténticos caramelos para conocer gente nueva.

Conocer gente en couchsurfing

También es posible crear eventos free of charge si prefieres tener el management sobre el tipo de gente que quieres conocer. A modo de anécdota, permíteme contarte cómo logré pasar de 5 asistentes a más de 40 cuando organicé una quedada durante mi viaje a Tokio con unos amigos.

Nuestra intención period hacer nuevos amigos japoneses y por eso antes del viaje creé un evento en la página de Couchsurfing de Tokio. No fui demasiado unique y el asunto decía algo como “Quedada con un grupo de españoles”. En tres o cuatro días se apuntaron 5 personas, pero me parecía insuficiente ya que queríamos tener la posibilidad de conocer cuantos más tokiotas mejor.

Entonces se me ocurrió cambiarle el nombre al evento y llamarlo “Primer Encuentro Internacional 2012 España-Japón en Tokio”. ¡Muy comercial pero en realidad significa lo mismo! Además en la descripción del evento explicaba de qué iba todo.

La cuestión es que durante la semana siguiente se apuntaron casi 40 japoneses más, y logramos celebrar una de las mejores fiestas que recuerdo 🙂

Conocer gente en Tokyo
Con algunos de los asistentes a la quedada. No soy un gran fotógrafo.

La moraleja de esta historia es que si organizas un evento, sé creativo e intenta llamar un poco la atención para que el mayor número de gente posible dedique un minuto a leerlo. De esta forma habrá más asistentes, y eso siempre es bueno.

3. Participa en foros especializados

Si tienes una afición, tienes un tesoro para conocer gente. Nada ayuda tanto a entablar una conversación y caer bien a alguien como compartir una inquietud, así que juégalo a tu favor.

Tan sólo tienes que hacer una búsqueda por web del estilo “Foro + tu afición” y probablemente encuentres alguna opción, a no ser que tengas hobbies realmente extraños. Luego es cuestión de participar, enterarte de dónde se reúnen presencialmente o incluso proponer tú hacer una quedada.

Si tomas la iniciativa y se apunta poca gente no te desanimes: debes terminar de ajustar tu mensaje para hacerlo más atractivo. Todo el mundo está deseando conocer gente pero a veces tienen demasiada vergüenza o se han creado personalidades on-line que no quieren comprometer.

4. Busca en los grupos de Fb

Existen multitud de grupos de Fb según los intereses. Para encontrarlos tan sólo escribe tu interés o afición junto a tu ciudad o región en el buscador de Fb (el espacio con la lupa de arriba a la izquierda), haz clic en “Buscar más resultados para…” y selecciona “Grupos” en el tipo de resultado.

Grupos de facebook
Ejemplo de búsqueda para “Escalada Barcelona”

Ahí te aparecerán los grupos a los que puedes unirte. Algunos son abiertos y otros cerrados, lo que significa que debes solicitar tu admisión y esperar a que la aprueben.

5. Descubre los grupos de Linkedin

Mucha gente desconoce las funcionalidades reales de Linkedin. La mayoría lo usa para estar seen en el mercado laboral, pero también existen muchos grupos que se reúnen presencialmente.

Invierte tiempo en crearte un buen perfil, ve a la pestaña de intereses –> grupos y clica en “encontrar un grupo”. Si crees que sólo sirve para temas profesionales, fíjate qué ocurro cuando busco “Manga”:

Conocer gente en Linkedin

Me aparecen 82 grupos (incluso gente de mi entorno ya está en ellos), algunos a nivel europeo y otros a nivel nacional. ¡Encuentras de todo!

La ventaja de Linkedin a diferencia de los grupos de Facebook es que también te ofrece sugerencias personalizadas según la gente con la que estás conectado, y los asistentes suelen ser bastante formales.

6. Prueba Ingress, el juego de realidad digital

Aquí va la recomendación curiosa del artículo. Ingress es una especie de juego de rol para móviles basado en la realidad digital aumentada. Pero jugar a Ingress no significa quedarte en casa mirando tu teléfono: debes salir a la calle.

Para empezar instala la aplicación y elige uno de los dos bandos. La mecánica del juego es encontrar y capturar “portales” en tu ciudad para tu bando. Cuando lo hagas los miembros de tu facción lo verán, y en una ciudad importante es prácticamente imposible no encontrarte con alguno de ellos.

Conocer gente en Ingress

Es un juego con una mecánica sencilla pero que puede dar mucho de sí. No es infrecuente que haya quedadas entre varios miembros de un bando para defender un punto concreto de la ciudad. Además también hay un sistema interno de mensajería con el que puedes comunicarte con todos los jugadores de tu bando que estén por la zona.

Los datos son concluyentes: en una encuesta reciente realizada a jugadores de Ingress el 74% conoció personalmente otros jugadores y ¡casi el 30% terminó forjando una amistad!

Si le dedicas un poco de tiempo a Ingress, además de salir a caminar y divertirte, terminarás conociendo gente. Pero juega con precaución, es muy adictivo.

7. Encuentra un compañero de viaje

Si lo tuyo es viajar pero no quieres hacerlo solo, existen agencias de viaje que ofrecen tablones de anuncios o servicios para emparejarte con otros viajeros. Sin embargo, también hay aplicaciones como TravBud que se encargan de encontrarte un compañero de viaje según la ruta y días que quieras hacer.

Nada une más que compartir experiencias, y viajar es una forma increíble de vivir emociones de todo tipo. Conozco personalmente gente que ha hecho las mejores amistades de su vida gracias a haber compartido un viaje.

En TravBuddy tan sólo tienes que crearte un perfil, seleccionar tus destinos, fechas y el tipo de acompañante que prefieres para que el sistema te muestre aquellos que cumplan con los requisitos. A partir de ahí tan solo tienes que contactarles para presentarte y ofrecerte a compartir el viaje. Y también verás como ocasionalmente otros viajeros te escriben para lo mismo.

¿Cómo socializar para conocer gente?

Una vez ya sabes los lugares a los que acudir para poder hacer amigos vamos a ver qué actitud deberías tener en tu primer encuentro.

1. Ponte tan nervioso como quieras

La mayoría de consejos que encontrarás por ahí te dirán que para conocer gente debes parecer seguro de ti mismo y mostrarte muy sociable. Pero la única realidad es que si no tienes un trabajo que implique mucho trato con las personas difícilmente serás capaz de comportarte así de forma pure. Es difícil pasar de un extremo al otro si no tienes experiencia, por mucho que te digan que debes aparentar confianza.

¿Pero sabes una cosa? No pasa absolutamente nada por reconocer que estás nervioso. Incluso es recomendable: la gente si identificará más contigo porque todos hemos estado nerviosos en este tipo de situaciones, y demostrarás ser una persona honesta desde el principio.

Por si eso fuera poco, el hecho de reconocer tus nervios tendrá una inesperada y agradable consecuencia. Y es que estudios como este han demostrado que cuando expresas tus emociones en voz alta, estas pierden parte de su efecto sobre ti. Dicho de otra forma, si reconoces que estás nervioso empezarás a sentirte más tranquilo.

Asúmelo. Demostrar tus debilidades no es malo. Eso no quita que debas intentar tener una actitud positiva, esbozar una sonrisa de vez en cuando y no poner cara de muermo 😉

2. ¡Preséntate!

Tan sencillo y tan difícil a la vez. No hacen falta frases memorizadas ni esperar pacientemente a que se te aproxime la gente. Tan sólo acércate, preséntate educadamente y pregunta su nombre. Y ya habéis dejado de ser desconocidos.

Cuando digo que te presentes también me refiero a que des algo de información sobre ti y que intentes responder a la pregunta que todo el mundo se hace sobre los asistentes: ¿por qué estás ahí? Con esto romperás el hielo y ya tendrás mucho terreno ganado.

“Hola, es la primera vez que vengo a este encuentro de aficionados al ajedrez y todavía no conozco a nadie. Me llamo Pau, ¿y tú?”

Intenta no parecer desesperado en hacer amigos. No digas que tienes poca vida social y que quieres conocer gente porque entonces tu interlocutor sentirá que lo estás eligiendo a él como podrías haber elegido a cualquier otro. Aunque está bien que reconozcas que quieres hacer nuevos amigos, explícale qué te ha llevado a querer empezar una conversación con él y no lo dejes a su imaginación. Puede ser algo tan easy como que también está solo o te ha gustado la chaqueta que lleva.

“Encantado Jorge. Te he visto por aquí solo y he pensado que quizás también period tu primera vez. ¿Habías estado antes?”

Así de easy 🙂

3. ¿Cuál es la mejor pregunta para iniciar conversaciones?

Hay muchas conversaciones que empiezan con mal pie porque usan las típicas preguntas cerradas (¿cómo estas?, ¿qué tal todo?) que desencadenan automáticamente las respuestas habituales (bien, gracias). Son preguntas que no exigen una pausa para pensar en la respuesta; en su lugar invitan a responder como si fuera un acto reflejo.

Pregunta para iniciar conversaciones

En una encuesta se concluyó que una de las mejores preguntas para empezar una conversación es preguntar de dónde es alguien porque da pie a muchos hilos de conversación posteriores. Quizás sea del mismo lugar que tú, o conozcas a alguien de allí, o hayas ido de vacaciones, o te gustaría ir en un futuro. Existen miles de posibilidades para encontrar algo que os vincule.

4. No evites la cháchara trivial

Es possible que en algún momento la conversación derive a lo que yo llamo la cháchara de ascensor (“qué mal tiempo que hace”, “qué difícil es aparcar por aquí, and so on”). Pues no la desprecies, porque aunque te pueda resultar muy superficial, a menudo es el único camino para profundizar en otros temas.

Deberías intentar usarla para llegar a dos objetivos: encontrar lo que hace interesante a la otra persona y descubrir puntos en común con ella. Y a partir de ahí empieza a profundizar.

5. Escucha más de lo que hablas

La clave para ser interesante es demostrar interés por tu interlocutor. No hay más secretos. Y tampoco te olvides de reconocer sus méritos, porque la psicología de la persuasión ha demostrado que gustamos más a aquellas personas que saben que nos gustan, así que hacerle de vez en cuando algún cumplido genuino a alguna prenda de vestir o rasgo private no estará de más. ¡Pero no te pases para que no parezca que estás intentando ligar!

“¡Eres muy buen conversador! Suerte de ti porque si no esta conversación no sería ni la mitad de interesante.”

También deberías ser capaz de identificar señales de que no se ha creado buena conexión, como que su cuerpo apunte hacia otro lado o que constantemente esté mirando hacia fuera. Aunque hay factores que no puedes controlar, como que esté esperando a alguien, si crees que es porque estás hablando demasiado lo recomendable es que vuelvas a centrar tu interés en él.

6. Encuentra lo que os vincula

Para mantener una conversación interesante debes intercambiar información haciendo preguntas y respondiendo tú mismo a esas preguntas si tu interlocutor no te las devuelve. Sigue así hasta que encuentres un punto en común, momento en el que deberás profundizar en él.

Tampoco te obsesiones por encontrar vínculos o parecerás un loco. Si por ejemplo descubres que ambos veraneáis en el mismo lugar pregúntale por sus restaurantes favoritos por si coincidís en alguno. Pedir recomendaciones es algo que también halaga mucho a la gente.

PD: Durante tus primeros contactos con alguien deberías intentar no ser demasiado pesimista o agorero para no transmitir negatividad, pero te recuerdo que los odios en común vinculan más que las pasiones. ¡Descubrir que el mismo profesor de Universidad os hizo la vida imposible puede obrar maravillas!

7. Cierra el trato y queda para otra ocasión

Si estáis conectando bien, el resto es muy sencillo. Haz una primera propuesta para quedar en otra ocasión que no demasiado comprometida y donde haya más gente para que sea más fácil de aceptar. Ir a una exposición o simplemente tomarse unas cervezas en una terraza son buenos ejemplos.

También debes dejar claro que no estás proponiendo una cita. Si tienes pareja, una buena forma de evidenciar que sólo buscas amistad es mencionarla.

·····

Si esta guía para conocer gente nueva te ha parecido interesante te agradeceré mucho que hagas clic en alguna de las redes sociales de abajo porque me estarás ayudando a seguir adelante con el weblog. ¡Muchas gracias!

— Pau Forner Navarro to habilidadsocial.com

¿Cómo reconocer los casos de hipocondría, y qué hacer?

La necesidad de velar por nuestro bienestar y de cuidar de la propia integridad física es uno de los factores que más han influido en la evolución de nuestro cerebro y de nuestros patrones de comportamiento.

Por ejemplo, a esto se debe que suframos miedo o ansiedad, emociones desagradables e incluso dolorosas que, sin embargo, experimentamos de forma relativamente frecuente porque son útiles para nuestra supervivencia.

Sin embargo, a veces esa predisposición a detectar señales de peligro donde no tiene por qué haberlas nos puede traer problemas, y la hipocondría es una muestra de ello. Aquí veremos cómo reconocer la hipocondría, así como algunos consejos para superarla.

¿Cómo reconocer un caso de problemas por hipocondría?

Especialmente en tiempos recientes, en los que la alta cantidad de población y las dinámicas del mundo globalizado han dado pie a varias pandemias y epidemias, la línea que separa un nivel de preocupación razonable por la propia salud, por un lado, y una obsesión injustificada con la posibilidad de tener enfermedades, por el otro, está algo borrosa.

Sin embargo, siempre es posible reconocer casos extremos en los que la percepción del estado del propio cuerpo llega a estar tan sesgada hacia el pesimismo que resulta totalmente incompatible con la realidad. Esto es lo que ocurre con la hipocondría, que no solo no ayuda a prevenir problemas graves de salud, sino que además llega a ser un problema para quien la desarrolla.

La hipocondría, o hipocondriasis, es una alteración psicológica caracterizada por la propensión a creer que se tiene una enfermedad, a pesar de no existir motivos razonables para llegar a esa conclusión.

Esto hace que vean evidencias de tener una patología en una amplia variedad de pequeños eventos de poca importancia, o que no dicen demasiado acerca del estado de salud que se tiene.

Aquí veremos algunas de sus características más distintivas.

1. ¿Qué indica que la angustia por hipocondría no está justificada?

Tal y como hemos visto, las personas con hipocondría tienen una gran facilidad para creer que sufren enfermedades, hasta el punto de que esa propensión a angustiarse con supuestos signos y síntomas de patologías llega a desgastar su calidad de vida.

Aquí es importante detenernos a pensar en la diferencia entre lo que podemos considerar motivos razonables para sospechar que se tiene una patología, por un lado, y los motivos objetivos para pensar eso. Pueden parecer equivalentes, pero no lo son.

Por ejemplo, algunas alteraciones vinculadas al dolor crónico pueden llegar a ser muy difíciles de objetivar, ya que en última instancia lo que señala su presencia es la existencia de sensación de dolor. En casos de este tipo, no existe una realidad objetiva en la que se base la concept de “tengo una enfermedad”, pero sí es razonable pensar que algo falla en nuestro cuerpo.

Así, la hipocondría tiene que ver con otorgar demasiada importancia a eventos o fenómenos que no deberían ser atribuidos a una enfermedad.

2. No es easy obsesión por la salud

Decir que alguien hipocondríaco es un individuo que muestra una preocupación excesiva por su propia salud sería inexacto. En realidad, la hipocondría se fundamenta en un tipo más concreto de preocupación: no es la necesidad de ganar salud llegando a tener un cuerpo perfecto, sino el miedo a estar perdiendo salud.

3. Gana fuerza a través de la rumiación

La rumiación psicológica es lo que ocurre cuando una concept o imagen psychological perturbadora nos viene a la cabeza una y otra vez, y hace que deseemos que desapareciera de nuestra consciencia. En el caso de la hipocondría, esto ocurre mucho, porque como asumimos que hay un problema en nuestro cuerpo casi cualquier estímulo o sensación que juzguemos como anómala puede llevarnos a pensar en la posibilidad de tener una patología.

A su vez, el hecho de exponernos varias veces a estas situaciones desagradables hace que crezca la ansiedad anticipatoria, ante la posibilidad de que con un nuevo día lleguen nuevas señales de que tenemos una enfermedad.

4. Se prolonga en el tiempo

La hipocondría es una alteración persistente, que dura meses. No es cuestión de haber visto un documental sobre los efectos de la comida procesada y pasarse una tarde pensando en eso.

¿Qué hacer?

Estos son varios consejos que pueden ayudar a las personas que hayan desarrollado hipocondría.

1. Asiste a terapia psicológica

El primer y más importante consejo es contar con ayuda por parte de psicólogos, dado que solo a través de este procedimiento dispondrás de atención personalizada y de medidas de intervención adaptadas a las particularidades de tu caso, y además por parte de profesionales específicamente formados para intervenciones de este tipo.
Eso sí, ten en cuenta que la terapia es un proceso que requiere compromiso, y abandonarlo antes de tiempo puede suponer volver a la casilla de salida.

2. Lleva un diario en el que vayas anotando lo que sientes

Es importante que te acostumbres a ver más allá de los pensamientos y de los sentimientos ligados a la hipocondría; lo best es que no te limites a vivirlos en tus propias carnes, sino que además aprendas acerca de cómo y cuándu surgen.

A través de este proceso de “ingeniería inversa” psicológica, en la que empiezas a detectar los patrones de pensamiento que hay detrás de la hipocondría (cuando esta se expresa), te será más fácil comprender hasta qué punto esas concepts son irracionales.

Para conseguir esto, algo muy útil es llevar un autorregistro: un lugar que deberás tener siempre a mano y en el que puedas ir apuntando información básica acerca de lo que piensas, sientes y haces en los momentos en los que la hipocondría se manifieste, anotando lugar, fecha y hora, y lo que ocurrió justo antres, durante y justo después de cada una de esas experiencias.

3. Crea rutinas que te mantengan lejos de la rumiación

Aunque no lo notes, la hipocondría no surge espontáneamente de tu cerebro, sino que “se alimenta” de determinados hábitos y contextos a los que te expones de manera frecuente. Por ello, una buena medida a adoptar es detectar situaciones o contextos en normal que te suelan arrastrar a la hipocondría, y optar por otras opciones.

Por ejemplo, si notas que cada vez que visitas YouTube terminas viendo vídeos sobre enfermedades, puede ser bueno elegir otro modo de rellenar parte de tu tiempo libre en Web, o bien visitar muchos vídeos de otras temáticas para que el algoritmo deje de recomendarte esos contenidos. O, si por el motivo que sea en tu grupo de amigos mucha gente es médico, les puedes pedir directamente que cuando estés con ellos no hablen de su trabajo. La concept es exponerte a situaciones distintas, ya sea modificando tu contexto o exponiéndote a otros nuevos.

4. No intentes bloquear el malestar

La hipocondría gana fuerza cuando intantamos dejar totalmente fuera de nuestra consciencia todos los pensamientos ansiógenos que nos genera. Es mucho mejor ir ganándole terreno aceptando que durante un tiempo nos producirá inquietud e incomodidad.

¿Buscas apoyo psicológico contra la hipocondría?

Cribecca

Si crees que has desarrollado hipocondría y estás buscando ayuda psicológica para tratar este problema con el apoyo de profesionales, te proponemos que contactes con nosotros. En Cribecca Psicología disponemos de varios expertos en psicoterapia con mucha experiencia ofreciendo tratamiento ante esta clase de problemas,así como en otras complicaciones de tipo psicológico: ansiedad generalizada, estrés postraumático, depresión, fobias, problemas de pareja, TOC, and many others.

Actualmente atendemos en sesiones de psicoterapia presencial en Sevilla, y también en sesiones de terapia on-line por videollamada. Si quieres saber cómo trabajamos, puedes leer más sobre nosotros en esta página.

Referencias bibliográficas:

  • Avia, M.D.; Ruiz, M.A. (2005). Suggestions for the Remedy of Hypochondriac Sufferers. Journal of Up to date Psychotherapy. 35(3): pp. 301 – 313.
  • Fallon, B.A.; Qureshi, A.I.; Laje, G.; Klein, B. (2000). Hypochondriasis and its relationship to obsessive-compulsive dysfunction. The Psychiatric Clinics of North America. 23(3): pp. 605 – 616.

— Cribecca to psicologiaymente.com