Entradas

Descubre las dos vías para alcanzar la felicidad y necesitar menos de la comida

¿Qué es la felicidad?

¿Cómo influye en nuestra forma de comer, en nuestras rutinas de auto-cuidado?

¿Cómo alcanzarla?

¡Qué difícil es hablar acerca de este tema!

Y es que cuesta mucho definir qué es la felicidad, es casi imposible ponerse de acuerdo acerca de qué es y cómo alcanzarla (ya hablen de ello los grandes filósofos, o los pequeños ante un café).

Y al closing parece como si todo se quedase en algo abstracto e inalcanzable, y la felicidad se te escurriese por entre los dedos cada vez que haces intentos por alcanzarla.

Sin embargo, se puede llevar este tema a la concreción y al día a día.  Existen dos vías que te llevarán de manera directa a asentarte en la felicidad.

Y haciendo mención al tema que solemos tratar por aquí: cuando recorras estas dos vías, podrás comprobar cómo esto incide de manera favorable en tu relación con la comida. Es casi inevitable.

 

1. ¿Qué es la felicidad?

«La felicidad es el único objetivo que siempre escogemos por sí mismo y nunca para conseguir otro fin»

Aristóteles

No es de extrañar que  incontables pensadores hayan debatido acerca de lo que es la felicidad y cómo llegar a ella.

Y es que, si te observas, y observas a las personas que te rodean, comprobarás que todas las conductas que realizamos en el día a día van encaminadas a lo mismo. Podemos llamarlo de muchas formas, pero todos los seres humanos tienen un anhelo profundo de felicidad.

En la actualidad, desde la psicología se habla de dos vías desde las que alcanzar el bienestar y la felicidad:

  • la primera hace hincapié en el placer, el disfrute y las emociones positivas
  • la segunda se centra en llevar una vida llena de sentido y de propósito

Diferentes filósofos y líderes espirituales a lo largo de la historia han confiado en una u otra perspectiva como la única forma válida de ser feliz.

Pero no tenemos porqué escoger.

Si actuamos con inteligencia, el placer y el disfrute pueden aportarnos un tipo de energía que contribuya significativamente a nuestro bienestar.

Si además tienes claros tus valores y metas y actúas de acuerdo a ellos, dotarás a tu vida de sentido, proporcionándote esto una felicidad profunda, que subyacerá a todos los momentos, sean estos placenteros o desagradables.

2. Las dos vías para alcanzar la felicidad

La del placer

Todas las personas necesitamos tener dosis de placer, diversión y estímulo. Está comprobado que las personas que no realizan suficientes actividades que les gustan, suelen tener un bajo estado anímico. Y al revés, a las personas con bajo estado de ánimo, se les suele recomendar en primer lugar que incrementen la cantidad de tiempo que dedican a ese tipo de actividades. Simplemente funciona.

Vivimos en un tipo de cultura que aparentemente respalda esta necesidad, pero a veces una se puede sentir culpable si dedica tiempo a descansar, o a hacer lo que le gusta. Hay tantas obligaciones…

Un obstáculo importante para cubrir esta necesidad suele ser la baja autoestima. Si eres consciente de que tu día a día es aburrido, cargado de obligaciones, y aún así no eres capaz de concederte momentos para lo que te gusta, el motivo bien puede ser ese.

A veces no hay porqué añadir nada a la vida para hacerla más placentera. Tenemos lo que necesitamos ahí, al alcance de la mano, y no nos damos cuenta.

Quizá tenemos algunos amigos, pero no dedicamos tiempo a una buena charla. O hijos, y no disfrutamos de su risa. O vivimos en el campo, pero creemos que no hay tiempo para un paseo de esos que se saborean. Quizá tenemos una cámara de fotos en un cajón, y una ciudad que fotografiar, o una bici, o unos pinceles olvidados.

Una forma sencilla de exprimir esta vía a tope, es practicar mindfulness. Cuando practicas a diario este tipo de meditación, al cabo de poco tiempo empiezas a percibir más momentos agradables, a disfrutar de todo lo cotidiano y sencillo como si fuera extraordinario. El tacto del aire, la forma y los colores de los árboles, los sonidos del campo o de la ciudad. Lo corriente se vuelve vívido. La investigación demuestra que la práctica de mindfulness incrementa las sensaciones y emociones positivas, contribuyendo a la felicidad.

Mindfulness contrarresta el pure sesgo negativo que tenemos todas las personas, y nos lleva a focalizar la atención en lo negativo de nuestra vida.

Si empiezas a disfrutar de tu cotidianeidad aumentarás la resiliencia frente a los altibajos normales de la vida.

Ejercicio

Haz dos listas

Una con las actividades placenteras que te gustaría incorporar a tu vida

Otra con todo lo que tienes en tu vida, a mano, y que crees que podrías disfrutar, o disfrutar mucho más pero no lo estás haciendo

La del sentido

Es muy positivo que haya buenas dosis de placer en nuestra vida. Sin embargo hay algo que no conviene, y es perseguir el placer a toda costa. Lo primero nos da felicidad, lo segundo es fácil que nos lleve al sufrimiento.

En toda vida hay momentos estresantes o dolorosos, y precisamente el llevar una vida basada en el sentido y el propósito implica que tendremos que pasar por muchos de esos momentos.

Es importante diferenciar entre estar bien  y sentirse bien. 

Hacer cosas que para ti tienen sentido y que están alineadas con tu propósito, puede llevarte a estar bien, aún sintiéndote mal en momentos determinados.

Por ejemplo, yo valoro mucho la entrega y el apoyo a mi familia. Esto en ocasiones me supone sentirme mal, estresada, cansada o teniendo que aplazar necesidades legítimas. Pero a todo eso subyace un estar bien constante, porque actuar acorde a los propios valores simplemente contribuye a la felicidad.

Cultivar este elemento de felicidad no siempre es placentero, cómodo o agradable. Perseverar en los principios de uno puede ser doloroso y difícil. Pero los estudios demuestran que las personas que lo hacen sienten una mayor satisfacción important, mejor estado de ánimo y mayor autoestima.

Ejercicio

Haz un listado con tus principales valores personales.

Eso que es más importante en tu vida, que te orienta a la hora de tomar decisiones y te guía en la vida.

Eso por lo que estás dispuesta, cuando sea necesario, a dejar de lado la comodidad y el placer.

3. Ser más feliz para necesitar menos de la comida

Cuando una persona come en exceso, y quiere dejar de hacerlo, un paso importante es hacerse consciente de cuáles son las causas que le llevan a ello.

Las causas pueden ser muy variadas, dependiendo de las personas, y una misma persona suele tener muchas causas diferentes que le llevan a ese comportamiento.

Una de las causas más importantes es la búsqueda de placer.

Cuando una persona detecta que la búsqueda de placer le lleva con frecuencia a comer en exceso, hay una pregunta que le conviene hacerse:

«¿Hay suficiente cantidad de placer en mi vida, fuera de la comida?»

Hay que ser honesta en la respuesta, y darse cuenta de si se está buscando este tipo de felicidad en la comida.

En otros casos , puede que haya suficiente placer en la vida pero se siente como un vacío, como una falta de sentido en lo que se hace.

Este es un sentimiento desagradable y doloroso; tanto que en personas que comen emocionalmente puede llevarles a episodios de comer en exceso para sentirse «llenas», o para reducir la consciencia de tales sentimientos.

Es también en este caso necesario hacer un ejercicio de honestidad. Y es que no es fácil admitir determinadas cosas. A veces da miedo, porque tememos no poder cambiar, o no poder darnos lo que necesitamos.

Déjate guiar por la intuición, y afronta aquello para lo que sepas que estás preparada. Cuando estés lista para avanzar, avanzarás.

Ojalá este artículo te sea de utilidad,

Te envío un gran abrazo.

— beaalvarez to beaalvarez.com

Las 13 mejores películas cristianas para niños (con sus trailers)

Esta lista de las mejores películas cristianas para niños te ayudará a compartir la historia y tradición cristiana a partir de narraciones increíbles sacadas de la Biblia y de la historia de Jesús y otros personajes célebres para el cristianismo.

Esta selección presenta películas animadas que contarán lo mejor de la historia cristiana, es una excelente herramienta si quieres que los más pequeños de la casa aprendan mientras se divierten.

Esperamos que disfrutes en familia las mejores películas cristianas para niños en español.

Las mejores películas cristianas para niños 

Mejores películas cristianas para niños

A continuación, tendrás un amplio abanico para elegir alguna de las mejores películas cristianas. De hecho, si quieres que tus niños fortalezcan este conocimiento espiritual, puedes verlas todas y contarnos qué opinas de ellas.

1. El León de Judá

Dentro de las mejores películas cristianas para niños, esta es supreme para que ellos comprendan las razones y significados de la muerte y resurrección de Jesús. Si quieres explicarles todo lo relacionado al evangelio de una forma divertida, esta opción es supreme para ti.

2. José el rey de los sueños

Si hablamos de la importancia de los sueños en la Biblia, esta película es la indicada. José es el ejemplo de que los sueños pueden llevarnos más lejos de lo que creemos, y de que si seguimos la inspiración divina siempre estaremos en el camino correcto.

3. La Estrella

Esta es una de las mejores películas cristianas para niños, supreme para ver en navidad pues nos cuenta una divertida versión sobre el nacimiento del niño Jesús. En esta exitosa producción infantil participan algunas personalidades famosas como Gina Rodríguez, Mariah Carey y Oprah.

4. El cielo es actual

Esta hermosa película nos cuenta la historia de un niño que pudo regresar de la muerte y empieza a narrarle a sus padres cómo es la vida en el cielo. Esta es una de las películas que todo niño cristiano debería ver pues los conecta a una parte hermosa de la espiritualidad y de la inocencia como la forma perfecta para sentir la magia de la vida.

5. Jonás

Esta divertida película nos cuenta la historia de un revolucionario espárrago que tiene que emprender una aventura abriendo nuevos caminos por desiertos y mares, con el fin de llevar la palabra de Dios a un lugar poseído por el pecado. Esta es sin duda una de las mejores películas cristianas para niños de todos los tiempos.

6. El progreso del peregrino

Esta película es ideal para compartirla con niños de diferentes edades. Aquí encontraremos una narración apasionante sobre lo que significa transitar los caminos de la vida en pos de una vida celestial. Este bello movie está lleno de metáforas hermosas ideales para comprender lo que significa ser cristiano y vivir por y para el amor.

7. Harriet Tubman

Esta hermosa película explora el mundo de la fe y sus maravillas. Además es genial pues nos pone frente a la historia de la esclavitud y el racismo en el que una familia vulnerada encuentra en la oración el medio para conjurar la libertad, lo que no sabe esta familia oprimida es que la fe incesante de una mujer sería la herramienta para liberarse y para liberar a su familia.

8. Theo

Theo es un estudiante apasionado de la palabra de Dios que comparte con los niños los caminos y las pistas para vivir bajo la luz de Dios de la manera más armónica posible. Esta no es precisamente una película sino una serie de varios capítulos en la que podremos aprender de las mejores enseñanzas contenidas en la palabra de Dios.

9. El gran milagro

Como debes haber experimentado en carne propia, las disaster son esas oportunidades para que nuestra esencia espiritual emerja. Es por esto que esta hermosa animación considerada una de las mejores películas cristianas para niños, nos muestra ese lado milagroso de la disaster como puede entre nuestro espíritu y la presencia de Dios. Esta serie sin duda nos ayuda a explicarle a los más pequeños la fortaleza que da la fe en los momentos más dolorosos de la vida.

10. El príncipe de Egipto

Esta es una película encantadora en la que vemos cómo Dios elige a alguno de sus hijos para una misión celestial con impacto en la tierra. Aquí vemos como el mismo Dios encomienda al príncipe de Egipto una tarea de liberación para su pueblo. Esta trama nos muestra cómo Dios y su ejercito de seres de luz siempre está para ayudar a aquellos que se entregan a su voluntad.

11. Ben-Hur

Ben-Hur es una de las historias más representativas de la Biblia. En esta animación cuentan la historia central que gira en torno a un hombre adinerado que es traicionado por su mejor amigo y llevado así a la esclavitud. De ahí suceden un montón de vivencias interesantes que pueden ayudar a que los niños entiendan que el perdón y la fe pueden ser la libertad que todos buscamos para vivir en plenitud y libertad.

12. El hombre que hacía milagros

¿Te imaginas poder ver cómo actuaba Jesús? Pues esta historia nos pone frente a un niño que tiene el placer de aprender directamente sobre los eventos más representativos de la vida de Jesús. Esta es sin duda una de las mejores películas cristianas para niños, en la que podrás ver con tus hijos porque después de tantos años la figura de Jesús sigue siendo un elemento central en la vida de todas las personas creyentes.

13. Flo, la mosca mentirosa

Flo, la mosca mentirosa es una de esas películas que conviene ver en familia para que los niños aprenden sobre la importancia de ser transparentes siempre. La trama gira en torno al tema de la mentira y como al recurrir al engaño estamos sembrando múltiples dolores en nuestra vida y en la de los demás.

Esperamos que este listado sobre las mejores películas cristianas para niños te de las herramientas que necesitas para que los más pequeños de la casa aprendan sobre el cristianismo y la vida de Jesús. Como siempre, te recomendamos que cualquier tipo de entretenimiento para los menores, esté supervisado por adultos que puedan ayudarles a resolver sus dudas.

— Karla Arango to psicocode.com

Los 9 principales motivos por los que las personas se intentan suicidar

Es difícil pensar por qué un amigo, un acquainted o una persona querida ha decidido acabar con su vida. Tanto si logra suicidarse como si queda en un intento, esta decisión es algo que en muchas ocasiones no se veía venir y, cuando se da, hace que surjan muchas preguntas.

No siempre suelen haber señales de advertencia claras, con lo cual muchas veces, el motivo que ha llevado a que una persona se suicide acabe siendo un absoluto misterio. Pero una cosa debe quedar clara: nadie se suicida porque sí.

Son varios los motivos más frecuentes por los que las personas intentan suicidarse, y los vamos a ver a continuación.

Motivos más frecuentes por los que las personas se intentan suicidar

Muchas personas se preguntan qué es lo que ha hecho que un ser querido haya decidido tomar la decisión de quitarse la vida. Muchas veces el intento de suicidio queda en eso, un intento.

Pero lamentablemente, en otras la persona acaba consiguiendo lo que se había propuesto, sembrando un montón de dudas y preguntas entres sus familiares y amigos que intentan comprender por qué ha sucedido. El hecho de no haberlo visto venir les causa gran malestar, sintiéndose culpables y viviendo, en muchas ocasiones, el síndrome del superviviente.

Siguen existiendo muchos mitos sobre el suicidio, pese a que no son pocas las campañas de prevención que han intentado concienciar sobre la gravedad de este problema. Las personas que intentan quitarse la vida lo hace porque están sufriendo mucho. Creen que no vale la pena seguir viviendo y que, haya lo que haya al otro lado, si es que lo hay, es preferible al infierno que están viviendo. No es que no piensen en sus seres queridos, o que les quieran hacer daño, sino que ya no pueden más.

Los principales motivos por los que las personas se intentan suicidar son muchos. La mayoría de ellos tienen en común que la persona se sentía desesperanzada, que no había luz al last del túnel y que tenía que ponerle fin a su sufrimiento. A continuación veremos estos motivos por los que una persona determine ponerle fin a su vida.

1. Depresión

La depresión es, lamentablemente, el trastorno que más intentos de suicidio provoca, y, también, el que más personas se lleva. Uno de los síntomas principales de la depresión severa es el sentimiento constante de desesperación, sufrimiento y pocas expectativas de futuro. Una baja autoestima suele ser un rasgo común en personas profundamente deprimidas, y sienten que no valen nada, que el mundo estaría mejor sin ellas.

Pero pese a que es el trastorno que causa más suicidios es, irónicamente, el que más posibilidades tiene de ser mejorado con tratamiento. La depresión no se cura por arte de magia, pero se puede mejorar mucho la vida de la persona acudiendo al psicólogo y, en caso necesario, tomando medicación. Es por esto que es tan elementary insistir con acudir a este tipo de profesional en caso de que se tenga sospecha de que un acquainted, amigo o conocido padece este trastorno. Hay muchas posibilidades de evitar su suicidio.

2. Esquizofrenia y brote psicótico

Muchas personas con esquizofrenia o que están padeciendo un trastorno psicótico acaban suicidándose. Las alucinaciones auditivas se pueden presentar en forma de voces, las cuales pueden hacerle comentarios al afectado que no son nada positivos. Pueden incitarle a que se haga daño y acabe con su vida. Las razones que le dan estas voces no tienen por qué ser racionales, pero el paciente les ve algún tipo de sentido.

A diferencia de la depresión, la psicosis y la esquizofrenia son más difíciles de enmascarar, lo cual es, en cierta manera, positivo dado que ante un paciente con estos problemas se hace más obvia la necesidad de ayuda profesional. Lo negativo de estos trastornos es que son más trágicos, en el sentido de que son de más difícil tratamiento y la necesidad de fármacos es extrema.

3. Alcohol, drogas e impulsividad

El consumo de alcohol y de sustancias pueden influir en la decisión de una persona de quitarse la vida. Es posible que ya tenga ideación suicida estando sobrio, pero que sean simples fantasías o imaginarse que pasaría si abandonara el mundo. No obstante, cuando se ha alcoholizado o se encuentra con el subidón de la droga, se vuelve más desinhibido, y dentro de esa mayor desinhibición está el intentar llevar a cabo esas fantasías suicidas.

Por otro lado está la impulsividad como rasgo de personalidad. Hay personas que, estando muy alteradas, se les pasa por la cabeza todo tipo de pensamientos, entre ellos los suicidas. Ya sea por el calor del momento o porque lo tenían pensado desde hacía tiempo, intentan cometer suicidio y, lamentablemente, a veces lo consiguen.

En caso de no conseguirlo, tanto para las personas que han tomado drogas como las que son más impulsivas, cuando se encuentran menos alteradas sienten un profundo remordimiento por siquiera haberlo pensado. Empiezan a empatizar con sus familiares y amigos, y comprenden el daño que les hubieran podido hacer.

4. Petición de ayuda

En muchas ocasiones el intento de suicido es una petición de ayuda. La persona no quiere morirse, pero siente que si no llama la atención de esta forma su círculo cercano no la va a tomar en serio. Cabe decir que las personas que suelen recurrir a esta vía suelen ser adolescentes, que carecen de los medios y de la madurez para expresar sus problemas, o personas que tengan dificultad para dar a conocer todo el sufrimiento que están viviendo, pero que efectivamente quieren dejar de sentir.

Lamentablemente, no son pocas las veces en que estos intentos suicidas se convierten en un suicidio consumado, sobre todo por la desinformación del parasuicida. Es recurrente en quienes intentan suicidarse a modo de petición de ayuda que consuman alguna pastilla, teniendo una sobredosis. Piensan que llamarán la atención, les llevarán a urgencias y ahí les harán un lavado de estómago y estarán fuera de peligro. El problema es que tomar demasiadas pastillas puede dañar gravemente el hígado y los riñones, teniendo efectos mortales.

5. Enfermedad terminal

La decisión de moriri por suicidio puede estar muy racionalizada, en el sentido de que la persona desea realmente morir no porque tenga un trastorno psychological o se sienta mal psicológicamente hablando, sino porque padece una enfermedad terminal. Su vida se está acortando por culpa de una enfermedad incurable, una condición médica que da igual cuántos fármacos tome, cuantas operaciones le hagan o qué dieta siga: no la puede controlar. Decidir cuándo morir es lo único que pueden controlar, y no quieren que la enfermedad se lo arrebate.

Cabe decir, no obstante, que no todas las enfermedades crónicas son igualmente discapacitantes o disruptivas en la vida del afectado, pero sí que son muchas las que correlacionan con mayor riesgo de suicidio. Se ha visto que enfermedades crónicas que podríamos considerar “leves”, como el asma, el dolor de espalda, la hipertensión sanguínea y las migrañas pueden ser causa de suicidio casi tanto como el cáncer terminal, daño cerebral, problemas cardíacos altamente discapacitabntes, última fase de la enfermedad VIH/SIDA, enfermedad de Parkinson.

Esta motivación suicida es la que ha hecho que varios países como Bélgica, Luxemburgo, Países Bajos, Canadá y Colombia hayan legalizado la eutanasia. La justificación para permitir el suicidio asistido en algunos casos es que, dado que la persona no va a poder disfrutar de los pocos años que le quedan y los va a vivir con gran sufrimiento, no se puede considerar humano permitir que muera de forma indigna o que decida quitarse la vida de forma especialmente traumática para con los de su entorno.

6. No querer ser una carga

Este es un motivo común en personas que padecen una enfermedad crónica, sobre todo cuando tienen que ser cuidados por familiares. A medida que la enfermedad va incapacitándoles más, más dependen de sus familiares, y a veces sienten que son una carga y que lo mejor sería abandonar el mundo ya.

Quieren morir porque se sienten terriblemente culpables por arrebatarles la vida a personas que están sanas y que podrían disfrutar sus vidas si ellas no estuvieran todavía vivas. Cuando todavía tienen movilidad este tipo de pacientes intentan acabar con su vida antes de que no lo puedan hacer por ellos mismos.

7. Miedo al fracaso

En una sociedad en la que las presiones sociales pueden ser verdaderamente intensas, el miedo al fracaso y al que dirán se convierte en un problema psicológico muy serio.

No son pocas las personas que consideran que no llevar una vida perfecta, de acuerdo a sus propios ideales, es sinónimo de no valer nada. Ya sea alejándose de su vida idealizada o tener una mala racha, muchos deciden acabar con su vida. Algunos ejemplos de motivos por los que una persona se ha suicidado por miedo a fracasar son:

  • Ser arrestado o encarcelado
  • Acoso escolar, humillación, ciberacoso, acoso laboral
  • Problemas económicos
  • Fin de una relación amorosa o de amistad significativa
  • Pérdida del empleo
  • Pérdida de familiares o amigos por revelar orientación sexual propia
  • Pérdida de estatus social

8. Estrés traumático

Las personas que han sufrido una experiencia altamente traumática, como puede ser abuso sexual, violación, abuso físico o trauma por haber presenciado una guerra, tienen un mayor riesgo de suicidio, incluso si han pasado muchos años tras haber padecido el evento traumático.

Ser diagnosticado con el Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) o haber vivido múltiples eventos traumáticos incrementan todavía más el riesgo de suciduo. Además, la depresión suele ser un síntoma que aparece en estos cuadros, haciendo que el riesgo sea todavía mayor. Entre los síntomas comunes del TEPT tenemos sentimientos de desesperación y sensación de que nadie puede ayudarlos, los cuales son una auténtica bomba de relojería que conducen al suicidio.

9. Aislamiento social

El aislamiento social es un grave problema y pude ser la causa de un suicidio. Son muchos los motivos que han llevado a una persona a sentirse sola: ruptura con la pareja, divorcio, pérdida de familiares o amigos, ansiedad social, trastorno psychological, enfermedad, jubilación, abandono acquainted… Todos ellos hacen que la persona se sienta cada vez menos motivada para seguir viviendo y acabe tomando la decisión de acabar con todo.

Pero el aislamiento social no únicamente puede ser causa de suicidio. También puede estar detrás de aparición de trastornos mentales, adicción a sustancias y alcoholismo. Es por esto que, sobre todo en personas de la tercera edad, se debe seguir manteniendo el contacto con familiares que se sepa que podrían estar pasando una época demasiado solos, a fin de evitar que puedan cometer intentos suicidas y ayudarles a recurrir a la ayuda profesional necesaria.

Referencias bibliográficas:

  • Hjelmeland, H., Hawton, Okay., Nordvik, H., Bille-Brahe, U., De Leo, D., Fekete, S., Grad, O., Haring, C., Kerkhof, J. F., Lönnqvist, J., Michel, Okay., Renberg, E. S., Schmidtke, A., Van Heeringen, Okay., & Wasserman, D. (2002). Why folks have interaction in parasuicide: a cross-cultural research of intentions. Suicide & life-threatening habits, 32(4), 380–393. https://doi.org/10.1521/suli.32.4.380.22336

— Nahum Montagud Rubio to psicologiaymente.com

Cómo Controlar las Emociones: 10 Técnicas que Funcionan

Ya dijo Nietzsche que los pensamientos vienen cuando ellos quieren, y no cuando nosotros desearíamos.

Del mismo modo, tus emociones tampoco aparecen o desaparecen cuando tú lo decides. Pero, ¿es posible tener algún management sobre las emociones o debes resignarte a que dominen tus actos?

¿Alguna vez te has preguntado porque alguien es capaz de hablar en público sin aparentar nervios mientras que otra persona se viene abajo? ¿Por qué hay gente que en una discusión sucumbe a la ira mientras otros mantienen la calma?

como controlar las emociones

Si bien tiene sentido que te sientas triste cuando te dan malas noticias, eso no significa que tu única opción sea quedarte llorando en un rincón (esa actitud probablemente te mantenga afligido durante más tiempo). Reconocer que estás triste a la vez que te fuerzas a ti mismo a hacer algo productivo te ayudará a sentirte mejor antes.

En este artículo voy a intentar desmitificar varias falsas creencias sobre la gestión de las emociones y darte las técnicas que se han demostrado realmente útiles para conseguirlo. Permanece atento porque alguna probablemente te sorprenda.

  1. ¿Decides tú cómo controlar las emociones?
  2. Lo que ocurre cuando tus emociones se descontrolan
  3. La verdad sobre las emociones negativas
  4. Lo que no funciona para controlar tus emociones
  5. Lo que sí funciona

¿Decides tú cómo controlar las emociones?

Hay muchas teorías al respecto. Algunos psicólogos creen que tenemos el management whole sobre nuestras emociones y otros creen que no existe ninguna posibilidad de controlarlas.

Sin embargo hay investigaciones que concluyen que la forma en que interpretas tus emociones puede cambiar la forma como las vives. La forma en que reacciones frente una emoción en concreto condicionará cómo actúa sobre ti.

  • El orador que sufre frente la thought de hablar en público lo hace porque interpreta sus nervios como algo negativo, como una señal que le está enviado su cuerpo para que salga corriendo de allí.
  • Por otro lado, alguien que interprete esos mismos nervios como excitación y ganas de hacerlo bien probablemente tenga más éxito en su conferencia.

La moraleja es que tu cuerpo te proporciona la energía para hacer algo, pero cómo usar esa energía lo decides tú. Hay gente que paga dinero y hace horas de cola para subirse a una montaña rusa, mientras que otros no se subirían ni en sueños. Ambos sienten los mismos nervios, pero los interpretan de forma diferente: diversión frente terror.

Lo que ocurre cuando tus emociones se descontrolan

No puedes evitar sentir emociones. Las emociones están ahí porque tienen una función evolutiva, un sentido biológico de supervivencia. Si nuestros antepasados no hubieran sentido miedo delante de una manada de tigres, probablemente el ser humano no hubiera llegado hasta hoy en día.

La amígdala es la parte de tu cerebro encargada de disparar las emociones, como si fuera una respuesta automática en forma de agresión o huida frente una amenaza. Por eso es tan difícil controlar mediante la fuerza de voluntad el origen de tus emociones: significaría anular esta respuesta para la que estás programado genéticamente.

Este tipo de respuesta emocional es por lo tanto, necesaria. Sin embargo, en algunas personas no está correctamente regulada y puede ocurrir que:

  • Se dispare en situaciones donde no existe una amenaza actual (provocando la ansiedad)
  • Sea incapaz de desactivarse con el paso del tiempo (como en la depresión). Por algún motivo, el cerebro entra en modo de supervivencia y se queda anclado ahí.

Cuando estás en fase de lucha-huida y la amígdala ha tomado el mando de tus actos, normalmente ya es demasiado tarde. Por eso debes aprender a actuar antes. Tienes que acostumbrarte a detectar aquellas señales que te indican que vas camino de no poder dominar tus emociones.

Esta es la única forma en que serás capaz de detener el proceso (o retrasarlo) antes de que sea demasiado tarde. Una vez las emociones te dominan, eres poco más que una bestia acorralada.

La verdad sobre las emociones negativas

La teoría más reciente es que existen Four tipos de emociones básicas que han evolucionado hacia el resto de sentimientos más complejos. Estas emociones son enfado, miedo, alegría y tristeza.

Existen algunas situaciones a las que nunca podrás acostumbrarte. Si todo te va mal, difícilmente podrás dejar atrás la sensación de miedo o ansiedad. Sin embargo, las emociones positivas suelen desaparecer a lo largo del tiempo. No importa cuanto dinero te toque en la lotería o cuán enamorado estés: las emociones positivas como el placer siempre terminan disminuyendo.

De hecho, en un estudio se determinó que la emoción que dura más es la tristeza. En concreto, dura hasta Four veces más que la alegría.

emociones negativas

En base a este panorama parece realmente necesario poder gestionar la intensidad de tus emociones para no sufrir tanto. A continuación encontrarás una lista de las técnicas que no han demostrado ninguna eficacia y las que sí.

Lo que no funciona para controlar tus emociones

Estas técnicas se han popularizado a través del boca a boca y mediante autores que no se han molestado en comprobar su base científica actual. La utilidad de cada una de ellas para gestionar tus emociones es, cuanto menos, dudosa.

1. Intentar no pensar en lo que te preocupa

De la misma forma que intentar no pensar en un oso polar blanco provocará que termines pensando en él por un efecto rebote, en estudios como este se ha demostrado que es muy difícil apartar las emociones de nuestra cabeza.

En el caso de las personas deprimidas, a las que constantemente les asaltan pensamientos negativos, se ha comprobado que es totalmente contraproducente intentar suprimir esas concepts porque terminan regresando con más fuerza todavía.

2. Relajarte y respirar hondo…

Es routine que nos recomienden relajarnos y respirar hondo cuando estamos enfadados o muy ansiosos. Proviene de una tradición casi ancestral, como la de respirar dentro de una bolsa de plástico en un ataque de pánico.

Pero hay un inconveniente. Respirar hondo e intentar modular el diafragma no suele funcionar porque el componente fisiológico de las emociones suele ser poco importante.

Piensa en ello. En la mayoría de las ocasiones en que te has enfadado mucho, por ejemplo, estabas tranquilo antes de volverte irascible. Probablemente tenías un buen día hasta que alguien te lo ha chafado, ¿me equivoco?

Si un estado previo de relajación no ha podido evitar que te enfadaras, ¿por qué la gente cree que puede conseguirlo una vez ya estés enojado?

¿Has recomendado alguna vez a alguien que se relajara cuando estaba enfadado? Te habrás dado cuenta de que no suele funcionar demasiado bien. Es como si en lugar de escuchar a quien cree que ha sufrido una injusticia le recomendases que se callara y se tomase un tranquilizante.

Con esto no quiero decir que emplear habitualmente técnicas de relajación sea malo. De hecho meditar es bastante útil (lo verás más abajo). Pero intentar relajarse una vez te han invadido las emociones es ir a tratar el síntoma y no la causa.

3. Liberar la tensión por otras vías

Hubo un tiempo en que se pusieron de moda las actividades para liberar emociones. Talleres donde la gente se reunía para llorar o eventos donde directivos agresivos se ponían a romper platos.

Liberar estres

Pues bien, resulta que los estudios psicológicos más recientes sugieren que este tipo de catarsis no funciona. Incluso puede ser negativa: sucumbir a la tentación de destrozarlo todo puede incrementar tu agresividad a corto plazo. Lo mismo ocurre con hacer ejercicio físico: aunque es bueno para tu corazón, no es capaz de tranquilizar tus emociones.

Las emociones no están contenidas dentro de nuestro cuerpo y necesitan salir como si fuéramos ollas a presión. Lo que necesitan es ser comprendidas para evitar que nos hagan daño.

4. Presionarte para tener pensamientos positivos

Hay un poco de controversia respecto el efecto de los pensamientos optimistas para common las emociones. Si bien yo no diría que son capaces de hacerte pasar de un estado negativo a otro positivo, sí que pueden llegar a reducir la intensidad de una emoción negativa.

Las emociones se procesan casi en su totalidad a nivel inconsciente para luego pasar al terreno consciente, donde las percibes. Por este motivo, cuando eres consciente de ellas a menudo ya es demasiado tarde.

Sin embargo, buscar la parte positiva de cada situación sí que puede evitar que sigas auto-saboteándote. Si en lugar de pensar “No voy a poder con esto” empiezas a creer “Está complicado, pero lo puedo manejar” evitarás que tus emociones negativas se agraven.

Lo que sí funciona

La verdadera inteligencia emocional requiere que identifiques y entiendas tus propios estados de ánimo. Implica reconocer cuando y porqué estás enfadado, nervioso o triste, y actuar sobre las causas y no sólo los síntomas.

Sin embargo, en aquellas ocasiones en las que veas que irremediablemente te diriges hacia un estado emocional negativo, las siguientes técnicas pueden ser eficaces para detener o frenar esa reacción en cadena.

1. Intenta recordar tus virtudes y éxitos

La reafirmación en tus virtudes y puntos fuertes es una de las mejores estrategias para gestionar tus sentimientos. Consiste en pensar en lo que te ha provocado esa emoción pero reduciendo su significado negativo.

Ejemplo: en lugar de enfadarte porque has llegado tarde al trabajo puedes pensar que, dado que siempre llegas a tiempo, no es tan grave.

La gente con mayor management emocional utiliza la autoafirmación cuando la intensidad de sus emociones todavía es baja y tienen tiempo para buscar otro punto de vista de la situación. Curiosamente, se ha demostrado que esta estrategia funciona especialmente bien en las mujeres.

La próxima vez que sientas que pierdes el management sobre tus emociones, recuérdate a ti mismo aquellas cosas de las que te enorgulleces en tu vida.

2. Distrae tu atención hacia un asunto concreto

Las personas que mejor gestionan sus emociones también han aprendido a usar la distracción para bloquear sus estados emocionales antes de que sea demasiado tarde. Y parece que resulta muy eficaz cuando prevén que van a experimentar emociones intensas y no tienen suficiente tiempo para usar otras estrategias.

Como sabrás, una forma muy efectiva para calmar a un niño pequeño que no deja de llorar es desviar su atención. “¿Has visto el muñeco?” o “¿Qué tengo en la mano?” suelen disminuir su nivel de excitación si mantenemos su atención durante el tiempo suficiente.

desviar la atencion

La técnica de la distracción consiste en desvincularte de la emoción negativa centrando tu atención en pensamientos neutrales. De esta forma evitarás que la emoción coja demasiada intensidad.

Por ejemplo, si tu jefe cuestiona tu profesionalidad, en lugar de pensar que quizás termine despidiéndote podrías pensar en la celebración de cumpleaños que tienes el sábado. Es easy pero eficaz, tal y como se ha demostrado en varios estudios científicos.

Aunque a largo plazo probablemente no sea la mejor estrategia, la distracción funciona, especialmente si centras tu atención en algo concreto en lugar de dejar que tu mente imprecise.

3. Piensa en tu futuro más inmediato

Las emociones muy intensas pueden provocar que te olvides de que hay un futuro y que tus acciones van a tener consecuencias. Aunque en ese momento tan sólo seas capaz de vivir el presente y tu frustración, enfado o nervios te parezcan tan importantes, ¿seguirás sintiendo eso dentro de una semana?

Pensar en el futuro más inmediato es muy eficaz para mantener el autocontrol, tal y como se demostró en el experimento popularizado a través del libro Inteligencia Emocional. En él, los niños que resistieron la tentación de comer una golosina a cambio de recibir otra obtuvieron mejores resultados en los take a look at escolares y mejores trabajos en los años venideros.

4. Medita habitualmente

La meditación ha demostrado científicamente su eficacia para prevenir los pensamientos negativos repetitivos y no sólo mientras meditas, sino también a largo plazo: es capaz de diminuir el nivel de activación de la amígdala de forma duradera.

La meditación también tiene estudios en la reducción de la ansiedad. En uno de ellos, cuatro clases de meditación de 20 minutos de duración fueron suficientes para reducir la ansiedad en un 39%.

Intentar relajarte sólo cuando te asaltan las emociones no es muy eficaz. Sin embargo, meditar de forma common y respirar correctamente sí que pueden reducir la intensidad de las emociones negativas cuando estas aparecen.

5. Date permiso para preocuparte más tarde

Antes te he explicado que intentar suprimir una emoción o pensamiento provoca que vuelva de nuevo con más fuerza. Sin embargo, ¡posponerla para más tarde puede funcionar!

En un estudio se pidió a los participantes con pensamientos ansiosos que pospusieran su preocupación durante 30 minutos. A pesar de ser una forma alternativa de evitar pensar en algo, lo que se ha demostrado es que tras ese período de pausa las emociones regresan con una intensidad mucho menor.

Así pues, date permiso para preocuparte después de un tiempo de espera. Te preocuparás menos.

6. Piensa en lo peor que te puede pasar

¿Recuerdas la película Sin Perdón (Unforgiven) de Clint Eastwood?

En ella, el personaje de William Munny, pese a estar viejo y acabado, es el mejor pistolero del oeste. Y no lo es por su velocidad ni su puntería. Como él mismo cube, lo es porque cuando las balas empiezan a volar, él controla sus emociones y mantiene la calma.

Pero ¿cómo mantener la calma? Los samuráis y los estoicos se mantenían tranquilos incluso en las situaciones más dramáticas, ¿cómo lo conseguían?

meditar

Pues pensando en la muerte. Y mucho.

No quiero que te pongas dramático ni te vuelvas un gótico, pero pensar en lo peor que te puede pasar te ayudará a relativizar tus problemas y mantener el management.

7. Escribe un diario de tus emociones

La escritura expresiva consiste en escribir sobre tus pensamientos y sentimientos más profundos y ha demostrado ser eficaz tanto a nivel psicológico como físico (¡es capaz de acelerar la cicatrización de las heridas!)

Mantener una especie de diario emocional sobre lo que has sentido en algunas situaciones te ayudará a reducir la recurrencia de pensamientos negativos.

8. Tómate un respiro (y un refresco) para recuperar el autocontrol

Tu autocontrol no es infinito. De hecho varias investigaciones indican que conforme te expones a situaciones y emociones, se va consumiendo.

Piensa en ello como hacer un dash. Tras la carrera estás exhausto y necesitas tiempo para poder recuperarte antes de volver a correr. De la misma manera, si logras dominar tus emociones, evita volver a exponerte de nuevo a una situación tensa o será más possible que sucumbas.

Lo más sorprendente es que se ha demostrado que mantener el management eat glucosa, como si literalmente estuvieras haciendo ejercicio. Por lo tanto, para recuperar tu autocontrol tienes dos estrategias:

  1. Tomar una bebida rica en azúcares (no es broma).
  1. Usar la reafirmación positiva para poder gestionar de nuevo tus emociones (fuente).

La clave está en identificar cuándo tus niveles de autocontrol están bajos y evitar más situaciones emocionales mientas te recuperas.

9. Cuando todo falle, busca un espejo

¿Perdón? ¿Mirarse en un espejo? Sí, por muy sorprendente que parezca esta estrategia puede ser útil para aplacarte cuando estés furibundo.

Varios estudios han demostrado que cuando te ves a ti mismo reflejado eres capaz de observarte desde una perspectiva más objetiva y por lo tanto separarte durante unos instantes de tu emocionalidad.

Cuanto más consciente seas de lo que estás haciendo, más capacidad de controlar tus emociones tendrás. Y observarte en un espejo incrementará tus niveles de autoconsciencia y te ayudará a comportarte de forma más sociable.

10. Lo más importante: encuentra el motivo de tus emociones

A largo plazo la clave no está en luchar contra tus emociones, sino en reconocerlas y saber por qué te ocurren. Por ejemplo:

“Vale, no me gusta sentirme así pero ahora mismo tengo mucha envidia (reconoces la emoción) porque a Andrés le han felicitado por su trabajo y a mí no (reconoces el por qué).”

Lo importante es ser honesto contigo mismo sobre el por qué. No hagas como la mayoría e intentes engañarte. A menudo nos mentimos haciéndonos creer que estamos enfadados con alguien por su comportamiento y no porque le han dado el ascenso al que aspirábamos y eso ha afectado nuestra autoestima.

Conocer la verdad actual de tus sentimientos te ayudará a tratar la causa.

¿La conclusión?

Si quieres aprender realmente cómo controlar tus emociones debes saber que no hay una solución única. Aunque también se ha demostrado que tu propio lenguaje corporal es capaz de influir sobre tus emociones, encontrar la estrategia más adecuada para common los sentimientos negativos y entender su origen para tratar la causa es la única forma de evitar que tomen el management de nuestra mente.

·····

Si este artículo te ha parecido interesante te agradeceré mucho que hagas clic en alguna de las redes sociales de abajo. Así me ayudas a seguir adelante con el weblog. ¡Muchas gracias!

!operate(f,b,e,v,n,t,s)
{if(f.fbq)return;n=f.fbq=operate(){n.callMethod?
n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};
if(!f._fbq)f._fbq=n;n.push=n;n.loaded=!0;n.model=’2.0′;
n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;
t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];
s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window, doc,’script’,
‘https://join.fb.web/en_US/fbevents.js’);
fbq(‘init’, ‘187823229325195’);
fbq(‘monitor’, ‘PageView’); — Pau Forner Navarro to habilidadsocial.com

¿Debes Eliminar Todas las Grasas de tu Dieta?

Un día estuve hablando con una muy buena amiga mexicana y pensé: «Tengo que escribir este put up y contarte esto».

Mi amiga siempre fue delgada, pero hace unos meses comenzó a subir de peso, ¡y es que los años pasan! y no en vano, jejeje.

Desesperada por lo que le estaba sucediendo, fue a una nutrióloga que le dio una dieta que solo con escucharla me comencé a estresar así que ¡imagínate cómo estaba ella que ya llevaba haciéndola unos días!

Y es que la dieta consistía en eliminar todas las grasas de la dieta, ¡INCLUSO LAS SALUDABLES!… STOOOOOP!!!

Cuando me encuentro con cosas de este estilo, al igual que las dietas hiperproteicas y sin nada de hidratos de carbono (otro día hablaremos de esto) debo reconocerte que siento rabia, porque los que hemos estudiado Nutrición, y no te digo un curso on-line de Three meses (sin desmerecer a nadie), y tenemos una licenciatura de 5 años y luego un put up grado de 2 años, sabemos perfectamente que las grasas saludables son súper beneficiosas y esenciales en nuestra dieta.

Si que es cierto que existen grasas que son dañinas para la salud y deberíamos evitarlas a toda costa. Las grasas saturadas son un ejemplo de estas. Están presentes en los lácteos enteros, en cortes de carnes altos en grasa (costillas, muslos, and many others.) frituras, rebozados, mantequilla, manteca, crema (nata), helados de crema y entre otros productos.

Otra grasa que también deberíamos evitar son las grasas trans. Son grasas producidas por los procesos de elaboración de algunos productos. Por ejemplo, un aceite es una grasa saludable, pero al calentarlo cambias su composición eso genera un aceite que ya no es saludable y a la vez genera compuestos de grasa llamada trans, la cual provoca daños en nuestra salud y promueve el desarrollo de enfermedades crónicas. Por eso es por lo que debemos evitar consumir tantos productos procesados, más aún si son fritos.

De todas formas estas grasas intentan controlarlas muchísimo en la industria alimentaria y por lo basic no están presentes. Te invito a que cuando vayas a hacer la compra, mires las etiquetas de los productos y si tienen grasa trans, no los compres.

Por otro lado, tenemos las grasas saludables. Son grasas insaturadas, principalmente las monoinsaturadas y las poliinsaturadas.

Dentro de este grupo está el omega-3, presente especialmente en pescados y semillas. El omega-6, presente en el aguacate (palta como decimos en Chile), aceites, aceitunas, frutos secos, entre otros alimentos.

¿Qué pasa con las grasas? Que son muy concentradas, por lo cual en pequeñas cantidades ya tienes los nutrientes que necesitas y a la par, un aporte de calorías alto.

Por lo cual, ¡no elimines las grasas saludables de tu dieta! Son muy necesarias y beneficiosas, pero si ten cuidado con las cantidades.

Por ejemplo, si vas a comer aguacate, 1/four del aguacate por vez, no la pieza entera (de hecho, cuando se lo comenté a mi amiga mexicana ¡se le iluminó la cara!). Si vas a tomar aceite, hazlo en crudo siempre que puedas, ya que al cocinarlo lo vuelves saturado y deja de ser saludable.

Recuerda: 1 cucharadita de aceite (aunque sea de oliva) ya es una porción, y con unas 5 a 7 porciones al día ya vas súper bien, así que no abuses del aceite.

Quiero compartirte uno de mis secretos:  para cocinar uso los aceites en spray, existen de diferentes marcas como Carbonell, Pam, Crisco,and many others., y de diferentes sabores. También hay algunos que son ecológicos, que puedes encontrarlos en los grandes supermercados, el sabor es el mismo, pero aproximadamente el 75% menos de grasas y calorías, así que te lo recomiendo.

Recuerda que la basa de una buena alimentación es el equilibrio y que para que nuestro cuerpo funcione correctamente, necesita grasas saludables, hidratos de carbono de alta calidad, es decir, integrales, proteínas bajas en grasas saturadas, frutas y verduras. Así que cuando algún «profesional» te diga que elimines uno de estos grupos, por tu bien pide otra opinión…

Quiero finalizar comentándote que si te estás cuidando, si quieres sentirte bien contigo mismo, con tu cuerpo, recuperar tu salud y bienestar ¡TE FELICITO! Eso cube mucho de ti, simplemente por este hecho, date las gracias y siéntete muy bien.

Recuerda que puedes conseguir TODO lo que te propongas, pero desde el amor y el reconocimiento a ti mimo, porque si lo haces desde el rechazo, la desesperación y el desagrado va a ser muchísimo más complicado.

Siempre les comento a mis clientes, imagínate si tu jefe te animara de esta manera: “¡Vamos idiota, que tu puedes!”  Uffff… ¿qué ánimo, no? Pero si te dijera: “¡Vamos, tu puedes! ¡Has podido con esto y podrás con mucho más! ¡Eres muy inteligente y  súper capaz!” ¡De esta forma tan diferente es la efectiva y son los verdaderos alientos!

Para poder animarte  a ti mismo, es igual. Siempre que te propongas algo, por favor ¡Háblate bien y con las mejores palabras!, hazlo desde el amor y la confianza en ti, porque por supuesto que tu puedes! Y por el easy hecho de querer, ya has avanzado el 50% del camino.

Si quieres conocer más acerca de los nutrientes y aprender a diferenciar los que son más saludables, te invito a que adquieras mi libro Nutrición Emocional, en donde encontrarás herramientas y claves para empezar a adquirir un hábitos saludables. Dentro del enlace, por si quieres comprender mejor en qué consiste mi libro, encontrarás un botón para descargarte un pequeño fragmento del libro free of charge.

 

CONSIGUE mi libro “NUTRICIÓN EMOCIONAL” AQUÍ

 

Bueno preciosa, espero que disfrutes mucho de esta lectura, por favor déjanos tus preguntas y comentarios bajo este put up, también tus sugerencias de qué temas te gustaría que tratáramos.

 

Estaremos encantadas de saber de ti y apoyarte en todo lo que podamos.

 

Un abrazo,

 

Fran Sabal.

 

 

Comparte ¿Debes Eliminar Todas las Grasas de tu Dieta? en tus Redes Sociales

También te puede interesar…

!operate(f,b,e,v,n,t,s)
{if(f.fbq)return;n=f.fbq=operate(){n.callMethod?
n.callMethod.apply(n,arguments):n.queue.push(arguments)};
if(!f._fbq)f._fbq=n;n.push=n;n.loaded=!0;n.model=’2.0′;
n.queue=[];t=b.createElement(e);t.async=!0;
t.src=v;s=b.getElementsByTagName(e)[0];
s.parentNode.insertBefore(t,s)}(window, doc,’script’,
‘https://join.fb.internet/en_US/fbevents.js’);
fbq(‘init’, ‘345259986099866’);
fbq(‘observe’, ‘PageView’); — Fran Sabal to escueladenutricionemocional.com

Las tendencias que deberías probar

¿Quieres ponerte en forma, llevar una vida sana o bajar unos kilos? Un gimnasio te ofrece múltiples opciones, entre las que elegir el entrenamiento adecuado para tu cuerpo, personalidad y estilo de vida. En Health & Coach, referente en métodos de entrenamiento private en Madrid, contamos con el entrenador fitness que necesitas para lograr tus objetivos. Te contamos cuáles son los ejercicios tendencia que deberías sí o sí probar. No te vas a arrepentir. 

Los mejores métodos de entrenamiento health

En Health & Coach podrás encontrar un entrenador health que se adapte por completo a tus necesidades. Podrás elegir entre distintos métodos y entrenamientos en función de tus objetivos. 

 

  • Entrenamiento de bajo impacto: se encargan de tonificar tu silueta, pero son mucho más cuidadosos con los articulaciones que los HIT, por lo que el riesgo de lesión es mucho menos possible que en los ejercicios de alta intensidad. 

 

  1. Entrenamiento en pareja o grupo: entrenar con otras personas suele ser más ameno y tiene un menor índice de abandono. 
  2. HIT: el entrenamiento de alta intensidad sigue siendo de los favoritos, por los altos beneficios que reporta y el poco tiempo que demanda. 
  3. Entrenamiento con peso libre: le ha ganado el lugar a las máquinas. Mancuernas, pesas rusas, balones medicinales y barras entran en juego en las sesiones de gimnasio. 
  4. Entrenamiento con peso corporal: es práctica y te permite realizarla cuando quieras sin tener que estar condicionada por las pesas o las máquinas. También conocido como body weight no ha dejado de ganar adeptos durante los últimos años. 
  5. Entrenamiento private: la facilidad para adaptar este tipo de entrenamiento a tu rutina y tus objetivos lo convierte en uno de los más solicitados. Además, la personalización es whole, lo que conlleva numerosos beneficios. 

Si estás buscando un entrenador health, en Fitness & Coach ofrecemos a nuestros clientes las últimas novedades en sistemas de entrenamiento. Nuestra labor se centra en la búsqueda de soluciones individuales para aquellas personas que quieren hacer ejercicio o cuidarse y encuentran impedimentos, como son, la falta de tiempo, motivación o carencia de conocimientos. No dudes en contactar con nosotros si quieres ponerte en forma.

CONTACTA CON NOSOTROS

— Health & Coach to www.fitness-coach.es

Cómo liberarte de las normas internas que te perjudican: Debes comer todo lo del plato

Que levante la mano quien creciera con la norma: «Tienes que terminar toda la comida del plato»

Somos unas cuantas y unos cuantos los que tuvimos que escucharla y acatarla.

En mi caso, la tenía grabada a fuego.

Hace tiempo me hice consciente de que no me ayudaba en absoluto a cuidarme y a sentir bienestar. Seguir comiendo cuando ya mi estómago está lo suficientemente lleno y mi cuerpo nutrido, va en contra de mi deseo de cuidar mi salud y mantener un peso adecuado para mi. Pero el darme cuenta de todo esto no fue suficiente para que esa norma dejara de arrastrarme.

 

 

Me seguía sintiendo mal si dejaba comida en el plato. Y por más que intentase ajustar las cantidades que me ponía, había muchas ocasiones en que mi cuerpo y mi estómago me decían que ya period suficiente cuando aún quedaba comida.

Así que me puse manos a la obra para debilitarla, y a día de hoy ya estoy libre de ella. ¡Y qué bien me sienta el ir dando pasos hacia poder dar a mi cuerpo y a mi estómago lo que realmente necesitan!

¿Por qué se mantiene una norma que nos hace daño?

Piensa en cualquier norma que tengas y que no te resulte beneficiosa. Puede ser esta de terminar todo lo del plato u otra, como:

  • tener que ser amable con las personas mayores
  • ayudar a alguien cuando está en apuros
  • no ser egoísta.

El caso es que todas ellas pueden sonar muy bien. Pero cuando son inflexibles, rígidas, sin excepción ( y esa es una de las características de las normas ), deja de sonar así de bien.

Y es que la norma te obliga a:

  •  comer todo lo del plato incluso cuando ya estás llena
  • a ser amable con personas que tal vez no te están respetando
  • a ayudar incluso cuando no eres responsable de algo ni te viene bien hacerlo
  • a no poder cubrir tus necesidades y deseos a poco que entren en conflicto con los de los demás.

Estando claro que determinadas normas no nos hacen bien, ¿qué hace que se mantengan y sigan dirigiendo nuestra conducta?

Pues algo tan easy como el no haberlas cuestionado.

La mayoría de las normas nos las transmiten en la infancia y la adolescencia. Y durante la propia adolescencia y primera juventud, hay que hacer un trabajo muy importante y que a las mamás y los papás muchas veces les trae de cabeza: el cuestionamiento de esas normas.

Cuestionarlas no significa rechazar seguirlas solo porque me las están intentando imponer. Cuando hacemos esto, la norma nos está dirigiendo tanto como si la seguimos a ciegas.

Cuestionar una norma es:

  • analizarla
  •  comprobar si esa norma va conmigo, con mis valores y metas
  •  darme cuenta de si estoy de acuerdo con ella o no
  •  ver si el camino por el que me lleva es el que prefiero o me conviene.

Y entonces, decidir si me quedo con la norma o la deshecho.

Esto puede no ser fácil de hacer, y es que las normas nos dan seguridad, nos conectan con las personas que nos cuidaron, lo más cómodo es seguirlas…

Pero cuando una norma está siendo realmente dañina, vale la pena pasar por este proceso de cuestionamiento.

¿Cómo debilitar una norma que nos está haciendo daño?

Voy a darte algunas concepts sobre cómo eliminar normas que te perjudican pero, en primer lugar, no luches con tu inconsciente: las normas dan seguridad, y la sola thought de perderlas produce miedo. El cambio siempre produce resistencia, por eso vamos a hablar de debilitar o flexibilizar las normas, nunca de eliminarlas (aunque en realidad, cuando flexibilizas una norma, cuando realmente consigues hacerlo, la norma ha desaparecido).

Más abajo te mostraré en concreto cómo logré flexibilizar ( quitar ) mi norma de tener que comer todo lo del plato, pero antes de daré algunas concepts que se suelen utilizar en common para los «Debo», «Debería», «Tengo que», ….

Sugerencias para el cuestionamiento de las normas:

  • Resulta útil darse cuenta de que en el terreno de lo private, hay opiniones muy variadas sobre lo que es correcto y lo que es incorrecto. Lo que está mal para mi, puede estar bien para otras personas. El percibir esto ayuda a darse cuenta de que esa norma que tenemos puede estar equivocada.
  • Ayuda a debilitar las normas el darse cuenta de la diferencia que hay entre sentir algo como una obligación, y sentirlo como algo que prefiero, elijo, me conviene, decido hacerlo.
  • Muchas veces seguimos normas sin sentido como intentando agradar a una imaginaria figura de autoridad. Pregúntate, ¿a quién intento agradar cuando sigo esta norma?
  • Nos podemos preguntar: ¿Quiero hacerlo? ¿Lo deseo de verdad? ¿Lo hago movida por el sentimiento de obligación, o porque de verdad he decidido hacerlo?
  • Reflexiona sobre el engaño emocional que producen las normas. Si consigues cumplirlas sientes gratificación y relajación (momentáneas). Si no, sientes culpa, frustración , abatimiento. Esto te mantiene enganchada a las normas, no el verdadero beneficio que te traen.
  • ¿De dónde proviene esta norma? ¿Qué sentido tiene? ¿Para quién es o fue beneficiosa? Si las normas existen, es porque son útiles. En el día a día tomamos cientos de decisiones, y pararnos a tomar conscientemente cada una de ellas sería inviable. Por eso son tan útiles los automatismos. Las normas son un automatismo que nos indica que hagamos algo porque nos conviene. Pero a veces los automatismos fallan, y entonces es cuando hay que salir del piloto automático, que es justo lo que estamos haciendo ahora.

 

cómo debilité mi norma de tener que  comer todo lo del plato

Lo expreso en primera persona, «Cómo debilité…», y no «Cómo debilitar…», con toda la intención.

Y es que en esto de modificar los pensamientos hay algo basic: tienes que encontrar tu propia manera. Existen desde luego unas directrices básicas, y un procedimiento, pero tan importante como saber aplicar todo eso es que la persona se escuche y vaya comprobando si la nueva forma de pensar le llega, le convence, le es útil.

Así que te voy a contar cómo lo hice yo, y tal vez alguno de los pensamientos alternativos a los que yo llegué te sean útiles tal cuál, o tal vez simplemente te sirvan de inspiración para explorar tu propia forma de cambiar.

Vamos a ello:

  • En primer lugar estuve abierta a escuchar a personas que no tienen esta norma. Pregunté un poco por aquí y por allá, y me encontré con algunas personas que cuando están llenas, o no quieren comer más, simplemente no comen más, quede lo que quede en el plato. Escuchar esto me hizo bien, y experimenté eso de que las normas personales no son verdades universales.
  • Después contesté a la pregunta de: ¿De dónde viene esta norma? ¿Qué sentido tiene? ¿Para quién es o fue beneficiosa?En mi caso, está claro que esta norma fue muy útil para generaciones anteriores a la mía. Mis padres no llegaron a pasar hambre, pero sí mucha escasez, y los que fueron un poco más mayores que ellos sí pasaron auténtica hambre. En esas circunstancias esta norma es muy útil. Nunca sabes si la siguiente comida va a ser suficiente, o cuándo volverá a haber algo de comer. Vale la pena acumular en el cuerpo lo que se pueda. En etapas de escasez incluso aunque no sea grave, es importante no tirar comida. Y cuando se deja comida en el plato, no hay porqué tirarla, pero es muy posible que acabe en la basura. Así pues, esta norma ayudaba a prevenir el riesgo del infrapeso, y period favorable a la economía.
  • Esto que yo percibo como una obligación, ¿es algo que me conviene, que elijo o prefiero?Es claro que en mis circunstancias actuales, esta norma no me conviene. Dada la abundancia precise de comida, y el acceso fácil a alimentos muy calóricos, me conviene comer hasta que mi cuerpo esté saciado, y (en common) nada más. Lo que antes period bueno para prevenir problemas de salud (comer de más, ignorando si estabas lleno o no), si ahora lo sigo, me puede traer problemas de sobrepeso y salud. La comida que me sobre, no tengo porqué tirarla, pero aunque lo haga, el perjuicio económico de ello no es nada comparado con el perjuicio económico (por no hablar a otros niveles) de tener sobrepeso o mala salud. Así que no es algo que yo prefiera, o elija, o me convenga.

Al ir haciendo este trabajo, pude percibir que el mayor conflicto provenía de la posibilidad de acabar tirando comida. El reflexionar sobre ello, y darme cuenta de que el perjuicio económico de tener mala salud o sobrepeso es superior, fue lo que más ayudó a derruir la norma.

Y entonces, decido si me quedo con la norma o la deshecho.

Claramente, deshecho la norma.

En los siguientes días, fui probando a seguir mis sensaciones de saciedad, aunque quedara comida en el plato. En ese momento, si aparecía malestar, me iba recordando todo lo dicho anteriormente, hasta que dejaba de sentirme mal con ello.

Y ahora lo tengo ya bastante automatizado.

Y por último:

No hagas caso a nada de lo que te contado en este artículo,

y a esto que te estoy diciendo ahora, tampoco.

(Esta es otra forma de decir que hagas lo que te de la gana vaya)

 

Y ahora es tu turno, que me pongo a hablar y me quedo sola (espero que no literalmente ;D ).

¿Cuál es esa norma que te está perjudicando y aún así no eres capaz de quitarte de encima?

¿Qué te lleva a hacer?

¿De dónde proviene? ¿Qué sentido tiene?

— beaalvarez to beaalvarez.com

¿qué es este concepto según las ideas de Freud?

El psicoanálisis es una de las corrientes más clásicas de la psicología y, también, de las más criticadas. Muchos de sus supuestos se han puesto en duda, especialmente los relacionados con la teoría del desarrollo psicosexual, pilar basic de su pensamiento.

Entre los conceptos más famosos propuestos por Sigmund Freud está el de la envidia de pene, sentimiento que se daría en las niñas preescolares y que, como su propio nombre indica, es el deseo de poseer el genital masculino.

Esta concept ha sido muy popularizada desde que fue formulada, y también muy criticada, especialmente si se toma una perspectiva feminista y científica. Comprendamos a continuación más a fondo esa concept y su controversia.

¿Qué es la envidia de pene según Freud?

Uno de los conceptos fundamentos dentro del psicoanálisis de Sigmund Freud, en concreto dentro de su teoría del desarrollo psicosexual y la sexualidad femenina, es la concept de la envidia de pene o “pensineid”. Según Freud, se trataría de un sentimiento que surge en las niñas cuando descubren que no son anatómicamente iguales que los niños, viendo que ellas no tienen pene. Las niñas se sentirían lesionadas y mutiladas en comparación con el sexo masculino y empiezan a desarrollar el complejo de castración.

La teoría psicoanalítica de Freud plantea la concept de que a medida que vaya avanzando el desarrollo sexual, las niñas irán experimentando el complejo de Edipo y la envidia peneana irá adoptando dos formas principales. La primera será el más puro deseo de poseer un pene dentro de ellas, y poder tener un hijo en un futuro, mientras que el segundo será el deseo de tener un pene durante el coito.

Esta explicación basic del psicoanálisis más freudiano sería la usada por Freud para justificar la aparición de patologías y sublimaciones psicológicas en el sexo femenino.

Historia del concepto en el psicoanálisis

En los orígenes de su teoría de la sexualidad, Freud no tenía una opinión muy diferente entre los niños y las niñas con respecto a su desarrollo psicosexual. Opinaba que había una relación más o menos simétrica. De hecho, en sus Tres ensayos sobre la teoría de la sexualidad de 1905, en los que abordaba cómo evolucionaba la sexualidad infantil, en su primera edición no hace ninguna mención a la cuestión de la envidia de pene o “penisneid”.

Fue en 1908 cuando, en su texto sobre Las teorías sexuales infantiles empieza a explicar la concept de la envidia de pene, hablando sobre el hecho de que las niñas tienden a sentir interés ante los genitales masculinos. Es la “prueba” de que sienten envidia de pene, que desean poseer uno y equipararse a las personas del género masculino. En este libro comenta que, cuando las niñas dicen que preferirían ser niños, demuestran que sienten la falta del órgano masculino.

Ya en 1914 Freud utiliza el término “penisneid” para dar cuenta el complejo de castración en la niña. Más tarde, en 1917, publica Sobre las transmutaciones de las pulsiones y especialmente del erotismo anal, en el que habla de cómo va evolucionando esta envidia a lo largo del desarrollo sexual, convirtiéndose en ganas de tener un hijo o el deseo de tener un hombre como una especie de “apéndice del pene”.

Desarrollo en la fase fálica

Aquí veremos el modo en el que, siempre según las concepts de Freud, se desarrolla hipotéticamente la envidia de pene.

Como hemos comentado, la envidia de pene dentro del psicoanálisis freudiano hace referencia a la teoría de cómo las niñas reaccionan al conocer que los niños tienen un órgano que ellas no tienen: el pene. Durante su desarrollo psicosexual van volviéndose cada vez más conscientes de que son diferentes al sexo masculino y, en opinión de Freud, este hallazgo sería decisivo en el desarrollo del género y la identidad sexual en las mujeres.

La envidia de pene la podemos ubicar dentro de la teoría del desarrollo psicosexual freudiano en la fase fálica, entre los 3,5 y 6 años de edad. En este período del desarrollo el enfoque libidinal se encuentra, principalmente, en el área uretral, que coinciden con los genitales en el cuerpo humano. Es en esta fase en la que la vagina y el pene adquieren una gran importancia, especialmente los genitales masculinos.

Freud outline la líbido como la fuerza de la energía primaria de la motivación, que se centra en otras áreas fisiológicas. En función del estadio del desarrollo, esta libido se encontrará en un lugar u otro. Por ejemplo, en la fase oral, que se corresponde con los 12 a 18 meses de vida, la energía libidinal se concentra en el deseo de poder comer, chupar y morder, y en la fase anal la atención se concentra en el ano y las heces.

Cuando se alcanza la fase fálica el pene se convierte en el órgano de principal interés en ambos sexos, tanto en el masculino como en el femenino. Es el catalizador de una serie de acontecimientos fundamentales para el desarrollo psicosexual, entre ellos el complejo de Edipo, las relaciones con los padres, la orientación sexual y el grado de ajuste de la persona con respecto al rol esperado en las personas de su mismo género. Poco después de haberse iniciado esta fase, el infante desarrolla sus primeros impulsos sexuales hacia su madre.

En el caso femenino, la niña se da cuenta de que no está físicamente preparada para mantener una relación heterosexual con su madre, puesto que, a diferencia de los niños, no tiene pene. La niña ansía tener un pene y el poder que le acompaña tanto a nivel social como relacional. Sería este momento en concreto cuando se daría la envidia de pene. La niña ve la solución a sus problemas en la obtención del pene de su padre.

La niña desarrolla un deseo sexual por su propio padre y culpa a su madre por no haberle dado uno o, directamente, haberla castrado, aparentemente. Lo interpreta como una especie de castigo de la madre por atraer a su padre. La niña redirige sus impulsos sexuales de su madre a su padre, comprendiendo que sí puede mantener una relación heterosexual, pero con el padre. Aspira a adquirir el mismo rol sexual que su madre, y así poder eliminarla y sustituirla.

En principio sucedería algo related en el caso de los niños, solo que la principal diferencia es el enfoque de los impulsos sexuales, puesto que en el caso masculino no se necesita cambiar de la madre al padre. Como ya tienen pene los niños podrían tener una relación heterosexual con sus madres, sin necesidad de redirigir sus impulsos sexuales hacia el otro progenitor. Los niños se sienten identificados sexualmente con su padre, aunque también se sienten castrados, puesto que la presencia de su progenitor masculino les impide poder relacionarse sexualmente con su madre.

Críticas al concepto de envidia de pene

En la actualidad la concept de la envidia de pene ha quedado muy obsoleta debido a lo machista, pseudocientífica y éticamente cuestionable que resulta. Básicamente, la concept detrás de este concepto es que las mujeres quieren parecerse a los hombres anatómicamente porque ellos disponen de un órgano que les da poder, y es solo ese órgano lo que completa a una persona. Se podría interpretar de la teoría del desarrollo psicosexual freudiana que las mujeres son hombres incompletos.

Hoy en día el mismísimo psicoanálisis, o al menos las corrientes que sí han evolucionado dentro de él, rechazan estas concepts. Aún así el término se sigue usando de forma coloquial para decir que las mujeres desearían tener un pene o describiendo la ansiedad que sufren algunos hombres por el tamaño de sus genitales, puesto que seguimos viviendo en una sociedad en la que el falo parece tener mucha importancia desde una perspectiva antropológica.

De entre las críticas más destacables al concepto de envidia del pene lo tenemos en la figura de Karen Horney, psicóloga que se atrevió a criticar a la mayor corriente de pensamiento de su tiempo. Nacida cerca de Hamburgo en 1885 logró estudiar medicina en una época en que las mujeres tenían serias dificultades para poder cursar estudios universitarios, lo cual ya cube bastante del tipo de persona que period.

Acabada la carrera, Horney se especializó en psicoanálisis en Berlín bajo la tutela de Karl Abraham, uno de los discípulos más destacados de Freud. Abraham no solo le enseñaba acerca esta escuela psicológica, sino que además le ofrecía terapia, puesto que Horney estaba aquejada de depresión y problemas sexuales en su matrimonio.

La interpretación de Abraham fue que Horney ocultaba sus deseos incestuosos reprimidos hacia su padre, explicación a Horney consideró verdaderamente estúpida y, para colmo, no le servía en nada para arreglar su situación sentimental. Fue así como empezó a poner en duda el psicoanálisis, algo que le haría ganar bastante popularidad con el tiempo.

En base a sus primeras críticas a la mayor corriente de pensamiento de su época, period cuestión de tiempo que se enfrentara al concepto freudiano de la envidia de pene. Horney no se creía en absoluto que las niñas, ya desde pequeñas, pudieran sentir envidia de un órgano. Lo que sí creía period que, en realidad, sentían envidia de los derechos y privilegios que poseían los hombres por el easy hecho de disponer de falo, y que ansiaban poder disfrutar de semejante posición en la sociedad.

Todavía estando en Alemania y trabajando en el Instituto Psicoanalítico de Berlín, Horney se dio cuenta de que los supuestos psicoanalíticos no se ajustaban a la realidad de la conducta humana. El psicoanálisis se había enfocado demasiado en una visión biologicista del comportamiento, en vez de tratar los problemas psicológicos en clave social, como period el caso de la envidia de pene. No period una cuestión de tener pene o no, period una cuestión de que entre hombres y mujeres había una marcada desigualdad social. Sin saberlo, Horney estaba sembrando la semilla de la psicología feminista.

Su visión sobre el concepto de envidia del pene no se limitó a ponerlo en duda, sino que, además, le dio la vuelta de una forma bastante radical. Quienes sentían envidia en lo biológico no eran las mujeres de los hombres por tener pene, sino que eran los hombres de las mujeres porque period el sexo femenino el que podía engendrar vida, dar a luz. Los hombres ponían el semen, pero quienes “fabricaban” un nuevo ser humano period, sin lugar a dudas, quienes poseían útero, de ahí que hablara de la envidia de útero o de vagina.

Referencias bibliográficas:

  • Laplanche, Jean & Pontalis, Jean-Bertrand (1996), Diccionario de Psicoanálisis, traducción Fernando Gimeno Cervantes. Página 118. Barcelona: Editorial Paidós. ISBN 978-84-493-0256-5.
  • Ferrell, Robyn (1996). Ardour in Concept: Conceptions of Freud and Lacan. London: Routledge. ISBN 0203012267.
  • Friedan, Betty (2013) [1963]. The Sexual Solipsism of Sigmund Freud. The Female Mystique (50th anniversary ed.). New York: W.W. Norton. ISBN 9780393063790.
  • Kaplan, H.; Saddock, B.; Grebb, J. (1994). Kaplan and Saddock’s Synopsis of Psychiatry (seventh ed.). Baltimore: Williams and Wilkins. ISBN 0-683-04530-X.
  • Irigaray, Luce (1985). This Intercourse Which is Not One. Ithaka: Cornell College Press. ISBN 0801415462.

— Nahum Montagud Rubio to psicologiaymente.com

Las 12 mejores películas japonesas de todos los tiempos

Descubrir las mejores películas japonesas es una forma de ver el séptimo arte con otros ojos. Cada cultura impregna sus manifestaciones artísticas con los símbolos propios de su tradición, de ahí que tanto la música, como las películas, la pintura o cualquier obra de arte de un lugar específico, reflejan de un modo muy bello los valores culturales de una región.

El cine oriental es reconocido en todo el mundo por su riqueza simbólica, es por eso que hoy quisimos centrarnos en Japón un país con una cultura asombrosa que tiene un cine explosivo y lleno de matices. Te invitamos a disfrutar de las mejores películas japonesas de todos los tiempos.

Las mejores películas japonesas

Mejores películas japonesas

A continuación haremos un viaje por las mejores películas japonesas pasando por el cine convencional y por la animación, elige la que más te llame la atención y sumérgete en un mundo maravilloso.

Películas japonesas que no puedes perderte

1. Rashomon

Esta es considerada una de las mejores películas japonesas clásicas. Aquí encontramos la historia de Four personas que tienen versiones diferentes de un caso de abuso en el Japón del siglo IX. La trama es apasionante y viajarás por un drama que te incitará a buscarlas respuestas tú mismo.

2. Cuentos de Tokio

Aquí nos encontramos con una película que pone en evidencia los choques generacionales y su impacto en la vida. La trama gira en torno a una pareja de ancianos que va a visitar a sus hijos, pero no tienen el recibimiento esperado, la vida ahora es otra cosa y la diferencia entre el campo y la ciudad es abismal. Es una reflexión en torno a la transformación de la sociedad y a la pérdida de la tradición.

3. El círculo

El círculo es una película del año 1998 en la que se cuenta la historia de una misteriosa cinta de vídeo que tiene un oscuro misterio, todas las personas que ven lo que contiene mueren en extrañas circunstancias. Este excelente movie dio pie a uno de los éxitos más importantes de las películas de terror en Hollywood, la common película El Aro.

4. Flores de fuego

Esta es una apasionante película que pone en evidencia los límites de la ethical cuando se ven frente a realidades adversas. La trama va de un hombre que tiene a su cargo a su esposa moribunda y a un amigo herido, lo que lo hace saltar en el abismo del crimen para sumergirse en situaciones que te pondrán los nervios de punta.

5. Dolls

Si quieres ver una película con una producción impactante en la que varias historias se entremezclan para llegar a un mismo centro, Dolls te encantará. La historia nos muestra diferentes matices de la vida de un Ganster y una cantante desfigurada. Una de las cosas más emocionantes de este movie es que la historia se desarrolla en medio de bunrakus, un tipo de marionetas japonesas muy populares dentro de su tradición.

6. Los sueños de Akira Kurosawa

Si te gusta el mundo onírico o la interpretación de los sueños amarás esta película de principio a fin. La trama gira en torno al desarrollo de los sueños y su interpretación justo en la época de la period nuclear. Esta es una de las mejores películas japones que he visto y estoy segura que cualquier persona interesada en los sueños estaría encantado de poder disfrutarla.

Las mejores películas japonesas de animación 

El viaje de Chihiro

Estamos seguros de que alguna vez has escuchado este nombre, pues El viaje de Chihiro es una de las películas más taquilleras de la historia del anime. Aquí nos encontramos con la historia de una niña que descubre un mundo mágico lleno de dioses, seres fantásticos y otros elementos extraordinarios que muestran un mundo oculto a la vista de todos.

Mi vecino Totoro 

Dentro de las mejores películas japonesas de todos los tiempos no podía faltar Mi Vecino Totoro, pues es uno de los movies más exitosos que no pierde vigencia desde su época de publicación en 1988. La trama gira en torno a dos niñas que viven en el campo y emprenden una relación con una criatura fantástica y un grupo de duendes que traen la magia a su vida de un modo increíble.

El cuento de la princesa Kaguya 

En esta hermosa película nos encontramos con la historia de una pareja de ancianos que encuentra una niña pequeñita dentro de una mata de bambú y deciden llevarla a casa. La niña es hermosa y empieza a robarse la atención de todo el mundo a medida que crece. No obstante la niña deberá cumplir con un destino inesperado. Esta peli está basada en una de las leyendas japonesas más importantes.

El castillo vagabundo

No importa cuántos años tienes, si eres un niño, un adulto o un anciano, ver El castillo vagabundo es un regalo que todos debemos darnos alguna vez en la vida. Esta hermosa historia en la que se mezclan la magia, el amor, la lealtad y la ruptura de las apariencias frente a lo esencial pondrá a vibrar tu corazón en notas más altas. Esta es sin duda alguna, una de las mejores películas japonesas de todos los tiempos.

Los niños lobo

Esta divertida película nos narra la historia de una mujer que se enamora y contrae matrimonio con un hombre lobo. Después de consumar historia y tener hijos, el hombre muere, dejándola a cargo de la familia. La trama se desenvuelve en medio de las historias de los niños lobo en la escuela y en el mundo.

El castillo en el cielo

El castillo en el cielo es una películas del año 1986 con una historia apasionante. Aquí, nos encontramos con un par de huérfanos que tienen una legendaria piedra de levitación y deciden buscar la ciudad flotante, un lugar encantado que ha sido descrito por la tradición pero nadie sabe a ciencia cierta en dónde está o cómo entrar, hasta que estos intrépidos niños inician su aventura. Esta es considerada como una de las mejores películas japonesas del cine clásico.

Esperamos que te animes a disfrutar de las mejores películas japonesas de todos los tiempos. Estamos seguros de que son un excelente viaje por la cultura nipona y que cada una te dará un punto de vista distinto sobre la vida.

— Karla Arango to psicocode.com

Monica Suarez – ¿Es la fibra una cura mágica para el estreñimiento y las hemorroides?

Si alguna vez has tenido estreñimiento y/o hemorroides y has buscado la forma de tratarlas con la alimentación, probablemente la respuesta haya sido: ¡toma más fibra!. Pero… la verdad es que la relación entre la fibra, el estreñimietno y las hemorroides es algo más compleja. Hoy me centraré en las hemorroides (Aunque también te servirá para el estreñimiento).

Las hemorroides (o almorranas) no son para nada agradables y sin embargo son tremendous comunes: three de cada four personas tienen o tendremos hemorroides en algún momento de nuestra vida (hombres y mujeres por igual). La buena noticia es que no son peligrosas, y generalmente desaparecen por sí solas – aunque pueden regresar – :-((

Algunas hemorroides no causan ningún síntoma en absoluto, por lo que simplemente aparecen y desaparecen sin que la persona se entere. Pero a otras personas, pueden causar picazón, dolor o sangre en las heces (ahí es mejor consultar con tu médico). También sentir malestar al sentarse, acostarse y caminar puede llegar a ser un gran calvario. Todo esto asusta un poco aunque repito no es normalmente algo peligroso.

Técnicamente, las hemorroides son arterias o venas hinchadas de la zona del ano. Existen dos tipos:

  • Las hemorroides externas: son venas alrededor de la abertura del ano, por lo que cuando se abultan, son visibles fuera del cuerpo.
  • Hemorroides internas: son hemorroides dentro del ano. Cuando sobresalen, no son visibles, a menos que prolapse (sobresalgan tanto que la vena “cuelga” a través de la abertura anal).

Desde la perspectiva de la alimentación energética distinguimos dos tipos de hemorroides:

  • Hemorroides Yin: causadas por la ingesta excesiva de alimentos expansivos o inflamatorios (fruta, verdura, azúcares, miel, crudos, solanáceas, lacteos blandos (iogures, quesos frescos, helados…), té, alcohol o tabaco.
  • Hemorroides Yang: causadas por comer exceso de alimentos contractivos (carne, sal, huevos, pan, bollería, pizza, embutidos, quesos curados…) que suelen provocar estreñimiento.

En ambos casos, la alimentación basada en este tipo de alimentos extremos yin o yang debe ser interrumpida y cambiar a una alimentación adecuada a cada condición.

¿Qué causa las hemorroides?

Para que se desarrolle una hemorroide, el tejido conectivo que retiene las venas en la pared anal tiene que fallar de alguna manera que hace que las venas se abulten y prolapse. No hay una sola causa y no está claro exactamente cómo se desarrollan, pero hay muchos factores que las hacen más propensas. Cualquier cosa que aumente la presión sobre las paredes anales del tejido conectivo, como:

  • esforzarse para defecar porque tienes estreñimiento.
  • Debilidad relacionada con la edad en el tejido conectivo del ano.
  • Estrés constante.
  • Enfermedades del aparato digestivo y también la cirrosis hepática.
  • No saber qué lugar ocupamos en el mundo o en la vida. Tener la sensación de no estar en el lugar adecuado.
  • Embarazo/s (que ejerce más presión sobre las paredes anales).
  • Dieta insana con exceso de ciertos alimentos que provocan que las venas se inflamen y se rompan o que haya exceso de tensión o presión.
  • Sobrepeso y exceso de grasa.
  • Vida sedentaria y estar mucho tiempo sentada.
  • Tabaco

¿Es la Fibra una cura mágica?

La teoría es que la fibra aliviará el estreñimiento, por lo que las deposiciones ejercerán menos presión sobre las paredes anales, lo que hará que las hemorroides existentes sean menos dolorosas y, en último lugar, hará que la persona sea menos propensa a desarrollar más hemorroides.

No es que esta thought no tenga ninguna evidencia pero los suplementos de fibra se usan principalmente en personas con estreñimiento y/o hemorroides menos graves, y no hay mucha evidencia sobre pacientes con problemas más serios. Es decir, producen una mejora o alivio pero no una cura.

Esto básicamente se ajusta a lo que sabemos sobre la fibra y el estreñimiento, es decir, que es complicado. “Fibra” no es solo una cosa; los efectos dependen del tipo de fibra. Algunos tipos de fibra son útiles para algunos tipos de estreñimiento, pero en enfermedades como el Síndrome del Intestino Irritable o el estreñimiento funcional, muchos tipos de fibra en realidad pueden ser peores que otra cosa.

Entonces, ¿no tendría más sentido enfocarse en lo que está causando estreñimiento en la persona involucrada? El estreñimiento puede provenir de todo tipo de causas… A veces es un desequilibrio de la flora intestinal. A veces está relacionado con el estrés (¡tu intestino y tu cerebro son sistemas que van de la mano!). A veces, en realidad es causado por demasiada fibra o el tipo incorrecto de fibra. 

Los flavonoides… ¿Pueden ayudar?

Otro issue de la dieta muy interesante que rara vez se menciona son los flavonoides. Vale, vale, ya se que te suena de algo pero no acabas de saber qué son, ¿no?

Los flavonoides son antioxidantes vegetales. ¿Ahora mejor, no? Y se ha hablado mucho de sus ventajas en relación a la reducción del colesterol. Para las hemorroides específicamente, los flavonoides son relevantes porque ayudan a mejorar el flujo de sangre a través de las venas (a esto se le llama efecto flebotónico).

Eso plantea la pregunta: si tomar flavonoides como suplementos ayuda con las hemorroides, ¿podría ser una pieza faltante en el rompecabezas comer alimentos ricos en esos mismos flavonoides? No está claro. Pero es una teoría interesante, y podría explicar algunos de los resultados complicados y contradictorios sobre la fibra (ya que las frutas y verduras ricas en fibra también son típicamente ricas en flavonoides).

La categoría de “Flavonoides” incluye una gran cantidad de antioxidantes diferentes, por lo que los miembros de la familia de los flavonoides se encuentran en casi cualquier tipo de fruta o verdura, algas y microalgas, y también en el té negro y verde.

Alimentación para las hemorroides

Como en todo en la vida, no todas las recomendaciones que pueden darse para un malestar o patología en concreto van bien apra todas las personas asé que lo mejor es probar y si alguno de estos alimentos no va bien, descartarlo. Cada persona es diferente y puede reaccionar de forma distina. ¡Tenlo en cuenta!

# Fibra si, pero la justa

Tomar alimentos con fibra como frutas, verduras, algas, cereales integrales, bayas, frutas secas…) es adecuado tanto si tenemos o no tenemos hemorroides y/o estreñimiento. Lo que si debemos tener cuidado es tomarla sin pasarnos puesto que un exceso puede producir, paradójicamente,  más estreñimiento y por ende agravar el problema de las hemorroides.

Si sueles tener gases, molestias intestinales, hinchazón de barriga y frío en extremidades no tomes frutas ni verduras crudas ni alimentos fríos ni azúcares ni lacteos blandos durante unos días. Si mejoras, entonces sigue con una dieta con alimentos cocinados (aunque sea verano).

Si por el contrario sueles tener mucho estreñimiento, eres calurosa tiendes al sobrepeso y tienes hemorroides, evita todos los alimentos salados, carnes, embutidos, huevos y alimentos cocinados al horno, brasa, olla a presión o pasado por plancha mucho tiempo.

# Vitamina Ok (Sólo si hay sangrado)

La falta de vitamina Ok puede aumentar el riesgo de sangrado en condiciones como las hemorroides. La vitamina Ok se encuentra en vegetales de hojas verdes (Brócoli, cebolla y crucíferas en basic) y ayudan a la coagulación de la sangre. Se almacena en los tejidos grasos y en el hígado. Las bacterias de los intestinos son capaces de producir vitamina Ok también por eso la deficiencia es rara. Sin embargo, las condiciones inflamatorias del intestino y procedimientos quirúrgicos que alteran la mircrobiota pueden causar deficiencia de vitamina K.

No todo sangrado rectal es causado por las hemorroides, por lo que debes consultar con tu médico para obtener un diagnóstico adecuado. Los suplementos de vitamina Ok pueden reducir la eficacia de los medicamentos anticoagulantes.

No tomar si estás embarazada o estás dando el pecho.

# Alga Agar-agar

No es propiamente una alga sino un subproducto obtenido de diferentes algas rojas. Destaca su poder gelificante, espesante. Aporta sodio, calcio, hierro, fósforo y yodo. No tiene calorías y aporta colágeno, Muy utilizado en la industria alimentaria y cosmética. 
El agar hidrata el bolo fecal, estimula el tránsito intestinal, mejora la flora intestinal, es bueno para bajar de peso, reducir el colesterol, refrescar y depurar el organismo.

# Bebida Ume-sho-kuzu

Esta bebida medicinal tiene muchas aplicaciones, en especial para la recuperación en estados de cansancio, debilidad basic y falta de vitalidad, principio de resfriados, agujetas y durante la toma de antibióticos.  También para problemas digestivos: estreñimiento o diarrea (sin jengibre).

Tiene un efecto alcalinizante en nuestro organismo, lo que la hace excellent después de excesos.

Preparación:
– Diluir 1 cucharada de kuzu con dos cuharadas de agua fría.
– En un cazo, añadir ½ taza de agua, añadir el kuzu y la carne de una ciruela de Umeboshi (o pasta de umeboshi) y calentar hasta espesar.
– Añadir unas gotas de salsa de soja (Shoyu) y de jengibre (opcional). Tomar caliente.

Nota: no indicado para niños

Otra opción es el te Ume-kuzu-lotus tea

# Jengibre

La raiz de jengibre tiene propiedades de limpieza (los alimentos de colour blanco o amarillento y de sabor picante suelen serlo -ajo, cebolla, nabo, rabanitos, jengibre…-). Purifica la sangre y mejora la circulación sanguínea. Se usa comúnmente para tratar el malestar y la irritación.

Es conocido por estimular los jugos gástricos, y proveer efectos de alivio para la gripe y la tos. Esta raíz es una hierba medicinal usada principalmente para el tratamiento de la Dispepsia: hinchazón, flatulencias y nauseas, indigestión, fiebre, infecciones…

La raíz de jengibre, ayuda a que las hemorroides internas se desinflamen, por sus compuestos antimicrobianas y antioxidantes. Funciona al aumentar el flujo sanguíneo a la región anorrectal. Recomiendo extraer el jugo y combinarlo con limón, tomarlo cuantas veces sea necesario para bajar la inflamación, mucho más rápido.

Alimentos desaconsejados

Los cereales refinados (incluida la pasta, el pan, las pizzas, el arroz blanco y la bollería), los azucares refinados y todos los alimentos que los contengan, especias picantes (mostaza, pimienta, curry…), alimentos saldos o salazones, alcohol, café y tabaco (aunque no sea un alimento!).

Hemorroides y emociones

Las hemorroides nos informan de la presión creada por estados emocionales y por miedos que no se quieren mostrar ni de los cuales se quiere hablar. Esta represión llega a convertirse en una carga. Se manifiestan en la persona que se obliga, que se crea una presión, sobre todo en el aspecto materials.

Por ejemplo, puede ser una persona que se obliga a hacer un trabajo que realmente no le gusta o se siente obligada a cuidar de su familia… Como las hemorroides se sitúan en el recto, que es la parte terminal del intestino grueso, la persona que las padece puede ser del tipo que se obliga a terminar algo. Se exige demasiado. La tensión se crea principalmente por querer “tener” algo o a alguien, a causa de una inseguridad materials, económica y una dificultad para tomar decisiones.

Lo excellent es tomar consciencia de tu inseguridad ya que esto provoca irritación, ira y dependencia de los demás. Observa en qué aspectos de tu vida te estás obligando a hacer algo por miedo, sobre todo a no tener, y porque no confías más en tus habilidades o en tu capacidad de elegir nuevos caminos que te den más alegría y donde también seas remunerada por lo que haces. Debes detectar los aspectos donde te sientes obligada, enfadada e insatisfecha y empezar a ver las cosas de forma diferente.

Un buen ejercicio es detectar algo a lo que te sientes apegada, una creencia, una costumbre que sientas que no te hace feliz, y empezar a cambiarla cada dia un poco afirmando en tu mente exactamente lo contrario. Por ejemplo: si te da miedo dejar tu trabajo porque piensas que no encontraras nada mejor, empieza cada dia afirmando que siempre hay oportunidades en la vida, y que siempre tendras todo lo que necesitas económicamente. Tu palabra curativa es “Soltar”, lo que ya no deseas.

 

Si te ha gustado este artículo, compartelo!

Monica

— Monica Suarez to monicasuarez.es