Superman López despliega su capa

Hace unos años fue apuñalado por resistirse a unos ladrones que pretendían robarle la bici. En 2013 se recuperó milagrosamente de un atropello. Ya en 2015, como profesional en Astana, ha sorteado una lesión de escafoidesse le cruzó un perro en la carretera y acabó en el suelo– y una tendinitis. Le apodan Superman o SuperLópez, pero parece ‘el pupas’. Miguel Ángel López Moreno (Pesca, Boyacá – 4/02/1994) es la última joya del ciclismo colombiano y en la Vuelta a Burgos desplegó su capa para lograr la victoria primera victoria en su carrera pro, fue en la cuarta etapa, con final en el Valle del Sol.

Formado en la prolífera cantera boyacense, Superman se destapó el año pasado con victorias en la Vuelta de la Juventud, la Clásica de Samacá o la Clásica de Fusagasugá, todas en Colombia. Su explosión a nivel internacional llegó en agosto la clasificación general en el Tour del Porvenir. López se vistió de amarillo en Plateau de Solaison y afianzó el liderato con el triunfo parcial en La Rosière. Con sólo 20 años se impuso a algunas de las grandes promesas de las dos ruedas: Robert Power, Aleksey Rybalkin, Alexander Foliforov, Louis Vervaeke o Pierre-Roger Latour.

La victoria en la gran ronda por etapas para ciclistas sub23 le valió a SuperLópez un contrato con Astana. Debutó con sus nuevos colores en el Campeonato de Colombia en ruta, que terminó 8º, pero su estreno oficial con el equipo y en Europa fue en la Volta a Catalunya. Afectado por una tendinitis no tuvo ocasión de lucirse y abandonó en la 5ª etapa, camino de Valls. Miguel Ángel reapareció en el Tour de Turquía, donde rozó su primera victoria: fue segundo en la 6ª etapa por detrás de Pello Bilbao (Caja Rural-Seguros RGA) y acabó 15º en la general.

La siguiente parada de Superman fue en el Tour de Suiza, la llamada ‘cuarta grande’. Metido en carrera desde la segunda etapa, con el complicado final en Risch-Rotkreuz (7º), aguantó con los mejores en la durísima ascensión a Sölden/Rettenbachgletscher (4º) y finalizó séptimo en la clasificación general. López fue el mejor de su equipo y demostró que ya está preparado para luchar por victorias parciales o vueltas de una semana. Con un potencial ilimitado como escalador, acredita una buena punta de velocidad en cuesta y se defiende contra el crono.

Tras un mes largo de descanso volvió en la Clásica de San Sebastián, donde curiosamente llegó el último de los 96 ciclistas que acabaron la prueba, antes de participar en la Vuelta a Burgos. En la 4ª etapa, con final en el exigente Valle del Sol, conquistó su primer triunfo como profesional y se vistió el maillot morado de líder. López se impuso a Dani Moreno, uno de los grandes especialistas del pelotón en llegadas explosivas, y disparó las expectativas. Joven e inexperto, pagó el esfuerzo en la jornada reina con meta en las Lagunas de Neila (7º) y cedió el liderato en beneficio de su compañero Rein Taaramae.

Superman terminó cuarto en la general de Burgos, confirmando sus prestaciones en Suiza. Se adivina un diamante todavía por pulir y su director, Giuseppe Martinelli, no rehúye a las comparaciones con el incomparable Nairo Quintana. Para muestra, un botón:

Foto: Graham Watson/BettiniPhoto©