Monica Suarez – Semillas de chía… no para todo el mundo

¡Vaya tela con la chía! Si, si, ya se que es una de las últimas tendencias en cuestión de nutrición. Se les considera un superalimento pero… ¡Yo no puedo tomarlas! :-((

SEMILLAS DE CHÍA: ¿Son tan buenas como parece?

Estas semillas son realmente pequeñas bombas a nivel nutricional e ideales para la pérdida de peso. Para que te hagas una thought de sus propiedades te diré que aportan:

  • Omega 3 de origen vegetal en cantidades muy superiores a otras semillas.
  • múltiples vitaminas del gupo B (B1, B2, B3, B6 y B8), vitamina E y A,
  • minerales: calcio (5 veces más que la leche), fósforo, magnesio, potasio (más que le plátano), hierro (el triple que las espinacas), zinc, selenio, boro y cobre.
  • antioxidantes (más que los arándanos que ya es decir) que son geniales para combatir el envejecimiento (anti-aging)
  • el doble de proteinas que cualquier verdura.

Y además…
No contienen gluten
– son una gran fuente de fibra (más que la avena) por eso son ideales para el estreñimiento y problemas intestinales.
Reducen los antojos y nos sacian gracias a los mucilagos que forman un gel al entrar en contacto con los líquidos.
– ayudan a mantener el cuerpo hidratado ya que pueden absorver 10 veces su peso en agua.

Con todo este repertorio, parece que las semillas de chía son el alimento perfecto e very best para cualquiera y en especial para adelgazar pero…

Como todo en la vida, no todo es bueno para todos… bueno, excepto la felicidad 😉

¿Quieres saber lo que me pasó a mi con la chía?

Pues te explico… Hace un tiempo que empecé a tomarlas y empecé a sentirme un poco debilitada. Justamente lo contrario a lo que debería ser.

Chía es una palabra de origen Maya que significa “Fuerza“ pero precisamente a mi es lo que me quitaba. La cosa fue a más hasta que un día empecé a sentirme muy mareada y me desmayé. Si no llega a ser por mi marido, me caigo de bruces al suelo.

Como no period algo regular, empecé a pensar desde cuando me sentía más débil y coincidía con el momento en que empecé a tomar chía. Así que investigué un poco más sobre los posibles efectos negativos de la chía y dí con la causa.

Efectos secundarios de la chía

Estas semillas pueden bajar la presión arterial y disminuir el nivel de azúcar en sangre. Estas dos contraindicaciones fueron el detonante de mi estado de debilidad durante un tiempo. Cuando dejé de tomar chía, me sentí de nuevo revitalizada.

Así que si tienes la presión baja o estas tomando medicación para bajar la tensión o si eres diabética que toma insulina o si estás embarazada—>>> debes tener cuidado con la chía (mejor pregunta a tu médico o bien toma poca cantidad).

Receta de pudín de chia

Pudin de chia

Si ninguna de estas patologías ni eres alérgica, puedes seguir disfrutando de estas semillas con toda normalidad. De hecho, te recomiendo esta receta de pudin de chia que puedes ver en el apartado de recetas.

Un abrazo,

Mónica

Autor: Monica Suarez

Mónica Suárez es pionera del Teaching Nutricional en España. Fundadora de la Escuela del Bienestar y Nutrición Energética. Asesora a sus clientes en sus sesiones de teaching para Bajar de peso y llevar una alimentación sana y equilibrada. Es un placer tenerte por aquí y no dudes en enviar tus dudas, sugerencia o comentario.

— Monica Suarez to monicasuarez.es