“Me gustaría batir el récord de victorias en Copa del Mundo”

El ciclista de montaña suizo Nino Schurter, de 34 años, ha asegurado que quiere batir el récord de triunfos en la Copa del Mundo, con siete ya en su poder, así como de medallas olímpicas, retos ambiciosos que a su edad le permiten seguir divirtiéndose sobre la bici.

Twitter de Nino Schurter

“El año que viene tengo muchas ganas de participar por cuarta vez en los Juegos Olímpicos. Además, me gustaría romper el récord de victorias en la Copa del Mundo y de medallas olímpicas, a pesar de que todavía me divierto compitiendo, todos esos objetivos me mantienen más que motivado”, aseguró en declaraciones facilitadas por su equipo, el Primaflor Mondraker XSauce. Schurter suma tres medallas olímpicas –oro incluido en Río 2016–, 8 ‘maillots’ de campeón del mundo élite y 7 títulos de la Copa del Mundo, los mismos que tiene el histórico francés Julien Absalon, que ganó el último en 2016.

“No siento mucha presión pero, si la siento alguna vez, por ejemplo en el Campeonato Mundial que se disputó en mi país en 2018, trato de concentrarme totalmente en mi carrera y olvidar todo lo que me rodea. También necesito algo de presión para llegar a mi mejor nivel. Esa presión la trato de convertir en energía positiva”, comentó sobre su preparación mental.

En este sentido, aseguró que pone en valor el llevar tantos años al más alto nivel. “¿El secreto de ser tan consistente? Encontrar el equilibrio adecuado entre entrenamiento, descanso, carreras y diversión”, apuntó. “Una de las victorias más emotivas fue la medalla de oro en el Campeonato del Mundo de 2018 en Lenzerheide, seguida de la medalla de oro olímpica en Río de Janeiro 2016. Todas las duras batallas con Julien Absalon me traen buenos recuerdos. Uno que destaco es mi primer título de Campeón del Mundo en Canberra, donde gané en un sprint cerrado frente a él”, rememoró.

Pese a su gran palmarés y a ser una de las caras más visibles del ciclismo de montaña, el suizo aseguró que no se siente “diferente” al resto de ‘bikers’. “Probablemente yo sea mi más duro juez. Tengo altas expectativas y trato de alcanzarlas sin escuchar demasiado lo que dicen los demás. Nunca puedes hacer felices a todos”, reconoció.