Maté, con dudas en la Route du Sud

Un inoportuno contratiempo ha cambiado los planes de Luis Ángel Maté. No en lo que se refiere a su calendario de competición, pero sí al estado de forma con el que afrontará su siguiente carrera: la Route du Sud. El ‘Lince Andaluz’ ha sufrido una faringitis aguda que, al no remitir, ha precisado de antibióticos. Una vez superada, el corredor ya está en Francia y mañana formará parte del ‘ocho’ de Cofidis en una carrera donde ganó una etapa allá por el año 2011, y en la que fue noveno de la general en la pasada edición.

Así, su última concentración en Sierra Nevada tras acabar sexto en el Tour de Luxemburgo la ha aprovechado sólo a medias: “He vuelto a los entrenamientos hace sólo unos días. Caí enfermo después de Luxemburgo y he tenido que tomar antibióticos. Así que por desgracia me la tendré que tomar como un entrenamiento de calidad y afrontarla como un paso previo a los siguientes objetivos”, explica Maté, que no oculta su contrariedad por este inoportuno paso atrás: “Llegaba en condiciones de disputar y me temo que no va a poder ser”, lamenta.

De este modo, el planteamiento de la carrera cambia por completo: “Habrá que ir día a día y ver hasta dónde se puede llegar, pero no estoy en las condiciones deseadas”. En cuanto al recorrido, destaca la variedad: “La carrera tiene etapas de todo tipo, sobre todo la tercera que es durísima con el Tourmalet y un final en alto muy exigente”, comenta el marbellí. Mañana la primera etapa será de media montaña con dos puertos de segunda categoría y 176 kilómetros entre Villeveyrac y Saint Pons de Thomières.

La jornada reina del sábado, que llega tras el día llano del viernes, es claramente una etapa digna del Tour. Tres puertos en la segunda mitad del trazado: Tourmalet y tras subir Gaborisse, llegada en alto a la estación de Gavarnie-Gèdre. Será la jornada que decida la general, pues el día final del domingo es para hombres rápidos. Para Luis, más allá de sus circunstancias personales, la prueba supone “un buen test” de cara al verano: “Hay una participación de nivel, y mucha gente se está jugando un sitio en sus equipos para el Tour. Así que se irá muy rápido”, argumenta.

Una vez acabe la ronda francesa, Maté regresará a España en la tarde del lunes y tras unos días en casa viajará a Soria para disputar el Campeonato de España en Ruta. Una carrera en la que siempre le gusta estar presente y ser protagonista: “Es la fiesta del ciclismo nacional y una carrera que tendríamos que vender y promocionar más. Yo estaré allí como cada año y trataré de buscar la oportunidad para un buen resultado, aunque lo tenemos difícil frente a los equipos numerosos como Movistar o Caja-Rural, que pueden controlar la carrera con tantos efectivos”, finaliza el ciclista malagueño.

Prensa Luis Ángel Maté