Madariaga y Landa explican los cambios en la Fundación Euskadi

Madariaga y Landa explican los cambios en la Fundación Euskadi:

Carta de Mikel Landa dirigida a los socios de la Fundación Euskadi
Estimado socia / socio:

Permite que me presente: soy Mikel Landa, ciclista. El motivo de esta carta es compartir contigo los motivos que me llevan a querer presidir el Patronato de la Fundación Euskadi.

Todo lo que soy como ciclista se lo debo a la Fundación. Ellos confiaron en mí desde el primer momento. Me arroparon y me dieron todo lo necesario para crecer como ciclista y como persona. Recuerdo, por ejemplo, cuando estaba en juveniles y teníamos una bici de carretera y otra de contrarreloj. Casi ningún juvenil tenía entonces una bici de contrarreloj. Aquello era un lujo, y también una muestra de lo mucho que nos apoyaba la Fundación a todos los niveles.

Gracias a ti y a muchas otras personas como tú, este proyecto nos lleva enorgulleciendo durante casi 25 años y nos ha hecho soñar en las mejores competiciones ciclistas del mundo. He tenido la tentación de enumerar alguno de los ciclistas que nos han hecho soñar, pero no sería justo olvidar a ninguno de los que han formado parte de este proyecto, además seguro que cada uno de nosotros tenemos nuestro preferido en el corazón. Todos ellos son fruto del esfuerzo y la pasión por el ciclismo que sienten todas y cada una de las personas que trabajan y apoyan la Fundación.

Estarás de acuerdo conmigo en que merece la pena seguir peleando para que la Fundación siga haciendo realidad los sueños de todos los chavales que sueñan con llegar un día al pelotón profesional. Para que la llama del ciclismo se mantenga viva en nuestras carreteras y para que los ciclistas de nuestra tierra estén en las mejores competiciones nacionales e internacionales.

Por ello, en un momento en el que la Fundación necesitaba de todos los apoyos posibles, he querido contribuir a impulsar este proyecto entrando a formar parte del Patronato. Lo hago con toda ilusión y cariño, con muchas ganas de aportar todo lo que pueda para que la Fundación siga fomentando el ciclismo vasco como lo viene haciendo desde 1993.

Vengo con la máxima humildad. Por ello, te pido tu apoyo y colaboración, que sigas confiando como hasta ahora en las personas que forman parte de la gestión de este proyecto.

No puedo acabar esta carta sin dar unas gracias muy especiales a Miguel Madariaga: por levantar y sostener la Fundación durante todos estos años, por darme la confianza de continuar con el proyecto. Ojalá sepamos estar a la altura de todo lo que él ha hecho por la cantera ciclista vasca.

Con tu ayuda, vamos a trabajar duro para que así sea.

Un fuerte abrazo.
Mikel Landa

Carta de Miguel Madariaga a los socios de la Fundación Euskadi

Estimados Socias/Socios:

El motivo de esta carta es compartir con vosotros, y conozcáis de primera mano, las noticias que estamos viviendo en la Fundación

El próximo año 2018, es el 25º de vida de la Fundación. Durante estos cinco lustros, todos los que amamos este deporte hemos sido testigos del despegue de un proyecto que llegó a extender el nombre de “Euskadi” por las carreteras nacionales e internacionales para el orgullo de todos.

No obstante, y tal y como conoces, los últimos años no están siendo buenos para la Fundación.  El recorte de patrocinios públicos y privados nos han obligado a reducir drásticamente la estructura deportiva, (actualmente sólo contamos con un equipo aficionado cuyo mantenimiento nos resulta cada año más complicado).

Es por eso, además de por el cansancio que personalmente he acumulado durante la andadura de la Fundación, se hacía imprescindible incorporar al Patronato y a la gestión de la entidad, caras nuevas que nos dotasen de nuevos bríos. En esta complicada tesitura, quién ha dado el paso adelante para asumir este reto, ha sido Mikel Landa, probablemente el mejor ciclista vasco de nuestros días quien, además de entrar a formar parte del Patronato de la Fundación ha ofrecido a la misma los medios materiales y personales necesarios para potenciar su gestión.

Estoy seguro de que coincidirás conmigo que Mikel es quién mejor encarna el proyecto de la Fundación Ciclista Euskadi, ya que, a su inmensa calidad humana, une el ser el último y más brillante fruto de la cantera de corredores que hemos impulsado desde la Fundación, en la que ha recorrido todos y cada uno de sus escalones formativos. El que alguien criado en nuestros brazos, quiera impulsar, ahora desde la cabeza de la Fundación la formación de nuevos ciclistas me genera una inmensa satisfacción, demostrándome otra vez que el sudor de estos últimos años ha merecido la pena.

Te pido, que tal y como va a ser mi caso, continúes colaborando con el proyecto como has hecho hasta ahora. No te ocultó que los socios habéis sido el corazón de la Fundación durante todos estos años y que, sin vosotros, todo esto no hubiese sido posible.

Se despide mandándote un abrazo

Miguel Madariaga.