Lucía Gómez y Alberto Barroso, campeones de España cadetes de BTT

La balear Lucía Gómez y el andaluz Alberto Barroso se han proclamado campeones de España cadetes de BTT, en la primera jornada de los Campeonatos de España Escolares que se celebran en Avila.

Tras la lluvia de ayer, hoy amaneció un día despejado, aunque fresco, con un terreno algo blando pero que no afectó a la práctica del BTT, a las 26 chicas y 69 chicos que compitieron en la primera prueba de la jornada.

La carrera femenina fue una prueba de selección. De las diez ciclistas que se destacaron en el start loop se pasó a cuatro en la primera vuelta: la balear Gómez, la navarra Estibaliz Sagardoy, la catalana Ivette Espinar y la madrileña Nadia Lozano, que fue la más activa encabeza del cuarteto, pero que perdía comba por culpa de un pinchazo en la penúltima vuelta.

El último giro fue cosa de tres, y aunque hubo ataques y contraataques, balear, navarra y catalana se presentaban juntas en la línea de meta, aunque Espinar cedía 6 segundos en el sprint, y reconocía que “iba muy cansada, al final, aunque he tenido en todo momento muy buenas sensaciones por lo que he terminado contenta”.

En la apretada llegada imponía su golpe de riñones Gómez sobre Sagardoy, quien también se mostraba contesta “porque no me veía tan fuerte como el año pasado, pero he podido estar ahí hasta el final, aunque Lucía ha sido más rápida que yo, pese a que no se me fan mal los sprint, porque hago carretera”.

Andalucía, aunque se quedaba fuera del podio por poco –Paola Fernández y Lucía Macho eran cuarta y quinta- se imponía por selecciones, por delante de Cataluña y Galicia.

La prueba masculina parecía que iba a ser un monólogo del gallego Carlos Canal, que ya en el start loop aventajaba claramente a todos sus rivales y en la primera de las cinco vueltas aventajaba en 49” a Barroso, con el catalán Sergio Monge, el madrileño Marcos Aranega y el balear Jaume Bosch por detrás, con ligeras diferencias entre ellos.

La tónica no cambió en las dos siguientes vueltas, con Canal aventajando cada vez más al andaluz, que también distanciaba a los perseguidores, que se habían juntado en un cuartero, Monge, Aranaga, Bosch y el también catalán Salvador Lloreta.

Pero no por tópico no deja de ser una dolorosa verdad: no se puede cantar victoria hasta cruzar la meta. Y Canal rompía la cadena en el penúltimo giro, cayendo hasta la cuarta posición. Barroso se encontraba con el liderato y no dejó pasar su oportunidad. L gallego llegó a acercarse a la segunda plaza, pero la rotura de una biela le dejó definitivamente sin opciones en un Nacional que se le atraviesa, ya que el año pasado un golpe de calor fue el que le dejó sin el oro. En todo caso, el público le reconoció con un fortísimo aplauso, como el de Barroso, cuando cruzó la meta en undécima posición.

Quedaba la lucha por el podio y Bosch no daba opción, terminando a 1:11 del ganador, con Monge, bronce, a 1:21. El balar reconocía que “he ido a mi ritmo desde el principio porque podían pasar muchas cosas en la carrera. Cuando he pasado a Canal he apretado porque sabía que el segundo puesto podía ser mío, pero lo he hecho más cuando he visto que se acercaba Monge y que se quedaba por un problema mecánico”. El catalán completaba el podio, “aunque lo he pasado muy mal, he terminado vomitando por el esfuerzo, aunque contento de terminar en el podio”.

Por selecciones, Cataluña se llevaba la victoria por delante de Madrid y de Castilla-La Mancha.