Kristoff domina la ‘volata’ en Contres

Alexander Kristoff (Katusha) se ha impuesto en la primera etapa en línea de la París-Niza, de 196,5km entre Saint-Rémy-lès-Chevreuse y Contres. Es la quinta victoria de la temporada para el velocista noruego –ganó tres etapas en Qatar y una en Omán– y la sexta de su equipo. Kristoff ha aprovechado el treno de Giant-Alpecin para un John Degenkolb que ha lanzado el sprint muy pronto, y se ha impuesto con autoridad por delante de Nacer Bouhanni (Cofidis), segundo, y Bryan Coquard (Europcar), tercero. El primer español ha sido José Joaquín Rojas (Movistar), sexto, mientras que Michal Kwiatkowski (Etixx-Quick Step) sigue líder.

En una jornada predestinada a la llegada masiva, los grandes protagonistas han sido Thomas Voeckler (Europcar) y Anthony Delaplace (Bretagne-Séché). Escapados desde el kilómetro 40, mantuvieron a raya al pelotón hasta los 1.500 metros finales. Llegaron a contar con más de cinco minutos de ventaja, pero el gran grupo recortó hasta los 2:30 cuando todavía faltaban unos 60km para la meta. El ritmo sin alardes de Stijn Vandenbergh (Etixx-Quick Step), que defendía los intereses del líder Kwiatkowski, parecía suficiente.

La carrera iba lenta, mucho. El pelotón se descuidó y los dos aventureros apretaron a 20km de meta. El pulso estaba servido: Sky, con Bradley Wiggins en plan jefe, y Lotto-Soudal, pensando en un André Greipel que no hizo ni top10, entraron a colaborar. El arreón final hizo efecto y neutralizó la escapada, en otro show de Voeckler, con sus caras y gestos para la galería. Guste o no, espectacular hasta en una jornada soporífera.

La mala noticia del día fue el abandono de Tom Boonen (Etixx-Quick Step), tras sufrir una caída. El belga se retiró con un fuerte golpe a la altura de la clavícula y signos de evidente dolor. El percance ha llegado en el peor momento, a sólo 13 días de la Milán-San Remo y a un mes escaso de Tour de Flandes y París-Roubaix, sus dos grandes objetivos de la temporada. Además de Boonen se retiró Geoffrey Soupe (Cofidis), que no tomó la salida tras el batacazo que sufrió en el prólogo.

Mañana, la segunda etapa presenta un recorrido también favorable para los velocistas, de 172km entre el Zooparc de Beauval y Saint-Amand-Montrond. La única dificultad del día, la Côte de la Tour (3ª), se encuentra a unos 40km de meta, y no parece suficiente para evitar la llegada masiva. ¿Quién será capaz de batir a Kristoff?

Clasificaciones completas (Pro Cycling Stats)