Francia y Australia dominan el Mundial de pista

Las selecciones de Francia y Australia han sido las grandes triunfadoras en los Mundiales de pista, celebrados durante los últimos días en Francia. De todos modos, el ciclismo latinoamericano no se ha ido de vacío, puesto que el colombiano Fernando Gaviria se llevó el oro en omnium mientras que la selección española firmó dos medallas de plata: Eloy Teruel lo logró en puntuación mientras que Albert Torres se alzó con el mismo metal en la prueba scratch, donde una fuga rompió la unidad del pelotón y hubo un sprint reducido.

Yendo al análisis por pruebas, la categoría masculina estuvo dominada por la selección francesa, especialmente en las pruebas de velocidad. Ganaron la velocidad olímpica, pero también se hicieron con el oro en keirin y 1 kilómetro, pruebas ambas ganadas por un François Pervis que fue, sin duda alguna, uno de los héroes del evento. La prueba de velocidad acabó en manos de Baugé, que había estado en el trío del equipo de velocidad, por lo que Francia se llevó los cuatro oros para velocistas. Mayor dominio, imposible.

En las carreras para fondistas, los títulos estuvieron más repartidos. El más prestigioso de todos por su condición de disciplina olímpica fue el de Gaviria en omnium. Stefan Kueng se llevó la persecución individual y el ruso Artur Ershov, la persecución individual. La persecución por equipos fue para Nueva Zelanda mientras que Francia se llevó el oro en madison o americana, una especialidad en la que España defendía título y en la que estuvo muy cerca la tercera medalla, puesto que la pareja española perdió el metal en el último sprint y con los mismos puntos que Bélgica, bronce.

En las pruebas de féminas, una mujer destaca por encima del resto: Anna Meares. La australiana, toda una institución del ciclismo en pista, ganó el keirin. La velocidad fue para Kristina Vogel (Alemania) minetras que los 500 metros acabaron en manos de Anastasia Voynova. China fue el equipo más rápido en velocidad olímpica.

En las pruebas de fondo hubo más dominio australiano, ganadores de persecución por equipos, de persecución individual, con Rebeca Wiasak, y del omnium con Annette Edmondson. Kristen Wild ganó el scratch y Stephanie Pohl. La mejor española en las grandes citas fue, una vez más, Leire Olaberria, séptima en el omnium.