VOIGT SE DESPIDE RESUCITANDO EL RÉCORD DE LA HORA

Si hacemos un símil futbolístico se podría decir que el cuarto árbitro acaba de sacar a la dilatada carrera de Jens Voigt el cartelón de los minutos añadidos. 60, ni más ni menos. Una hora para lucirse, para regalarnos la última de sus cabalgadas, ésta vez sin un pelotón que le persiga. Una hora para intentar poner un broche de oro a una larga carrera deportiva que quizás no destaque por un increíble palmarés, pero que deja en el recuerdo imágenes de la lucha del ciclismo, del gregario que no se rinde y se vacía por su líder, de la agónica pelea en solitario frente a todo un pelotón. De victorias también, claro. Y una hora también para volver al pasado y resucitar una competición mítica. Porque cuando actualmente se menciona el Récord de la Hora a casi todos nos viene la imagen de Miguel Induráin, Miguelón, sobre aquella extraña bicicleta fabricada por Pinarello y que todo el mundo conocía como La Espada. Recuerdos lejanos de un récord que durante años se equiparaba a la victoria en una gran Clásica, incluso un Monumento como lo son Milan-San Remo, Flandes, Roubaix, Lieja o Lombardía, pero que ha ido quedando en el olvido y en manos de un desconocido como Ondrej Sosenka por culpa de una disputa, básicamente, entre la capacidad del esfuerzo humano y las constantes innovaciones tecnológicas.

Jens-Voigt-and-hour-record-bike-630x419

Ahora la cosa ha cambiado. El año pasado conocíamos las intenciones de un grande como Cancellara de intentar batir el récord, al que pronto se sumarían Wiggins y se dice que también Tony Martin, en una especie de “reto a tres” que implica a los tres mejores contrarrelojistas del panorama ciclista internacional. Desempolvando el récord que seguía en el olvido volvieron a caer en la cuenta del porqué de ese ostracismo. Y la UCI reaccionó.

Remontándonos a los inicios de éste curioso reto, se podría definir como la mayor distancia recorrida en bicicleta en una hora, siempre realizada sobre velódromo, para evitar la incidencia del viento, de los desniveles de la carretera y demás elementos que pudieran incidir en el desarrollo de la prueba.

Henri_DesgrangeEl periodista y luego fundador del Tour de Francia, Henri Desgrange, fue el primero en acometerlo en 1893 en París, logrando una primera marca de 35,325 kilómetros recorridos. Toda una hazaña que, desde el mismo año siguiente, fueron intentando batir otros ciclistas, incluyendo duelos como el del galo Marcel Berthet y el suizo Oscar Egg, que lo batirían cinco veces entre 1912 y 1914, siendo el helvético el que “venciera” dejando la marca en 44,247 kilómetros recorridos. Pero Berthet no iba a desistir y, fruto de su insistencia y de su colaboración con ingenieros de aviación, desarrolló unas carcasas o carenados aerodinámicos para su bicicleta, con el que acabó logrando en 1932 una marca de 49,99 kilómetros recorridos en el que se puede decir que es el primer desencadenante de la polémica que llevó a la “división” del récord. Tras otros intentos de mejora con bicicletas convencionales, el francés Francois Faure siguió el ejemplo de Berthet en 1938 para establecer el nuevo récord en 50,53 kilómetros, por lo que la Unión Ciclista Internacional decidió tomar cartas en el asunto y no validar esos récords, permitiendo la utilización de bicicletas estándar para dar validez a las marcas, permitiendo solamente algunas modificaciones. Sin embargo, la Asociación Internacional de Vehículos de Propulsión Humana (IHPVA) sí decidió considerar tales registros, por lo que nacía así una primera división.

 

Bajo el amparo de la nueva normativa UCI, muchos de los mejores ciclistas de la historia se vieron tentados por el reto, comenzando por Fausto Coppi en el velódromo milanés de Vigorelli bajo los bombardeos de la II Guerra Mundial –literalmente, ya que el techo se encontraba en mal estado durante la prueba por el bombardeo de la noche anterior y nada más terminar la prueba todos los asistentes tuvieron que correr a sus casas ante los avisos de las alarmas antiaéreas-. Jacques Anquetil, primero en lograr cinco Tours de Francia y apodado Monseiur Crono, se encargó de mejorarlo trece años después y después de otra nueva oleada de intentos era Eddy Merckx quien dejaba la marca en unos casi inalcanzables 49,431 kilómetros recorridos allá por 1972. Para entonces el Caníbal era suficientemente reconocido con cuatro Tours de Francia, tres Giros de Italia, dos Campeonatos del Mundo y trece Monumentos a sus espaldas, y veía como éste particular reto era la hazaña ideal para el ya por entonces mejor ciclista de la historia. El belga terminó la prueba completamente exhausto siendo un rotundo “no volveré a intentarlo jamás” lo primero que salió de su boca. Y no lo hizo.

g12

A partir de entonces la fuerza de la tecnología irrumpió con más fuerza en el velódromo y, beneficiándose de la permisividad de las antiguas reglas de la UCI, comenzaron a llegar récords establecidos con mejoras como la introducción de ruedas lenticulares, cuadros de geometrías imposibles y una reducción de peso y cargas aerodinámicas tan efectivas como antiestéticas. La bicicleta de Francesco Moser ya reunía algunas de estas cualidades en sus dos mejoras del récord en 1984. En los años 90, el ciclista británico Graeme Obree, que construía sus propias bicicletas, adoptó las extravagantes posturas del huevo y el superman para registrar nuevas marcas antes de que Chris Boardman, también de inicio con la curiosa postura encogida de Obree, Miguel Induráin y Tony Rominger volvieran a popularizar tan singular competición. Para el recuerdo de los españoles quedará como aquel 2 de septiembre de 1994 Miguelón, por entonces cuatro veces ganador del Tour de Francia y dos del Giro, cabalgó en el velódromo de Burdeos sobre la inconfundible Espada para establecer un registro de 53,040 kilómetros recorridos. Rominger, en dos ocasiones, y Boardman, mejoraron la marca del navarro en los años posteriores, pero aquí llegó un nuevo golpe de timón de la UCI.

3

El máximo organismo internacional del ciclismo tenía la sensación de que, paradójicamente, el Récord de la Hora estaba perdiendo la batalla contra el tiempo, que con los avances tecnológicos en las bicicletas estaba logrando que los récords siguieran cayendo rememorando aquellas actuaciones de Berthet o Faure en la primera mitad del siglo XX con modificaciones evidentes en sus monturas. Aquel récord de Boardman en 1996 hizo determinar a la UCI en el año 2000 que todas las marcas consideradas como legítimas para el Récord de la Hora deberían hacerse desde entonces con una bicicleta convencional, quitando también validez a las marcas registradas con bicicletas modificadas y dejando como último registro autorizado el de Eddy Merckx en 1972. De ésta forma, todos los récords establecidos desde entonces pasarían a denominarse Mejor Esfuerzo Humano, pero no Récord de la Hora.

Para muchos, ésta decisión fue una vuelta al pasado, una traba a la innovación en el ciclismo y un sinsentido, ya que si se permitían las mejoras paulatinas en las bicicletas de competición normal –sólo hay que comparar las utilizadas en los 90 para las pruebas, por ejemplo, de carretera con las actuales- porqué no iban a permitirse en ésta prueba ciclista. Para otros, se trataba de una forma de igualar la comparación entre los récords conseguidos antaño con los actuales, dando más importancia a la capacidad de esfuerzo del ciclista que a las ayudas técnicas que habían hecho que deportes como la Fórmula 1 o el motociclismo, por ejemplo, estuviesen más condicionados por la máquina que por el deportista en sí. La norma de la UCI incluía la prohibición para el Récord de la Hora del uso de cascos de contrarreloj, ruedas lenticulares o cuadros aerodinámicos, mejoras que, en su cierta medida, sí están permitidos en las pruebas habituales de ciclismo. Con toda esta controversia y la preparación de unas temporadas cada vez más exigentes, los grandes ciclistas dejaron de interesarse por una prueba que ya sólo Boardman, herido en el orgullo de quedarse sin récord, batiera la marca con bicicleta convencional en el año 2000 como cierre a su carrera profesional.

Ya en el olvido, casi en el cajón de los recuerdos de la UCI y mientras la IHPVA seguía dando validez a récords como el de Lars Teutenberg o Sam Whittingham logrando registros de hasta 84,215 sobre artilugios cuyo parecido con una bicicleta queda reducido básicamente a los pedales, sólo el checo Ondrej Sosenka, casi un anónimo en el pelotón internacional, logró dejar el récord en 49,700 kilómetros el 19 de Julio de 2005 en Moscú.

Ondøej SOSENKA hodinovka dráha

Tras ésta reseña histórica, se podría decir que la UCI, inmersa en su propia renovación tras la llegada de Brian Cookson a la presidencia, vio en las intenciones de Cancellara un nuevo impulso por el cual revivir ésta vieja gloria de las pruebas ciclistas que antaño alcanzó cotas de prestigio realmente elevadas. Por eso, la UCI ha decidido volver a cambiar las reglas, permitiendo la utilización de bicicletas de contrarreloj adaptadas a la pista, con ruedas lenticulares, con cascos de contrarreloj y con la famosa cabra del manillar, pero sin diseños extravagantes que hagan que la bicicleta parezca de todo menos eso –la nueva normativa exige, entre otras cosas, un cuadro triangular con una medida mínima de cada uno de los tubos-. Cabe destacar también que pese a que se vuelve a dar validez a los récords obtenidos desde Merckx, la UCI mantiene como marca válida la de Sosenka, en espera de generar una nueva corriente de récords que sirvan para ir confeccionando un nuevo palmarés totalmente adecuado a la evolución tecnológica sin dejar nunca de lado el esfuerzo exigido en el ciclismo.

De ésta forma, vemos como Jens Voigt, que hoy mismo cumple 43 años y que coincidió en las carreteras con Induráin, Boardman o Sosenka, intentará mañana cerrar su carrera deportiva con una exhibición en el velódromo de Grenchen, Suiza, en lo que puede marcar una nueva era de la llamada Hora Mágica por Cookson, que ha visto en éste reto una gran oportunidad para culminar su primer año de mandato enviando un mensaje de renovación del máximo organismo del ciclismo. Por otra parte, Trek, uno de los mayores fabricantes de bicicletas, ha encontrado en éste reto una nueva forma para dar mayor impulso a su marca anunciándolo a bombo y platillo, como suele hacerse con éste tipo de eventos que tanto gustan en EEUU, como lo que antaño fue: una de las pruebas con más prestigio del ciclismo internacional. Chris Boardman y Bradley Wiggins ya han reconocido que probablemente Voigt será capaz de lograr ser el primero en establecer un récord con el registro unificado.

Cabe destacar por todo lo comentado aquí que la de mañana no solo será el cierre más sonado de una carrera deportiva como la de Voigt, sino también una invitación para que su hasta hace nada compañero de equipo Cancellara arrastre hasta los velódromos a los Wiggins, Tony Martin y todos aquellos a los que vemos destrozar los cronómetros en las mejores competiciones del calendario UCI. Mañana el reloj del tiempo volverá a funcionar para una prueba histórica. Mañana se abre una nueva era del Récord de la Hora.

Miguel Ángel Zapatera Blázquez

@Zapa9MFS

El otro ciclismo: Ciclistas españoles continentales en la vuelta a Portugal

Como todos sabemos, del 30 de Julio al 10 de Agosto se celebró en el país vecino su carrera mas celebre, “La Vuelta a Portugal”, carrera que consta de un prólogo contrarreloj más 10 quebradas etapas y sirve como escaparate para ese gran número de ciclistas que buscan un contrato en la máxima categoría del ciclismo mundial. En la línea de salida se concentran se concentran muchos equipos de los que, salvo el aficionado mas acérrimo, no hemos oído hablar en la vida. Se trata de los continentales, 14 para ser más exactos, a los que hay que sumarle la selección nacional de Portugal y el equipo, este nos suena más, Continental-Pro Caja Rural – Seguros RGA.

En el prólogo de Fafe participaron 30 corredores Españoles, 30 historias de lucha diaria por poder dedicarse al ciclismo, por cobrar un sueldo digno. Fiel reflejo de la situación del ciclismo en España es que solo dos equipos tomaron la salida en la carrera del país vecino (el Burgos BH y el Caja Rural), por lo tanto la inmensa mayoría de esa treintena de ciclistas tuvieron que salir de España para empezar a hacer realidad su sueño, un sueño que muchos de ellos no han visto todavía en el ciclismo continental y que por desgracia, la mayoría no verán cumplido. Sin embargo hay ciclistas que luchan a la contracorriente de esta coyuntura, intentando hacerse un hueco en el ciclismo profesional de máxima categoría y, por qué no, entrar en el selecto club de los mejores equipos del mundo.

dani_matxin

Un ejemplo de esta lucha es Dani Domínguez, corredor granadino que está compitiendo actualmente en la Vuelta a Portugal con una amplia trayectoria profesional desde 2009, desde ese año ha competido en los equipos continentales ISD Sport Donetsk, Tusnad Cycling Team,Team NSP – Ghost,Doltcini – Flanders – de hecho ese año coincidí con el en Bélgica- y este año recalaba de nuevo en la categoría amateur para, finalmente, firmar contrato con el equipo Christina Watches.

Así es la vida del ciclista ‘continental’, un constante vaivén de idas y venidas, como una relación tormentosa, pero de años de duración.

De hecho Dani tras pasar por 4 equipos continentales no tuvo hueco categoría profesional y se tenía que conformar con competir en ‘amateurs’, hasta que todo cambio con la oferta de Christina Watches, me conocían de hace tiempo y me estaban siguiendo, en cuanto han tenido un hueco me han llamado, este año en ‘amateur’ ha sido muy duro, una lucha de cabeza desde que empezó la temporada, hasta que firme con ellos hace tan solo unos días”,recibió su contrato mientras competía en la vuelta a Zamora, celebrada a mediados de Julio.

Aproveche para repasar con Dani la situación del ciclismo ‘amateur’ y continental’ “Creo que la categoría ‘amateur’ española es un pozo sin fondo de cara a pasar a profesionales”, “las empresas españolas deberían invertir mucho más en ciclismo, quizás no para crear una gran estructura, sino equipos continentales para que los jóvenes corredores tengan la oportunidad de participar en el calendario extranjero donde se adquiere experiencia para formarte en esta profesión que es el ciclismo”.

Con respecto a los continentales lo tiene claro ” el problema de los equipos continentales es que no están regidos por la UCI, si no por la federación nacional de cada equipo, entonces algunos países tienen unos mínimos bastante factibles, y otros equipos unos mínimos que ni un equipo de juveniles, puedes encontrar la cara y la cruz en esta categoría, la clave seria que la UCI se encargase de regir a estos equipos por igual”, por supuesto había que tocar el tema económico, de hecho debía de tocarse “en el tema de los salarios hay de todo, en continentales puedes encontrar de lo peor, incluso gente que hasta incluso pague por correr [ una práctica, por desgracia, común en España por desgracia, añado], así los managers tienen montado su propia empresa montada en el ciclismo hecha para ganar dinero a costa de los corredores, cosa que me parece patética”, pero no todo es un camino pedregoso ” por suerte hay equipos que están bastante bien, por ejemplo donde me encuentro yo ahora mismo, cumplen con todo en el tema económico, nos proporcionan un buen calendario, nos cuidan…”.

Siguiendo con la línea monetaria Dani me comentaba ” La situación económica del ciclismo ahora mismo la veo bastante chunga, pero pienso que ya hemos tocado fondo y tenemos la posibilidad de mejora, los sponsors están empezando a invertir y la entrada del equipo de Alonso pienso que puede atraer a muchos buenos patrocinadores del mundo de la F1″.

pelea_matxin

El corredor Asbjorn Kragh y Vicente de Mateos, se enzarzaron a golpes tras una llegada en Vuelta a Portugal

También hubo hueco para hablar de la pelea en la que se vio involucrado su compañero de equipo Asbjorn Kragh y el conocido corredor español Vicente Garcia de Mateos, el cual competía el año pasado en el equipo ‘amateur’ Gsport “la pelea fue algo que sucedió justo al terminar la etapa, con la adrenalina de la llegada al sprint y la tensión, Vicente no vio a Asbjorn y choco de frente a mi compañero, acabando a los golpes, no es algo que me interese demasiado, no debería de haber pasado”

Llegando al final del artículo es el momento de ponernos reflexivos, esta frase es una muestra más de la situación de muchos ciclistas en este ‘ciclismo moderno’ ” con mi edad, la verdad, he tenido la oportunidad de firmar con equipos grandes pero a última hora por ‘h’ o por ‘b’ se ha truncado”, “pienso que con mi edad me encuentro totalmente fresco, tengo mucha experiencia y estoy hecho para dar ahora los frutos de toda una lucha durante muchos años, haciendo las cosas muy bien, y ahora es el momento de recoger esos frutos”, sus objetivos los tiene más que claros ” mi objetivo al año que viene es, por supuesto, seguir en la categoría profesional y poder tener la estabilidad y continuidad que todos deseamos”.

Para terminar su repaso personal Dani se reivindicaba de esta forma “creo que he dejado claro a mas de uno que cogiendo una bicicleta justo el día de antes, nueva, de empezar la Vuelta a Portugal, y sin ninguna continuidad, sin haber corrido casi nada, con tan solo 5 días de competición en profesionales me he dejado ver bastante, he estado delante y luchando”.

Nos vemos la semana que viene.

Axel

XXIV AZTIRIRI IGOERA 2014, AZTIRIA, JUNIORS

El pasado sábado en Aztiria por la tarde se disputaba una nueva edicion de la Aztiriri Igoera para categoria Junior. En una primera parte llana de la carrera una fuga de unas 8-10 unidades se conformaba y ya en la primera ascension a Aztiria, primer puerto del día el peloton se fue desgranando poco a poco y se mantenia la ventaja de los de cabeza, asi fue en la siguiente ascension a Gabiria y ya en Atagoiti, penultima dificultad montañosa del día los dos corredores canarios del Iruene, Enrique Gonzalez y Sergio Alvarez. Ambos marcharon a ritmo hasta la propia meta de Aztiria aventajando en 23 segundos al tercer clasificado Diego Lopez (Combustibles Galdeano). Por equipos la victoria fue para el Andoaingo.