Movistar Team: ”UNA VUELTA AL FUTURO”

Pese al infortunio de las caídas, Movistar Team cierra la carrera con la satisfacción del crecimiento deportivo de sus jóvenes y su compromiso y combatividad durante las tres semanas de carrera.

Movistar Team puso fin este domingo a una Vuelta a España 2017 de grandes experiencias para sus corredores más jóvenes. Pese al sabor agridulce de no poder conquistar un triunfo de etapa que se buscó con ahínco, los pupilos de Chente García Acosta y Pablo Lastras dejaron una grata impresión por su sacrificio e implicación en carrera a pesar de las caídas que eliminaron en la primera mitad de la Vuelta a BetancurArcas y Rubén Fernández.

Las seis fugas de José Joaquín Rojas –2º en Alhama y 3º en Cuenca Antequera– y Marc Soler –3º en Alcossebre fueron la imagen más representativa de un equipo que ha visto crecer sobremanera a sus representantes más jóvenes. Además de Soler, se destaparon unos sobresalientes Richard Carapaz -muy sólido en la montaña y con los favoritos de la carrera hasta los momentos decisivos- y Antonio Pedrero, mostrando un enorme salto de calidad en los días más duros.

Sin una referencia para la general, los dos más veteranos del grupo –Dani Moreno (18º) y el propio Rojas (22º)- fueron los más destacados y sirvieron junto a Oliveira -también en varias fugas durante las tres semanas- como apoyo para el bloque más joven del Movistar Team en esta Vuelta.

EL BALANCE (vídeos):

CARAPAZ
“Para mi ha sido muy emocionante formar parte de un evento tan grande como la Vuelta. El resumen que hago es que me ha confirmado que tengo condiciones, pero que hay que seguir trabajándolas mucho para poder seguir mejorando. He estado cerca de grandes corredores y eso pone más en valor mi actuación. Para mi no ha sido una sorpresa porque sabía que estaba en forma, aunque a veces he pagado mi inexperiencia. Estar ahí me da más fuerzas para seguir trabajando y poder disputar estas carreras en el futuro. Me veo como un corredor de tres semanas, me ha gustado mucho la Vuelta. Si tuviera que elegir un momento, me quedaría sin duda con la etapa de ayer. Sufrí mucho, pero al mismo tiempo lo disfruté mucho. El Angliru me ha encantado y me quedo con eso”.

MORENO
“Para mi ha sido una Vuelta a España diferente, sin un gran líder al que apoyar. Había que intentar hacerlo bien de otra manera, pero con mi caída en Tarragona se fastidió el estar lo más arriba posible en la general. Siempre había conseguido estar entre los diez primeros ayudando a un jefe de filas y este año tenía ilusión en poder hacerlo sin trabajar para nadie, pero no ha podido ser. La caída te impide muchas cosas y el físico ya no rinde igual porque mi condición era buena. No ha sido hasta la última semana cuando mejor me he encontrado y más he rendido. El equipo ha estado siempre metido en fugas, con uno o incluso dos corredores y eso, con solo seis ciclistas en esta última semana, es súper difícil y ha sido el reflejo de la combatividad que hemos tenido. Y que nos ha hecho incluso quedarnos muy cerca de ganar por equipos, algo que nos hubiera hecho mucha ilusión”. 

OLIVEIRA
“Ha sido una Vuelta bastante dura, todos los días peleando por estar en la escapada porque había pocas llegadas al sprint. Hemos tenido muy mala suerte con las caídas y no hemos podido conseguir la victoria que queríamos. Personalmente, salgo un poco triste por no poder hacer mi mejor carrera. Creo que he cometido algunos errores, como intentar probar como respondía mi cuerpo a pelear todos los días en una gran vuelta por un puesto en la general. Está claro que eso no es para mi y ahora tengo claro que tengo que debo ir perdiendo tiempo desde el inicio para entrar más fácilmente después en las fugas. Ese desgaste del principio y un poco de resfriado que tuve más tarde los he acusado en la tercera semana, especialmente en la crono, en la que tenía ilusiones y que ha sido una de las peores que he hecho. Es mi octava gran vuelta y la octava que termino y por eso al menos estoy contento por llegar a Madrid”.

PEDRERO
“Acabo satisfecho con mi rendimiento. Venía con la idea de aprender y de ayudar al equipo y creo que lo he cumplido. He podido estar en algunas fugas y también he estado algún día con los mejores en la montaña. Pensaba llegar peor a la tercera semana, pero he terminado bastante bien. El no tener que trabajar para un líder también te permite levantar el pie algunos días y eso hace que ahorres más energías. El balance general del equipo creo que tiene que ser muy bueno aunque no hayamos ganado una etapa. Las caídas de Betancur y Arcas nos afectaron mucho, pero el resto del equipo creo que ha funcionado muy bien. Personalmente me queda la espina de la fuga de Gijón del viernes. Me dio mucha rabia cortarme al final bajando, pero es un aprendizaje más que espero no se me olvide. ¿La revelación? No sabría decirlo, la verdad. Yo me he visto muy bien, pero también es verdad que no es lo mismo apretar todos los días por obligación que tener la posibilidad de recuperar fuerzas en algunas etapas”.

ROJAS
“Creo que hay que estar contentos con la Vuelta que nos ha salido a mi y al equipo.  Aunque veníamos con el objetivo de ganar una etapa y se nos ha resistido por caídas, infortunios y por las veces que hemos dado en el palo, especialmente en mi caso. He estado cerca varias veces, pero siempre ha salido alguien más fuerte. Aún así, ya he demostrado de sobras que a garra e insistencia nadie me gana y lo seguiré intentando una y otra vez. Hemos descubierto una faceta de mí que tenía un poco oculta después de muchos años con el rol de gregario. Esta vez me ha tocado ser un poco más el director en carrera para los chavales. Todos se han portado de 10 y han sabido dejarse llevar y aconsejar por los que mandábamos en carrera. Cuando el equipo sale motivado del autobús y con garra eso se contagia, los chavales lo han hecho y creo que hemos sido un equipo súper batallador.  Para mí ha sido una Vuelta muy especial porque justo hoy se cumple un año de la caída en la que me rompí la tibia y el peroné en esta carrera. Pasé seis meses muy malos en los que pensé que no volvería a tener ese nivel y ahora mi condición creo que es incluso mejor”. 

SOLER
“Acabo muy contento de cómo me ha salido esta Vuelta. Empezó todo un poco mal con el día de Andorra porque me había imaginado una carrera diferente para mi y no salió así. Pero enseguida supe darle la vuelta a la situación entrando en fugas, luchando por alguna etapa y ayudando a mis compañeros. Veníamos a aprender y a pelear y es lo que hemos hecho. El equipo ha estado muy bien, luchando todos los días y siempre presente en carrera. La caída de ayer fue una lástima porque me encontraba bastante bien y quería ver hasta donde podía llegar. Era muy complicado, pero creo que sin la caída en El Cordal podía haber estado delante un poco más. En el Angliru, Contador iba muy rápido y aún sin la caída la verdad habría sido muy complicado aguantarle. Para mí lo más importante de cara al futuro fue verme con los grandes después de veinte días de carrera”.

Tour of Britain: Otro día batallador de Gorka Izagirre

Lars Boom (TLJ) se hizo este domingo con la victoria final en el Tour of Britain 2017 tras una octava jornada -180 km entre Worcester y Cardiff- que la lluvia convirtió en muy exigente. Apenas una treintena de unidades sobrevivían en cabeza tras la primera mitad de carrera, con varias exigentes cotas, hasta que Gorka Izagirre se marchó junto a Stewart (SKT) a falta de unos cincuenta kilómetros para el final.

El control de los equipos de los sprinters impidió que el guipuzcoano, ya protagonista ayer, pudiese completar la última vuelta en Cardiff en cabeza, aunque no deslució su notable papel en el fin de semana en busca del triunfo. Daniele Bennati finalizó 12º en un sprint dominado por Boasson Hagen (DDD); idéntica posición ocupó Jonathan Castroviejo en la general final, tras llegar en el pelotón junto al italiano y un buen Imanol Erviti (16º final).

Clasificaciones: Vuelta a España (final) | Tour of Britain (final)

Fuente: Movistar Team

La Vuelta cierra con el primer triunfo de Froome, la cuarta etapa de Trentin y el homenaje a Contador

El italiano Matteo Trentin (Quick Step) ha sido el vencedor de la etapa final de La Vuelta 2017, donde se ha proclamado vencedor final un Chris Froome (Team Sky) que se convierte en el primer británico en llevarse la gran vuelta española. Trentin ha sido el más rápido en el Paseo de La Castellana y ha sumado su cuarto triunfo de etapa en esta edición, pero se ha quedado a dos puntos de llevarse una clasificación de la regularidad que también se ha llevado Froome al acabar 11º en el sprint final.

Como es habitual, la jornada final ha servido de homenaje a los corredores que han acabado La Vuelta (158 en esta edición) y a sus ganadores. Team Sky, el podio final formado por Froome –primer británico en ganar La Vuelta–, Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) e Ilnur Zakarin (Katusha-Alpecin) y, sobre todo, un Alberto Contador (Trek-Segafredo) que ha podido entrar en solitario en Madrid el día de su retirada, han brindado y se han hecho fotos para el recuerdo.

“No tengo palabras para explicar la sensación que he tenido en este final -contaba el madrileño-. Cruzar la meta solo delante del público de casa… Suelo entrenar con tráfico, no tengo la carretera para mí. Y estar aquí después de 15 años de competición muy muy dura, hace que sea un día especial. Es un sueño. No me imagino un adiós mejor que este. Ahora es el momento de parar. Cuando empecé como profesional, dije que quería acabar en el alto nivel. Y creo que ahora es el momento perfecto. Solamente puedo decir: ‘gracias, gracias y gracias’. He dado el máximo en esta carrera. En los últimos 15 años, lo he dado todo desde el corazón. El ciclismo es un deporte donde lo más importante es la victoria, pero también creo que el espectáculo es importante. He hecho todo lo que he podido durante La Vuelta. Y tengo que agradecer a Trek-Segafredo que me haya dado la oportunidad de atacar cuando he querido”

La entrada al circuito final ha estado marcada por la batalla entre los equipos Team Sky y Quick Step por la clasificación de la regularidad de La Vuelta, que Chris Froome ha empezado dominando pero que el triple vencedor de etapa Matteo Trentin tenía opciones a arrebatar si puntuaba en el sprint intermedio, situado en el tercer paso por la meta de La Castellana, y ganaba la etapa. El italiano ha conseguido pasar en primer lugar, evitando que Froome puntuara, gracias al marcaje de su compañero Julian Alaphilippe.

Una vez superado el sprint, ha llegado el momento de los ataques con una fuga de Alessandro De Marchi (BMC), Rui Costa (UAE Team Emirates) y Nicholas Schultz (Caja Rural-Seguros RGA), que han logrado llegar destacados hasta el paso por la última vuelta. Allí ha empezado la lucha para preparar un sprint final en el que Trentin ha sido más rápido que Lorrenzo Manzin (FDJ) y Soren Kragh Andersen (Team Sunweb) para acabar logrando su cuarta victoria de etapa.

“Todo el equipo ha trabajado de manera increíble todo el día. Creo que se ha podido ver por televisión. El trabajo ha comenzado cuando hemos entrado en el circuito hasta el final, y hemos podido conseguir otra victoria. Froome he dijo que quería defender el maillot verde. Es una pena (no ganarlo) tras cuatro etapas. He ganado dos sprints masivos y dos días más duros, así que puedo estar contento con ello”, declaraba el italiano de Quick Step.

Froome, el, ganador final de La Vuelta, decía: “Es sencillamente increíble. En el final de hoy me he dado cuenta que seguramente sería la única ocasión en mi vida de intentar ganar la clasificación por puntos de una gran vuelta. Lo hemos dado todo y hemos logrado conseguir algunos puntos… Obviamente, no puedo estar más contento con el resultado. Era una competición a ganar, y no hay más. Todavía lo estoy asimilando todo. Ha sido un viaje increíble. Solamente el hecho de que nadie haya ganado antes el Tour y luego La Vuelta convierte en increíble haberlo logrado. Y, por supuesto, no lo he conseguido solo. Ha sido gracias a un equipo fantástico detrás mío. Gracias a todos por el apoyo: fans, familia, amigos. Han sido unos meses asombrosos y quiero agradecer a todo el mundo que ha contribuido a ello. He estado luchando por esta victoria durante seis años y en tres me he quedado en el segundo escalón, así que es fabuloso llegar al primer puesto por primera vez”

RFEC

Team Caja Rural – Seguros RGA: A TODA VELOCIDAD HASTA SIERRA NEVADA

La segunda semana de la Vuelta a España ya es historia tras la disputa de la decimoquinta etapa, donde Caja Rural-Seguros RGA volvió a estar muy combativo hasta que aguantaron las fuerzas. Tanto Lluís Mas en la escapada como Sergio Pardilla en el grupo de los mejores, se vaciaron en busca de un premio mayor. La gloria fue para Miguel Ángel López (AST), después de un contraataque le acabó llevando en solitario a meta. En la general por escuadras, el equipo verde sigue entre los mejores refrendando la sexta posición.

El inicio de la etapa fue una sucesión de ataques infructuosos a toda velocidad, hasta que en el kilómetro cuarenta y tres se consolidó un grupo de ocho hombres -con Lluís Mas- que contó con el beneplácito del pelotón para abrir hueco. Sin embargo, por detrás había muchos equipos con intereses en que la fuga no llegase a buen puerto y pronto empezaron a controlar la situación. Subiendo el Alto de Hazallanas, la fuga se desmembró mientras se forjaba un contraataque con hombres como Yates (ORS) o Bardet (ALM).

En el grupo de los favoritos de la general, Pardilla aguantó hasta que faltaban once kilómetros a meta, cuando la carrera ya estaba rota por un ataque de Contador (TFS) y el vencedor López. Mañana lunes es la segunda jornada de descanso, previa a la contrarreloj de Logroño y al tríptico montañoso en Asturias, donde el equipo navarro volverá a pelear por conseguir el objetivo de ganar una etapa.

Sergio Pardilla“Ha sido una etapa muy dura. Había que ir poco a poco: primero pasar Hazallanas, luego llegar a Monachil y ahí aguantar hasta que se pudiera. Luego cuando han cambiado de ritmo los mejores, pues ha tocado regular y llegar a meta a mi ritmo. Ahora toca descansar y pensar en la tercera semana, a partir del miércoles. Viendo cómo se está rodando, las etapas de Asturias serán de supervivencia también. Vamos a recuperar bien e intentar llegar lo más lejos posible”.

Imagen: @PhotoGomezSport

Fuente: Team Caja Rural – Seguros RGA

El potente Trentin suma su tercera etapa

Matteo Trentin (Quick Step) ha vuelto a demostrar ser el corredor más rápido de esta edición de La Vuelta al sumar su tercera victoria de etapa, en un sprint masivo en Tomares. El italiano ha batido en este final de la 13ª etapa a Gianni Moscon (Team Sky) y Soren Kragh Andersen (Team Sunweb) en un final complicado que ha provocado cortes en el pelotón. El líder, Chris Froome (Team Sky), se ha mantenido el cabeza sin problemas para sumar un día más de rojo, pero David De La Cruz (Quick Step) ha perdido unos 7 segundos que le bajan al quinto puesto de la general.

En esta ocasión, la formación de la escapada ha sido más plácida que en los días anteriores: ya en el kilómetro 9 de etapa se habían destacado cinco corredores, Alessandro De Marchi (BMC), Alexis Gougeard (Ag2r La Mondiale), Thomas De Gendt (Lotto-Soudal), Arnaud Courteille (FDJ) y el líder de la clasificación de la montaña, Davide Villella (Cannondale-Drapac), que se ha descolgado después de coronar en primer lugar el único puerto del día, el Alto de Ardales (3ª categoría), en el kilómetro 27,2 de etapa.

Sin embargo, el control de los equipos de los velocistas, en especial Quick Step, LottoNL-Jumbo y Cannondale-Drapac, ya hacía pensar que hoy no sería en día de los fugados. Los cuatro corredores que han quedado en cabeza nunca han tenido más de 5 minutos de ventaja, y luego la han visto reducida hasta desmembrarse camino de Sevilla, donde había el sprint intermedio. Finalmente, Alessandro De Marchi (BMC) ha sido quien más ha resistido, siendo atrapado a 7 kilómetros para la línea de meta.

Una vez neutralizados los fugados, Quick Step ha vuelto a demostrar su poderío preparando la llegada masiva. Los ataques de Adam Hansen (Lotto-Soudal) y Soren Kragh Andersen (Team Sunweb) en el repecho dentro de los últimos 3 kilómetros y de Alexey Lutsenko (Astana) en el último kilómetro no han podido evitar que el italiano Matteo Trentin se impusiera con autoridad al sprint ante su compatriota Gianni Moscon y el mismo Kragh Andersen. La dificultad del final, además, ha provocado un corte en el pelotón que ha hecho perder 7 segundos y bajar al quinto puesto de la general a David De La Cruz (Quick Step).

“Siendo sincero, no era un final muy de mi gusto -indicaba el vencedor-. Sobre el papel parecía algo menos duro, especialmente el tramo entre los últimos 3 y 2 kilómetros. Sin embargo, hemos decidido ir a por ello. Ha trabajado todo el equipo menos De La Cruz, obviamente. Mis compañeros han estado increíbles. Todo el mundo ha hecho su trabajo y ha dado el 100% de lo que tenía. Tenía que ganar. Cuando un equipo trabaja así, tienes que rematar. Vine a esta carrera con confianza, pero para nada esperaba algo así. Y La Vuelta no ha acabado, y esperamos lograr más cosas para el equipo”

Primera de las dos etapas de montaña que comenzarán a decidir la presente edición –independientemente de la carrera que hagan los más modestos con su escapada- y que se presenta muy interesante tanto por el cansancio acumulado como por lo sucedido ayer camino de Antequera. Serán 175 kilómetros desde Ecija a La Pandera, de categoría especial, subida precedida por la de Valdepeñas de Jaén, de segunda.

Emocionante etapa en otro día con Caja Rural-Seguros RGA en la fuga buena

Esta edición de la Vuelta a España no ofrece respiro. Parecía que la duodécima etapa sería un día propicio para que una escapada llegara cómoda hasta línea de meta. Sin embargo, aunque esa escapada terminaría alcanzando su objetivo, costó más de una hora volando por encima de 47 km/h que el pelotón diera permiso a catorce hombres, entre ellos David Arroyo, el representante por segundo día consecutivo de Caja Rural-Seguros RGA.

El grupo pasó unido el Puerto del León pero se desintegró en la dura ascensión a El Torcal, con Arroyo sufriendo en las rampas más duras para no perder de vista cabeza de carrera, donde el polaco Tomasz Marczynski (LTS) conseguiría coronar con distancia suficiente para festejar en solitario en Antequera su segundo éxito en esta carrera. Nuestro ciclista alcanzaba meta en décimo puesto, después de ser alcanzado en la bajada por otro trío.

Por atrás, Alberto Contador había atacado del grupo de favoritos, pasando la pancarta del puerto con medio minuto de ventaja sobre un reducido pelotón con Sergio Pardilla y Jaime Rosón. La doble caída del líder en el descenso complicó aún más el final de etapa, en un día en el que Caja Rural-Seguros RGA demostró su competitividad concluyendo en segunda posición en una clasificación por equipos en la que continúa en sexto lugar de la general.

David Arroyo: “Hoy no esperaba estar en la fuga, pensaba que iba a meterse otro compañero, pero ha sido una salida tan loca que todos teníamos que estar atentos y al final me ha tocado a mí. En el último puerto he notado mucho la fatiga. Ayer gasté, hoy la salida ha sido muy peleada y al final iba bastante cansado. Me hubiera gustado estar más arriba en la etapa pero no ha podido ser. Si hubiéramos tenido la recompensa de ganar por equipos habría sido un gran balance”.

Sergio Pardilla: “El plan del equipo es entrar cada día en la fuga y hoy de nuevo lo ha hecho muy bien David. Una vez que el pelotón ha parado, el objetivo era estar atentos en el grupo y ver qué sucedía en el final. Ha habido movimientos en el último puerto y ya hemos visto que ha sido un final nervioso, con mucha tensión. Por suerte hemos librado sin incidencias. Ya se empieza a notar la fatiga, más estos días que se se sale tan rápido. Llevo tres días que me encuentro bien pero hay que ir día a día. Vamos a ver qué tal de cara a las etapas del fin de semana”. 

La etapa del viernes parte de Coín y finaliza en Tomares sobre un recorrido sin apenas dificultades, en el que los velocistas buscarán una de sus últimas oportunidades en esta Vuelta frente a los grupos en fuga.

Fuente: Caja Rural-Seguros RGA

Foto: Photo Gómez Sport

Trentin repite victoria, por delante de Rojas

Matteo Trentin (Quick Step Floors) ha demostrado que no solamente es el corredor más rápido de La Vuelta al lograr su segunda victoria de etapa en la 10ª jornada, acabada en ElPozo Alimentación tras subir y bajar el temido Collado Bermejo. El italiano ha batido al local José Joaquín Rojas (Movistar Team) para sumar su segunda victoria tras la conseguida al sprint en Tarragona, en un día en que Nicolas Roche (BMC) ha conseguido medio minuto de ventaja en meta para dejar al líder, Chris Froome (Team Sky), con 36 segundos de margen sobre Esteban Chaves y él mismo antes de las primeras grandes llegadas en altura.

La etapa ha sido rapidísima, con una media de velocidad superior a los 52km/h en las dos primeras horas de carrera. De hecho, no ha sido hasta el kilómetro 90 de carrera, pasado el ecuador de la etapa, que se ha consolidado una fuga de 18 corredores que se han acabado jugando el triunfo de etapa.

Han sido Julien Bernard (Trek-Segafredo), Niki Terpstra, Matteo Trentin (Quick-Step Floors), Alessandro De Marchi (BMC), José Joaquín Rojas, Marc Soler (Movistar), Nico Denz, Alexandre Geniez (AG2R-La Mondiale), Michael Morkov (Katusha-Alpecin), Bert-Jan Lindeman, Juanjo Lobato (LottoNL-Jumbo), Luis León Sánchez (Astana), Valerio Agnoli, Domen Novak (Bahrain-Merida), Arnaud Courteille (FDJ), Jacques Janse Van Rensburg (Dimension Data), Rafael Reis y Diego Rubio (Caja Rural-Seguros RGA) quienes han llegado destacados a la doble ascensión al Alto del Morrón de Totana (3ª categoría) y Collado Bermejo (1ª), donde lucharon por la victoria de etapa.

A pesar de un primer intento de Van Rensburg en Morrón de Totana, ha sido el empeño de José Joaquín Rojas, que corría en casa, el que ha hecho que solamente coronaran en cabeza el último puerto de la jornada un sorprendente Matteo Trentin, ganador de la etapa de Tarragona, y un Jaime Rosón que ha perdido comba en el técnico descenso del puerto murciano. Así ha sido como Trentin no ha tenido problema para imponerse a Rojas ante las instalaciones de ElPozo Alimentación, en Alhama de Murcia, y sumar así su segunda etapa en La Vuelta y la número 20 en la historia de su equipo en la carrera española.

Entre los corredores de la general, un ataque de Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) en el inicio del descenso de Collado Bermejo no ha hecho una diferencia que sí ha hecho un movimiento del irlandés Nicolas Roche (BMC), que ha entrado en solitario en meta con 29 segundos de ventaja sobre el grupo del líder Chris Froome (Team Sky), para situarse al mismo tiempo que Esteban Chaves (Orica-Scott) en la tercera posición de la general.

Rojas: “El peor enemigo”

Rojas reconocía que “me ha tocado con el peor enemigo, el mejor sprinter de La Vuelta. Me hubiera gustado ganar en Murcia, ya decía que lo iba a intentar. Primero tercero, ahora al palo, segundo… la siguiente la gano. Lo tenía muy medido, sabía lo que quería hacer. Le he querido soltar en la bajada porque ha subido muy bien y en el sprint sabía que no le podía ganar. La verdad es que no contaba con él al empezar la fuga. Le he dicho a Pablo (Lastras, segundo director de Movistar): ‘Nuestro rival es Luisle, ¿verdad?’. Porque se conocía bien la subida y a priori era el mejor escalador de todos. He intentado sorprender, pero nos ha salido rana la jugada con Trentin”

Mañana llega el primero de los tres finales en alto en Andalucía, una serie que debe comenzar a definir La Vuelta. Entre Lorca y el Observatorio de Calar Alto son 187,5 kilómetros, con un desnivel acumulado de 3.434 metros. El puerto final es largo, pero no excesivamente duro, aunque al encadenarse Velefique y Calar Alto, ambos de 1ª categoría, puede hacer bastante daño.

Fuente: RFEC

Movistar Team: Marc Soler, 3º en Alcossebre

Detalles de calidad los que ofrecieron Rubén Fernández y Marc Soler (Movistar Team) en la multitudinaria fuga de 17 ciclistas que acabó jugándose el triunfo en la 5ª etapa de la Vuelta a España -176 km entre Benicàssim y Alcossebre-. El murciano, aún con molestías en su pie derecho, echó una mano a su compañero para avivar el ritmo con varios ataques en la subida a Serratella (2ª), buscando endurecer el ritmo para que el catalán lo tuviese más sencillo en las duras rampas finales de la Ermita de Santa Lucía.

Sin embargo, una serie de ataques en la rápida aproximación al puerto -primero de Mohoric (UAD), Haller (KAT) y el finalmente vencedor Lutsenko (AST), en la bajada de Serratella; y después de Gougeard (ALM) y Kudus (DDD), en el llano hasta Alcossebre- complicaron las cosas a Soler,que hubo de comenzar la subida con casi un minuto de déficit sobre los hombres de punta… y terminó precisamente la etapa a 56″, en tercera posición, tras Lutsenko y Kudus.

El joven barcelonés y sus compañeros de Movistar Team -conCarlos Betancur, a una veintena de segundos de los favoritos en meta, todavía 16º en la general– tienen todavía muchas oportunidades por delante en una Vuelta que buscará mañana su sexta fracción: 204 km entre Vila-real y Sagunto con cinco puertos de Segunda y Tercera categoría.

DECLARACIONES:

Marc Soler: No nos hemos puesto de acuerdo cuando han arrancado Lutsenko y Haller y creo que esa ha sido la clave y lo que nos ha impedido disputar la etapa. Da rabia ver que por una falta de entendimiento se te escapa la posibilidad de ganar, pero así son las cosas y lo intentaremos de nuevo. Hoy las sensaciones han sido mucho mejores. Ya dije que poco a poco creía que iría cogiendo ritmo. Estoy viendo cómo voy cada día y veremos cómo termina esto, que aún queda mucho. Para mí ya sabíamos que era una Vuelta para aprender y ver cómo es la carrera y de momento las cosas van bastante bien”.

Fuente: Movistar Team

Imagen (c): Photo Gomez Sport

Turno para Mas y Sáez en el primer final en alto de la Vuelta

Un día más y otra fuga con presencia importante de Caja Rural-Seguros RGA en la Vuelta a España. Lluis Mas y Héctor Sáez han representando a la formación navarra en la numerosa escapada de diecisiete corredores en la quinta jornada de la ronda española, primera con final en alto en la Ermita de Santa Lucía, en Alcossebre. De hecho, el balear ha encendido la mecha en el pelotón, dando pie a un grupo que ha conseguido su propósito de alcanzar la meta con ventaja.

Durante la primera parte de la etapa, Mas ha buscado los puntos de la montaña al paso por los tres primeros puertos. Sin embargo, el italiano Davide Villella (Cannondale) se ha mostrado intratable, relegando a nuestro corredor a un segundo puesto que le aúpa hasta esa misma posición en la general del maillot blanco con puntos azules.

Una fuga de mucho nivel, con ciclistas de entidad en la que todos han colaborado hasta la subida al Alto de la Serratella. En este puerto han comenzado los ataques en cabeza, con Marco Haller (Katusha) y Alexey Lutsenko (Astana) consiguiendo unos segundo a la postre definitivos, ya que el kazajo alcanzaba las rampa final en solitario, con tiempo suficiente para celebrar su primer triunfo en la Vuelta. En el pelotón, Sergio Pardilla y Jaime Rosón concluían a poco más de medio minuto de Chris Froome, que mantiene el maillot rojo de líder.

Lluis Mas: “Tenía marcada esta etapa porque pensaba que la escapada podía llegar, como finalmente así ha sido. Lo cierto es que al final me han podido las ganas. Tenía mucha ilusión, he visto que había opción de llegar, es una Vuelta a España… me he sentido bien y quizá he comenzado a atacar un poco pronto. He entrado en un juego en el que tal vez tenía que haber mostrado un poco más de sangre fría. Había que intentarlo, hemos estado ahí y si no se prueba no se gana. Era una fuga con gente muy buena y haber estado casi hasta el final te da motivación para próximos días”.  

La sexta etapa de la Vuelta presenta otro trazado quebrado, con cinco puertos de tercera y segunda categoría salpicando un recorrido de 204 km entre Villarreal y Sagunto. Otra nueva oportunidad para que el verde de Caja Rural-Seguros RGA luzca en esta primera semana de carrera.

Foto: Photo Gómez Sport

Fuente: Caja Rural – Seguros RGA

Fabricio Ferrari: “Prefiero ir escapado por delante que en el pelotón”

La valentía ha sido siempre el sello de distinción de Fabricio Ferrari, el bravo corredor uruguayo que forma parte del conjunto Caja Rural-Seguros RGA desde su regreso al campo profesional en la temporada 2010. En su segunda participación en la Vuelta a España, Ferrari se ha apresurado en formar la primera fuga nada más darse el banderazo de salida, invitando de esta forma a otros corredores a acompañarle en busca del éxito en la línea de meta de Andorra la Vella.

A su movimiento han respondido acto seguido Thomas De Gendt (Lotto Soudal), Davide Villella (Cannondale) y Anthony Turgis (Cofidis). Poco después se les unirían Axel Domont y Alexandre Geniez (Ag2r La Mondiale) y Fernando Orjuela (Postobón) y, por último, ya en las rampas de la Perche, el polaco Przemyslaw Niemiec (UAE Abu Dhabi). Parecía un buen grupo en una buena jornada para las fugas. Sin embargo, la ambición de Quick Step en el pelotón ha mantenido a raya a los escapados, con diferencias máximas de 5 minutos que se han reducido a poco más de 2 minutos al inicio de la parte decisiva de la etapa, en las primeras rampas de La Rabassa.

Geniez seleccionaba en la zona más dura la subida y Ferrari, esforzado al máximo, mostraba su buen momento resistiendo junto al francés y a Davide Villella. Finalmente, el uruguayo no podía con sus compañeros en un terreno más favorable para los europeos, aunque conseguía resistir por delante del ya pequeño pelotón hasta prácticamente coronar el puerto más duro de la jornada.

En ese momento llegaba el turno para Sergio Pardilla y Jaime Rosón, los dos corredores encargados de mostrar el maillot de Caja Rural-Seguros RGA en las jornadas de montaña. El manchego ha concluido finalmente a 1’14” del ganador, Vincenzo Nibali; mientras que el zamorano lo ha hecho a 1’39, avanzando ambos casi 100 posiciones en la clasificación general.

Fabricio Ferrari: “El objetivo era que alguien del equipo estuviera hoy en la escapada y me ha tocado a mí. Yo prefiero pasar la etapa delante escapado que en el pelotón, me lo paso mejor en la fuga. Hemos dado batalla y hemos mostrado al equipo, que era algo importante. Me ha tocado exprimirme mucho en la fuga y al final no llevaba las mejores sensaciones del mundo, pero era lógico. Después de tanto tiempo delante, gastando tanto, los calambres que me estaban dando eran lo normal por el calor y la deshidratación, pero contento por haberlo intentado”. 

Los velocistas dispondrán este martes de su segunda oportunidad en la Vuelta con una etapa de 198 km con final en Tarragona y sólo un puerto de 3ª categoría a muchos kilómetros de meta.

Fuente: Caja Rural – Seguros RGA

LV2017: Lampaert, victoria y liderato al Quick·Step

El Quick·Step Floors de David de la Cruz sigue en estado de gracia. Después de realizar una gran contrarreloj en la jornada de ayer, Yves Lampaert le dio la victoria y el liderato al equipo belga. Lampaert aprovechó un corte provocado por su equipo y se impuso en solitario en Gruissan. Por su parte, De la Cruz, entró en el grupo más numeroso a 13″ de su compañero. Tras esta segunda etapa, De la Cruz pasa a ser 11º a 23″ de Lampaert. El de Sabadell valoró la segunda jornada de la ronda española:

“Está claro que a uno nunca le gusta perder segundos, más bien ganarlos, pero han sido pocos. Tal y como fue la etapa está claro que se salvó bien. Fue un día muy estresante de principio a fin, todo el rato con esa tensión frente a previsibles cortes y eso provocó que fuera una etapa muy pesada. 

El equipo estuvo fantástico. La idea era trabajar para Matteo Trentin para una previsible llegada al sprint, pero pudo ganar Yves y encima vestirse de rojo. Sin duda se lo merece, es un trabajador nato y estoy muy contento por él. 

A nivel personal las sensaciones son buenas. Es cierto que tengo dolor muscular en algún sitio por la caída antes de la crono, pero nada serio que me pueda afectar al rendimiento. Mañana ya dejamos este inicio, que ha sido un poco estresante, y haremos el primer test para ver como estamos”. 

La de hoy fue una jornada tensa y sin fuga. Las dificultades que no tuvo el recorrido las agregó el viento. Varios equipos intentaron cortar el pelotón, aunque sin demasiado éxito. El Team Sky seleccionó la carrera a 7 kilómetros de meta. Sin embargo, el Quick·Step se llevó el gato al agua en su territorio. Alaphilippe se encargó de cortar el grupo y Lampaert remató en meta.

Mañana se disputará la tercera etapa de esta Vuelta a España, que significará el primer contacto con la montaña. El Col de la Perche y la Rabassa, ambos de primera categoría, y la Comella, de segunda, pero a solo 7 kilómetros de meta, serán los protagonistas de una jornada muy interesante.

Vía: www.davidelacruz.com