Naesen gana La Poly Normande

La Poly Normande, carrera perteneciente a la Copa de Francia, ha presenciado la victoria de un joven belga. Oliver Naesen (Topsport Vlaanderen – Baloise) ha superado en la llegada a dos corredores del Europcar, Fabrice Jeandesboz y Antoine Duchesne, los primeros de entre los 8 destacados que llegaron por delante del pelotón, encabezado por Nacer Bohuanni (Cofidis, Solutions Crédits).

Se trata de la primera victoria de la temporada para Naesen, cuyo resultado más destacado en 2015 era, hasta ahora, el 6º puesto en la clasificación general del Tour de Luxemburgo, en el que terminó como mejor joven.

CLASIFICACIÓN

Al fin Marcel Kittel

Marcel Kittel llevaba hasta hoy una racha para olvidar que parecía no tener fin. Constantes problemas físicos rompieron su continuidad en entrenamientos y competición y, cuando parecía que comenzaba a remontar el vuelo, Giant – Alpecin anunció que no contaba con él para la disputa del Tour de Francia. Otro mes en blanco para el alemán, que tuvo que esperar a la Vuelta a Polonia para volver a ponerse un dorsal. Y, al fin, llegó su victoria; la primera de la temporada, rematando un notable trabajo de su equipo.

 El circuito de Varsovia no presentaba dificultades orográficas significativas, pero sí un final muy técnico en el que la colocación y la habilidad a la hora de tomar las curvas resultaba fundamental. Cuando el pelotón, comandado principalmente por Giant – Alpecin, Orica – GreenEDGE y Astana neutralizó a Matej Mohoric (Cannondale – Garmin) y Adrian Kurek (CCC Sprandi Polkowice), últimos supervivientes de la escapada, aun restaba el reto de controlar la difícil llegada.

Giant – Alpecin se mantuvieron en segundo plano hasta entrados los dos kilómetros finales, cuando tomaron la cabeza del grupo justo al inicio de la sección técnica. Un inteligente movimiento que consiguió dejar perfectamente colocado a Kittel en los metros finales. A pesar de que Caleb Ewan (Orica – AIS) consiguió tomar la delantera en la última curva con gran habilidad, el gigante alemán logró sacar la potencia suficiente para remontar en el escaso margen que restaba hasta la línea. Triunfo muy necesitado para Marcel Kittel, que supone su primer argumento con que comenzar a maquillar su desafortunada temporada 2015.

CLASIFICACIÓN

Regreso a suelo norteamericano (Previa Tour of Utah)

Una afición joven y ávida de ciclismo de competición como es la norteamericana, ha encontrado desde hace unos años en el mes de agosto el nicho ideal del calendario para promover sus carreras de una semana. Sin una excesiva carga de pruebas por etapas profesionales (más allá de Francia) en suelo europeo a lo largo del mes, equipos y corredores tienen una alternativa ideal a la Vuelta a España y las clásicas World Tour veraniegas para lograr resultados de prestigio en pruebas de categoría 2.HC y foguear a sus stagiares en escenarios de segunda fila en cuanto a la competividad, pero de primera en cuanto a su recorrido. Tal es el caso del Tour de Utah, que con una participación que suma a todos los equipos profesionales del país más una larga lista de continentales patrios, la presencia de MTN-Qhubeka, Drapac Cycling, Colombia y Bardiani-CSF Inox, aprovecha la primera semana de agosto para mostrar las Montañas Rocosas que cubren la parte oriental del estado.

8

Recorrido

No obstante, y a pesar de las oportunidades que ofrece el terreno, los organizadores han tratado de hacer un recorrido equilibrado que, a pesar no contar con contrarreloj individual, da oportunidades a todo el abanico tanto a velocistas como a clasicómanos y escaladores. Los dos primeros días, a pesar de las subidas a Logan Canyon y North Ogden, no deberían suponer problema alguno para que los equipos de los hombres rápidos controlaran y se jugaran los primeros parciales. El circuito de Bountiful, con su doble paso por una cota con media por encima del 10%, debería suponer el cambio de tercio entre los velocistas más puros y los especialistas en cotas antes de sendas llegadas en cuesta de Soldier Hollow (tras un día durísimo) y Salt Lake City (tras una etapa con kilometraje propio de critérium).

Lunes 3 de agosto. Etapa 1. Logan – Logan (212’5 km)

1

Martes 4 de agosto. Etapa 2. Tremonton – Ogden (161’5 km)

2

Miércoles 5 de agosto. Etapa 3. Antelope Island – Bountiful (176’5 km)

3

Jueves 6 de agosto. Etapa 4. Soldier Hollow – Heber Valley (205’2 km)

4

Viernes 7 de agosto. Etapa 5. Salt Lake City – Salt Lake City (7 x 12’7 km)

5

Sábado 8 de agosto. Etapa 6. Salt Lake City – Snowbird (177’7 km)

6

Domingo 9 de agosto. Etapa7. Park City – Park City (125’8 km)

7

La resolución de la clasificación general no llegará hasta el fin de semana, con las dos etapas de alta montaña que cerrarán la carrera y decidirán en ganador de igual modo que en ediciones precedentes: la llegada a la estación de esquí de Snowbird, previo paso por Guardsman Pass; y el final en Park City con el Empire Pass como juez de la etapa. Puertos todos ellos dignos de gran vuelta, que sumados a la altitud reducen el abanico de candidatos a la general a la mínima expresión, con los conjuntos World Tour cierta ventaja respecto a los demás.

Participación

Cannondale-Garmin se trata sin duda de uno de los grandes candidatos a hacerse por la victoria final tanto por talento (en la figura de Joe Dombrowski) como por experiencia (puesta por parte de Tom Danielson, ganador de las dos últimas ediciones de la ronda). Ambos contarán además con una buena nómia de gregarios que les dará cierta ventaja frente al Trek Factory de Matthew Busche y Fränk Schleck, quien lejos de sus mejores días buscara resarcirse de su anónima temporada haciendo los Américas. Brent Bookwalter, que llega de ser cuarto en la exigente Vuelta a Austria, será el principal líder del conjunto BMC Racing ante la incógnita que supone un Peter Stetina que regresa a la competición tras casi cuatro meses en el dique seco.

Tour of Utah 2014

Tres equipos de élite que, pese a su calidad, se verán especialmente amenazados por ciclistas de habla latina. Más allá de un Álex Cano (Colombia) que encabezará el plantel que presenten los escarabajos en Utah y de Daniel Jaramillo (Jamis – Hagens Berman), los italianos de Bardiani-CSF Inox tendrán en Stefano Pirazzi y Edoardo Zardini dos hombres de contrastada calidad para tratar de sorprender, junto a una incógnita por resolver como Janez Brajkovic (UnitedHealthcare) y Natnael Berhane (MTN – Qhubeka), a la amplia nómina anglosajona allí presente. A pesar de que difícilmente ninguno de ellos pueda aspirar a la victoria final, a buen seguro que ciclistas como Lachlan Norris (Drapac Cycling), Rob Britton (SmartStop), Dion Smith (Hincapie Sportswear) y, por qué no, el abuelo Chris Horner (Airgas Safeway) pondrán su nota de color y rivalidad en la lucha por la carrera.

Más allá de la pelea por la carrera, la lucha por las primeras etapas tendrá a otra serie de protagonistas. Desde los velocistas más puros como Wouter Wippert (Drapac Cycling), Matt Goss (MTN – Qhubeka), Sonny Colbrelli (Bardiani – CSF Inox), Lucas Haedo (Jamis – Hagens Bernan), Jack Bobridge (Budget Forklifts) o Eric Young (SmartStop), hasta otros hombres con muy buenas condiciones para hacerlo bien en finales duros como James Oram (Axeon Cyling Team), Michael Woods (Optum p/b Jelly Belly), Kiel Reijnen (UnitedHealthcare), Youcef Reguigui (MTN – Qhubeka) o Alex Howes (Cannondale – Garmin).

Adam Yates: “No sabía que había ganado”

La primera victoria de la temporada para Adam Yates ha sido de lo más atípica. “Increíble. No sabía que había ganado”, afirmaba el joven británico del Orica – GreenEDGE. Hablé por la radio con mi director, pero no podía oír por el sonido del público. “En la última subida aún quedaba una escapada por delante. La subida fue muy selectiva, hubo una caída provocada por una moto, y fui a darlo todo. En ese momento no sabía si había alcanzado a la cabeza de carrera o no”, continuaba diciendo.

“Sin duda es la victoria más grande de mi carrera. Y la primera que consigo este año”, concluía Adam Yates, quien dejaba sus últimas palabras para mencionar la habitual mala suerte que había sufrido hasta ahora por carreteras vascas. “En 2014 enfermé y me caí en la Vuelta al País Vasco, después en San Sebastián, y esta temporada volví a caerme de nuevo en País Vasco. Normalmente no hago nada salvo caerme cada vez que vengo aquí. Es fantástico, espero volver el próximo año para defender mi título.”

Fuente: Orica – GreenEDGE

Notable sprint de Vigano en Fafe

El italiano Davide Vigano (Team Idea 2010 ASD) se ha impuesto en el sprint con que ha terminado la 3ª etapa de la Vuelta a Portugal, una llegada complicada, disputada sobre adoquines, en la que ha lanzado su apuesta desde lejos, resistiendo con solidez los intentos de remontada de sus rivales. Es la tercera victoria de la temporada para el que fuese ciclista del Caja Rural – Seguros RGA.

Alberto Gallego (Rádio Popular ONDA Boavista) fue el otro protagonista de la jornada. El que fuese la sensación de la Ruta del Sur en el mes de junio se pasó buena parte del día en fuga, primero acompañado y finalmente en solitario. Por su parte, Gustavo César Veloso (W52 – Quinta da Lixa) no tuvo problemas para mantener su liderato en la general, al finalizar segundo en la etapa.

CLASIFICACIÓN DE LA ETAPA

CLASIFICACIÓN GENERAL

Alejandro Valverde: “Una pena no poder vencer por el gran trabajo del equipo”

El líder de Movistar Team y defensor del dorsal número 1 en la Clásica de San Sebastián terminaba el día con una tercera posición que quizá sepa a más que en otras ocasiones, dado que tuvo que pasar algún día en casa, con fiebre, tras la disputa del Tour de Francia. El murciano hacía balance de su papel en la clásica donostiarra: “El equipo ha trabajado fenomenal y les doy las gracias, pero Yates ha estado muy fuerte y hay que darle la enhorabuena porque ha sido un triunfo muy merecido: sabíamos que iba a estar bien, el año pasado antes de la caída ya lo demostró y hoy ha arrancado en el momento justo y ha dicho ‘aquí estoy’. Por detrás al final tampoco había mucho entendimiento para cazarlo y nos hemos tenido que jugar el segundo puesto al sprint. Ha sido también una sorpresa cuando Gilbert y Dani Moreno han conectado con nuestro grupo prácticamente en la última curva y han lanzado el sprint; por suerte, he podido remontar a Dani en los últimos metros para ser tercero.”

Para Alejandro Valverde llega ahora el momento de pensar en los retos que le quedan por afrontar en 2015. “Es una pena no poder vencer por el gran trabajo que ha hecho el equipo, pero este es un podio también importante. Ahora toca descansar unos días, coger fuerzas y prepararnos física y mentalmente para la Vuelta, donde intentaremos hacerlo lo mejor posible.”

Fuente: Movistar Team.

La surrealista revancha de Adam Yates

12 meses atrás, Adam Yates (Orica – GreenEDGE) se despedía de cualquier opción de triunfo en la Clásica de San Sebastián con una caída en el descenso final antes de meta. Un regusto amargo que ha eliminado por completo en esta ocasión al ganar la carrera donostiarra. Ahora bien, su victoria no ha tenido nada de típico. Cruzar la meta sin saberse ganador fue solo el remate de una serie de acontecimientos que arrancaron con la pérdida de la señal en directo poco después de coronar Jaizkibel.

En ese momento, Manuele Boaro (Tinkoff – Saxo) lideraba la situación provisional de carrera al haber saltado de la fuga que protagonizó buena parte de los kilómetros iniciales y medios. Sus compañeros de aventura hasta entonces habían sido Lluis Mas (Caja Rural – Seguros RGA), Valerio Agnoli (Astana), Dennis Vanendert (Lotto Soudal), Nathan Haas (Cannondale – Garmin), Thomas Degand (IAM Cycling), Romain Hardy (Cofidis, Solutions Crédits) y Maarten Wynants (LottoNL – Jumbo).

Diversos movimientos tuvieron lugar en Jaizkibel, arrancando desde un pelotón comandado por Movistar. Poco después se anunció la avería del avión repetidor de la señal y, con ello, la pérdida de las imágenes en directo. Mikel Landa (Astana) y Philippe Gilbert (BMC) fueron algunos de los que protagonizaron el contraataque que pasó a situarlos momentáneamente como cabeza de carrera. El intento tampoco fructificó y, al regreso de la señal de televisión en vivo, Adam Yates se encontraba coronando Bordako Tontorra en solitario, con un puñado de segundos sobre un selecto grupo perseguidor que incluía al portador del dorsal 1, Alejandro Valverde (Movistar).

Clasica San Sebastian 2015 Adam Yates

La previsible falta de entendimiento por detrás proporcionó el respiro necesario a Yates, a quien no se le podía escapar la victoria. Sorprendentemente, el joven británico no cesaba de recurrir a la radio para hablar con su equipo. La inexplicable actitud quedó un poco más clara cuando cruzaba la meta sin levantar los brazos. Adam Yates no sabía que acababa de ganar la Clásica de San Sebastián, hasta que las indicaciones de fotógrafos y auxiliares, ya pasada la línea, le hicieron consciente de su logro, por delante Philippe Gilbert y Alejandro Valverde, los más rápidos entre los perseguidores. ¿Y por qué no sabía Yates que él era el ganador? Porque una moto había provocado la caída de Greg van Avermaet (BMC), líder en solitario por delante. Desplazado a un lateral de la carretera, nadie sabía que el belga ya no circulaba en cabeza. El remate para una edición surrealista de la Clásica de San Sebastián.

CLASIFICACIÓN

Cambio de tercio en el World Tour (Previa de la Vuelta a Polonia)

Por fisonomía histórica, el calendario ciclista se puede dividir en bloques bien diferenciados. El final del Tour de Francia, sancta sanctorum de nuestro deporte, marca posiblemente el trazo más claro junto al drástico cambio que supone el paso de las clásicas de primavera al Giro. Muchos corredores, con la prueba gala como objetivo vital de la campaña y muchísimos kilómetros a sus espaldas, tienden a dejar aparcada por algún tiempo y dejar paso a los especialistas en el último trecho del año, marcado por la disputa de la Mundial y la Vuelta.

sdfsf

Un último sector en el que la Clásica de San Sebastián y la Vuelta a Polonia marcan los caminos iniciales de sus respectivas preparaciones. En el caso de la prueba polaca, con muchos nombres nuevos respecto a los repetidos sucesivamente en el asfalto galo durante el mes de julio. Tanto es así, que solo ocho ciclistas (Michal Kwiatkowski, Michal Golas, Alex DowsettChristophe Riblon, Bram Tankink, Robert Gesink, Steve Morabito y Matthieu Ladagnous) presentes en Francia serán de la partida en el regreso de las vueltas World Tour de una semana, donde aspirantes a hacer una buena Vuelta a España, clasicómanos enfilando Richmond, jóvenes promesas y, sobre todo, numerosa clase media un busca de un protagonismo vedado conforman una de las listas de salida de más pobre calidad de entre todas las de la máxima.

Recorrido

Eso sí, el cruce de puntos de forma de sus participantes, los nuevos roles en sus equipos y lo abierto de su recorrido da lugar a una prueba muy igualada, y generalmente abierta a las sorpresas y los descubrimientos de figuras en ciernes. Y más si cabe en un trazado como el de la presente edición, en el que dejando atrás las visitas al extranjero de los últimos regresan a su estilo clásico, en el que las etapas llanas y las cotas serán las grandes protagonistas junto a la contrarreloj, dejando de lado la alta montaña. Para ello, el recorrido abandona la gran llanura que la conforma y se traslada (salvo por la etapa inicial) al sur del país, rodando casi íntegramente a los pies de los montes Tatras.

No obstante, durante las primeras etapas estos quedarán solo en el horizonte. Los circuitos de Varsovia, Dąbrowa y Katowice, pese a contar con cotas en su parte final, son lo suficientemente sencillos como para que el pelotón pueda controlar la llegada en favor de un sprint masivo. Tres días (cuatro quizá, en función de como sea la competitividad en los puertos en el largo camino hacia Nowy Sącz) sin incidencias en la general que darán paso a las etapas decisivas:

  • El jueves, con la brutal etapa rompepiernas en Zakopane, con múltiples pasos por Glodówka (8 km al 3%), Ząb (4 km al 6’2%) y Gubalówka (4 km al 7’5%). Toda una oportunidad para sacar partido de estrategias y fuerza por parte de los equipos más potentes, que dejará definida para la general.
  • El viernes, las hombres fuertes en montañas y cotas tendrán una nueva oportunidad con una nueva etapa de sube y baja continuo a finalizar en la ya consolidada meta de Bukovina Tatrzańska (5’5 km al 4’4%), previo paso por Sciana y sus picos del 22% y media en los últimos tramos por encima del 10%. Otro día de tácticas y en el que será necesario atacar de cara a la general, tanto para aventajar a rivales directos…
  • …como para alejar a los contrarrelojista, que contarán durante la jornada sabatina con 25 kilómetros en Cracovia para tratar de dar un vuelco al tiempo perdido durante los días precedentes.

Domingo 2 de agosto. Etapa 1. Varsovia – Varsovia (122 km)

Stage-1430926306

Lunes 3 de agosto. Etapa 2. Częstochowa – Dąbrowa Górnicza (146 km)

Stage-1430926323

Martes 4 de agosto. Etapa 3. Zawierce – Katowice (166 km)

Stage-1430926337

Miércoles 5 de agosto. Etapa 4. Jaworzno – Nowy Sącz (220 km)

Stage-1430926350

Jueves 6 de agosto. Etapa 5. Nowy Sącz – Zakopane (223 km)

Stage-1430926363

Viernes 7 de agosto. Etapa 6. Bukovina Hotel – Bukovina Tatrzańska (174 km)

Stage-1430926373

Sábado 8 de agosto. Etapa 7 (CRI). Cracovia – Cracovia (25 km)

Final_GC-1430926383

Participación

Sin grandes montañas, como decíamos, los principales escaladores especialistas de tres semanas, recién salidos del Tour de Francia, brillan por su ausencia en suelo polaco, con Fabio Aru (Astana) y Robert Gesink (LottoNL – Jumbo) como los más destacados en su categoría. Ambos, llegan en dos punto totalmente antagónicos: mientras para el italiano es su primera prueba desde el Giro, el neerlandés llega de ser sexto en el Tour. Ese poso, junto a sus buenas condiciones en la lucha individual, le convierten en uno de los principales candidatos a alzarse con la general final. Siempre con el respeto de todoterrenos como el ganador en Romandía, Ilnur Zakarin (Katusha), Ion Izagirre (Movistar), Diego Ulissi (Lampre – Merida), Jurgen van den Broeck (Lotto – Soudal) y, sobre todo, el campeón del mundo Michal Kwiatkowski (Etixx – Quick Step). Tras competir fuera de forma en la ronda gala, llega a la carrera patria con la firme intención de afinar su revalida mundialista tratando, de paso, añadir esta victoria a su palmarés.

En segunda fila, se encuentran mucho otros nombres bien capaces de dar la sorpresa e incluso aspirante a lograr victorias parciales, pero que difícilmente se asoman como favoritos reales al triunfo global. Tal es el caso de ciclistas como Darwin Atapuma, Ben Hermans (BMC Racing), Sergio Henao (Sky), Przemyslaw Niemiec (Lampre – Merida), Sergey Lagutin (Katusha), Maxime Monfort (Lotto – Soudal), Maciej Paterski (CCC – Sprandi) o Beñat Intxausti (Movistar), carentes de dotes para brillar en Cracovia; así como los Sylvain Dillier (BMC Racing), Alex Dowsett (Movistar), Kristoff Vandewalle (Trek Factory Racing), el convaleciente Steve Morabito (FDJ.fr) o Vasil Kiryienka (Sky Pro Cycling), carentes de explosividad para las subidas.

Tour de France 2015

 

Más allá de ellos, grandes favoritos a la victoria final y al protagonismo en las etapas clave, cabe fijar los ojos en lo que pueda ofrecer Marcel Kittel (Giant – Shimano), en su primera carrera tras quedar fuera del nueve del Tour de Francia. Tras un año negro, buscará levantar los brazos por primera vez en lo que va de temporada. Para ello, deberá superar al trenos de Sacha Modolo (Lampre – Merida), Caleb Ewan (Orica – GreenEdge) o Gianni Meersman (Etixx – Quick Step), principalmente; sin perder de vista lo que puedan ofrecer Giacomo Nizzolo (Trek Factory Racing) o Juanjo Lobato (Movistar). También en jóvenes valores, acostumbrados a utilizar esta cita como trampolín, que bien podrían dar el campanazo en el fin de semana decisivo. Atentos pues a Matej Mohoric (Cannondale – Garmin), Jesper Hansen (Tinkoff – Saxo), Ian Boswell (Sky) o Jan Hirt (CCC – Sprandi), gran perla checa del conjunto polaco que, junto a la selección nacional de sus países, son los únicos equipos no World Tour invitados por la organización.

Ecos olímpicos en Londres (previa)

El recuerdo aún latente de la carrera en línea de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 se hará un poco más palpable este próximo domingo con la disputa de la Prudential Ride London – Surrey Classic. Una competición joven en búsqueda de su cuarta edición, pero que ya ha encontrado cierta identidad, no solo por compartir carreteras con el nervioso recorrido olímpico, sino también por disputarse con equipos de solamente 6 ciclistas. Un factor que la acerca más aún a la prueba de los Juegos y que sin duda actuará a favor del espectáculo, haciendo difícil el control por parte del pelotón, pese a la limitada dureza del perfil.

profile

200 kilómetros y cinco cotas definen los aspectos fundamentales del recorrido. Las ascensiones, concentradas en la sección intermedia de la carrera, parecen demasiado alejadas de meta para ser factores de peso en el desarrollo de la misma, pero ahí es donde entrará en juego la escasez de corredores por equipo. Cualquier movimiento será peligroso, haciendo que, quizá, la balanza termine por decantarse a favor de los clasicómanos y en contra de los velocistas más conservadores.

Una mezcla de ambas tipologías ciclistas se jugará el triunfo en la meta de The Mall. En liza están los ganadores de las ediciones 2011, Mark Cavendish (Etixx – Quick Step) y 2014, Adam Blythe (Orica – GreenEDGE). Elia Viviani (Team Sky), Moreno Hofland (LottoNL – Jumbo), Gerald Ciolek (MTN – Qhubeka) y Jens Debusschere (Lotto Soudal) serán ruedas a tener en cuenta en una hipotética llegada masiva, que ciclistas como Philippe Gilbert (BMC) tratarán de evitar. El debut del sprinter colombiano Fernando Gaviria con Etixx – Quick Step añade un toque de interés al compartir colores con Cavendish, tras aquellos duelos en el ya lejano Tour de San Luis que le situaron en la primera plana del noticiario ciclista. Destaca también la presencia de Bradley Wiggins con su propio Team Wiggins.

Oficial: Richie Porte, al BMC

El 1 de agosto es el primer día en el que es legal anunciar contratación, según la normativa de la Unión Ciclista Internacional. Y el equipo BMC ha decidido no esperar más para hacer su primer anuncio: el manager Jim Ochowicz ha confirmado un secreto a voces, es decir, que el australiano Richie Porte formará parte del equipo BMC en 2016 y abandonará las filas del conjunto Sky.
Podemos dar la bienvenida a Richie Porte de forma oficial. Este fichaje para la próxima temporada nos aportará mucho músculo y también mucha experiencia. Y nos permitirará poder dividir o unir a nuestros líderes pènsando en los diferentes objetivos que hay durante la temporada”, ha explicado Ochowicz.

El corredor ha comentado: “Estuve muy cerca de firmar por BMC hace cuatro años. Esta vez ha sido una decisión difícil, pero la decisión correcta. Obviamente, Cadel Evans dejó un legado importante en el equipo hasta el punto de que BMC siempre fue, aunque parcialmente, una escuadra australiana. Hay muchos seguidores de nuestro país con gorras de BMC y tenemos a Rohan Dennis y Campbell Flakemore, quien también es de Tasmania, por lo que se mantiene el acento australiano. Quiero intentar volver a ganar carreras como París-Niza o Catalunya. Y me gustaría ir a por el Tour. Creo que soy muy compatible con Van Garderen”.