Por fin, Boasson Hagen

Dos años de sequía de triunfos plagaban la otrora más que ascendente carrera del noruego Edvald Boasson Hagen. El final a tan desafortunada racha ha llegado por fin hoy, en casa, en la quinta y última etapa del Tour des Fjords. El ciclista del MTN – Qhubeka se ha impuesto en una pequeña fuga a Daryl Impey (Orica – GreenEDGE) y Marco Haller (Katusha), con apenas una quincena de segundos sobre el pelotón perseguidor.

El circuito final en Stavanger, modelado por una pequeña ascensión y su correspondiente descenso, ha servido también para dar un vuelco a la clasificación general. Søren Kragh Andersen, que partía como líder al inicio de la jornada, ha tenido que ceder su cetro a Marco Haller, a quien la pequeña diferencia de la escapada le ha valido para coronarse como el mejor en el podio definitivo, por delante del propio Andersen y de Michael Olsson, compañero de este último en el Team Trefor – Blue Water.

A destacar también el 5º puesto en la general final de Amets Txurruka, quien perpetúa el buen hacer de Caja Rural – Seguros RGA en las pruebas internacionales en que están compitiendo a lo largo de la presente primavera.

CLASIFICACIÓN DE LA ETAPA

CLASIFICACIÓN GENERAL FINAL

Doblete de Auber 93 en Les Boucles de l’Aulne

Sorpresa relativa en Les Boucles de l’Aulne, prueba de un día perteneciente a la Copa de Francia. El estonio Alo Jakin (Auber 93) se ha impuesto en un selecto sprint dominado por su equipo, gracias también al segundo puesto de su compañero Steven Tronet. Laurent Pichon (FDJ) ha ocupado el puesto restante del podio, mientras que el veterano Pierrick Fédrigo (Bretagne – Séche Environnement) se ha tenido que conformar con la cuarta plaza. Para el estonio es la primera victoria de la temporada, pocos días después de haber mostrado un buen nivel en los 4 días de Dunkerque —3º en la general final—.

Caja Rural – Seguros RGA no pudieron continuar su excelente racha de resultados en tierras bretonas. El talaverano David Arroyo estuvo cerca de los mejores, terminando finalmente 16º a diez segundos del ganador.

CLASIFICACIÓN

Colosales BMC y Van Avermaet en Bélgica

El Baloise Belgium Tour (Vuelta a Bélgica) tenía reservado para el final el plato fuerte, tras varios días de jornadas llanas. Un perfil salpicado de cotas por la región valona que, con el aderezo de la lluvia, ha deparado una etapa muy selectiva e igualmente vistosa, para mayor gloria de un Greg van Avermaet (BMC) que se ha llevado tanto la propia etapa como la general final.

Matthias Brändle (IAM Cycling) protagonizaba la noticia temprana al no tomar la salida pese a su liderato provisional, al parecer aquejado por una intoxicación alimentaria. Su más inmediato rival hasta ahora, Arnaud Démare (FDJ) también abandonaba pronto, dejando como mejor clasificado en carrera a Greg van Avermaet. No conformándose con su privilegiado puesto, el belga y su equipo apostaron fuerte por no solamente controlar, sino seleccionar todo lo posible en un recorrido que daba sobrado juego para ello.

A los 20 kilómetros finales llegaba una selección de los más fuertes que no superaba la docena en número. Dylan Teuns y, sobre todo, Rohan Dennis hicieron todo lo posible por dejarle la situación en bandeja a su líder, a quien en la última cota le iba a tocar defenderse ya en primera persona. Y es sabido que no hay mejor defensa que un buen ataque. Neutralizado el intento de Egor Silin (Katusha) en la última cota, y controlados los movimientos de Tiesj Benoot (Lotto Soudal), Van Avermaet encontró su momento con una arrancada seca e incontestable bajo el arco del último kilómetro.

Van Avermaet se sabía a esas alturas ganador de la general, pero iba también a por la etapa. El joven Benoot, talento versátil donde los haya, tiró de sangre fría tras la rueda de Silin hasta los últimos 300 metros. Arrancó con fuerza, y por momentos llegó a dar la sensación de ser capaz de remontar la desventaja. Pero la línea de meta ya estaba ahí y Greg van Avermaet podía levantar los brazos con el de Lotto Soudal llegando ya a su rueda.

CLASIFICACIÓN DE LA ETAPA

CLASIFICACIÓN GENERAL

Søren Kragh Andersen se presenta en sociedad

Hace unas semanas hablábamos de él como uno de los máximos exponentes de la cantera danesa. Su hoja de resultados en los calendarios continentales europeos a lo largo de esta primera parte de la campaña, es simplemente intachable. Cuatro victorias y catorce plazas entre los diez mejores en apenas veintitrés días de competición que hablaban por sí solos del potencial de Søren Kragh Andersen (Trefor – Blue Water) a sus apenas 20 años. Sin embargo, quedaba la incógnita del papel que podría desempeñar frente a verdaderos profesionales, y camino de Sandstad ha desvelado la incógnita.

Y no solo por imponerse en el sprint a Amets Txurruka (Caja Rural – Seguros RGA), quien por cierto ha puesto de manifiesto el gran nivel durante toda la primavera de la estructura navarra y rozado de nuevo el éxito en tierras noruegas tras su triunfo el pasado sábado. Para alguien de su teórica velocidad, era una resolución prácticamente cantada, más aun con la ayuda prestada por Michael Olsson. Sino por la forma de conseguirla.

El danés, a falta de 70 kilómetros de meta, fue capaz de entrar en el grupo que Txurruka había seleccionado en uno de los altos de montaña, con integrantes como el propio vizcaíno, su compañero Ángel Madrazo, Marco Haller, Chris Sorensen, Rasmus Guldhammer o otra de las perlas danesas, Mads Pedersen. La punta del iceberg de cara a lo que vendría posteriomente en las cotas finales, en las que su propio empuje dejó el numeroso grupo de ciclistas del que formaba parte hecho trizas complemente. Un demarraje brutal en la última cota al que solo pudieron responder Txurruka y Olsson. El resto era historia, y la gran reacción del vasco solo servía para dar emoción a un final cantado con aroma a comienzo. El comienzo de un trayectoria de éxitos para Søren Kragh Andersen, que mañana puede empezar a despegar si es capaz de los ocho segundos de ventaja con los que cuenta frente a Marco Haller o los veinticinco frente a Txurruka de cara al final Stavanger: coto vedado, en principio, para velocistas.

CLASIFICACIÓN DE LA ETAPA

CLASIFICACIÓN GENERAL

Vuillermoz se anticipa al sprint

Dicen que en río revuelto, hay ganancia de pescadores. Quizá por eso, el GP Plumelec – Morbihan tenía en su salida a lo más granado del pelotón francés. Julien Simon, Pierrick Fédrigo o Bryan Coquard son hombres acostumbrados a ganar, y todos ellos hombres resolutivos en la parte final de una carrera. También los Thomas Voeckler o Anthony Geslin, protagonistas todos ellos hoy en las carreteras bretonas. No obstante, ninguno de ellos pudo celebrar la victoria ante la fuerza demostrada por Alexis Vuillermoz (AG2R – La Mondiale). El menudo escalador de Saint-Claude aprovechó el descontrol en el menguado grupo que ascendió por última vez la côte de Cadoudal para marcharse en solitario e imponerse, contra todo pronóstico, en la subida que hizo famosa Alejandro Valverde.

Y es que Vuillermoz, explosivo pero nada destacado por su velocidad, no tenía hoy otro cometido sino echar una mano a sus teóricos líderes; bien Samuel Dumoulin o bien Romain Bardet, en función de como se desarrollaran los acontecimientos. Pero la carrera permitió al joven francés mantenerse en un segundo plano y aprovechar su oportunidad en la parte final aprovechando la falta de unidades en el grupo y la fatiga acumulada no solo por las cotas, sino también por el frenético ritmo que se impuso en la parte final.

Desde los últimos 80 kilómetros, la carrera se convirtió en una sucesión constante de ataques y contraataques, en las que nadie hacia fructificar sus intentos. Dos de los más activos, Pierre-Luc Périchon (Bretagne – Séché Environnement) y precisamente Voeckler, vieron como su larga cabalgada moría de manera funesta a quince kilómetros del final. Dos vueltas y tres pasos por la cota en la que se vio a Fabricio Ferrari (Caja Rural – Seguros RGA) tomar la iniciativa e intentar sorprender al grupo, de apenas 30 unidades, encabezado por un Cofidis que trataba de mantener el control para Julien Simon. Sin embargo, todo llegó agrupado a la base de la subida definitiva.

AG2R – La Mondiale entraba pensando en las opciones de Dumoulin, pero se encontró con un escenario muy diferente. Vuillermoz se quedó solo y apostó con éxito por la victoria, dejando con la miel en los labios a Simon y Fédrigo, sus acompañantes en el podio. Éste último, al menos, sale de Plumelec con el liderato en solitario de la Copa de Francia, con 25 puntos de renta frente a Nacer Bouhanni (Cofidis).

Su compañero, Luis Ángel Maté fue precisamente el mejor de todos los españoles presentes, logrando la sexta plaza por encima de unos Caja Rural-Seguros RGA y Murias Taldea que pasaron casi inadvertidos. Solo Ferrari (12º) y Arroyo (34º) por parte de los navarros, y Bagües (23º) y Bizkarra (24º) en el lado vasco, fueron capaces de llegar en el grupo de cabeza.

CLASIFICACIÓN FINAL

Démare repite en Bélgica

La llegada en cuesta de Lacs de l’Eau d’Heure no fue suficiente para desestructurar el impulso del pelotón, y la cuarta etapa de la Vuelta a Bélgica se resolvió de nuevo mediante un sprint masivo. En él, el control impuesto por los hombres de Etixx-Quick Step en favor de Tom Boonen de poco sirvió, y el flamenco se vio superado con absoluta claridad por Arnaud Démare (FDJ), quien tras cinco meses con el casillero a cero logra doblar en suelo valón tras el triunfo logrado ayer en Herzele.

Las sucesivas ascensiones al conocido como Petit Poggio no promovieron la combatividad entre los corredores, y lo que se esperaba como una carrera abierta quedó sometida a los intereses de los equipos de los hombres rápidos. Una fuga de ocho ciclistas, plagada de corredores continentales (BKCP – Powerplus, VastgoedService – Golden Palace, Team 3M, Verandas Willems o Wallonie – Bruxelles eran algunos de los equipos representados) copó sobre el papel la atención del día, pero a sabiendas de que su futuro estaba escrito. El control de Astana, Etixx-Quick Step, o IAM Cycling tuvo la efectividad esperada y el pelotón llegó compacto a las rampas de la cuesta final. Un intento de Jens Adams trató de romper el esperado final, pero el ritmo de los hombres de Lefevere en los últimos kilómetros fue tan implacable como el final de Démare. Apoyándose en el, como siempre, largo sprint de Boonen, no tuvo problemas para tomar distancia y asegurar su segunda victoria de la campaña, que le mantiene a apenas 1 segundo del todavía líder Matthias Brändle (IAM Cycling).

Para el austriaco, la defensa de su maillot se complicará mañana, en la última jornada. Una Lieja en miniatura con inicio y final en Sankt Vith, con un recorrido quebrado de principio a fin en el que los Van Avermaet, Bille o Roelandts buscarán poner en jaque sus opciones para la victoria final.

CLASIFICACIÓN DE LA ETAPA

CLASIFICACIÓN GENERAL

Sheyla Gutiérrez vence en Francia

Desde hace años, las fronteras de nuestro ciclismo femenino estaban cerradas. Las escasos conjuntos y nuestras guerreras no podían con las divas de las dos ruedas, hablaran en inglés, francés o neerlandés. Los Pirineos, un muro infranqueable ante el que las ciclistas españolas quedaban en un segundo plano al menos, hasta hoy. El escenario, Francia, en concreto Plumelec. La versión femenina de su reconocido Gran Premio, uno de los eventos más importantes en suelo galo a la altura de la patrocinada Course by Le Tour o La Route de France. Una carrera reconocida, con conjuntos como Wiggle-Honda o Poitou Charentes-Futuroscope presentes, en el que Sheyla Gutiérrez (Lointek) ha roto todos los esquemas y derribado todos los muros, siendo capaz de culminar en solitario una escapada…

… y el trabajo de todas sus compañeras de plantel. Sin ellas nada hubiera sido posible, ya que fueron las encargas de echar abajo la fuga de Pascale Jeuland y mover el árbol en los sucesivos pasos por la côte de Cadoudal una vez neutralizada. De ahí surgió Sheyla, integrándose en un corte con Demay, Bideau, Bravard y Hagiwara pasado el ecuador de la carrera, que hizo camino sobre un grupo perseguidor en el que Aida Nuño y Cristina Martínez hacían de vigilantes. El resto, hay que dejáselo a Sheyla, que fue capaz de seleccionar la escapada y batir en los últimos metros a Bideau y Hagiwara, logrando la primera victoria fuera de España para Lointek en la presente temporada y, por supuesto, su primera muesca en toda una cita UCI, a sus apenas 21 años. Un triunfo para todo el ciclismo femenino español.

La Copa de Francia más española II: Boucles de l’Aulne

Aunque las carreras de las que consta permanezcan muy por debajo de sus grandes estandartes en forma de Tour de Francia o Paris-Roubaix, la disputa de la Copa de Francia es el pegamento que solidifica el ciclismo profesional francés. Sus numerosas citas, distribuidas de febrero a octubre, garantizan un calendario de calidad a cualquier estructura que entre en el profesionalismo, lo que favorece la apuesta de patrocinadores y la llegada al alto nivel de un número mayor de corredores que, obviamente, cuentan con muchas pruebas para demostrar su valía. En definitiva, un círculo vicioso en positivo que tiene la Bretaña como principal escenario.

wp9089f3c5_05_06

La tierra de Bernard Hinault acoge, en total, cinco de las dieciséis pruebas puntuables de la temporada, y acompañando la traca final del Giro d’Italia volverá a actuar como marco del torneo de la regularidad con la doble disputa del GP de Plumelec-Morbihan y las Boucles de l’Aulne durante el presente fin de semana. Dos pruebas exigentes, marcadas por sendos circuitos prototípicos de Mundial que, además de los conjuntos galos, tendrán claro aroma hispano con la presencia tanto de Caja Rural-Seguros RGA como de sus vecinos de Murias Taldea.

RECORRIDO

La última de ambas se disputará este próximo domingo en Chateaulin. Una carrera tan joven como poco conocida que, como tantas otras en Francia o Bélgica, es la heredera directa de un antiguo critérium: el GP Le Télégramme, organizado por el periódico bretón por excelencia. No obstante, su pasado como evento más lúdico que competitivo no debe llevar a equívocos en cuanto a su dificultad. A pesar de su corta distancia (apenas 168 kilómetros repartidos en dos circuitos), éstos se desarrollan en un terreno absolutamente quebrado que no deja prácticamente respiro a los corredores ni margen de maniobra al trabajo organizado de los equipos.

grande

Al primero de ellos, de 17’2 kilómetros, se darán un total de seis giros, y su diferencia con el más corto de 8’1 kilómetros es una larga cota de casi 4000 metros que, dada su posición en la carrera, no debería tener mayor incidencia que la de acumular desgaste de cara a la parte final. El punto culminante, la zona de los puncheurs, se iniciará con los ocho giros al bucle pequeño; menos exigente, pero no por ello apto para todo tipo de corredor. Cortado por dos pequeñas colinas prácticamente consecutivas (sobre una de ellas se encuentra la línea de llegada) y trazado por una carretera tan estrecha como sinuosa, el control férreo de la prueba por parte de algún equipo se antoja utópico, de modo que una táctica ofensiva posiblemente sea la que traiga un mayor beneficio para las estructuras más potentes.

pequeño

PARTICIPACIÓN

Sobre todo, si tenemos en cuenta los corredores con los que los principales equipos locales acudirán a la salida de Chateulin. Si bien varias de las estrellas rutilantes en la jornada de hoy se han dado de baja para el domingo, casi todos los conjuntos locales acuden con varios hombres fuertes que puedan aspirar al triunfo en una prueba rota. Los últimos ganadores (Alexis Gougeard y Yannick Martínez) serán dos de los grandes candidatos a destacar en una carrera desmembrada, dejando a Samuel Dumoulin y Yukiya Arashiro respectivamente como guardaespaldas en casa de que sus apuestas no fructifiquen. Bretagne-Séche Environnement, con Pierrick Fédrigo y Arnaud Gerard; y FDJ.fr, con Anthony Geslin y Arthur Vichot, también deben buscar el romper el orden establecido con sus principales gallos; al contrario de la idea con la que acude Cofidis. Aún manteniendo a Dani Navarro en el bloque, confían en la calidad de Nacer Bouhanni para que pueda superar las continuas ascensiones y dar rienda suelta a su velocidad.

Como vemos, se trata de una nómina de favoritos menos rutilante que la de su vecina Plumelec y que beneficia, por encima de todo, a Caja Rural-Seguros RGA. Los navarros repetirán un siete encabezado por David Arroyo y Fabricio Ferrari, que encontrará una competencia mucho menor que en el día de hoy. Los foráneos Hugh Carthy y Heiner Parra, el combativo Lluis Mas y los jóvenes Miguel Ángel Benito y Héctor Sáez serán el apoyo con el contarán para intentar mantener la racha del equipo verde. Para Murias Taldea, estrenarse se antoja más difícil. Mikel Bizkarra o Egoitz García tratarán de dar el ‘do’ de pecho por parte del equipo vasco que contará con solo seis hombres ante una nómina de ciclistas acostumbrada a correr en el WT. Aritz Bagües, Adrián González, Eneko Lizarralde y Haritz Orbe completan su plantel.

Los continentales franceses, con varios hombres a tener en cuenta como Maxime Renault (Auber 93), Ignatas Konovalovas (Marseille 13 – KTM) o Maxime Vantomme (Roubaix – Lille Métropole); y los equipos Differdange-Losch, CCT p/b Champion System y Start-Massi completarán el pelotón francés. Entre las filas de los paraguayos cabe destacar, además, la triple presencia española de la mano de Marc Vilanova, Axel Costa y Rubén Caseny.

MÁS INFORMACIÓN

Web Oficial

Para seguir la información de la carrera en directo la fuente será Direct Velo.

Prades también caza etapa en Kumano

La racha continúa para Benjamín Prades (Matrix Powertag) en su aventura por Japón. Después de haber logrado hacerse con una etapa tanto en la más importante ronda nipona como en Tour de Ijen, el tarraconense ha hecho lo propio en la selectiva segunda etapa del Tour de Kumano. La presencia de una cota de montaña a 20 kilómetros de la conclusión fue suficiente para que el mayor de los Prades rompiera el grupo en múltiples facciones de la mano de Damien Monier, Ilya Gorodnichev e Hideto Nakane. El cuarteto, con compañeros por detrás escoltando su travesía, logró hacer camino hasta la ciudad que da nombre a la carrera, donde la velocidad y potencia del español en el ligero uphill que sentenciaba la etapa fue demasiado para sus rivales.

De este modo, Prades no solo logra el segundo parcial, sino también un liderato realmente esperanzador de cara a sus opciones de victoria final. Con una etapa solo por delante relativamente sencilla, amén Airán Fernández y José Vicente Toribio escoltando sus intereses, el catalán tiene la prueba totalmente de cara para hacerse con la primera ronda por etapas desde que tomara las maletas hasta el país del sol naciente.

CLASIFICACIÓN DE LA ETAPA

CLASIFICACIÓN GENERAL

Moisés Dueñas correrá en Louletano

El ciclista Moisés Dueñas ha fichado por el equipo continental portugués Louletano-Ray Just Energy y no tardará en debutar, puesto que lo hará este mismo fin de semana en el calendario portugués. Dueñas lo ha confirmado personalmente. Su primera intención era la de renovar con Burgos-BH, pero se quedó fuera de los planes del equipo. A partir de ahí, compitió con el Club Deportivo Bedelalsa y con Speed-Gomistard, conjuntos con los que disputó pruebas en Africa (Tour de Marruecos). Finalmente, Jorge Piedade y Tony Adro le han hecho un hueco en Louletano-Ray Just Energy, conjunto con el que disputará el Gran Premio Beira Baixa (día 30 y 31).