¿El enjuague bucal con carbohidratos mejora el rendimiento?

Utilizar hidratos de carbono, bien en forma sólida o líquida, es una estrategia empleada comúnmente para prolongar la actividad física, atenuar la fatiga y facilitar los procesos de recuperación post entrenamiento o competición. Hasta ahora las recomendaciones eran tomar 60-90 gr/hidratos de carbono por hora durante la actividad física y principalmente utilizando diferenes fuentes de hidratos. Sin embargo, ahora aparece una nueva recomendación en la que no es necesario ingerir los hidratos. Con motivo de la ponencia de Asker Jeukendrup sobre el Enjuague bucal con carbohidratos y rendimiento deportivo en el congreso de Ciencia en Movimiento, recientemente clausurado en México, hemos querido saber un poco más de esta propuesta para ver cómo podemos mejorar nuestros entrenamientos. Nuestro interés es como entrenador, no como nutricionista, que para ello tenemos un buen profesional con el que compartimos espacio en la web.

Aunque no hemos estado presencialmente en el congreso, hemos podido localizar un artículo de Jeukendrup et al. (2013) donde expone las aportaciones que el enjuague con hidratos de carbono puede tener en el rendimiento. De dicho artículo sacamos las siguientes aportaciones:

  • Utilizar hidratos de carbono, de manera exógena, en ejercicios que duren entren 30-60 minutos y a una intensidad igual o superior al 75% del Vo2 máx. parece que mejora el rendimiento, pero no es necesario beber el líquido con los hidratos de carbono: mantenerlo en la boca es suficiente para activar la función cerebral. Tradicionalmente se decía que para duraciones inferiores a 1 hora no era necesario tomar hidratos de carbono, pero esta aportación contradice lo anterior.
  • Las mejoras con el enjuague bucal con hidratos de carbono se estiman en un 2-3%.
  • Se precisa mantener el líquido en la boca por un periodo de 5-10 segundos y luego expulsarlo. La concentración empleada suele ser del 6%. Esta cifra suele coincidir con otras recomendaciones en las cuales el líquido sí es ingerido.
  • Esta técnica de enjuague bucal parece ser óptima para sesiones de entrenamiento de alta intensidad. No obstante está técnica también tiene sus limitaciones: no parece estar indicada en esfuerzos de corta duración (<30segundos), en la fuerza máxima o en fuerza resistencia. Conocer estas limitaciones nos permitirá saber en qué sesiones de entrenamiento podremos aplicar con éxito el enjuague bucal.
  • Para obtener un mayor beneficio de esta técnica, se recomienda realizar una comida 2-3 horas antes rica en Hidratos de carbono, y después aplicar la técnica del enjuague bucal, repitiéndola en varias ocasiones antes del entrenamiento. Hay que tener ciertas precauciones cuando se realiza el enjuague bucal durante las pausas del entrenamiento ya que puede dar lugar a molestias.

Considerando lo anterior, podremos hacer que nuestras sesiones de entrenamiento sean de más calidad y que nuestra mejora sea mayor. Seguro que en breve saldrán informaciones adicionales y estaremos pendientes para poder compartirlas.

Jeukendrup, A.E., Rollo, I. and Carter, J.M. (2013). Carbohydrate Mouth Rinse: Performance Effects and Mechanisms. Sports Science Exchange 118, Vol. 26, No. 118, 1-8. (Disponible en castellano en http://www.gssiweb.org/es-mx/Article/sse-118-enjuague-bucal-con-carbohidratos-efectos-sobre-el-rendimiento-y-mecanismos ).

Adiós ruta, hola ciclocross

Llevábamos semanas, quizás meses hablando del Campeonato del Mundo en Ponferrada y por fin llegó la semana grande en la que nuestras chicas han dado la talla y se han dejado ver, tanto en élites como en junior. Ahora le toca el turno al ciclocross, porque la magia del ciclismo no descansa nunca.

Empecemos con las junior. En ruta la mejor posicionada fue la zamorana María Calderón, en el puesto 26. En el mismo grupo perseguidor, entraba la valenciana Cristina Martínez en el puesto 31. Rocío García llegaba en el puesto 44 mientras que Coral Casado lo hacía en el puesto 67. Cabe destacar la mala suerte que tuvieron nuestras corredoras, especialmente en la última vuelta.

Durante las cuatro vueltas de la prueba, un total de 72,8 kilómetros, destacó un ritmo muy alto que no daba oportunidad a ataques importantes, pero sí sirvió para que se hiciera una selección en la que solo quedaron 44 corredoras, entre ellas 3 españolas. Pero a mitad de la última vuelta comenzaron los ataques, aunque sin éxito. En las bajadas finales, donde se iba a sentenciar prácticamente la carrera, la madrileña Rocía García tuvo una caída que no la permitiría disputar en el pelotón la carrera.

Elites

Finalmente la danesa Didericksen fue oro, mientras que la italinaBertizzolo y la polaca Skalniak completaban el pódium.

Aun así, las corredoras españolas mostraron al mundo una gran imagen, trabajando en equipo y siendo un grupo muy compacto. Cabe destacar que algunas de estas ciclistas son de primer año y estoy segura de que volverán a hacernos vibrar como lo hicieron el pasado viernes.

En cuanto a las élites, el seleccionador se mostraba muy satisfecho con la actuación de las corredoras, según declaraciones de la RFEC: “nos hemos dejado ver, como con las juniors ayer. La pena es que al final ha sido complicado por la lluvia y la colocación. Lo mejor es que Anna y Ane están todavía progresando y pueden hacer muy buenas cosas. La pena ha sido el abandono de Sheyla, porque tenía muchas ganas en este Mundial y seguro que lo hubiera hecho bien”

Y ese fue el problema, la lluvia endureció la carrera y aunque respondió al patrón de las pruebas anteriores, con numerosos intentos de fuga, no fue hasta la segunda subida cuando se produjo una diferencia de quince corredoras que finalmente se disputarían el “arco iris”.

El maillot se lo impondría la francesa Pauline Ferrand-Prevot, disputando al sprint junto a Lisa Brennauer, la alemana que terminaba segunda, y la italiana Georgia Bronzini en tercera posición, evidenciando de este modo el gran papel que ha tenido Italia en los Mundiales, pues en todas y cada una de las categorías ha estado arriba, peleando hasta el final.

Anna Sanchis llegaba en el segundo grupo en el puesto 26 mientras que Ane Santesteban los hacía en el 30. Sheyla Gutiérrez tuvo que abandonar por problemas físicos y se mostraba muy descontenta según declaraciones de la RFEC: “después del abandono me he sentido muy mal, me he venido abajo, porque llegaba a este Campeonato en un gran momento. Pero me ha llegado la crisis en el momento más inoportuno. Es algo que no puedo controlar”.

Sin duda, una gran actuación de nuestras seleccionadas, a las que desde aquí damos la enhorabuena.

Y en Zona Matxin dejamos acabada la temporada en ruta para dar paso a la de Ciclocross que comienza este fin de semana en Oviedo,la MMR CXperience, primera prueba de la Copa de España de Ciclocross 2014. Tendrá lugar en el Parque de Invierno de la ciudad. En esta competición veremos a los mejores competir por el maillot que les acreditará como líderes de Copa España de CX 2014.

Los premios en metálico serán los estipulados por la RFEC para las pruebas 1.33.1 y son los siguientes, según fuentes de la página oficial:

esquema

Parece de chiste que en pleno siglo XXI siga habiendo tal desigualdad en cuanto a los premios. Una chica hace exactamente los mismos gastos que un chico, y sin embargo la dan menos, ¿por qué? La típica excusa de siempre, “es que hay menos”. Precisamente por eso, ¿no habría que ayudar y apoyar como se merecen a las que compiten? Y si no hay suficiente dinero para pagarle lo mismo a todos, que se rebajen los premios a los chicos para que haya igualdad.

Son muchas las desigualdades de este deporte, la de los premios no es nueva, nos trae de cabeza cada año. Ya hay otras modalidades que han igualado más o menos, pero en ciclocross es una tarea que aún está pendiente y que sin ninguna duda debemos resolver cuanto antes.

KWIATKOWSKI GANA EL DESAFÍO A LA LLUVIA

Cuando parecía que nadie quería la carrera, cuando todo el mundo miraba a las selecciones de Italia, Bélgica, Holanda o España, la selección anfitriona, mientras Quintero (Colombia), Kvasina (Croacia), Polivoda (Ucrania) y Savickas (Lituania) conseguían más de 15 minutos de ventaja, era el maillot rojiblanco de Polonia el que aparecía en cabeza del pelotón. Frente a las potentes selecciones anteriormente nombradas y junto a las que ansiaban un sprint masivo como Alemania, Francia o Australia, la humilde Polonia, que ya antes del Mundial celebraba el poder acudir con nueve corredores a la cita, se ponía el mono de trabajo y empezaba a reducir la distancia de los cuatro escapados bajo la intermitente lluvia de Ponferrada.

Kwiatkowski no es ningún desconocido. Con tan sólo 24 años, el Tigre del Báltico no tiene un palmarés demasiado extenso pero sí adornado con unos puestos de honor que le señalan como uno de los ciclistas más a tener en cuenta en el futuro. En 2012 logró ser 2º en la general del Tour de Polonia y 8º en Eneco Tour en su debut con Omega Pharma-Quick Step. En 2013 se destapó siendo líder en Tirreno-Adriático, donde acabaría 4º tras llegar de ser 12º en el Tour de San Luís y 2º en Algarve. 4º en Amstel Gold Race y 5º en Flèche Wallonne, se destapaba también como clasicómano tras mostrar sus cualidades en la montaña y la contrarreloj. Por si fuera poco y después de ganar el Campeonato de Polonia en ruta y ser segundo en el de contrarreloj, incluso se le vio metido en sprints de todo un Tour de Francia que terminaba 11º. Y aún le dio tiempo para ser 5º en el GP Wallonie y ganar junto con sus compañeros el Campeonato del Mundo de contrarreloj por equipos. En 2013, siguiendo con su trayectoria ascendente, debutó ganando el Trofeo Serra de Tramuntana en la Challenge de Mallorca seguido de dos etapas y la general de la Volta ao Algarve, la clásica Strade Bianche y ser 18º en una Tirreno-Adriático en la que llegó a ir líder y donde sólo un tremendo ataque de Contador pudo con sus fuerzas para hacerle desfallecer camino de Guardiagrele. 2º final en la Vuelta al País Vasco tras el intratable Contador, se llevó también los puntos de la Itzulia antes de cuajar un gran tríptico de las Ardenas siendo 5º en Amstel Gold Race, 3º en Flèche Wallonne y 3º en una Liège-Bastogne-Liège donde, curiosamente, compartió podio con Simon Gerrans (1º) y Alejandro Valverde (2º). Tras ganar el prólogo de Romandia e ir líder, empezó a pagar físicamente su gran inicio de temporada y tuvo que retirarse en la carrera suiza para llegar en condiciones a un Dauphiné y un Tour de Francia donde no acabó de llegar recuperado, pero al que acudía como nuevo Campeón polaco de contrarreloj. Tras un parón obligado para el descanso, decidió preparar el Mundial en el Tour of Britain, donde ganó una etapa, fue líder y acabó 2º de la general tras Dylan Van Baarle.

20140928_051

Él era la única baza de Polonia para éste Mundial y las otras selecciones vieron en su esforzado, aunque realmente no demasiado eficaz, trabajo una gran oportunidad para desentenderse de poco vistoso trabajo de perder corredores atrapando una fuga con posibilidades nulas de victoria. Las vueltas pasaban y sólo una caída sin consecuencias en la que estaban involucrados Nibali (Italia) o Navardauskas (Lituania) despertaba al aficionado del letargo en el que estaba sumida la carrera. Entre pasos por la presa y por meta, el cansancio hacía mella en los fugados y los polacos reducían poco a poco la ventaja, hasta que Italia decidió tomar las riendas del pelotón. Con los fugados a menos de tres minutos, el ritmo de la selección italiana bajo la lluvia iniciaba una primera selección que dejaba fuera a corredores como Van Garderen (EEUU) o Dennis (Australia), pero el pelotón seguía siendo demasiado grande, por lo que los transalpinos decidieron usar otra estrategia y mandaban por delante a Fabio Aru y Giovanni Visconti. A su rueda se iban enganchando corredores de diferentes selecciones pero ninguno español hasta que decidió salir Purito Rodríguez y el grupo volvió a parar para rehacerse nuevamente. De nuevo Visconti, junto con Giampaolo Caruso (Italia), Albasini (Suiza), Kennaugh (Gran Bretaña), Wellens y Vanmarcke (Bélgica), Juul Jensen (Dinamarca), Boasson Hagen (Noruega), Navarro (España) y los alemanes Geschke y Tony Martin se marchaban por delante y acababan con la primera fuga del día. Sin embargo, no había entendimiento entre ellos, así que el Panzerwagen Tony Martin decidía que la del miércoles no fue suficiente contrarreloj para él y se marchaba por delante de éste grupo mientras en el pelotón Australia decidía que la cosa no se desmadrara mucho.

En esos momentos Alemania e Italia “tenían la sartén por el mango” y muchas selecciones, entre ellas España, se veían obligadas a correr a contrapié. Por su parte, entre la lista de abandonos que entraban a engrosar ilustres como Froome y Thomas (Gran Bretaña), Betancur (Colombia) o Talansky (EEUU), los voluntariosos polacos Niemiec, Podlaski, Matysiak y Bodnar se bajaban juntos en meta tras un meritorio trabajo.

La lluvia arreciaba en Ponferrada incrementando la peligrosidad del circuito a falta de dos vueltas y Francia, otra de las selecciones en mala situación, decidía poner un punto más en la persecución de la fuga, que era anulada en esa penúltima ascensión a Confederación. Visconti era el último en resistir e Italia no iba a cesar en su empeño por lo que rápidamente era De Marchi el que tomaba la iniciativa y se marchaba por delante junto a Valgren (Dinamarca) y Gautier, que por fin lograba dar presencia a Francia en una de las escapadas. Por detrás eran varios los equipos que intentaban meter corredores, entre ellos España con Ion Izagirre, Herrada o Dani Moreno, pero era únicamente el voluntarioso Kiryienka (Bielorrusia) quien conseguiría alcanzar al trío justo antes del toque de campana que señalaba que sólo restaba un último paso por el circuito. Con un pelotón demasiado grande todavía se acercaba el momento para que cada selección jugara sus cartas. Italia llevaba al fiable De Marchi por delante y podía mantenerse a la expectativa detrás con Nibali y Colbrelli bien colocados. Del mismo modo, Francia había metido a Gautier, menos hábil que De Marchi para resolver, pero que aseguraba presencia y la comodidad de Bouhanni, Barguil, Gallopin o Bardet en el grupo principal. Tanto a Bielorrusia como a Dinamarca les había salido bien la jugada de entrar en una posible fuga con opciones a medalla. Por detrás Australia, Alemania y Bélgica se limitaban a mover sus fichas para estar atentos a posibles ataques, mientras que, ahora sí, la responsabilidad recaía en España, que ponía a sus hombres a tirar destacando el papel de un formidable Castroviejo que, junto con el suizo Albasini, acercó al pelotón a 15” de los cuatro de cabeza. Los nervios se acrecentaban a cada metro recorrido y Bélgica aparecía por fin poniendo a Bakelants a tirar para acercar un poco más al pelotón en la cima de Confederación. Se acercaba el peligroso y mojado descenso, con la famosa curva de entrada a la presa que tantas bajas ha ocasionado en todas las pruebas mundialistas, y el Alto del Mirador, allí donde Valverde había señalado que era el único sitio para atacar y que todos conocían. Y era cierto, todos lo conocían, pero no todos tenían previsto atacar allí. El maillot de Polonia volvía a aparecer tres vueltas después cuando Kwiatkowski se lanzaba en la bajada mientras el resto del grupo se apresuraba a tomar precauciones para no enterrar cualquier opción de medalla en una inoportuna caída. Y la jugada le salió perfecta.

El polaco tomaba distancia en el paso por la presa y nada más pasar el pequeño túnel del final ya se había agarrado a la rueda de los cuatro de delante. Casi incrédulo de haber logrado llegar hasta allí en solitario, Kwiatowski miraba para atrás y decidía arrancar, consciente de que el resto lo iba a hacer unos metros más adelante. De la resistencia de sus piernas dependía coronar Mirador para intentar mantener la ventaja en el descenso. Efectivamente, una vez llegados a esa subida comenzaban los ataques de los favoritos. Mientras el polaco se deshacía rápidamente de sus compañeros de escapada y tras unos últimos buenos metros de Dani Moreno e Ion Izagirre en cabeza del gran grupo, era Purito Rodríguez el primero en intentarlo con un durísimo ataque que obligaba a Nibali a sentarse y al que sólo un increíble Gilbert (Bélgica) era capaz de llegar arrastrando a su rueda a Gerrans (Australia), Valverde (España), Breschel (Dinamarca), Van Avermaet (Bélgica) y Gallopin (Francia). Atrapado y descolgado Purito y con Kwiatkowski en el horizonte, Gilbert y Valverde daban continuidad al ataque mientras Mollema (Holanda) y Rui Costa (Portugal) luchaban por tapar el hueco con todo el pelotón apretando los dientes a rueda.

Mientras Valverde tiraba en la bajada, Gilbert decidía comprobar el estado de su compatriota Van Avermaet antes de lanzarse a la persecución de un Kwiatkowski que lo daba todo sobre la bicicleta. Por detrás eran los alemanes quienes tomaban la iniciativa de la persecución, pero tras ese descenso la recta de meta se echaba encima. Tan encima como veía el bueno de Kwiatkowski al grupo perseguidor comandado por un desatado Gilbert cada vez que giraba la cabeza antes de hacer ese último esfuerzo. En unos últimos metros de infarto, el polaco calculaba al milímetro la distancia con la línea de meta para alzar los brazos vencedor mientras Gilbert apuraba sus últimos gramos de fuerza para lanzar el sprint donde Gerrans lograba ser plata y Valverde bronce. Por detrás, el noruego Kristoff se hacía con el sprint del pelotón batiendo a Degenkolb, Bouhanni, Cancellara, Swift, Colbrelli y Matthews dejándonos una pista de lo que hubiese sido el desenlace del Mundial si se hubiese llegado en pelotón.

En definitiva, victoria muy merecida para un joven que al que veremos metido en éstas luchas en más ocasiones y que se atrevió a atacar allí donde todos se afanaban en evitar la caída. Destacable el papel, además del equipo polaco, de una peleona Italia con De Marchi, Visconti, Aru o Caruso; del excampeón del mundo Gilbert haciendo unos últimos kilómetros brutales en favor de su compañero Van Avermaet, de una Alemania que jugó muchas cartas y también se quedó sin premio, y de un Gerrans al que la plata sabía a poco tras un formidable sprint de fuerza dentro de su grupo. En lo que respecta a España, se podría decir que pese a un principio tímido y desconcertante, desperdigados y siempre a cola de grupo, reaccionando tarde en los primeros ataques con selecciones importantes implicadas, el combinado nacional supo rehacerse para trabajar a la perfección en la última vuelta y media con un gran trabajo de equipo, sobre todo con un extraordinario Castroviejo y con Ion tirando ya al final antes del ataque de Purito, que desató el movimiento del resto para que Valverde pudiese salir en busca de la victoria. El murciano trabajó duro también en la persecución de Kwiatkowski y sólo pudo ser superado por Gerrans en el sprint, llevándose el bronce, el cuarto en su palmarés y tercero consecutivo, que se suma a las platas de 2003 y 2005. Una vez más el oro para un corredor que parece imposible que se vaya a tener que retirar sin el arcoíris tendrá que esperar.

ANÁLISIS ÚLTIMOS 8 KILÓMETROS

1 – La ventaja de Kiryienka (BLR), Valgren Andersen (DEN), De Marchi (ITA) y Gautier (FRA) ha caído hasta tan sólo 9” al paso por el Alto de Confederación y el cuarteto inicia el rápido y peligroso descenso hasta la presa. El suelo sigue muy mojado tras llover durante casi todo el día.

a1

2 – En el pelotón España tiraba del grupo ahora con Dani Moreno, que bajaba el ritmo del gran grupo consciente de la peligrosidad del descenso y de lo que una caída suponía en ese momento. Todos los equipos tomaban precauciones excepto un corredor que aparecía pedaleando por la derecha del grupo y se lanzaba para abajo. Era Kwiatkowski, que a la altura de la difícil curva de la presa de Bárcena ya tenía unos metros de ventaja. El grupo, temeroso por la bajada mojada, se había cortado y Moreno y todos los gregarios que le seguían buscaban con la mirada sus líderes olvidándose del polaco.

a2

3 – Kwiatkowski llegaba con suma facilidad a rueda de los cuatro fugados, cuyo ritmo ya no era suficiente como para darles opciones de victoria. El polaco miraba hacia atrás intentando buscar la distancia a la que venía el pelotón.

a3

4 – Con el grupo casi encima, Kwiatkowski decide atacar llevándose solamente y durante algunos metros a Valgren Andersen y a De Marchi, mientras Dani Moreno hace un último esfuerzo antes de ser relevado por Ion Izagirre (SPA). Tras él, todos los favoritos esperan el momento de atacar.

a4

5 – Como nadie se decide, es Joaquím Purito Rodríguez (SPA) el que aparece por la izquierda y se marcha con un ataque fortísimo. Tanto que acaba por sentar a Nibali (ITA), que había encabezado al grupo contraatacante. A rueda del italiano, ni Hermans (BEL), ni Giampaolo Caruso (ITA), ni Rui Costa (POR) se atrevían a ir a por el catalán, mientras que un esforzado Mollema (NED) aparecía por la izquierda sin demasiadas fuerzas. Ante el empuje del de Katusha, que tomaba metros, es Gilbert (BEL) el que aparece con fuerza sobrepasando al grupo y Gerrans (AUS) que lo ve, decide salir a por él llevándose a rueda a Breschel (DEN) y Valverde (SPA).

a5

6 – Coronado el Alto de Mirador y con Kwiatkowski buscando arañar segundos de ventaja, Gilbert pasa a encabezar un grupo donde entraron a última hora Van Avermaet (BEL) y Gallopin (FRA). El excampeón del mundo hace gran parte del trabajo de persecución únicamente ayudado por Valverde. En el último kilómetro, un Gilbert casi vacío de fuerzas y con el polaco unos metros por delante le pide con el codo a su perseguidor, Gallopin, que pase al relevo, pero no tiene respuesta y se ve obligado a apretar los dientes y tirar de lo poco que le quedaba.

a6

7 – Recta de meta. Kwiatkowski apenas tiene ya fuerzas pero poco a poco ve que mantiene la distancia con sus perseguidores, que siguen confiando en el exhausto Gilbert hasta que es Breschel el que decide lanzar el sprint. Valverde le coge bien la rueda y tras el murciano aparece Gerrans, mientras que Van Avermaet decide salir pegado a las vallas y Gallopin se queda algo cerrado.

a7

8 – Kwiatkowski apenas puede creerse la hazaña mientras celebra la victoria. Gerrans ha realizado una remontada muy fuerte que le permite ser plata y Valverde aguanta lo suficiente para ser bronce mientras Breschel lamenta haber quedado fuera del podio. Por detrás, el sprint del pelotón ya llega lanzado con un fortísimo Kristoff al que nadie es capaz de superar.

a8

Miguel Ángel Zapatera Blázquez
@Zapa9MFS

Entrevista Recuperada a Rui Costa

Hoy damos la bienvenida a Rui Costa, a la que, por la afinidad que nos une al equipo Lampre-Merida, esperamos sea tu casa durante mucho tiempo y donde esperamos compartir contigo muchas alegrías. Hay un discurso en España que se repite siempre por estas fechas que me viene perfecto para iniciar esta entrevista: “Me llena de orgullo y satisfacción…” poder hacerte estas preguntas.

 
ZM- Eres el Campeón del Mundo, título que le has ganado a Purito Rodríguez, corredor Nº 1 en el ranking UCI Pro Tour y el más querido en España. Y en cambio, por lo que se ve en las redes sociales, los aficionados españoles te aprecian muchísimo. Hablas español perfectamente, muchos años en un equipo español, y ahora fichas por un equipo con medio corazón español. ¿Sientes el cariño del público español?

 
RC- Antes de nada quiero enviar un abrazo a todos los lectores de Zona Matxin y desear un Feliz Año 2014 a todos.
Yo tengo la suerte de recibir mucho cariño de mucha gente y muchos de ellos son españoles. Gracias a todos por seguirme y apoyarme.

 
ZM- Los últimos kilómetros del mundial por la televisión fueron muy emocionantes. Imagino que sobre la bici serían de una tensión extrema. Que se te pasó por la cabeza cuando cruzas la meta. ¡Soy CAMPEÓN DEL MUNDO!

RC- Si, fueron los kilómetros más emocionantes de mi vida. Yo no conseguía pensar en nada ahí… solo visualizaba el arco-iris en mi cabeza, era un sueño desde niño.

ZM- Hay unas imágenes que dieron la vuelta al mundo. Por un lado tú, exultante de felicidad en lo más alto del podio y a tu derecha Joaquín Rodríguez llorando como un niño pequeño. Sinceramente, un hombre con un corazón como el tuyo, disfrutas el momento (lógicamente) pero ¿te hace sentir mal ver llorar así a tu rival?

RC- Claro que si, imagino que no será fácil perder el mundial en los últimos metros. Después del podio hablé con él y me dio la enhorabuena por mi triunfo. Es un gran señor del ciclismo mundial, alguien a quién tengo mucho aprecio y respecto.

ZM- Tu también lloraste, pero de felicidad. Evidentemente es la victoria más importante de tu vida, pero ¿cuál es la que mas sacrificio deportivo y sufrimiento encima de la bici te ha costado? ¿Cuál es la que mas recuerdas? Y ¿cual es la que sueñas?

RC- Las que más cuestan son las carreras que no puedes terminar porque da fatiga, esas si, son las peores. El mundial era muy duro pero como lo gané se te olvida todo cuando escuchas el himno nacional de tu país en lo más alto del podio.

ZM- Antes de celebrarse el Mundial ya tenías el contrato firmado con Lampre-Merida. Matxin estaba retransmitiendo el mundial para una cadena de radio española y se le notaba una felicidad contenida. Por un lado, triste porque el mundial no lo ganaba un corredor español pero, por dentro, exultante de felicidad porque iba a poder disfrutar del maillot Arco iris en su equipo. ¿Crees que en tu equipo de muchos años, le hubiera gustado más la victoria de Valverde?

RC- Eusebio había dicho en algunas entrevistas que era evidente que, como español prefería que ganase Valverde, como es natural, pero también dijo que se quedó contento porque ganase yo que aún era corredor del Movistar.
ZM- Vamos a retroceder unos añitos. Con 11 años empezaste a competir en atletismo donde, en los 2 años que corriste no dejabas de ganar. Con 13 años y por influencia de tu padre te pasas al ciclismo. ¿Si ya ganabas carreras, porque te propuso cambiar?

RC- Me gustaba el atletismo pero no me sentía totalmente realizado. Después salía los domingos con mi padre y mi hermano y así empecé a amar este deporte. Nunca más paré hasta hoy.

ZM- En 2007 pasas al profesionalismo con el equipo Benfica y las primeras victorias no se hacen esperar. En 2008 ganas una etapa en el Giro delle Regione y quedas 2º en la general, lo mismo que sucede en la Copa de las Naciones con la selección portuguesa. Ese mismo año eres el mejor corredor Sub-23 del mundo. ¿Esperabas acoplarte tan rápido al profesionalismo y empezar a ganar tan pronto?

RC- Desde siempre he ganado carreras pero es cierto que a nivel mundial no esperaba empezar ganando tan pronto, al final es el nivel máximo. Esas victorias han sido una motivación para continuar trabajando duro y para continuar luchando por más victorias.

ZM- Pronto empiezan los reconocimientos en tu país y en 2008, con tan sólo 21 años, el diario especializado Jornal Ciclismo ya te nombra mejor ciclista portugués del año y en 2009 Jornal Record, mejor ciclista portugués de la última década. Muchos reconocimientos para un chaval tan joven, ¿difícil mantener los pies en el suelo y ser capaz de asumirlo sin que te afecte al rendimiento?

RC- Yo no he cambiado después de ser campeón del mundo ni ha cambiado mi personalidad. Dentro del pelotón cambian muchas cosas pero mi corazón es el mismo y trabaja de la misma forma que antes. Lo peor es el tiempo que parece que vuela. Puedo decir que después del mundial mis días parece que solo tienen 10 horas.

ZM – Ese año 2009 fichas por Caisse d’Epargne, por tradición uno de los mejores equipos del mundo. Imagino que fue el sueño hecho realidad. ¿Recuerdas como fue el día que te llamaron?

RC- Si, correr en World Tour es el sueño de cualquier corredor y el mío también. Recuerdo que cuando me llamo mi representante… ese día no paraba de sonreír.

ZM- En 2010 consigues tu primera victoria de etapa en la Vuelta a Suiza y ahí empieza la que parece una historia de amor con esa carrera. Tienes 4 etapas y 2 clasificaciones generales. Con esa trayectoria yo no dudaría en hacerla fija en tu calendario. ¿Tienes alguna motivación especial en esa carrera?

RC- Me encantan las montañas de Suiza, además tengo ahí a mi hermana, amigos y mucha gente que me apoya. Pienso que eso también puede ser un motivo para tener éxitos ahí.
ZM- Además de por los resultados deportivos, en la Vuelta a Suiza sucede una historia muy bonita. ¿Nos presentas a Tiaguinho y nos cuentas su historia?

RC- Tiago es hijo de emigrantes portugueses en Suiza. Los conocí en 2012 en la Vuelta a Suiza. Venían a apoyarme y acabamos como amigos, en ese momento Tiago solo tenía 3 meses de vida, si no me equivoco, y era un bebe saludable. En 2013 recibí la triste noticia de que Tiago tenía cáncer… no puedo explicar cómo me quede… Incluso con esa terrible enfermedad todos vinieron de nuevo a apoyarme a la Vuelta a Suiza en 2013 y yo les prometí que iba hacer todo cuanto pudiera para ganar de nuevo la carrera y levar Tiaguinho al podio de los vencedores, el también iba a vencer. Y así fue. Gané la carrera en el último día y lleve Tiago al podio… En Octubre Tiago estaba curado del cáncer… qué alegría.

ZM – En 2012 llega el momento que muchos aficionados estábamos esperando. El ciclismo se antepone al todo poderoso fútbol. La confederación de Deportes de Portugal te concede el galardón al “Mejor Deportista Masculino” del año por delante del mismísimo Cristiano Ronaldo. Ese año también te conceden el de “Melhor Atleta das Modalidades” por el diario O Jogo y la revista Lux te concede el de “Personalidade Masculina”. Alguna vez se te pasó por la cabeza la posibilidad de pasar por encima en popularidad del mismísimo Cristiano Ronaldo?

RC- No, nunca. ¡Cristiano continúa siendo en mi opinión el uno de los mejores, si no el mejor deportista de Portugal y no me esperaba que el público me votase tanto a mí! Les agradezco muchísimo su apoyo de siempre.

ZM- A tal punto llega tu popularidad que, como muestra la foto, Neymar (futbolista del F.C. Barcelona) se levanta en el avión que os traía de regreso de Pekín tras el Tour de Beijín. ¿Fuiste reconocido por parte de un jugador de fútbol tan mediático? ¿o no estaba al corriente de los nombres del ciclismo?

RC- Yo fui a hablar con él y le pedí que se sacase una foto conmigo. Hablamos un poco. No sé si él sabía que yo era ciclista o no, pero no me ha recusado la foto, me parece buena persona.
ZM- Y sin lugar a duda el 2013 es tu año. No empieza muy bien con una caída en Paris-Niza pero ganas la Clásica de Primavera y eres el claro dominador otra vez en la Vuelta a Suiza, y la semana siguiente nuevamente campeón de Portugal Contrarreloj. Llegabas al Tour con la moral por las nubes. ¿Acudes al Tour con la obligación de trabajar para Valverde y Nairo o como tapado del equipo para no estar tan vigilado y jugar tus posibilidades en las etapas?

RC- Yo tenía la responsabilidad de estar con Alejandro pero el equipo me había dado libertad para luchar por una etapa… gané dos, ha salido mejor de lo que lo esperábamos y aun tuve tiempo para ayudar el equipo y Nairo.

ZM- Ahora que no nos escucha ni nos lee nadie…. Que se te pasa por la cabeza cuando en una carrera como el Tour de Francia ves que vas mejor que el líder del equipo y por ser “gregario” tienes que trabajar para él sabiendo que tu puedes hacer mejor clasificación general que él?

RC- Sinceramente no sé si yo iba mejor que el líder. Alejandro ha tenido mala suerte, si no seguro que hubiese terminado en el podio del Tour. El es uno de los amigos que tengo en Movistar y con el que pretendo mantener contacto y amistad.

ZM- ¿Te vas de Movistar con la espinita clavada de no gozar de más ocasiones para demostrar tus condiciones?

RC- No, Movistar también me ha ayudado a evolucionar. Me voy contento con mi trabajo, de nuestros resultados y contento por haber conseguido llegar tan lejos.

ZM- El resto de la historia del Tour ya la conocemos. Ganas 2 etapas y eres uno de los grades protagonistas. En Portugal ya satisfechos con tus hitos deportivos… Y vas, y lo rematas con el Campeonato del Mundo. Como ves que la selección portuguesa de fútbol sufriendo en todas las clasificaciones para entrar en las Eurocopas o Mundiales, y con el ciclismo en Portugal con tus éxitos, tiene que estar muy de moda ¿Cómo ves la afición y el ciclismo de base en Portugal?

RC- Los portugueses me apoyan mucho. Me ha dicho el presidente de la Federación de Portugal que nuestro ciclismo ha crecido mucho en los últimos tiempos, cerca de 30%. No sé si es fruto de mis resultados, pero eso no es importante. Lo importante es que el ciclismo portugués siga creciendo y siendo una modalidad de referencia en Portugal.

ZM- El recibimiento que te dispensaron al regreso de Florencia fue espectacular. Yo creo que en España, desde la época de Induráin y sus 5 Tours no se veía una cosa parecida. ¿Cuando bajaste del avión sabías lo que te esperaba detrás de la puerta? ¿Te imaginabas un recibimiento tan multitudinario?

RC- Yo sabía que tenía mucha gente me esperando en el aeropuerto pero no esperaba que fuesen tantas personas… me quede impresionado y salí del aeropuerto unas 3 horas después para poder estar con toda la gente que quería sacarse fotos conmigo o hablarme. Fue un recibimiento muy bonito.

ZM- Por segundo año consecutivo dejas a Cristiano Ronaldo sin ganar ningún trofeo (ni liga, ni Copa del Rey, ni Champion….) ya que en 2013 te conceden nuevamente el galardón de “Deportista del Año” 2013 y la Medalla Olímpica del Comité Olímpico de Portugal. Ganar carreras y ser merecedor de todos eses reconocimientos tiene que hacerte el hombre más feliz del mundo. Pero tanto homenaje y tantos actos deben ser agotadores. ¿Qué prefieres competir o tantos actos, galas y homenajes?

RC- Yo prefiero recibir los aplausos de las personas en los podios y ganando carreras. Los homenajes sirven como motivación pero me gusta más la competición.

ZM- ¿Y a la hora de salir a entrenar; no se intentan enganchar a tu rueda muchos aficionados?

RC- Si, mucha gente que me ve entrenando se acerca para saludarme o sacarse fotos. Son muy simpáticos conmigo. Hasta los automovilistas se nota que tienen más respecto por los ciclistas… espero que así sea siempre porque es realmente peligroso entrenar en carretera.

ZM- Al equipo Lampre-Merida en la pasada Vuelta a España sólo le falto ganar alguna etapa para poner la guinda en el pastel porque fue uno de los equipos más combativos. Con el carácter del director que vas a tener este año, no nos cabe duda pero……..prometes acción este 2014?

RC- No me gusta prometer resultados o victorias pero sí puedo asegurar mucho trabajo y que voy a dar siempre lo mejor de mí en las carreras. Sé que apoyo del director no me va a faltar.

Análisis del Mundial Ponferrada 2014: Recorrido y Participantes

El Recorrido

 Los problemas en la organización ya son pasado para el Mundial de Ponferrada, que acoge con toda la ilusión un Campeonato del Mundo de Ciclismo que promete ser un gran escaparate internacional para la capital berciana. Con 18,2 kilómetros, en ésta ocasión la jornada transitará íntegramente por el circuito a lo largo de 14 vueltas, sin un acercamiento previo desde otra localidad como venía siendo común en las anteriores ediciones, con lo que la distancia total alcanza los 254,8 kilómetros. Con una primera parte llana por las avenidas de la parte nueva de Ponferrada, con giros de 90º y algunas rotondas, el paso por el puente sobre el río Sil marca el inicio del repecho del Castillo de los Templarios, con 240 metros al 7,1% con una parte central que alcanza el 10% de desnivel máximo.

 Después de otro callejeo sin mucha complicación comienza la ascensión al Alto de Montearenas, nombrado aquí como Confederación. Una ascensión muy tendida, de 5,1 kilómetros al 3,5% de media con sólo un par de repechos al 6% al inicio, aún en las calles de Ponferrada, y al 7% al final, con lo que se trata de una subida que irá mermando las fuerzas del pelotón pero que debería hacerse a un ritmo intenso si algún equipo quiere endurecer para eliminar a los velocistas más puros.

 Tras coronar Confederación, descenso rápido y corto entre pinares hasta el Embalse de Bárcena (atención con la curva de entrada a la presa, donde son ya incontables las caídas que se han podido ver en las competiciones anteriores) y tras superar un pequeño túnel, unos “toboganes” dan comienzo al Alto de Compostilla, también llamado del Pantano, aunque para el Mundial se ha llamado solo como Mirador. Son 1.100 metros al 5,5% de desnivel con varias rampas al 10% pero separadas por un descanso, lo que hace de ésta subida un punto menos decisivo de lo que fue Via Salvati (600 metros al 10% de media con rampas del 16%) en Florencia 2013.

 Una vez coronado, descenso no muy técnico pero, eso sí, con bastante pendiente y que con lluvia puede ser un verdadero peligro, que finaliza cerca de una última curva de 90º que deja en la recta de meta.

 Se puede decir, como resumen, que no se trata de un circuito de excesiva dureza, pero sí con la suficiente como para que un equipo que desee buscar las opciones de un corredor que aguante bien las subidas y sea veloz en un pequeño grupo se alce con la victoria. Hablamos de la llegada de un pequeño grupo pero para nada se puede descartar una llegada en solitario. Un rodador potente y hábil en la bajada puede plantarse en solitario en meta ya que las dificultades para perseguir y la vigilancia entre favoritos en las últimas vueltas puede resultar crucial.

 Equipos y Favoritos

 Portugal

Rui Costa, André Cardoso, Tiago Machado, Sergio Paulinho, Nelson Oliveira y José Joao Pimienta.

 Salir con el dorsal 1 no debe ser lastre para una selección tan guerrera como la lusa. Rui Costa será sin duda la rueda a vigilar aunque, tras lo visto el año pasado, será quizás más conveniente que los favoritos echen un vistazo atrás para comprobar que el de Lampre-Mérida no esté a su rueda. Machado y Oliveira ya demostraron en la contrarreloj llegar con buen punto de forma, pero lo esperado es que sea Costa el que llegue a la última vuelta con opciones reales.

 España

Alejandro Valverde, Ion Izagirre, Imanol Erviti, Jesús Herrada, Jonathan Castroviejo, Joaquím Rodríguez, Daniel Moreno, Daniel Navarro y Luís León Sánchez.

 Desde su presentación, el circuito siempre ha dado sensación de que se acomodaba más al retirado Óscar Freire que a cualquier otro corredor. Por otra parte, será la gran ocasión para que Alejandro Valverde pueda conseguir por fin el oro y el maillot arcoíris que ha tenido tan cerca hasta en siete ocasiones (2º en 2003, 6º en 2004, 2º en 2005, 3º en 2006, 9º en 2009, 3º en 2012 y 3º en 2013). Purito Rodríguez llega como segunda opción y seguro que es el hombre que ataque primero mientras Valverde hace de freno, pero no podemos olvidar a corredores como Luis León Sánchez o Ion Izagirre, buenos bajadores y que pueden resolver en cualquier fuga. Castroviejo es clave para trabajar en las últimas vueltas igual que lo serán en las primeras Erviti, Herrada o Navarro, mientras que Moreno debería aguantar hasta el final, cuando más dura se ponga la carrera, para intentar poner un ritmo más duro si es necesario.

 Australia

Simon Clarke, Simon Gerrans, Matthew Hayman, Michael Matthews, Rohan Dennis, Cadel Evans, Rory Sutherland, Adam Hansen y Heinrich Haussler.

 Grandes favoritos y con muchas opciones para hacerse con el maillot arcoíris. Podríamos etiquetar como máximos aspirantes a dos corredores con un perfil similar aunque con unas características individuales que les hacen ser favoritos siempre que se llegue en grupo. Para un pelotón más grande la opción es Matthews: más velocista y sin duda con capacidad para pasar muy bien las cotas de éstas características llegando con fuerzas al final. Viene de disputar la Vuelta y lograr una etapa en Arcos de la Frontera, estando siempre delante en las llegadas masivas. Para grupos más pequeños, la capacidad de resolución de Gerrans es innegable, aparte de llegar en un estado de forma óptimo como demuestran sus recientes victorias en los GP de Quebec y Montreal.

 Con éstos dos corredores la opción de Haussler, del perfil de Matthews, se quedará en intentar ser el lanzador de ambos, mientras que Sutherland, Hayman, Dennis y un Evans ya en el cierre de su carrera –se retirará tras el próximo Tour Down Under- trabajarán por intentar que se llegue en grupo al menos hasta la última vuelta al circuito. Clarke, 7º en Florencia el pasado año, y Hansen, reciente vencedor de etapa en la Vuelta (Cangas do Morrazo), tienen una gran capacidad de resistencia y podrían ser las bazas a jugar en caso de un final revuelto con ataques en solitario, pero es una opción que apenas podría contemplarse de ir tanto Gerrans como Matthews, o al menos uno de ellos, bien colocado a rueda del resto de favoritos.

 Italia

Vincenzo Nibali, Fabio Aru, Giovanni Visconti, Sonny Colbrelli, Daniele Bennati, Alessandro De Marchi, Damiano Caruso, Giampaolo Caruso y Manuel Quinziato.

 Sin la baza de Diego Ulissi, que regresa a la competición, sorprende la ausencia de un Pozzato que sí entró en la preselección inicial. Italia presenta una selección para afrontar casi cualquier situación de carrera a priori, pero la experiencia dicta que deberán tener muy claro el papel de cada uno cuando se vayan a afrontar las últimas vueltas del Mundial. Con Visconti y Colbrelli como corredores con más punta de velocidad en caso de llegar en grupo, probablemente al conjunto transalpino le interese más endurecer la carrera para que los velocistas lleguen “maduros” a la última ascensión y sorprender en el descenso con el infalible Nibali, al que se le escapó el podio el pasado año por muy poco. Corredores para trabajar traen a Ponferrada y de mucha calidad: veteranos rodadores como Quinziato o Bennati, dos currantes más escaladores como Damiano y Giampaolo Caruso, el combativo De Marchi que tendrá que hacer un trabajo menos vistoso o la revelación de la temporada Fabio Aru, que tendrá que volver a estar a disposición de Nibali.

 Bélgica

Tom Boonen, Jan Bakelants, Philippe Gilbert, Ben Hermans, Greg Van Avermaet, Johan Vansummeren, Sep Vanmarcke, Jelle Vanendert y Tim Wellens.

 Bélgica es tierra de clásicas y un Mundial de Ciclismo en Ruta no deja de ser una clásica más, sólo que por selecciones nacionales. Mirando el plantel que se presenta en Ponferrada se podría decir que casi todos ellos podrían tener opciones de ganar el maillot arcoíris, pero los belgas, plagados de estrellas, siempre han demostrado estar bien ordenados en las fases más críticas de la carrera. Sus máximas opciones llegarían en caso de una carrera movida, salpicada continuamente de ataques con grupos que intenten marcharse por delante. En ese sentido Gilbert –Campeón del Mundo en 2012- y Van Avermaet, en las últimas vueltas, y Hermans y Bakelants, en las anteriores, son grandes bazas con las que pocos querrían jugarse la victoria en una hipotética llegada en grupo. Si la carrera acaba controlada para llegada “masiva”, Boonen ganará enteros para disputar el sprint.

 Francia

Romain Bardet, Warren Barguil, Nacer Bouhanni, Sylvain Chavanel, Tony Gallopin, Cyril Gautier, Jean-Christophe Péraud, Kevin Reza y Geoffrey Soupe.

 Igual que los belgas, los galos presentan opciones de victoria con más de medio equipo. Bouhanni, con su inseparable Soupe, será la baza al sprint si consigue aguantar, algo que a priori parece complicado. Más opciones tiene Gallopin, con una gran punta de velocidad, o si triunfan los ataques que podrían lanzar Bardet, Barguil o el veterano Chavanel, los tres buenos rodadores, bajadores y muy combativos. Serán animadores del Mundial.

 Holanda

Stef Clement, Tom Dumoulin, Wilco Kelderman, Steven Kruijswijk, Bauke Mollema, Wouter Poels, Tom-Jelte Slagter, Dylan Van Baarle y Pieter Weening.

 Otro equipo al que le interesa “mover el árbol”. Mucho escalador y varios corredores capacitados para entrar en una fuga triunfadora. Slagter, Mollema, Kelderman y Dumoulin –bronce en la contrarreloj del pasado miércoles- son las cuatro bazas a vigilar, por lo que resulta difícil saber qué rueda naranja es la buena a seguir. Igual que Francia, estarán en todas las peleas.

 Gran Bretaña

Stephen Cummings, Christopher Froome, Peter Kennaugh, David Millar, Luke Rowe, Ben Swift, Geraint Thomas, Adam Yates y Simon Yates.

 Cavendish ya logró su arcoíris en un Mundial que le venía como anillo al dedo y sabe que el de Ponferrada no es tan carente de dureza como algunos pretenden vender. La ausencia de ManXman deja a Swift, un buen velocista que ya ha demostrado superar muy bien las cotas, como gran baza británica. Es una incógnita el papel que pueda tener Froome, ya que para sorprender en algún grupo o en solitario parecen más aptos Thomas o los hermanos Yates.

 Colombia

Janier Acevedo, Winner Anacona, Julian Arredondo, Carlos Betancur, Esteban Cháves, Sebastian Henao, Carlos Quintero, Miguel Ángel Rubiano y Rigoberto Urán.

 Impresionante la hornada de buenos corredores colombianos donde se echa de menos la presencia de un Quintana que quizás tampoco hubiese tenido muchas opciones con éste perfil. Urán, privado en 2013 de la lucha por las medallas por una caída cuando rodaba con los favoritos en la última vuelta, será de nuevo el hombre más a tener en cuenta, pero lo normal es que veamos sus uniformes blancos en todas las batallas ya que cualquiera de ellos es capaz de mover por sí solo la carrera.

 Alemania

John Degenkolb, Johannes Fröhlinger, Simon Geschke, André Greipel, Christian Knees, Paul Martens, Tony Martin, Dominik Nerz y Paul Voss.

 John Degenkolb se exhibió en la Vuelta a España con cuatro victorias y el maillot verde y parecía que el Mundial se adaptaba a él como un guante, sin embargo, una inoportuna enfermedad le ha tenido varios días parado y puede haber dado al traste con un estado de forma espectacular. Greipel no debería llegar a la última vuelta, mientras que si la carrera se hace demasiado dura para el teórico jefe de filas, la responsabilidad debería recaer en el escalador Geschke o en el trotón con punta de velocidad Martens. ¿Y Tony Martin? Por lo visto en la contrarreloj no está al máximo, pero si se va por solo delante, cualquiera atrapa a esa locomotora.

 Polonia

Maciej Bodnar, Michal Golas, Bartosz Huzarski, Michal Kwiatkowski, Bartlomiej Matysiak, Przemyslaw Niemiec, Maciej Paterski, Michal Podlanski y Pawel Poljanski.

 Por primera vez Polonia consigue disponer de nueve corredores, pero donde sólo Kwiatkowski parece tener serias opciones. El de Omega Pharma-Quick Step cuenta con todas las cualidades para vencer éste Mundial: resistencia, capacidad de ataque, buen bajador y con punta de velocidad, pero al ser la única rueda a vigilar de los polacos estará más marcado de lo que le gustaría.

 Estados Unidos

Brent Bookwalter, Alex Howes, Eric Marcotte, Kiel Reijnen, Andrew Talansky y Tejay Van Garderen.

 Pocas opciones las de los norteamericanos, que se basan en lo que puedan rascar Talansky y Van Garderen si consiguen meterse en una fuga que acabe triunfando en meta. Quizás Talansky tenga algo más de punta de velocidad para entrar en un sprint de grupo, pero con la inscripción de éste Mundial, sería raro verle levantar los brazos.

 Suiza

Michael Albasini, Fabian Cancellara y Danilo Wyss.

 Rui Costa demostró el pasado año que salir con pocos gregarios no es impedimento para ser Campeón del Mundo si se tienen las piernas necesarias. Cancellara ha preparado con mucho mimo éste Mundial disputando la Vuelta a España como entrenamiento y renunciando a la contrarreloj individual para llegar a punto y sin duda alguna es uno de los máximos favoritos a la victoria. El noruego Bystrøm ya demostró en la carrera Sub23 que es muy difícil cazar a un corredor en solitario que arranque con la suficiente fuerza en el último alto, y probablemente hay pocos con la fuerza de Cancellara en el pelotón internacional. Por si acaso no pudiera marcharse solo, el de Trek ya se probó en los sprints de la Vuelta. El arcoíris entre ceja y ceja.

 Noruega

Edvald Boasson Hagen, Alexander Kristoff y Lars Petter Nordhaug.

 Mucho cuidado tendrán que tener los equipos que quieran controlar la carrera para una llegada en grupo como Australia o Alemania, ya que Kristoff es uno de esos corredores que les puede perfectamente aguar la fiesta. El de Katusha ganó éste año la Milano-Sanremo y cuenta con un Boasson Hagen venido a menos en los últimos años pero capaz de aguantar con su jefe de filas hasta el final y con un Nordhaug que deberá ser su máximo apoyo en cuanto las rampas se hagan más duras.

Eslovaquia

Peter Sagan, Peter Velits y Martin Velits.

 Prácticamente el mismo caso que Noruega ocurre con Sagan, cuyo estado de forma siembra algunas dudas tras su discretísima Vuelta a España. Por supuesto, nadie puede fiarse del joven corredor de Cannondale, que de estar delante en la última vuelta tendrá que escoger la rueda buena para el sprint.

 Ucrania

Andriy Grivko, Andriy Khripta, Mykhailo Kononenko, Dmytro Krivtsov, Sergiy Lagkuti y Oleksandr Polivoda.

 Selección con muchas carencias la ucraniana, con solo Grivko disputando durante la temporada carreras del máximo nivel. De lo que pueda aguantar éste dependerán sus pocas opciones.

 Rusia

Sergey Chernetsky, Alexander Kolobnev, Roman Maikin, Andrey Solomennikov, Yury Trofimov e Ilnur Zakarin.

 Kolobnev es un gran clasicómano con mucha experiencia y que rinde a muy buen nivel siempre en las pruebas mundialistas, pero de tantos buenos gregarios rusos como hay en el ProTour parece que se ha seleccionado a un grupo de nivel realmente discutible, donde solo Trofimov y quizás Chernetsky podrían acompañar a su líder hasta el final de una carrera tan larga.

 Eslovenia

Grega Bole, Kristjan Fajt, Jure Kocjan, Kristjan Koren, Luka Mezgec y Jan Polanc.

 Buenos corredores pero de un nivel claramente más bajo que el resto de selecciones. Mezgec es buen velocista pero no es probable que llegue al final con opciones. Bole, Kocjan o Koren podrían estar en algún corte bueno y aprovechar su punta de velocidad, pero no tienen grandes opciones de medalla.

 Dinamarca

Michael Valgren Andersen, Matti Breschel, Christopher Juul Jensen, Michael Morkov, Chris Anker Sorensen y Nicki Sorensen.

 Equipo combativo y con algún velocista como Morkov o Breschel, buenos clasicómanos y con experiencia mundialista que podrían aprovechar el factor sorpresa de no ser una selección vigilada.

 República Checa

Jan Barta, Zdenek Stybar y Petr Vakoc.

 Stybar siempre es un corredor a tener en cuenta en carreras como ésta, pero parece no haber recuperado su mejor forma tras la dura caída en el Eneco Tour. Con menor punta de velocidad que otros grandes favoritos, está un escalón por debajo.

 A partir de aquí aparecen otras selecciones cuyas opciones de medalla son realmente muy difíciles y donde sólo podría destacarse al sudafricano Impey con su punta de velocidad, al trotón letón Navardauskas o la combatividad del combinado irlandés, un buen equipo pero con un perfil que no se acopla a las cualidades de los seleccionados.

 Marruecos

Essaïd Abelouache, Tarik Chaoufi, Mohamed Amine Er Rafai, Mouhssine Lahsaini y Abdelatif Saadoune.

Austria

Matthias Brandle, Bernhard Eisel, Marco Haller, Patrick Konrad, Georg Preidler y Riccardo Zoidl.

Eritrea

Natnael Berhane Teweldemedhin y Mekseb Abrha Debesay.

Kazajstan

Alexandr Dyachenko, Daniil Fominykh y Andrey Zeits.

Venezuela

Carlos Johan Galviz, Jonathan Monsalve, Carlos José Ochoa y Xavier Quevedo.

Argelia

Azzadine Lagab.

Rumania

Oleg Berdos, Andrei Nechita y Serghei Tvetcov.

Irlanda

Philip Deignan, Daniel Martin y Nicholas Roche.

Estonia

Alo Jakin, Gert Joeaar y Rein Taaramae.

Sudáfrica

Daryl Impey, Reinardt Janse Van Rensburg y Jacques Janse Van Rensburg.

Letonia

Aleksejs Saramotins y Toms Skujins.

Nueva Zelanda

Jack Bauer, George Bennett y Gregory Henderson.

Brasil

Rafael Andriato, Cristian Egidio Da Rosa y Murilo Antonio Fischer.

Croacia

Kristijan Durasek, Emanuel Kiserlovski y Matija Kvasina.

Japón

Yukiya Arashiro, Yukihiro Doi y Miyakata Shimizu.

Costa Rica

Andrey Amador y Juan Carlos Rojas.

Argentina

Lucas Manuel Gaday, Ariel Maximiliano Richeze y Eduardo Sepúlveda.

Canadá

Ryan Anderson, Christian Meier y Michael Woods.

Ecuador

Segundo Mesías Navarrete.

Luxemburgo

Ben Gastauer.

Suecia

Tobias Ludvigsson.

Grecia

Georgios Bouglas.

Bielorrusia

Yauheni Hutarovich, Vasil Kiryienka y Kanstantsin Siutsou.

Lituania

Ignatas Konovalovas, Ramunas Navardauskas y Zydrunas Savickas.

 

Miguel Ángel Zapatera Blázquez

@Zapa9MFS

YA SOLO CUENTA PONFERRADA

Partir como favorita en tu Mundial es siempre un aliciente pero también una gran presión. Llegar como gran aspirante a la victoria arropado por tu público, en un terreno que conoces, con corredores en forma y con experiencia no asegura el triunfo ni evita una debacle que, de producirse, duele aún más. Que le pregunten si no a la selección brasileña de fútbol respecto a lo ocurrido el pasado verano. Pero partir con las dudas de un doloroso precedente puede llegar a ser un importante lastre.

Selección Española

Tras pasar casi todo el siglo XX desapercibidos en el medallero entre tanto holandés, belga, suizo, francés, italiano o alemán y con sólo los bronces de Ramón Sáez (1967), Luís Ocaña (1973), Juan Fernández (1980, 1987 y 1988) y la plata de Luciano Montero (1935), España se destapó para los mundiales en los años 90 de la mano de un extraterrestre navarro que logró hacer del ciclismo el segundo deporte más seguido del país. Miguel Induráin no sólo estaba inmerso en la consecución de Giros de Italia y Tours de Francia sino que irrumpió ya en 1991 con un bronce mundial, siendo plata en 1994 y de nuevo en 1995 en el inolvidable Mundial de Duitama (Colombia) en el que la medalla de oro, la primera para el ciclismo español, fue para Abraham Olano, intercambiándose ambos las posiciones en la modalidad contrarreloj. Las Clásicas, y entre ellas el Mundial que es la única competida por selecciones nacionales, aparecían ante los españoles tan ofuscados en basar en el ciclismo en la consecución de alguna de las tres grandes vueltas por etapas. Más aún lo hacían cuando cuatro años más tarde un tal Óscar Freire se plantaba en la meta de Verona con los brazos levantados, enseñándonos una forma de correr que sólo los más veteranos recordaban gracias a Miguel Poblet. El cántabro se hizo con otros dos oros en Lisboa 2001 y Verona 2004, con un bronce en Plouay 2000 y fue el capitán de la ruta en todas las ediciones en las que participó, incluida la del oro de Astarloa y la plata de Valverde en Hamilton 2003. Precisamente fue Valverde quien recogió el testigo de Freire como gran opción española con aquella plata de Canadá a la que sumó la de Madrid 2005 y los bronces de Salzburgo 2006, Valkenburg 2012 y Florencia 2013, aunque si nos atenemos a lo que se vio en carrera durante esos años, no fue precisamente una sucesión ordenada y amistosa. No nos olvidaremos del bronce de Joaquím Rodríguez en Mendrisio 2009 ni la plata de Florencia 2013 pero de eso ya hablaremos más adelante. Situaciones –la de Freire y Valverde- no desconocidas en el deporte, la de la confrontación de dos grandes líderes en lucha por ser el cabeza de cartel, aquel para el que tiene que trabajar el resto del equipo, y esto en ciclismo cobra una gran importancia. El liderazgo entre el cántabro y el murciano estaba repartido a priori pero la situación acabó estallando en el Mundial de Valkenburg hace dos años, el último de Freire y para el que llegaba al máximo para conseguir el récord de maillot arcoíris. Ante la amenaza de una potente selección belga, aún no se sabe si Valverde tenía que “marcar” a Gilbert y Freire a Boonen o si el murciano tenía que ser el lanzador y último trabajador del tricampeón del mundo, pero lo que es cierto es que, en medio del desconcierto, Gilbert se marchaba a por la victoria y Valverde, aún tras rectificar, conseguía llegar a ser tercero por el décimo del de Torrelavega. Freire entonces dijo que se vio demasiado solo en la última ascensión al Cauberg mientras que Valverde, que en principio le buscaba con la mirada y parecía esperar al cántabro, al final decidió salir a por Philippe Gilbert, aunque ya era tarde. La medalla quedaba entonces en un segundo plano ante la disputa interna del equipo.

Una disputa que parecía cerrada con la retirada de Freire del profesionalismo dejando a Valverde como único líder de la selección española. O al menos eso parecía. El veterano Javier Mínguez debutaba como seleccionador nacional en el Mundial de Toscana, que venía muy bien a las características de Valverde pero también a las de Purito Rodríguez, el líder de Katusha que ya había sido bronce en un Mundial anterior. La estrategia en Florencia fué perfecta. Sí, vuelvan a leer. Perfecta. Lo fue porque Mínguez, de alguna manera, usó la de Duitama 1995. Tras una carrera casi en el anonimato con el equipo protegiendo a los líderes y dejando la responsabilidad a otras selecciones, el líder más vigilado por el pelotón –allí Induráin y en Florencia Valverde- haría de freno al grupo mientras la segunda opción se marchaba por delante –allí el vencedor Olano y en 2013 Rodríguez-. Si repasan la carrera, los dos ciclistas españoles hicieron a la perfección esa última vuelta. Uno aguantaba y otro tiraba hacia adelante una y otra vez, favorecido por factores como la caída de Urán o el desentendimiento de Costa. Y fue así hasta que, sea por falta de fuerzas o por despiste, Valverde se dejó marchar por delante al portugués. Éste, más rodador y con menos gasto energético que Purito, alcanzó al catalán y le batió en meta destapando de nuevo la caja de los truenos en el seno del combinado español.

Con aquella recta de meta de Florencia quizás demasiado presente aún, el Mundial 2014 comenzaba titubeante para España antes incluso de comenzar a rodar. Mínguez se equivocaba al dar la primera convocatoria llamando a un corredor más de los anunciados por meter en ella a un Contador que había renunciado a acudir. La decisión del campeón de la Vuelta, consciente de haber ganado la ronda nacional asumiendo riesgos respecto a su rodilla, con el peligro que supone disputar una carrera como el Mundial –el año pasado se cayó en el circuito- y sobre todo con las características de la prueba que no se ajustan demasiado a sus cualidades, parecen comprensibles. No lo parece tanto la insistencia del seleccionador con respecto a ésta ausencia y menos aún cuando por las declaraciones de Samuel Sánchez, excluido finalmente del nueve final, el director vallisoletano no ha mostrado tanto interés ni tacto en explicar esas bajas definitivas a los implicados. Sombras en una selección donde Florencia parece seguir siendo el gran problema. Los periodistas se afanan en buscar esa foto, ya lograda, de Valverde y Purito que, inevitablemente por ser dos de los mejores líderes del pelotón internacional y pertenecer a diferentes equipos, se pelean, deportivamente hablando, en todas las carreras durante todo el año, pero a los que toca entenderse sí o sí en el Mundial. Ellos saben y asumen que se hablará de eso pero también a qué han venido a Ponferrada. Valverde regresa al Mundial como líder claro y Purito como segundo de a bordo y para trabajar para el líder. Eso es lo que cuenta, muy por encima de lo que pudiera pasar el año pasado que ya no es más que eso, pasado.

El domingo Mínguez dirigirá de nuevo a la selección nacional con el objetivo de lograr al menos una medalla en casa, en Ponferrada. El circuito, que analizaré en la previa, quizás no esconde la dureza de las rampas de Florencia, pero las ascensiones se superan en más ocasiones y si la carrera va rápida se hará bastante complicado para los que no tengan la forma y el fondo suficientes. La previsión es que la carrera vaya tranquila con una fuga hasta que una selección fuerte tenga que tomar la iniciativa de endurecer. En éste caso todas las miradas se dirigirán a los nuestros por jugar en casa. El año pasado Italia tomó las riendas del pelotón hasta que decidieron enviar a un hombre por delante, Visconti, obligando al resto a trabajar hasta la última vuelta. Una última vuelta clave siempre en el Campeonato del Mundo donde, como dice Mínguez, el “caballo se va a desbocar” y habrá que ver cuál es la estrategia a seguir. El técnico pucelano insiste en que España no llevará la iniciativa pero los seleccionados dan el perfil de corredores para trabajar de principio a fin: Jonathan Castroviejo, Imanol Erviti, Jesús Herrada, Ion Izagirre, Dani Navarro, Dani Moreno y Luis León Sánchez. Currantes, compensado en juventud y veteranía así como en aptitudes de rodador y escalador. Ellos tendrán la misión de endurecer –no interesa que lleguen con opciones los Bouhanni, Degenkolb, Matthews, Boonen, Kristoff, Sagan o Swift- y proteger hasta la última vuelta a Valverde y Purito Rodríguez. Las características de la bajada la hacen peligrosa si un grupo o un escapado consiguen irse por delante pero también buena de cara a mandar algún fugado que permita al equipo “relajarse” en las funciones de tomar las riendas del pelotón como hiciera Italia en 2013, por eso se echa de menos la convocatoria de Samuel Sánchez. Habrá que ver como gestiona Mínguez el equipo pero Castroviejo aguantó como un toro el año pasado siendo clave en la colocación del grupo en el momento más difícil y Erviti, el más veterano, debería ser la voz y los ojos del seleccionador dentro del pelotón en la primera mitad de la carrera. Son dos roles que parecen claros. Sin Samu y con Valverde y Purito demasiado vigilados hasta el final, hay varias opciones que podrían ser buenas para entrar en esa posible escapada táctica: Ion Izagirre ya ganó aquí el Campeonato de España y tiene punta de velocidad sin olvidarnos del cazador Luis León Sánchez, con grandes aptitudes para la bajada y para rodar en solitario. Herrada, Navarro y Moreno, el fiel escudero de Rodríguez durante todo el año, parece que tendrán el cometido de trabajar en ese trabajo que tan poco se ve pero que tanto echarán de menos aquellas selecciones con menos corredores como Suiza (Cancellara), Eslovaquia (Sagan), Irlanda (Dan Martin), República Checa (Stybar) o Noruega (Kristoff).

Circuito

Con todo dispuesto en la cabeza de Mínguez y en las piernas del equipo sólo queda darlo todo en la carretera y en las cunetas -que para eso estamos en casa- porque, como dice Valverde: “el último Mundial es pasado, estamos en el presente y solo pensamos en Ponferrada”.

Imágenes de RFEC

Miguel Ángel Zapatera Blázquez
@Zapa9MFS

Pontevedra NON-STOP 12 Horas BTT

Es una prueba No Competitiva apta para todo el mundo en la que cada uno se marca sus objetivos y sus pretensiones. TODO EL MUNDO puede disfrutar de ella. En esta prueba, los participantes, tendrán que dar vueltas a un circuito de 10,5 km ubicado en las instalaciones de O Pontillon do Castro, en Pontevedra. Es un circuito que tiene un poco de todo y que pasa siempre por la ZONA CERO. Los participantes podrán enfrentarse al reto de forma individual (los más atrevidos) o en grupos de dos, tres o cuatro participantes, lo que facilita que la prueba se adapte a todos, ya que en los grupos, sólo una bicicleta está en el circuito mientras el resto descansa.

En esta I Edición del  evento, se prima el BTT en su esencia y se trata de crear una zona cero donde los participantes se puedan divertir. Dispondrán de zona de duchas, aparcamiento, lavado de bicis, zonas de exposición, bicis de spinning para calentar, música, masajes, zona de comedor….. Además, para facilitar que uno pueda venir con sus familias, hay ACTIVIDADES PARA LOS ACOMPAÑANTES.

Datos

¿QUIERES SABER LOS 10 MANDAMIENTOS QUE RESUMEN PORQUE DEBES VENIR?

1. PRUEBA PARA TODO EL MUNDO: aquí todos disfrutan. Aquellos más competitivos podéis mediros con otros participantes pues contamos con chip, y los que sólo pretendéis pasar un buen rato, podéis hacerlo pues es una prueba en la que el único premio es el de participar y superarse a uno mismo.

2. PUEDES PARTICIPAR DE FORMA INDIVIDUAL O EN GRUPO: esto es otro de los motivos por los que participar. Los más valientes, lo harán solos y aquellos que pretendéis tomároslo más relajado, podéis hacerlo en grupos de 2,3 ó 4 participantes, con lo que mientras uno da pedales, el resto disfruta de la zona 0 y del ambiente.

3. ZONA CERO MUY ANIMADA: aquí tendremos música, carpas de exposición, bar, bicis de spinning para calentar, masajista, taller mecánico….

4. MARCO INCOMPARABLE: el Pontillón do Castro, es una zona en la que se encuentra un lago con unas vistas espectaculares. El circuito de 10,5 km, tiene un poco de todo, y es APTO PARA TOD@S.

5. TRAETE A LOS TUYOS, SE LO PASARÁN EN GRANDE: en esta prueba tendremos actividades para los acompañantes, con lo que venir será mucho más sencillo.

6. ¿TRABAJAS EL SÁBADO? No te preocupes: monta un equipo y haz la táctica que desees. Que tu equipo pedalee por la mañana y tu incorpórate por la tarde.

7. TE PREPARAMOS LA COMIDA Y LA MERIENDA: tienes esa opción, con lo que te ponemos más fáciles las cosas

8. PONTE CÓMODO Y PASA: tendremos una amplia zona para que traigas tu carpa y puedas disfrutar al máximo de la prueba.

9. REGALOS, BOLSA DEL CORREDOR Y DIPLOMA DE LA PRUEBA

10. SOBRE TODO MÁXIMA DIVERSIÓN EN BUEN AMBIENTE EN EL QUE TODOS CABEN Y DONDE SEGURO QUE TODOS SE LOS PASAN DE MIEDO.

Datos de interés:

Web del Club organizador:

www.globaldxt.com

 

El tanque alemán se rinde al inglés

“No soy una máquina”. Lo decía un portentoso ciclista alemán apodado Panzerwagen (Tanque) nada más terminar una contrarreloj para la que era el gran favorito. Tan favorito que hasta las casas de apuestas hacían los duelos enfrentando a Tony Martin con el resto de corredores, con el conjunto, y éste salía ganando. Tan favorito que el anterior rey del cronómetro, el suizo Fabian Cancellara, había renunciado a participar éste año para preparar la prueba en ruta sin gastar fuerzas en la lucha por una plata mundialista. El impresionante Martin ha vencido en casi todas las pruebas contra el reloj en las que ha competido éste año y se había mostrado intratable en los tres anteriores mundiales.

Sólo un caballero inglés parecía capaz de acercarse a un oro que parecía predispuesto a irse para Alemania. Sir Bradley Wiggins, un ciclista que comenzó su exitosa carrera como pistard y acabó ganando un Tour de Francia, era la gran alternativa al alemán. Más descansado que Tony Martin, cuya temporada ha sido más larga y exigente como se refleja en su menor peso en el equipo que el domingo pasado se colgó el bronce en la contrarreloj por equipos añadiendo el golpe moral para el teutón, Wiggo salió a por todas como en aquella contrarreloj de los Juegos Olímpicos de Londres donde se subió al primer cajón del podio.

wiggins-contrarreloj-24092014

Previamente, uno por uno, habían ido saliendo el resto de competidores destacando el ruso Anton Vorobyev y los portugueses Machado y, sobre todo, Nelson Oliveira, al que sólo la llegada de los grandes favoritos, con todas las referencias disponibles, pudieron apear de la primera posición. Respecto a los españoles, Markel Irizar comenzó muy bien pero le faltaron fuerzas al final para cosechar una mejor posición –fue 34º a 3’39” del ganador- y Jonathan Castroviejo fue de menos a más, mejorando en cada punto intermedio para acabar siendo finalmente 10º a 1’44” de Wiggins.

Cuando empezaron a salir los últimos corredores era el veterano Sylvain Chavanel el que empezaba marcando muy buenos registros en el primer punto intermedio, allí donde ya decepcionaban los tiempos de Dowsett, Talansky o Van Garderen y donde Tony Martin marcaba el mejor registro, dejando una sensación de que, una vez más, todo sería muy fácil para el alemán y el gran Wiggins, que era 4” más lento, se llevaría la plata.

Más discutido parecía el podio, con Chavanel, Kiryienka, Dennis, Dumoulin, Barta y Malori en un puño, pero en los siguientes puntos intermedios se comenzaron a ver las diferencias. El checo Barta y el francés Chavanel se fueron desinflando con el paso de los kilómetros y Malori acusaba las subidas de la parte coincidente con el circuito de ruta, mientras que los otros tres iban claramente a más. Pero la sorpresa más inesperada saltaba en el segundo punto intermedio al paso de Tony Martin. Con Wiggins ya primero, el alemán pasaba a 7” del británico. En lo que muchos interpretaban como una táctica más conservadora del triple campeón mundial de cara a la complicada parte final, para el mismo Martin comenzaban a saltar las alarmas. El potente motor del Panzerwagen no carburaba como en otras ocasiones y se veía obligado a cambiar a un desarrollo que permitiera a sus enormes muslos llevar una mayor soltura. A partir de entonces y con Dumoulin, Dennis y Kiryienka jugándose el bronce en el pronunciado descenso final, los datos del GPS no daban más que saltos hacia un lado y hacia otro, y el segundo punto intermedio, donde Martin perdía otros 2” más, revelaba que el destronamiento del campeón se estaba consumando.

1411578241_extras_noticia_foton_7_1

Con el holandés Dumoulin ya esperando en el hot seat de meta, Wiggins llegaba desatado para colocarse primero con un tiempazo de referencia, el mismo que mostraba como Tony Martin, aún quedándole la recta de meta por delante, ya era medalla de plata de éste Mundial de Ponferrada 2014.

Clasificación:
1 Bradley WIGGINS GBR GBR 56:25:00
2 Tony MARTIN GER GER 26
3 Tom DUMOULIN NED NED 41
4 Vasil KIRYIENKA BLR BLR 48
5 Rohan DENNIS AUS AUS 58
6 Adriano MALORI ITA ITA +1:12
7 Nelson Filipe SANTOS SIMOES OLIVEIRA POR POR +1:22
8 Anton VOROBYEV RUS RUS +1:30
9 Jan BARTA CZE CZE +1:43
10 Jonathan CASTROVIEJO NICOLAS ESP ESP +1:44
11 Tiago MACHADO POR POR +1:52
12 Jesse SERGENT NZL NZL +1:57
13 Rasmus Christian QUAADE DEN DEN +2:16
14 Artem OVECHKIN RUS RUS +2:18
15 Andrew TALANSKY USA USA +2:21
16 Maciej BODNAR POL POL +2:22
17 Sylvain CHAVANEL FRA FRA +2:28
18 Silvan DILLIER SUI SUI +2:31
19 Tanel KANGERT EST EST +2:33
20 Alex DOWSETT GBR GBR +2:35
21 Alexandr PLIUSCHIN MDA MDA +2:48
22 Nikias ARNDT GER GER +2:49
23 Carlos Ivan OYARZUN GUINEZ CHI CHI +2:53
24 Kristof VANDEWALLE BEL BEL +3:07
25 Jerome COPPEL FRA FRA +3:09
26 Alexsandr DYACHENKO KAZ KAZ +3:11
27 Riccardo ZOIDL AUT AUT +3:16
28 Svein TUFT CAN CAN +3:18
29 Petr VAKOC CZE CZE +3:18
30 Dario CATALDO ITA ITA +3:25
31 Pieter SERRY BEL BEL +3:30
32 Mateusz TACIAK POL POL +3:32
33 Tobias LUDVIGSSON SWE SWE +3:33
34 Markel IRIZAR ARANBURU ESP ESP +3:39
35 Matthias BRANDLE AUT AUT +3:40
36 Rein TAARAMAE EST EST +3:40
37 Tejay VAN GARDEREN USA USA +3:44
38 Daniil FOMINYKH KAZ KAZ +3:48
39 Ignatas KONOVALOVAS LTU LTU +3:50
40 Kristijan KOREN SLO SLO +3:50
41 Nicolas ROCHE IRL IRL +3:50
42 Kanstantsin SIUTSOU BLR BLR +3:52
43 Andriy VASYLYUK UKR UKR +3:55
44 Serghei TVETCOV ROU ROU +3:57
45 Vegard BREEN NOR NOR +4:01
46 Winner ANACONA GOMEZ COL COL +4:02
47 Gatis SMUKULIS LAT LAT +4:11
48 Lars TEUTENBERG GER GER +4:13
49 Ramunas NAVARDAUSKAS LTU LTU +4:32
50 Aleksejs SARAMOTINS LAT LAT +4:34
51 Eduardo SEPULVEDA ARG ARG +5:11
52 Andrei NECHITA ROU ROU +5:33
53 Lasse Norman HANSEN DEN DEN +5:50
54 Reidar Bohlin BORGERSEN NOR NOR +5:58
55 Zolt DER HUN HUN +6:28
56 Matej MOHORIC SLO SLO +6:47
57 Gabor FEJES HUN HUN +6:49
58 Oleksandr GOLOVASH UKR UKR +8:06
59 Elchin ASADOV AZE AZE +9:04
60 Gustavo MINO PAR PAR +9:47
61 Segundo NAVARRETE ECU ECU +10:49
62 Veli SADIKI MKD MKD +13:38
63 Gorgi POPSTEFANOV MKD MKD +14:33
DNF Alexander GINGSJÖ SWE SWE
Miguel Ángel Zapatera Blázquez
@Zapa9MFS

Despejamos las dudas sobre ROTOR para los mortales

En mi primer artículo voy a explicar las principales dudas que existen sobre los tan famosos y cada vez más de moda platos ovalados de la marca española Rotor.

La principal duda y existencial es si los platos ovalados, QRINGS, sirven para algo y mejoran el rendimiento para los que no podemos hablar de watios, bien por que nuestro presupuesto no da para comprar un medidor de watios o simplemente salimos a disfrutar de la bici y no miramos cuantos watios generamos o ahorramos.

Pues si sirven y bastante los platos de Rotor. Sabemos que eliminan el punto muerto de los platos tradicionales o redondos. Eso a la hora de rodar se traduce en bajar pulsaciones o por ejemplo en una subida podemos ir en un piñón o dos más pequeños sin sufrir más. Lo que hace que a la larga ahorremos energía en la ruta y de ese modo evitemos que la fatiga aparezca antes.

Una pequeña comparativa de la mejora es como si usamos pedales automáticos o no. Nuestra energía es más efectiva en ambos casos.

QRINGS

Otra duda bastante frecuente es si los platos Rotor son compatibles con las bielas habituales que tenemos instaladas en nuestras bicis. Pues si, rotor es compatible con la gran mayoría de bielas existentes en el mercado, Shimano, Campagnolo, Sram, Fsa… Además de tener las suyas propias, los platos Rotor no pierden efectividad en el resto de bielas. Incluso puedes instalar un solo plato. Por ejemplo si tu eres más escalador y quieres probar poco a poco, puedes poner solo el plato pequeño y ver como te va. Lo más seguro es que acabarás poniendo también el plato grande. Lo digo por experiencia. Aquí os dejo el enlace para que podáis comprobar la Guía de las fases de adaptación QRINGS

En otro artículo hablaré del ajuste de los platos y de sus varias posiciones que harán más efectivo nuestro esfuerzo sobre la bicicleta.

En la red se habla mucho de las agujetas que te salen los primeros días.

Con los platos ovalados tu pedaleo se vuelve más eficiente porque no existe el punto muerto de los platos tradicionales. En ese punto muerto que hacemos desaparecer, los músculos que trabajan no están acostumbrados a ese trabajo. En un par de salidas deberían desaparecer si es que aparecen. Depende mucho de nuestro tipo de pedalada y tampoco quiere decir si no aparecen, las agujetas, que no estemos en el pedaleo óptimo. Depende de cada persona.

Y finalmente. ¿Los QRINGS de Rotor son más idóneos para mtb o para carretera?

Pues son efectivos en las dos especialidades. En montaña, donde los repechos tienen los porcentajes más grandes nos hacen subir con menos esfuerzo al hacer más efectivo nuestro pedaleo. Y en carretera donde solemos mantener durante mas tiempo un ritmo constante también nos ayudan a poder mantener este ritmo con menos esfuerzo.

En el siguiente vídeo podéis ver a Frederik Van Lierde, campeón del Mundo de la prueba IRONMAN que nos cuenta porqué elige Rotor para logras sus objetivos esta temporada 2014.

En conclusión, aconsejo probar los QRINGS de Rotor. La única pega es que a lo bueno se acostumbra uno pronto, pero os aseguro que merece la pena instalarlos en nuestras bicis y disfrutar de nuevas sensaciones.

“Los platos ovales Q-Ring dan un empuje a tu rendimiento al modificar la resistencia al pedaleo, según la fuerza y debilidad naturales de las piernas. Hacen un mejor uso de los grupos de músculos más fuertes (aumentando el trabajo positivo) y compensan las zonas más débiles de la pedalada (reduciendo la fuerza negativa).”

Escrito por www.carmabike.es

La España invertebrada

No, no vamos a hablar del libro de Gasset, sino de nuestro deporte. Como siempre. El ciclismo no son ciencias exactas, pero hay una cuenta que nunca falla. El trabajo no te garantiza el éxito, pero la falta de trabajo sí es sinónimo de fracaso. Y vista esta primera parte del Mundial, creo que está quedando bastante claro quién lo está haciendo bien y quién no.

Ha tenido que venir un evento de estas características hasta nuestro país –y con todo el respeto, había otras ciudades mejor situadas y con más tradición ciclista que Ponferrada- para que nos demos cuenta de que no estamos al nivel que tuvimos hace tiempo. Y la razón no es otra que la falta de recursos.

crisub23

Aquí los que menos culpa tienen son los deportistas. Hacen todo lo que pueden y está en su mano. En muchos casos –ya contamos por aquí el de Belén López, por ejemplo- tienen que compaginar su actividad deportiva con otra laboral que les permita llegar a fin de mes. Consecuencia clara: no son deportistas profesionales, por tanto, no pueden dedicarse a tiempo íntegro a mejorar su rendimiento. Eso en el caso de las féminas.

Si hablamos de junior y sub23, ya no digamos. El mejor puesto hasta ahora ha sido un 18º lugar en la CRI masculina sub23 a cargo de Juan Camacho, con Mario González como 21º. Nos vendrán con el cuento de que los ciclistas españoles son de maduración tardía. A más de uno lo que nos parece es que se invierte poco tiempo y pocos recursos en la base. Y los resultados son estos. De hecho, la única opción más o menos real de medalla es la ruta masculina élite, con el equipo encabezado por dos corredores que ya están a medio camino hacia los 40 años.

Suena duro, pero es la nueva realidad del ciclismo español, y el estatus de potencia que tuvimos se perderá si no hay una reinvención desde abajo. Esto es tan exacto como las matemáticas. En España hay talento, hay terreno y hay condiciones climáticas para entrenar de manera excelente. Pero entre que salen pocos jóvenes, y que los que andan después tienen que salir para encontrar un hueco, o colgar la bici para comer a diario –porque ya apenas quedan equipos profesionales-, las perspectivas son poco esperanzadoras.

En el lado contrario están Australia y Alemania. El país de los canguros era, hasta hace 10 años, un perfecto desconocido en el circuito mundial. Desde que llegara el Tour Down Under han crecido las carreras, los equipos y, sobre todo, las estructuras que trabajan con jóvenes. Y la cosecha son seis medallas en este Mundial, solo en contrarreloj. Además, nos encontramos con un país que tiene la mitad de población que el nuestro y ya tienen más equipos que nosotros.

Que quede bien claro: la culpa no es de los ciclistas. No es que sean muy malos, y cometeríamos un grave error si pensáramos así. Algo que, por otra parte, se da mucho en el aficionado medio español cuando llegan los Juegos Olímpicos. Deportistas que ni nos suenan ni conocemos su trayectoria, pero si no ganan medalla tampoco nos tiembla el pulso para ponerlos finos. En fin, esto es otro asunto.

Team-ZafiroOtro aspecto importante a destacar es el hecho de que España sea el único país de Europa Occidental donde no hay ni una simple carrera inscrita en el calendario UCI. Ni en junior, ni en sub23. En cadete tiene menos importancia quizás, porque son otras edades. Pero si queremos ciclistas competitivos, necesitamos que salgan fuera a foguearse y medirse con rivales de otros países. O nos quedaremos atrás. Y si es imposible sacarlos porque no hay dinero, por lo menos traer equipos de fuera en alguna carrera. No hace tanto que se disputaban el Circuito Montañés, la Vuelta a Extremadura o la Vuelta a Madrid. Hoy, países como Polonia, Bulgaria, República Checa las tienen y nosotros no.

Para terminar, quiero traer una anécdota de nuestra corta experiencia en la Academia Maté. En la Vuelta al Bajo Aragón nuestros chavales compitieron con equipos de toda España y, lo más importante, una escuadra francesa y otra belga. Estos últimos ganaron, con diferencia, como mejor equipo además de tener al segundo de la general y llevarse el maillot de los puntos. Pues bien: nuestros niños nos decían, sorprendidos, que los belgas los “quitaban de en medio” y les hacían perder posiciones. “Se te metían, y luego plantaban los codos y no había quien pasara por ahí”.
Eso, que parece una tontería, te hace entrar mal colocado a un puerto, por ejemplo. En carreras autonómicas españolas hay que dar las gracias si salen 40 cadetes –exceptuemos Euskadi y poco más-, y ahí no existe esa lucha por la posición. Es un simple ejemplo de la necesidad de medirse con corredores y equipos de fuera. Para eso se necesita trabajo, ganas de remontar esta situación y, ante todo, gente que apoye e invierta en deporte. Mientras desaparezcan carreras junior para transformarlas en master, mientras sigamos invertebrados por abajo, estamos lejos de conseguirlo. Que después nadie se queje si no hay medallas en los Mundiales.